2 abr. 2007

HAMBURGUESAS CASERAS DE SALMON

Hola amigos.. ¿no sabéis que cenar esta noche? ¿os apetece algo pero no sabéis el qué? ¿quizás comida tipo fastfood pero que pudiera ser más sana de lo habitual? ¿Sí? Pues mira, os voy a invitar a probar un manjar americanizado muy sencillo que sólo unos pocos en el mundo han caído en que se puede hacer. Te invito a ti y también a tus amigos (o hijos) a que prueben una hamburguesa de pescado azul exquisita porque os aseguro que vais a probar uno de los mejores bocados de pescado que existen entre dos panes.


¿Dónde conseguí esta receta? Pues de quién va a ser, del increíble Jose Andrés y su programa de TVE, y la verdad, es que me quedé con la copla rápido porque es una forma de preparar un emparedado de forma sencilla, sana y sabrosa, que a muy pocos se les ocurre pese a la versatilidad manifiesta del salmón. Además, es tan sencillo de preparar que encima el pescado ya lo compráis limpio, veréis.

Pues sí, antes de nada os diré qué necesitáis, primero os advierto que un poco de paciencia, lo digo para los ‘vaguetes’ que están ya haciendo planes para hacerlo en dos minutos, no, es algo más de tiempo. Necesitáis los ingredientes normales que te gusten de una hamburguesa (recomiendo pepinillo), un poco pan rallado, perejil fresco, un diente de ajo, un poco de cebolla y lo más importante, una caja de salmón congelado tipo Pescanova.

¿Dónde encontrar este salmón congelado? en cualquier supermercado medio en condiciones que tengáis cerca de casa, si no lo encontráis, siempre tendréis el fresco. Yo muchas veces lo he comprado congelado en el 3x2 de alguna gran superficie llegándome a salir a 3€ la caja, si no, te sale sólo por unos 4 euros y pico, pero oye, son ¡¡ 400 gramos de salmón limpio¡!.

Una vez tengáis todo comprado os recomiendo que pidáis un poco de eneldo a algún vecino o familia con algo de antelación, porque con las prisas no lo echaréis y punto, yo os lo recomiendo aunque siempre está la opción de directamente comprarlo ojo. Os decía de pedirlo a los vuestros porque el eneldo es una especia muy particular (como el curry, o el cilantro) y si no lo habéis probado, a lo mejor no os gusta o no lo usáis a la larga tanto como lo hace mucha gente o lo hacen en otras culturas.

Bueno, que sepáis que de una caja de salmón salen entre tres y cuatro hamburguesas, depende lo comilones que seáis. La manera de prepararlo es, una vez descongelado todo el salmón se pica con un cuchillo grande hasta que los lomos quedan reducidos a una masa menuda, la cuál se introduce en un bol con una pizca de sal y pimienta recién molida. Se pican igual de finito media cebolla (en crudo), el perejil, el ajo y el pepinillo los cuáles se añaden a la mezcla. Se echa una pizca de eneldo machacado en un mortero y un poco pan rallado, y a amasar.

Aquí viene un truco que os recomiendo hacer para amasar la mezcla sin que se os pegue en los dedos, colocar cada cantidad de carne de salmón (por hamburguesa) sobre un trozo de film de cocina transparente e independiente (que sea amplio y limpio) y en este envoltorio, 'al vuelo', cerrado y con las propias manos se amasa toda la mezcla bien dentro de la bolsa sin que salga nada. La aplastaremos, la modelaremos, la volvemos a aplastar procurando que dentro del plástico formemos perfectamente la hamburguesa.


Veréis que este trabajo es muy agradable y ¡¡¡ EFICAZ!!! y una vez amasados los filetes bien los podremos guardar en la nevera envueltos en su plástico listos para que cuando nosotros queramos hacerlos a la plancha sin mayor problema. Una cosa importante, si se quiere realmente triunfar, haced sólo tres hamburguesas de una caja y antes de empezar a modelar la hamburguesa dentro de la bolsa comprobemos que el tamaño final de la misma sea algo más grande que el diámetro del propio del pan para que, al contraerse al freír, ni sobre carne ni quede escaso, es decir, hacemos la forma bien prensada y distribuida homogéneamente.

Cuando deseemos empezar a freírlas las ‘tiraremos’ literalmente a la sartén desde el propio plástico (abierto por un lado) a fuego fuerte y sin gota de grasa, ya sabéis que es un pescado muy graso. Se prepara la hamburguesa al gusto dándole la vuelta con cuidado (con un plato o con una buena paleta ancha). Un consejo, que queden ambas partes doraditas. Os recomiendo acompañar en la hamburguesa, con pepinillo picado y mahonesa, abundante lechuga y cebolla pochada, pero sobre todo con alguna mostaza curiosa.

Podéis ver en el siguiente link el paso a paso de la Hamburguesa de Salmón casera.

Salud.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger