19 abr. 2007

SALPICON DE FELICIDAD

Los salpicones que cabe duda que cuando son servidos en una mesa son siempre un éxito. Es que oye, los pongas dónde los pongas, en bares, tabernas, restaurantes, en casa o en fiestas, a la gente les encanta. Pues de verdad, no sé porqué nos complicamos muchas veces tanto la vida con no saber que poner de cena o de comida cuando conocemos de sobra estos comodines de nuestra gastronomía, y es que sin ir más lejos, pusimos uno hace poco a la familia (comprado ya hecho) y fue todo un éxito sin precedentes, y mirad que el plato está más que revisado.


Eso sí, si la preparáis vosotros mismos hay que respetar una cosa muy importante siempre que se haga y es que los ingredientes deben de ser muy frescos y de primera calidad, es decir, no valen mejillones de lata, o pulpo en conserva, o langostinos de esos 'crujientes' y malos. Yo apostaría por lo mejor que pueda reunir vuestro pescadero y la mejor verdura que podáis encontrar.

Fijaros, el salpicón que compramos en la simpática pescadería de las tiendas gourmet Montepinos nos costó al peso nada más y nada menos a 27€ el kilo, un poco caro para el asunto ¿verdad?. Sólo compramos 800 gramos y nos clavaron unos 22€, cantidad suficiente eso sí para que lo probaran las seis personas que éramos. Aunque el precio sea un poco disonante, os aseguro que era totalmente justificado: el pulpo que venía era de lo más tierno y grande, rodajas blancas y tersas que hacían las delicias en vista y gusto. Íncreible. Los langostinos eran tigres, muy frescos y también muy tiernos, voilá. Pero curiosamente le faltaban mejillones y es que probablemente a los chicos de la pescadería nos les daría buen resultado el meter ya cocidos estos tiernos moluscos en todo el mejunje. El preparado llevaba sólo aceite y algo de sal.

Pues hay muchas teorías acerca de como se engendró el término salpicón en nuestros recetarios, eso sí, todas ellas extraídas simplemente de chismorreos de bares y tabernas porque lo que es en Internet poco. Pues bien, muchos dicen que el salpición se inventó en el norte de nuestra geografía cuando a la hora de presentar correctamente un marisco en un resturante o taberna de éste se despreciaban ciertas partes, o en general ciertos ejemplares que no eran tan bonitos para la presentación final del plato. Así que se decidió trocearlos y así 'salpicar' con color y sabor una ensalada. De aquí la teoría de que el salpicón era sólo un topping de un buen picadillo de verdura.

Otra teoría es que el salpicón es propio del sur, y concretamente del suroeste, dónde aquel fantástico marisco se tomaba en fresca ensalada para apaciguar el alma los duros meses veraniegos. Por último otra teoría para nada sui géneris, es que el salpicón surgió simplemente de las cartas de los resturantes que sólo trabajaban el marisco para ofrecer más variedad. Como veréis son todo conjeturas, lo que sí es cierto es que todo el mundo lo conoce y con razón, sólo hay que probarlo para recordarlo, a ver si el señor Apicius, nos podría echar un cable al respecto con esa sabiduría literaria que sólo él desborda.

Y ya sólo deciros que sobre los ingredientes a echar en un salpicón podrían ser desde los más simples (mejor pocos y buenos que muchos y malos) a los más selectos, por ejemplo, añadir exquisita carne de cangrejo kamchatka, aunque desde luego se nos dispararía un poco. Mirad, podría llevar salmón ahumado en tacos (a modo de solomillo) el cuál se echaría creo en el último momento. O rape, como lo hace mi madre o lo hacía mi abuela, esto es una buena y económica opción (se cuece y se echa). O a todo trapo echar cuerpos de cigalas o de esposados bogavantes, bien cocidos. Esto dispararía el precio del salpicón al triple, pero conseguiríamos llegar sin duda al summum del salpicón.

Bueno y ya por último os dejo la receta, la verdad es que hay más salpicones que tipos mariscos, así que lo mejor es echar un vistazo y ver qué es lo que tú pondrías en vez de algún ingrediente.


Salud.

CLASICO SALPICON DE MARISCO


Mejillones cocidos frescos
Pulpo cocido en trozos grandes
Colas de langostino peladas y cocidas
2 Tomates tipo RAF
1 Cebolleta
1 Pimiento Verde

1 Pimiento Rojo
Aceite de oliva Virgen Extra,
Vinagre de Jerez
Sal
Opcional: Mostaza, o Hierbabuena


PREPARACION


En una ensaladera se coloca la verdura picada en tacos y el marisco. Es conveniente hacer la vinagreta aparte y echar un poco antes.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger