14 ago. 2007

RESTAURANTE PLAYA CALABAJIO

** El restaurante ha cambiado de dueños, podéis ver el nuevo reportaje aquí **.

Hola amigos, en estos ya casi olvidados días de asueto estuvimos entre otros sitios en este restaurante pub que ha abierto sus puertas el mes de Julio al pie de la mágica playa Calabajío, en el término municipal de Almuñecar. Como os podréis figurar, cuando aterricé por Almuñécar recién llegado de Alicante y la gente me lo contó, me llamó mucho la atención este asunto e ir a ver lo que allí habían montado, se convirtió pues en mi máxima prioridad.


Y yo que una y mil veces me repetía a mi mismo cómo era posible que en este solitario paraje, antaño salvaje y retirado, acogiese ahora en toda su costa locales de restauración de esta envergadura. Además oía también cosillas cómo que era también pub y que reunía a la gente más in de la zona en su terraza, que luego vimos que era un Chill Out. ¿Terraza Chill Out en el Calabajío?. Lo que leéis.


Pues no dudamos en organizar la cena nada más y nada menos que la primera noche. Queríamos ir a cotillear lo que habían montado, y probarlo en primera fila. Pues cuál fue mi sorpresa que al llegar me encontré algo más espectacular de lo que me imaginaba. De verdad que para uno que ha veraneado por este litoral durante toda su vida, ver un local con esta decoración, esta terraza e iluminación, y además, cerca de dónde ha vivido siempre (que era bastante apartado), es de verdad algo al menos sorprendente. Pero es que añado, no creo que haya hoy por hoy algo en todo Almuñecar que le pueda hacer sombra a este local en cuanto a decoración, ubicación, modernidad y presupuesto. Además, la tranquilidad de la cala y sus vistas, en serio estamos hablando de algo único por ahora, porque cómo ese público que es verdad que va, lo ponga de moda, que os digo en serio que no sé de dónde han salido, veo que en breve veremos a famosos y afamosados.

En fin, que después de este impacto visual tan agradable, vinieron raudas las decepciones. Entramos, nos sentaron correctamente y uno de los muchos, pero inexpertos camareros que atendían, nos tomó nota y bueno, hasta aquí todo es perdonable. Nos dieron la carta y yo me eché las manos a la cabeza. Veía atónito la oferta que ofrecían y sólo ojee una carta poco original y cara.. Las referencias vinícolas suficientes en cantidad, pero poco seleccionadas. No había nada que te pudieras comer (y que yo recuerde) que no lo hubiera en casi todos los restaurantes de la zona (arroces, pescados, carnes, ensaladas, pastas, foie etc). Supongo que esto con el tiempo cambiará, porque si no chicos, poco más me veréis por allí.

Pedimos poca comida porque tampoco andábamos pletóricos de ganas, pero vamos, aunque hubiéramos pedido más, la cosa se caía por sí sóla. Para empezar pedimos un bloc de foie caramelizado con una reducción de módena o PX, no me acuerdo. Hay que reconocer que el paté estaba fresco y bueno, pero tampoco era para tirar cohetes además, la guarnición, se la podían haber ahorrado.


A continuación pedimos una Ensalada Calabajío. Quisimos pedir esta ensalada por ver (de broma) como eran las ensaladas de esta zona, y que nunca habíamos probado, pero evidentemente la ensalada nos defraudó sobremanera: lechuga romana con algunos ingredientes de conserva, y sólo un poco de brécol como un supuesto ‘toque del chef’. Verla en la foto y juzgar si esto merece la pena los casi 9€ que cuesta.


Continuamos con un revuelto de aguacates y gambas (no tengo foto) rico pero muy escaso (a la hora de repartir yo sólo lo probé), y que a todo esto tardaron mucho en traerlo y templado. A continuación quisimos fantasear con unos buenos mejillones a la Marinera, que aún sabiendo que un niño pequeño podría hacerlos perfectos, en este caso ni sabían hacerlos y sólo los podía pagar un adulto. Caros, mediocres y su salsa sin matices destacables. Mejillones frescos, pero mal hechos.


Acompañamos por último estas raciones a compartir con una fritura mixta para dos dónde comprobamos definitivamente que el local no podía dar más de sí. La fritura era también escasa pero hay que reconocer que tenía un rebozado limpio y bueno. Quizás fuera lo mejor de la mesa junto con los aguacates y gambas.


Aún así ya me diréis vosotros mismos, cuatro cervezas, estas raciones, un vino de 4€ en el supermercado y un postre para cuatro, casi 140€ (35€ por persona), ¿no es esto un robo a mano armada?. Aunque fuimos invitados por nuestros amigos y/o comensales, es algo que he intentado razonar con ellos todos estos días, y es que no me salen las cuentas.

Por último destaco dos cosas, o dos anécdotas. Que parte de los postres no quieran hacerlos y los encarguen a la pastelería Tartas Cristina de Granada, no nos parece tan mal idea. La otra es que en un principio los confundimos con los que ofician en la pastelería Mari Trini (Almuñecar), gracias a Manolo (comentario abajo) nos los aclaró. Por último nos invitaron a los licores.


En fin, que podría llegar a entender que se pague un plus por estar cenando en un local tan exclusivo como éste, pero estaréis de acuerdo conmigo en que un sitio de estas características que pretende romper moldes con la estética general de la zona ¿no puede permitirse el lujo de pagar a unos buenos chefs para que monten algo gordo en toda la provincia?. Os puedo asegurar que aunque parece que surge, aún no existe algo diferente de verdad.

Además, saludamos al dueño, todo un personaje, y me dieron ganas de decirle que tanta vanguardia, tanta gente guapa y tantos millones invertidos en mobiliario, y vas y nos ofreces lubinas, frituras, arroces y ensaladas. Esto lo tienen que cambiar por algo diferente en breve, porque si no...

Luego estuvimos digiriendo la cuenta en la terraza ‘chalao’ (como graciosamente lo llaman algunos lugareños), y nos pedimos una copa a un precio más razonable (6€-8€ consumición importación o reserva). El sitio clausuró antes de la hora de cierre porque al día siguiente era la fiesta de inauguración oficial, fiesta que estuvimos por supuesto y que apenas probamos algo de comer. El dueño nos comentó que la razón para acabar pronto es que no esperaba que viniera tanta gente, ya ves tú, nos dijo que tenía previsto un cocktail para 200, y vinieron casi 800.


Pero aún así, para tomar croquetas, canapés malos (duros) y fiambres del montón, mejor es montar una barra libre (que la hubo pero de refrescos, vinos y cervezas). Aquí está claro que lo que pasa es que no están preparados para llevar con clase, algo tan peculiar y ambicioso como esto. Veremos a ver si duran.


Y si duran os aseguro que volveré dentro de unos años, pero así desde luego que no. Reconozco que lo miraré de lejos todos los veranos con comedida admiración, porque de verdad que es un local precioso que está en el sitio más bonito del mundo, y eso sólo lo ha podido conseguir el dueño del mismo, pero seguiré pensando que ha sido algo prepotente, y sin un norte bien estudiado.

Salud.

Print Friendly and PDF

10 comentarios:

  1. hola carlos!
    me voy a presentar, mi nombre es latin-lov y soy una parseona muy allegada al dueño del local.
    lo unico felicitarte por tu noticia critica del calabajio.has sabdio resaltar perfectamente tanto sus virtudes como sus defectos con bastante educacion discrepando lo que no te gusta y valorando lo que esta bien hecho,nada tio, espero verte pornto por alli que nos tomemos una copa (que es lo que me puedo permitir...jajajaja)un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola latin-lov, quiero que cambien de estrategia culinaria y pronto. Tienen el lugar, tienen la clientela, tienen todo. ¡Es una pena!. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, buscando el teléfono de este Restaurante, he llegado a tu comentario. Me gustaría aclararte que estás en un error con respecto a las tartas. Esas tartas son de Tartas Cristina de Granada y efectivamente son deliciosas. Al parecer no conoces su textura tan bien.... Te animo a que sigas degustándolas. Por último, te informo que tienen nueva dirección en Calabajío. Creo que debes visitarlos de nuevo. Saludos. Manolo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Manolo, gracias por tu comentario y por el aviso de la nueva dirección. Sobre los postres verás, fuimos a comer 4 personas que adoramos a Mari Trini, todos coincidimos en que eran clavados, pero es verdad que nos dejamos guiar por un comentario de un camarero. Oye, a lo mejor es practicamente la misma textura, pero bueno, lo voy a a modificar.

    El comentario fue que nos dijeron que no eran suyos y que eran de una pastelería de Granada, pero que no sabían cuál. Les dijimos ¿de almuñecar? y no lo sabían, quizás querían que no se supiera. Vaya, se juntó una cosa con la otra, pero vamos, podían ser perfectamente de allí ¡ya te lo digo yo!.

    Lo haré, lo haré. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. hola suelo ir bastante por esta zona ya que tengo una casa alli y te escribo para comentarte de que han cambiado los dueños y han mejorado mucho y ademas han cambiado la decoracion, por lo que esta aun mejor, y ademas abren durante todo el año. un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola anónimo, lo sabemos. Hemos estado este pasado Julio un par de días y tenemos preparado un nuevo reportaje para este mes de Septiembre. Gracias por el aviso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no veo ningún comentario del 2011 y es una pena, porque no os podéis ni imaginar lo bonito que está el restaurante, su exquisita carta y su buén ambiente.
    Fuimos dos parejas y la cuenta ascendió a 150 € mas o menos, lo que no nos pareció caro( menos de 40€/per), dada la calidad y el trato recibido. Unos amigos de la herradura nos han comentado que ellos van en su lancha y del restaurante le envían una zodiac para recogerlos y cuando acaban de comer los llevan de nuevo a su lancha, ¡Que buena idea! Que pena que yo no tenga.......
    ¡El fin de semana pienso volver!, saludos, Mar

    ResponderEliminar
  8. Hola Mar: queremos ir mañana o pasado mañana. Sabemos que ha cambiado de dueños para esta temporada, así que si la agenda lo permite iremos a probar su carta. Muchas gracias. Sugieres algún plato?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Carlos, a mi me encantó una ensalada que llevaba queso y mango y el tataki de atún, y mi marido tomó solomillo chatobrian ( no se si está bien escrito) y le gustó mucho. En otra ocasión pedimos pulpo, ( que iba en una brocheta) y steak tartar de buey( de muerte).
    ¡ jo que hambre, ya me contarás...!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger