Las freidoras de aire ¿necesidad real?

Las freidoras de aire (air fryer) están de moda y eso no lo puede negar nadie. Y es curioso, pero creemos que este tipo de fenómenos ya los hemos vivido con otros aparatos de cocina en estos últimos años, y no consideramos que el aparato tenga mucho recorrido así tal cuál hoy lo vemos. Ya sabéis que la freidora de aire es un pequeño electrodoméstico que cocina los alimentos mediante aire caliente, consiguiendo unos resultados similares a un horno convencional sin tener que encenderlo para cocinar algo menudo. Pues bien, sin ser realmente algo innovador, más allá de su buena relación calidad / precio, ha sido y es, toda una revolución comercial desde antes ya del inicio de la pandemia. De hecho, hemos leído que en EEUU más de un 30% de los hogares tienen ya una freidora de aire en casa, consiguiendo que este producto se haya convertido en uno de los electrodomésticos más exitosos de las últimas décadas. Y lo curioso de todo esto, es que nadie habrá visto anunciadas las air fryer por los medios de comunicación tradicionales, ha sido el 'boca a boca' y las redes sociales las que han hecho de lanzadera comercial de un producto que en verdad su tecnología lleva con nosotros casi dos décadas.
 

Está claro que tanta gente no podrá estar equivocada, pero ¿qué creéis que pasará en un tiempo? Tenemos la sensación de que les va a ocurrir algo similar a lo que pasó antaño con algunas máquinas de cocina. Sin ir más lejos, y dentro de estos 16 años con el blog, se nos vienen a la cabeza las amasadoras. Acordaros que, en general, el mundo de la panadería empezó a revisarse hace unos 12 años y trajo consigo una adquisición en masa, nunca mejor dicho, de estas máquinas con la esperanza de proporcionarnos un recetario de panes inimaginables en casa y de una forma muy cómoda. Muchos cocinillas nos compramos una, y pensábamos que la amasadora era la llave al éxito, pero en verdad no fue así. La amasadora era una ayuda, sin duda, pero para nada era necesario, de hecho, muchos tenemos ahora las amasadoras medio abandonadas en casa las cuáles usamos poco o muy poco, de hecho, nosotros la usamos más como mezcladora o montadora que como amasadora. 

Algo similar, aunque, a menos escala, pasó con la famosa crock-pot. Hubo un momento que parecía que todos podíamos preparar en casa, y por un coste muy pequeño, platos de carnes melosas y jugosas con resultados similares a los de una Sous-Vide. Nada más lejos de la realidad, estas máquinas preparan platos mediante la tecnología de cocción lenta, pero tenían limitaciones. La verdad es que tuvieron su público, pero no han trascendido en absoluto. De hecho, y preguntando dentro de nuestro entorno, se adquiría para así no comprar cazuelas, ollas de hierro e incluso ollas rápidas. Pero, ¿y quién las tiene ya compradas? 

También pasó algo similar con los clásicos robots de cocina. Hace una década se empezaron a comercializar marcas de robots a precios más populares que las famosas Thermomix, Robot Coupe etc y todo el mundo quería una maquina como ésta de ayudante, cuando en verdad, y en la mayor parte de los casos, con lo que uno tenía en casa se podía hacer prácticamente lo mismo. Cuántos amigos conocemos que invirtieron en una Thermomix sólo para hacer los purés del bebé y ahora, la tienen para hacer gazpacho, pizza y poco más. Entendemos que es uno de los electrodomésticos más versátiles que existen, pero, con una cocina más o menos completa, ¿realmente se necesita? Nosotros siempre hemos visualizado su compra para llevarla en viajes, o como ayudante en reuniones de amigos fuera de casa, donde uno no sabe qué hay en la cocina. 

Modelo Cosori 2019

Pues bien, la pregunta ahora es si pasará o no lo mismo con la freidora de aire. Es verdad que no se inventó ayer, se trata de un aparato que ha tardado un tiempo razonable en ser una opción popular de compra porque en estos años se ha mejorado y optimizado. Además, hoy por hoy tiene un precio súper competitivo y va en consonancia con los tiempos (menos grasas, más ahorro de energía). Pero ya os adelantamos que no es una compra para todo el mundo.

Y es que hace casi dos décadas que ya existían los hornos de convección y posteriormente unas primeras freidoras de aire que, de forma similar, hacían lo mismo que las air fryer actuales pero menos eficientemente. Ambas máquinas hacían circular aire caliente, cocinando y dorando maravillosamente las superficies de los alimentos, pero éstas no llegaron al éxito de las nuevas air fryer por un par de motivos. Los hornos de convección eran muy voluminosos y además caros, y las primeras freidoras de aire eran también caras y muy poco versátiles, y además, su publicidad estaba muy dirigida a un segmento de mercado muy concreto que era la gente 'a dieta' ¿Os acordáis de aquellos modelos circulares de freidora de aire como la Actifry, Cecofry etc que fueron los primeros aparatos para cocinar con muy pocas calorías? pues a nuestro juicio se cometió un error en el mensaje de venta, un error que han pulido muy bien con los años llegando de esta forma a mucho más público. 



 Actifry original (2008)

Pues a lo mollar, de las nuevas freidoras de aire hemos visto muchos videos y demostraciones que nos aparecen en internet y en las redes sociales, incluso las vemos en algunos blogs de cabecera que ahora han hecho un guiño a este aparato para ofrecer nuevos contenidos. Y sinceramente, después de ver tanto contenido, y siempre desde un punto de vista personal, tenemos que deciros que a nosotros el aparato no nos parece necesario. 

Reconozco que sería divertido tenerlo unas semanas para cacharrear y experimentar, pero estamos seguros que no vamos a conseguir nada que marque una diferencia importante en nuestras preparaciones habituales. Además, son aparatos grandes que nos ocupan mucho espacio en una encimera que ya la tenemos llena de trastos, pero insistimos, no vemos preparaciones que nos hayan sorprendido más allá de una mayor inmediatez en la preparación y el consiguiente ahorro de energía.

 

Pero os tenemos que reconocer que esta máquina puede ser una muy buena compra si, a nuestro juicio, se cumplen una serie de requisitos que hemos reunido por aquí. Uno de ellos podría ser que en casa fuerais 1 o 2 personas y que surja normalmente hornear poca cantidad de lo que sea, sin duda ahorraríais dinero. Otro podría ser desear comenzar a comer saludable sin importar que consigamos la mejor versión de cada preparación, pero os tenemos que reconocer, que de las cosas más interesantes que hemos visto, no han sido precisamente comidas saludables, es decir, hemos visto torreznos muy bien preparados, alitas de pollo a la americana, gratinados con quesos, bechameles doradas etc. Otro motivo podría ser que los chavales pudieran empezar a coquetear con la cocina con un aparato muy sencillo y práctico, y puedan prepararse comida o bollería sencilla de una forma muy fácil. También, si vivís en sitios cálidos dónde encender un horno puede ser un suplicio, es una opción buenísima. Y, por último, si tenéis una segunda residencia sin horno viene que ni pintado. 

En cuanto a los modelos existentes quizás hayáis oído hablar de marcas como Cosori, Taurus o Philips etc, pero no os podemos recomendar una en concreto porque no conocemos sus diferencias, suponemos que serán pequeñas (potencia calorífica, ruido, accesorios). Lo que sí que os podemos decir es que, en palabras de mi cuñada Raquel que lleva ya un tiempo con una freidora de aire, mirad que tengan cesta cuadrada (para ganar espacio para algunas preparaciones). También si sois en casa más de 2 personas, que sean capaces (coger el estándar de 5,5 litros) y con una potencia que pase de los 1500W. También nos comentó que no invirtierais mucho en máquinas smart con wifis y asistentes porque en la práctica no se usan.

Por último, hablaremos de los precios. La freidora de aire es un electrodoméstico realmente barato, las máquinas de 5,5 litros rondan entre 80€ y 200€, y sin entrar en comparaciones, y a colación de cómo vemos nosotros el futuro de las air fryer, no os recomendaríamos invertir mucho en vuestra primera freidora. Los modelos chinos vienen pujando fuerte y hace poco hemos visto alguna marca por 65€ con características muy similares y buenas opiniones. Creemos que no compensa compraros una máquina cara de partida, igual os dais cuenta que en un año no la vais a usar tanto, pero igual no y descubrís que es el aparato que siempre habíais soñado. Pues bien, en cuanto lo exprimáis a tope, ya sí invertir más dinero en ella, os podréis imaginar que en un tiempo saldrán modelos mejores y con más prestaciones.

¿Vosotros tenéis una freidora de aire? Contadnos vuestra experiencia y como veis su futuro a medio y largo plazo.

Carlos Dube.

13 comentarios:

  1. Muy buen análisis, Carlos. Yo tampoco me compraría una air fryer, pero principalmente porque no frío mucho. ¿Comería yo más croquetas si tuviera una de esas? Quizás, pero prefiero no comer más croquetas. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues las croquetas no son su fuerte...

      Eliminar
    2. Yo tengo una desde hace 3 meses y la usamos casi a diario. Es más limpio que freír en la sartén y da menos pereza que poner el horno al ser más rápido.
      Hay frituras (horneados), que quedan realmente bien. Por ahora contento. Eso sí, ocupa mucho espacio y mi cocina no es grande... Si baja el uso saldrá rápido de la encimera

      Eliminar
  2. A mi no me gustan, si quiero comer sano ya tengo el horno, y bueno, he visto en algunos blogs hacer magdalenas en ellas, seis magdalenas porque no caben más. Quien hace seis magdalenas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, viene a colación de lo que comentamos de que los niños hagan sus primeros postres y bollos. Pero sí, 6 magdalenas es poco.

      Eliminar
  3. Hola! Aprovecho para felicitaros por este blog, que ha sido, y sigue siendo una delicia leer. En cuanto a las freidoras de aire, como bien decís, pues depende. Yo tengo una de 5.5l con 1700W desde hace seis meses y ahora me costarīa prescindir de ella. La uso casi todos los días. Es comodísima y según qué cosas, salen estupendas. Lo mejor son los muslos de pollo, los pimientos asados, y los dados de tofú marinados. Lo peor, sin duda, sale todo aquello qie pretenda imitar algo frito. Las croquetas, al aceitorro! (Una vez al año ;-) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que es eso último que comentas es lo que nos echa un poco para atrás, hoy por hoy no nos compensa sacrificar encimera por tener un segundo horno más pequeño. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. A mí no me convencen. Es verdad que se les ha hecho mucha publicidad, pero no me compro otro trasto más. Ya tengo una My Cook y una Kitchen Aid...suficiente. Como bien dices, un robot de cocina, teniendo una cocina bien equipada, se queda relegada a ser batidora y ayudante de cocina en algún plato en particular. La amasadora si que me convence pero porque estoy haciendo un curso de pastelería y para las elaboraciones, me hace falta. La crockpot...idem de idem...no la tengo porque con coccotes, ollas normales y de presión es más que suficiente. Pero bueno, tiene que haber de todo. En mi caso, prefiero comerme unas patatas fritas en aceite de oliva limpio frente a comerlo en aire. Siempre se pueden cocinar tus patatas deluxe en horno, que están sensacionales, o la guarnición de patata cocida y son ligeras. Nada como darse una vuelta por tu blog en el que hay auténticas maravillas.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen artículo. Desde luego que lo has clavado.
    Yo soy de las que lo compra todo porque me gusta el cacharreo y es verdad que mi cocina es grande y cabe de todo. Pero al final, si tuviera que elegir, salvaría mi olla a presión, una buena sartén y sí, tal vez el Thermomix porque yo soy mucho de cuchara y las cremas salen de lujo (sin contar que todo el tema bizcochos y demás lo hago con ella. Imprescindible no, pero ayuda ;)
    Un afectuoso saludo
    Esther

    ResponderEliminar
  6. Carlos, yo soy de las que estoy encantada. La tengo hace un mes y no he encendido la vitro ni el horno. Modelo verano. Mi experiencia es de uso como un horno: Pescados,verduras, huevos a la flamenquina..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola, he leído tu artículo con verdadero interés. Yo tuve una, hará unos seis meses, y apenas duró en casa tres semanas antes de revenderla. No me gustó o no tuve paciencia para sacarle todo el partido. Las cosas no se hacían en el tiempo indicado, había que ponerles un segundo o tercer ciclo para que se cocinaran correctamente. Y desde luego no quedaban igual que en horno o sartén.
    En mi caso el único "cacharro" de cocina por el que apuesto es la Thermomix, la tengo hace 16 años y la sigo usando como al principio.
    Un saludo

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.