2 jul. 2007

PATATAS GUISADAS CON TERNERA

Bueno este ha sido uno de los platos más típicos que se han comido en mi casa desde que yo era pequeño y entre semana. La receta como leeréis es muy popular en toda España, y hay decenas de variaciones (una de ellas es la de mi casa), porque todo creo que proviene de un plato ancestral llamado calderillo Bejarano, plato que adaptarían las amas de casa al día día de las grandes poblaciones, y que en mi caso particular, fue mi abuela (la madre de mi madre) la cuál también preparaba estas ricas patatas asiduamente.


Desde luego siempre las recordaré como un plato que se hacía siempre que mi madre tenía prisa y de verdad es que resultaba un plato exquisito, nutritivo, fácil y económico.

El secreto para que salga bueno es lógicamente la calidad de las patatas y de la carne, y sobre la carne sin duda alguna ésta debe de ser de ternera rosada y de calidad. Ya sabréis que la ternera rosada es un "Bovino de hasta un año de edad, alimentado con leche materna hasta los cinco meses posteriormente con pastos y piensos, llega a pesar hasta 350 kgs, carne de color rosa brillante, grasa de color blanco, tierna y más sabrosa que la ternera de leche".

En mi casa siempre se ha preguntado al carnicero por la carne magra que tiene en ese momento, la cuál y dependiendo de los días, suele ser de varias piezas de la ternera. Si alguien piensa en el solomillo podría valer claro, pero el solomillo ya sabéis que para guiso es menos recomendable ya que por cosas de la cocción la carne pierde mucha de la ternura obtenida a la plancha. Además el plato os subiría casi a el doble de dinero.


Recuerdo que esta receta estaba en aquel recetario que llevé conmigo allá por principios de los 90 de vacaciones de verano, y recuerdo que las llegué hacer por lo sencillo que resultaban y por lo caldositas y jugosas que son. Porque la forma de hacerlas en mi casa es con caldo, aunque se podría servir un caldo muy cortito y comerlas como si fuera una menestra seca, pero os recomiendo mejor en guiso que os van a resultar más sabrosas y apetecibles.

Además yo siempre las he comido con un poco de picante, no sé, considero que es un plato que recibe la guindilla de maravilla, así que si queréis podéis echar alguna guindilla vasca en la cocción final, pero esto va en gustos.

Os recomiendo comerla con una buena ensalada, algo de picoteo (queso, conservas etc) y tomarlo como plato único. Aunque el guiso sea en sí un primer plato.

Espero que la disfrutéis, Salud.

La receta está aquí

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger