29 may. 2007

VIAJE A PALENCIA I: FERIA DE LA TAPA PICATA MINUTA (1ª PARTE)

Hola a todos. Pues sí, estuvimos en Palencia hace un par de fines de semana y la verdad es que tengo muchas cosas que contaros de esta, para muchos, desconocida ciudad. Palencia que entre los destinos más importantes de esta zona norte tales como Valladolid, Burgos y Cantabria, siempre ha sido una ciudad de paso en la que poca gente se paraba a contemplar las maravillas que en realidad posee, sus parques, su río, su casco antiguo, su catedral, su campo cerrato y el valle norte que la rodea. Palencia además es una ciudad más moderna de lo que os imagináis, moderna en instalaciones, muchas franquicias de ropa de boutique y hostelería, además, existe una oferta en general con un estilo propio que ya quisieran otras capitales de provincia.


A esto habría que sumarle la simpatía de sus gentes y los bares, que en su mayoría fueron mejores de lo esperábamos, y eso es muy agradable. Además, caminando por su casco antiguo y aledaños, nos sentíamos como en casa, tranquilidad, cercanía y paz, algo que valoramos mucho y que nos encantó de una capital de provincia como ésta.


Además tuvimos la suerte de coincidir con dos ferias, la itinerante de artesanía y la feria de la tapa Picata Minuta (Bocados pequeños de Autor), organizado por la asociación de empresarios de hostelería de Palencia (cpoe@retemail.es), con la colaboración (en cuanto a los premios) de los tres establecimientos diría yo con más glamour de toda la provincia, el hotel/restaurante Estrella del bajo Carrión, el super hotelspa La Herrería, y la Posada Real de la Casa del Abad (El Arambol, una estrella michelín) en Ampudia.

Esta (casi) segunda edición de este certamen (oficialmente primera edición), engloba a 21 establecimientos los cuáles ofrecen una tapa seleccionada por el propio local por el increíble precio de 1,50€ (con bebida 2,50) durante todo el día a todo el que quiera acercarse a su barra. Hace tres años (2004) fueron 23 los establecimientos adscritos a un certamen similar organizado por la misma asociación con el nombre de "feria de la tapa", y que por ser un rotundo éxito en cuanto a participación y opinión, coincidiendo también con su feria chica (o de Pentecostés), se ha vuelto a repetir tres años después ya con carácter estable.


Además, tapa que gusta, tapa a la que puedes votar mandando un SMS a un número que publicitan, pudiéndose la persona que envía el mensaje (no el establecimiento) llevarse un agradable premio. Los premios son estancias, cenas en los locales anteriormente citados y alguna televisión plana etc.. Todo te venía explicado en un folleto explicativo con un mapa de situación de todos los establecimientos por cada bar participante.

Bueno, pues vamos al grano, estuvimos durante dos jornadas en más o menos la mitad de sitios, lo que nos dio tiempo en dos días, y genial porque a la postre sólo me arrepiento de no haber ido a dos sitios que por circunstancias varias no pudimos disfrutar: La Encina, famoso asador conocido por su lechazo churro y tortilla de patatas el cuál ofrecía un Volcán de Morcilla con verdura del Cerrato Hilos de Miel de Abia de las Torres, y el bar Aida, con su a priori apetitosa Torrada de Lascas de Foie con Mermelada de Mango. En fin, era muy ambiciosa la apuesta y tuvimos que sacrificarlos.

Voy a empezar a enumeraros los sitios que estuvimos y nuestra opinión, y finalmente os diré a quien votamos porque mi novia y yo coincidimos ambos en la misma tapa ganadora. Si eres de Palencia puedes opinar con nosotros.

El primer bar que estuvimos fue la taberna de la Plaza Mayor (Taberna Plaza Mayor, Pl. Mayor, 1) sitio bonito y acogedor dónde su amplia barra de madera reune sin problemas a la mayor parte de los visitantes que frecuentan esta bonita y amplia plaza que recomendamos visitar y pasear. Al ser el primer sitio que fuimos, vimos como los camareros, simpáticos como casi todos los que nos atendieron, pedían en cocina una picata si pedías la tapa de la feria. Así que tomamos nota y degustamos su picata que era el Costrón de Mar y Tierra, croquetón perfectamente rebozado aparentemente relleno de espinacas y gambas, que en su techo se anclaba una loncha de jamón ibérico.


La puntuación que le hemos dado a esta tapa es de un 6 sobre 10, porque dos croquetas podrían hacerse pesadas. Podría haber optado a un 7 o más si la hubieran servido sobre una salsa que rebajara la bechamel. De todas formas recomendamos picar algo en este sitio dónde más que platos elaborados poseen buenas materias primas en barra (pescados, mariscos y carnes). Nosotros probamos otro croquetón pero de marisco, y nos gustó también.


El segundo bar que visitamos fue el Bar Royal, bar el cuál no nos gustó su oferta Tapa Royal, pese a ser una de las tapas más contundentes de todas las que probamos y esta decisión, como no, os la vamos a argumentar. La tapa consistía en una rebanada grande tipo candeal (sin tostar), con queso tipo de Burgos, sucedáneo de caviar (mal sucedáneo a todo esto), un salmón ahumado excelente, gulas (frías), anchoa (calidad regular), aceituna, medio tomate cherry y un langostino clavado sobre el mismo, sin ningún tipo de salsa, así que así al menos se aseguran que consumes.


Porque todo ello en boca se hacía algo pesado (y era nuestra segunda tapa). No era un bocado apetecible porque el pan estaba muy tierno y le faltaba calor de tostadora para obtener ese contraste tan exquisito del pan tostado que tan bien le va al ahumado y marisco, además, la jugosidad del montado y la creatividad del mismo era mínima. Destaco sin embargo la amabilidad del personal, aunque vimos mucho camarero y poco género, no vimos por su barra en u ninguna tapa diferente, y eso nos pareció que su picata sólo un reclamo para ir a tomar cervezas a esta especie de cafetería. Nuestra puntuación es de un 4 sobre 10, aunque para muchos su contundencia le haga subir algo más su puntuación.


El tercer bar que visitamos fue el Bar Maño (La Cestilla, 5), gran local con una oferta variada dónde he leído en Internet que una de sus especialidades es el pulpo rebozado. Nos gustó mucho el sitio, moderno, vanguardista y amplio, pero no su atención, que se notaba que al ser tan grande todo era más impersonal para fugitivos como nosotros. Con una aparente variedad de vinos, y mesas altas, el sitio estaba muy lleno y rebosante de aromas a cocina y cerveza. El aperitivo picata que ponían nos gustó, era una Tosta de Solomillo con Verduras en Salsa Dulce de Oporto, que sin dejarnos impresionar por su aspecto, el bocado fue suculento, pequeño, variado, y apetecible, aunque a la carne quizás le faltaba algo más de ternura y al conjunto algo más de calor. Las verduras eran principalmente cebolla caramelizada al Oporto (suponemos), calabacín y pimiento, el queso (algo insípido) cubría todo. Pero la combinación dulce del Oporto y el bocado de carne se nos antojó acertado.


Y es aquí dónde empezamos a estar hartos de pedirnos cañas de cervezas Aguila Amstel, no he visto cosa más amarga desde la legendaria Skol al tomar varias. Mi novia empezó a pedir vinos blancos frescos, porque además aquí era importante no beber demasiado porque si no empezaríamos a estar llenos de líquido y gases y restar importancia a algunas tapas. A todo esto, yo estuve buscado con la vista un famoso Cigales que me recomendaron varias personas, caldo de las conocidas bodegas Matarromera en su versión Crianza 2001 o de su Pago de las Costanas, se trata del tinto Valdelosfrailes, pero no hubo manera. Nuestra puntuación en este moderno bar fue de un 6,5 sobre 10.


El cuarto bar que fuimos fue el Carpe Diem (C/Empedrada, 4), bar que estaba a reventar de gente pero que curiosamente y por suerte pudimos sentarnos en la barra. Aquí ya el hambre estaba dando sus últimos coletazos, y bromeábamos acordándonos de la tapa Royal como la culpable de estar tan llenos. Pedimos su Crêpe Carpe Diem y el éxtasis llegó. Impresionante, gran textura, sabor, relleno suave y untuoso, bien salseado y presentado, temperatura perfecta. Como os imagináis siento adelantaros que fue la mejor tapa de la feria, tapa que sin tener todo el hambre deseado entró como si fuera la primera. Baño de salsa de piquillo bajo un crujiente crêpe relleno de queso y carne, cubierto de mermelada de tomate, otra salsa que ahora no recordamos y frutos secos. Bravo chicos, habéis dado en el clavo con esta combinación. Lo único que a mí personalmente me hubiera gustado es que hubiera llevado algún producto típico de la comarca, que aunque no le hacía falta hubiera sido un punto a su favor a la hora de que le votara más gente.


Por lo demás destaco todo, la tapa, el bar que tenía genero, era y es muy bonito, y el ambiente que me pareció más selecto y más de nuestra edad. A todo esto, mi novia comió allí al mediodía con un compañero de trabajo, y me comentó que se come muy bien (no me extraña). Los camareros simpáticos (también es verdad que como en todos lados) pero muy rápidos. La cerveza en caña empezó a dar paso al corto clara que empezó a dar resultado, porque era sólamente un buchito de cerveza con casera. Muy a nuestro pesar y sin querer, el alcohol empezó agitar nuestras cabezas y decidimos acortar la ruta por esa noche, para disfrutar sólamente ya de un último bar después de éste. Nuestra puntuación final es de un 9 porque además la presentación nos gustó.


Pues sí, por último acampamos como quien dice en el último bar de tapas, el cuál tenía ya un handicap muy alto para batir la marca de este suculento crêpe, y además el del poco hambre que ya teníamos. Y... objetivamente no dio más de sí. El bar (pasaje) era el Cassiano (Don Sancho, 11), el cuál ofrecía Menestra Palentina con Sorpresa De Mar y Tropical, una gran tapa (en tamaño) que venía acompañada con un chupito de granadina mezclada o no con algún zumo, combinación que personalmente no nos gustó nada para acompañar a una comida por su sabor artificial a Rives. Además, nos pareció que el chupito estaba puesto a posta como para modernizar un plato que en definitiva no dejaba de ser una menestra ligera sobre un artificial pan de hamburguesa.


Por lo demás muy regular. La sorpresa de mar no nos dijeron que era, pero estaba totalmente congelada. No sabía a nada y empezamos a desconfiar en acabar el plato porque de verdad os digo que parecía de broma. Creo que existe toda una cultura gastronómica con los juegos de temperaturas y texturas pero en este caso nos pareció algo pretencioso y mal pensado (aunque para gustos los colores). Lo mejor sin duda la menestra con el aceite y el ápice de ventresca, dónde regabas el presunto guisante de temporada con el contenido de una cuchara de degustación con aceite de oliva virgen extra. Esto armonizó un poco el único bocado que le dimos al pan de hamburguesa, que en qué momento.


En fin un pequeño lío de ingredientes sin mucho sentido que además hacía la tapa más contundente. La presentación de la picata reconozco que no desmerecía (¡por favor quitar esa servilleta!), y el servicio fue bueno y amable, con una entrada al local muy apetecible, pero no vi género en las barras ni cultura de cocina, y dentro me pareció más bien un pub. Nuestra puntuación es de un 3. Lo siento chicos pero el año que viene replantearos la tapa.


Nos tuvimos que ir, como quien dice, a dormir la mona al hotel, porque uno ya no está tan acostumbrado a estas vueltecitas de tapas tan destroy, y ése día nos habíamos levantado a trabajar a las 5:00 de la mañana y se notaba (maravillosa la Diputación Provincial de Palencia por la noche).

(Continua aquí)

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger