¿Qué preferís vitrocerámica o gas?

Ha pasado mucho tiempo sin lanzaros la pregunta sobe qué preferís si cocina a gas o cocina de placa vitrocerámica/inducción. Como en cualquier ámbito de la vida existen gustos o preferencias de todo tipo, también existen diferentes perfiles de usuarios y situaciones concretas. También están los defensores a muerte de una opción y otros que suelen admitir los cambios. Yo por ejemplo cedí al cambio, pero reconozco que me costó un tiempo cambiar de gas a vitrocerámica. Ahora en cambio no quiero volver atrás, y es que siempre hay un razón.


Nosotros tenemos desde hace muchos años vitrocerámica, concretamente 17 años, y desde hace unos 14 placa de inducción. Y antes de todo esto yo no era partidario de este tipo de cocina. Ahora no lo comparto en absoluto, la vida me ha puesto en mi sitio y por muchas ventajas que pueda tener el gas, que algunas las tiene sin duda, es bastante incompatible con nuestro día a día y con esa escasa hora diaria que tenemos para cocinar entre semana. Y no sólo por la inmediatez, también la limpieza, ¿qué me decís de la limpieza? otro aspecto clave, quizás incluso sea la razón más importante ¿verdad? Luego se podría hablar de la seguridad, del mantenimiento de la instalación etc. Vamos, que no hay duda, nuestra elección a día de hoy es la placa de inducción.

Y lo que no queremos ni en pintura es la vitrocerámica convencional. La vitrocerámica tiene muchos inconvenientes entre ellos que ahora en verano da mucho calor, su limpieza es más rebelde, se controla muy mal la temperatura al cocina (es lento), se ensucian más los utensilios y es más peligrosa con los niños. La inducción en cambio es un rayo, calienta mucho menos el ambiente, es más limpia, se enfría antes, y si salta la comida mientras se cocina no se quema en la placa, produciendo esos clásicos malos olores y por ende más trabajo posterior. Será la vitrocerámica normal más barata pero no la queremos ni en pintura, pertenece ya a otra época.

Una vez ha quedado claro qué placa nos gusta, sólo hay un par de cosas que yo personalmente sigo echando de menos del gas, y sobre todo es la delicadeza de algunas cocciones con énfasis en las frituras como por ejemplo la de los empanados. Quién deja el gas y salta a la vitrocerámica de inducción, el primer cambio que nota es que hay que vigilar mucho el fuego para no quemar algunos alimentos. ¿Por qué se queman en la inducción y no en el gas? porque el calor comienza en la base del utensilio e incide de forma más directa sobre el alimento. En el gas o la vitro la fuente de calor va por debajo y es menos agresivo. Del gas también se echa de menos la opción de preparar woks en casa, en la vitrocerámica es un despropósito si usas sartenes especiales. O para las cocciones suaves o mortecinas de las legumbres, en el gas son ideales porque mantienen una cocción muy baja y la legumbre no se rompe. Otros detalles nimios es el poder quemar las plumitas de aves, o que si se va la luz se puede calentar la comida.

En definitiva, algunos dicen y no les falta razón, que los que quieren gas en casa son los que no cocinan a diario, y asocian esta cocina con la de sus madres o abuelas. Pero para los que cocinamos en casa y tenemos que llenar la semana de comidas teniendo que minimizar al máximo el tiempo, el cambio es una mejora brutal. Un ejemplo lo tenéis en un cazo de 1 litro con agua, para llevarlo a hervir en la inducción no tardamos ni un minuto y medio, y en la vitro normal o el gas más de 8 minutos. Y así hay que ir sumando, veréis que todo son ventajas.

¿Qué opináis vosotros? ¿Qué ventajas veis al gas frente a la vitrocerámica? ¿Os gusta la inducción?

Carlos Dube.

20 comentarios:

  1. Anda!! Pues soy de otra época!. He usado ocasionalmente la inducción y me ha costado adaptarme, sigo con la vitro, puede que para el próximo cambio cambie el "chip"y también los recipientes que no son aptos😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final como nos han comentado en Facebook, para cocinar lo mejor tener una placa mixta inducción-gas, pero para quitarte de líos sólo placa de inducción. Tienes que darle una nueva oportunidad y comprarte un difusor :)

      Eliminar
  2. Hola Carlos. Sin duda, prefiero el gas. Tengo gas en casa y vitrocerámica en el apartamento de la playa y, salvo por la facilidad de limpieza, prefiero el gas. La intensidad del fuego se controla mucho mejor con gas que con vitro. Además, cocino mucho con cazuela de barro, y para esto el gas es fantástico.
    Feliz lo que queda de vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, la cocina con barro. La verdad es que la tenemos extinguida en casa, pero anda que mi madre no ha hecho gambas al ajillo, pil pil, cigalas en salsa o hasta gulas...

      Eliminar
  3. Hola Carlos, es como preguntar si quieres más a papa o mamá. Yo cocino a diario(comidas y cenas) para 6 personas, tengo en una casa vitro y en otra gas y donde esté el gas que se quite lo demás (para mi). La vitro e inducción cuecen, las frituras ni salen ni saben igual, las cocciones son intermitentes y es imposible pillarle el punto exacto que me gusta. Cierto es que a la hora de limpiar es infinitamente más engorrosa y costosa (esfuerzo), pero haciendolo a diario tampoco es para tanto. Bueno aqui queda mi humilde opinión, un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión, pero siento decirte que no estamos de acuerdo. En nuestra también humilde opinión los sofritos salen muy bien, y no se cuecen, incluso en la inducción se queman más. Lo de que cuece en vez de que sofríe lo hemos visto en los robots de cocina pero con estas placas no. Hay otras cosas que el gas borda, pero en eso concretamente no es así. Además el gas no sólo tiene una limpieza peor de la placa, sino que mancha los cacharros una barbaridad.

      Eliminar
  4. Pues yo prefiero para cocinar el gas. Cambié a inducción por el tema limpieza y por ello sigo con inducción. Estaba harta de limpiar parrilla, quemadores y difusores pero me gusta muchísimo más el gas.
    Por otro lado el gas resulta mucho más económico sobretodo cuando hago esos caldos durante cuatro horas chup, chup.
    El tema limpieza es el que hace que siga con la inducción, pero no me convence

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más limpio y rápido, son las principales ventajas. Luego el gas tiene sus cosas, pero no veo muchas.

      Eliminar
  5. Tengo 3 casas con vitrocerámica, gas e inducción.me quedo con la inducción por rapidez y limpieza,no solo de la placa sino de la cocina en general. El gas me gusta mucho, pero ensucia tanto...que no me salen las cuentas pero como vamos de vez en cuando, no la voy a cambiar. En mi casa tengo vitro y no veo el momento de cambiar la cocina...eso si, añadiría que se necesita una buena campana extractora y así, de cine. En la playa hacemos sardinas en la inducción con cocina integrada en el salón...y es que ni huele, ni casi mancha...y si ya tienes buenas sartenes debe ser la bomba. De hecho hago migas de pan en inducción en una Bra serie naranja y salen como cuando las hacia al fuego, más rápidas y sin manchar tanto

    ResponderEliminar
  6. Acabo de reformar mi cocina y confieso que para esas veces (las menos, lo reconozco) que quiero usar el gas (un arroz, o cocinar en cazuela de barro por ejemplo), me he dado el capricho de perder unos centímetros de encimera y poner inducción a un lado y gas al otro. La vitro no la quiero ni en pintura desde que conozco la inducción, y no hablemos ya de los hornillos esos que a veces encuentras en algunos pisos de playa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vitrocerámica convencional es la peor opción, sin duda!

