09 septiembre 2006

LA MEJOR SALSA DEL MUNDO

Bueno, esto suena un poco pretencioso, ¿verdad?.. Bueno, venga, vamos, no olvidemos que este es un proyecto bastante personal y subjetivo y para mí desde luego es el nombre es el perfecto Lo siento pero es que es la mejor salsa que he probado jamás y me atrevo a decir, que sería de tus favoritas si la probaras como ahora os voy a contar.


Atención, os comento, se trata de la salsa de tomate ¡sí... sí!! ¡¡ valiente chorrada¡! ¿verdad?. Bueno, es así, pero con una matización, es una salsa de tomate frito pero con la peculiaridad de ser hecha con unos tomates muy especiales, tomates heirloom, o mejor dicho, tomates sin transgenias y además procedentes de herencias familiares repartidas por todo el mundo.


¿Queeeé? te preguntarás… ¿qué clase de tomates son esos? ¿Cómo encontrarlos y cuáles son?..

Bueno, el como obtenerlos no, pero el como dar con ellos realmente es una historia muy larga. Para que me vayáis conociendo un poco más reconozco que soy un adicto al tomate en todas sus variedades, versiones y preparaciones, y siempre he tenido mucha curiosidad por las variedades encontradas en los mercados, la experimentación con las mismas y los platos con este complemento tan universalmente consumido.

Bueno, pues resumiendo la cosa bastante, decidí un día mirar en Internet como la gente, y a la postre, los americanos (en su afán hacia los fetichismos más excéntricos) trabajaban el tema 'tomatil'. Y oye, me quedé de piedra. Cientos son las webs en las que su protagonista principal es este fruto, y claro, no dudé en informarme y comentárselo a mi hermano a ver qué era viable conseguir o informarse al respecto.


Finalmente hicimos el pedido, después de una ardua selección a los pocos meses plantamos en el pueblo de mi padre varios tipos de tomates, entre ellos destaco variedades como la Sandul Moldovan, la amplia variedad Brandywine, los Costoluto Genovese, o variedades de tomates amarillos, verdes, rojos, negros, de gran tamaño, cherrys etc. Pero vamos, en el fondo, plantamos, sin mucha producción todo hay que decirlo, más de 8 variedades distintas y exactamente lo llevamos haciendo desde hace dos años (¿adivináis dónde he colocado una foto de tan mágico bodegón?).

Bueno, pues una vez recolectados los tomates (que tuvo bastante expectación) los comimos en crudo y buenísimos, pero tenían un pega, con el terrible calor que ha hecho estos años y la falta de agua diaria, la piel se hizo resistente y en algunos ejemplares hasta se agrietó, pues bien, con algunos no tuvimos más remedio que 'sacrificarlos' haciendo tomate frito… ¡Horror!! ¡¡¡qué pecado!!!.. Pues en qué momento, vaya maravilla, un elixir fascinante, grande en todos los aspectos, textura, sabor, color, una mezcla entre dulzor y acidez perfecta, y como no, se desató una adicción absoluta.

Porque desde luego no me podía imaginar tanta diferencia, estos tomates “de marca” hacen una salsa de tomate endemoniadamente sabrosa, algo que no aprovechamos y que principalmente nos perdemos en aras del sabor en crudo.


Creo que si lo probarais, repetiríais siempre. La verdad, insisto en lo que os digo, algo increíble.

Bueno, pues al grano, no es cuestión de seguir exactamente estos pasos, porque creo que os debe de gustar demasiado este tema y creo yo que tomar estos derroteros no es lo normal, además es delicado cuidar de toda una legión de plantas 'forasteras' con el horizonte de producción algo incierto, es decir, a veces pasa que las plantas en un año dan muy pocos frutos y sus semillas al año que viene sí los dan, o viceversa. No digamos del cuidado, abono y respeto con las fechas de cultivo.


Pues bien, una opción creo yo que asequible es plantar tomates normales y 'curiosotes' con mimo, o conseguir maravillosos raf muy maduros y rojos en una tienda (que de esta forma estarán a buen precio) porque te los puedes encontrar a 3€ el kilo, y mira, con un kilo de esta maravilla y cuarto de tomates pera, tienes de sobra para un gran tomate frito. . Aunque parezca un despilfarro, si te gusta el sabor auténtico a tomate, deberías de probar.

Pero os aviso, aunque hemos hecho también este tipo de tomate frito, fabuloso a todo esto, no se ha conseguido el bouquet obtenido con los heirloom.

Bueno, no me enrollo más, la última vez que hice esta gran tomatada heirloom fue este 9 de Agosto un día para comer mmmmmmmmmmmmhhhhhhhhhhh. Espaguetis (sólos) en un baño de tomate frito y comidos con cuchara sopera!!!!. I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E.

Por estas cosas merece la pena volver de vacaciones.

Un última cosa, para el próximo año creo que vamos a plantar raf caseros, hablaré con mi hermano que es el creador.

Para acabar os pongo la clásica receta del tomate frito, que aunque es para echarse a reír, alguno de vosotros no se habrá parado a pensar lo fácil que es, ah, y no le añado nada de nada.

Pinchar aquí

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger