Strapatsada, o revuelto griego de huevo y tomate

Ahora que llega el calor, apetecen recetas fáciles y rápidas, y hay muchas por el mundo que son desconocidas por aquí. Vimos esta receta griega hace muchos años de casualidad, nos fijamos en ella porque uno de las cenas que mi madre siempre se hacía por las noches era un huevo escalfado en tomate con pan, receta más que tradicional y que ya os publicamos en el blog. Recuerdo además la conversación que tuvimos con Antonio y Ana de Cocina con Ana en Nerja hará unos 6 años, en una de las increíbles fiestas que se organizaban en Tamango Hill. Allí estábamos todos de acuerdo que esa combinación de huevo y tomate es algo que se está perdiendo y que es una verdadera delicia. Pues bien, este revuelto llamado strapatsada parece que es la inspiración de ese plato, éste es más rústico y sofisticado, pero sin duda nos recordó aquel maravilloso plato llamándonos la atención el añadido del queso feta.


No hemos encontrado nada relevante del origen de este platillo, lo que si que os podemos decir es que también es un plato tradicional de origen griego heredado probablemente de los italianos residentes allí, o bien, copiado por las regiones más cercanas a Italia porque su nombre proviene de la traducción de uova strapazzate que viene a significar huevos revueltos. 

Como toque personal, le hemos añadido un par de cucharadas de salsa de tomate frito casera para que quede más gustoso, pero esto es absolutamente opcional. Ingredientes para 2 personas, 3-4 huevos medianos, 3 tomates, 2-3 cucharadas de tomate frito casero, 70 g de queso feta o queso de cabra (rulo), 1/2 cucharada de orégano, pimienta al gusto, aceite de oliva virgen extra, sal y cebollino para decorar.

 
Tan fácil como pelar y trocear los tomates, los sofreímos en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva sin freír demasiado. El hacerlo sólo con tomate no provocaría textura gruesa en boca, que es de lo que se trata. Una vez rehogado, y obviando el paso de echar el tomate frito del vaso, se salpimienta y se echa el orégano. Partimos el queso feta en trozos menudos y los echamos junto con el huevo. Y bueno, ya sólo queda convertirlo en un revuelto. Cuando cuaje, espolvorearemos de cebollino y echamos una pizca más de aceite de oliva virgen extra.


Aquí listo, ¡tomar caliente con pan!
   

Carlos Dube.

1 comentario:

  1. Hace más de 70 años era la cena preferida de mi padre. Aquí en Cataluña lo llamábamos "revoltillo"solo tomate y huevos. Gracias por recordarme este plato sencillo rápido y saludable.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.