      Eliminar
  7. Hola Carlos! Entre la vitro y la inducción, sin lugar a dudas la vitro. Cuando tengo que reducir el calor en la inducción no consigo encontrarle el punto: o sigue hirviendo más que lo que necesito o deja de hervir completamente. Cuando la cocción ha terminado si quiero conservar al calor antes de comer, tengo que dejar la placa encendida aunque sea al mínimo ya que no tiene calor residual como la vitro. Cuando pongo la inducción a tope, al menos la mía hace un zumbido muy desagradable. La vitro es más lenta, sí pero soy más de chup chup y de slow food.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche, lo que comentas no nos cuadra. En la inducción se controla mucho mejor la temperatura que la vitrocerámica. La vitrocerámica sigue dando mucho calor aunque la apagues, además que tarda más en arrancar, en la inducción en cuanto apagas se apaga prácticamente el calor. En este caso sin duda lo mejor es el gas, esos detalles que el gas da y que el resto no, pero hoy por hoy no nos compensan.

      Eliminar
  8. Buenas tardes. Yo tenía gas y en Navidad cambié a gas también. he probado placas en cocinas de familiares y amigos y tengo clarísimo que prefiero el Gas. La alegría de los fuegos y ese no rebajar la intensidad cuando se llega a la temperatura adecuada no tiene precio para mí. Y para limpiarse meten quemadores t soportes en una bolsa con amoniaco y quedan como nuevos, la placa es de vidrio y se limpia uy bien... Comodecía un anuncio algo vintage, Yo mi gas no lo ambio por nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pajarillo, con el amoniaco limpiarás la grasa, pero para que la placa esté reluciente hay que frotar. Y los utensilios cazuelas, sartenes etc también :)

      Eliminar
  9. Hola Carlos, yo prefiero el gas pero única y exclusivamente por la limpieza me pasé a las placas (en un futuro inducción). Me niego a estar con el nanas dándole brillo y espledor a los quemadores, ajajaj
    Yo continuo cocinando en barro.Las ollas de Pereruela están preparadas para las placas y así lo hago desde hace años (eso si, curándolas bien previamente y sin arrastrar la olla para no arañar). Hay otra marca italiana de ollas de barro que cocinan perfectamente en placa (no recuerdo el nombre y se ha borrado de la olla). Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola, tengo inducción con vitro (mixto).Eso me gusta así porque en los fuegos de atrás de vitro puedo poner la cafetera de toda la vida. Prefiero esta placa desde un punto de vista práctico para tema de limpieza y porque te quitas el engorro de la bombona y el sitio que ocupa, las cucarachas que trae a veces escondidas y la instalación del gas.

    Peeero en realidad me mola más pensando sólo con el corazón la cocinilla de gas de toda la vida, con fuego de verdad y muy buena para regular exactamente cómo quieres el fuego. Otra ventaja notable es que si se va la luz no hay problema.
    En resumen, pues que si en mi ciudad hubiera gas ciudad, no me lo pensaba ni un minuto: cocina a gas, a pesar de tener que limpiarla

    ResponderEliminar
  11. En cuanto a la rapidez... Yo nunca había concinada con gas y en estas vacaciones la cocina era de gas y mi sensación ha sido que es mucho mas rápida, tanto para los sofritos como para hervir agua, que mi cocina de casa de inducción. De hecho tuve mis problemas con cosas que se me quemaban hasta que le pillé el punto, jeje.

    ResponderEliminar
  12. Hola Carlos. Pues yo, gas. En Madrid gas natural con la placa de soporte de los quemadores en cristal. Se limpia como una vitro y los quemadores tampoco se ensucian tanto, y cocino mucho, eh. Y en otra vivienda también gas,con la placa tradicional como la de tu foto, lo malo aquí es que el gas es butano, y eso no me gusta tanto, pero aún así lo prefiero. También es verdad que no he tenido ocasión de probar la inducción en ningún sitio y que a mi edad ya no me apetece arriesgar a cambiar y que después no me guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Yo no tengo dudas, me quedo con la inducción y si soy sincera, principalmente por la limpieza. Me acuerdo con horror de los quemadores, la lija y el esparto para limpiar la placa de gas que habia en casa de mis padres...Es cierto que para los arroces y el barro prefiero el gas pero es entonces cuando saco del garage el aro con la bombona y monto el churringuito en la cocina o en la terraza.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.