12/16/2018

Pastelitos de crema con mermelada y chocolate. Receta paso a paso

Queríamos imitar al pastelito Bony¿os acordáis? Sí, aquel delicioso pastelito de Bimbo que con las décadas se fue transformando en algo parecido pero claramente diferente. Pues bien, nos salieron estos pastelitos que no alcanzaron los matices de aquel bollo, porque ya os adelantamos que están muy alejados, pero conseguimos unos pastelitos deliciosos, con un sabor casero y lleno de recuerdos de aquellas tartas de antaño y con el sabor impresionante de una mermelada de fresas de temporada, que como ya sabéis es de la empresa familiar granadina Plain & Simple.


La mermelada es de nuevo un espectáculo, como si estuviéramos ante una mermelada hecha en casa. Ya os hemos comentado en algún post que esta gente sabe lo que se hace, por sus raíces inglesas tienen una especial inclinación por estas conservas, además cuidan mucho el producto, la presentación y siempre tienen una oferta muy interesante.




Para el bizcocho utilizamos una receta de bundt cake que habíamos preparado en alguna ocasión y que, por su jugosidad, nos parecía ideal para esta preparación. Para el relleno utilizamos la crema de mantequilla que Sandra Mangas nos propone en su libro Chocolate como relleno de la versión casera de los famosos Phoskitos. 

Vamos con la preparación de 8 pastelitos y sobre la marcha os contamos algunos detalles. Para el bizcocho necesitaremos 150 g de mantequilla, 175 g de harina de trigo, 125 g de azúcar, 125 ml de yogur, 2 huevos, 8 g de impulsor Royal (medio sobre) y una cucharada de esencia de vainilla. Para la crema de mantequilla, 100 g de mantequilla, 1 clara, 50 g de azúcar y 20 ml de agua. Para la cobertura de chocolate, 175 g de chocolate al 70% y 25 g de mantequilla.


Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Lo primero será batir la mantequilla con el azúcar. Nosotros para prepararlo usamos la Kitchenaid.


Batiremos hasta que una crema blanquecina con textura esponjosa.


Añadimos los huevos, es importante que también estén a temperatura ambiente. Los añadiremos ligeramente batidos y uno a uno, batiendo bien el primero antes de echar el segundo.


Por otra parte, tenemos preparados los ingredientes secos, la harina y el impulsor.


Y por otra parte, el yogur con la la esencia de vainilla.


Añadimos un tercio de la mezcla de la harina y batimos a velocidad mínima.


Luego incorporamos la mitad del yogur.



Y continuamos alternando ambos hasta acabar con la harina.


Listo.


Lo meteremos en un molde rectangular y hornearemos a 180º unos 45 minutos, calor arriba y abajo. El tiempo depende de cada horno, podéis ir pinchando con un palillo para comprobar si ya está cocido.


Una vez haya enfriado el bizcocho, vamos con el relleno. Montamos la clara y reservamos.


Preparamos el almíbar poniendo el azúcar y el agua, removemos bien.


Cuando comience a hervir dejamos un minuto y retiramos del fuego...


Y vamos echando el almíbar al hilo sobre la clara sin parar de batir. Batimos hasta conseguir un merengue brillante.


En otro bol aparte, batimos la mantequilla.


Añadimos el merengue y batimos de nuevo


Lista la crema de mantequilla.


Troceamos el bizcocho en rectángulos, los rebordes los guardaremos para el desayuno o café.


Para introducir la crema nada tan fácil que hacer los agujeros con una pajita.


Aquí el agujero...


Meteremos el relleno con una manga pastelera.


Cubrimos los bizcochos con mermelada. Como luego comprobamos, la mermelada con las horas desapareció, el bizcocho se la bebió. La próxima vez echaremos un poco más.


Fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas,  ya sabéis, ponéis el chocolate desmenuzado a potencia media, parando y removiendo cada 30 segundos.

TARTA DE CHOCOLATE SUIZA-4

Lo echamos caliente sobre los bizcochos antes de que temple.


Os vamos a enseñar solo tres bizcochos porque la foto todos juntos no salió enfocada y volaron.


Aquí sacados de la nevera, es importante que se conserven ahí por llevar huevo, pero como mejor están es atemperados media hora.


La pinta convence.


El corte estupendo, aunque más atemperado quedaría más jugoso el interior.


Como os hemos comentado, la próxima vez echaremos más cantidad de mermelada porque ésta desaparece casi por completo.


La verdad es que la experiencia nos han encantado y es ideal para los niños.

Salud.

Print Friendly and PDF

5 comentarios:

  1. Carlos, no te imaginas la cantidad de Bonys y Bucaneros que pudimos comer nosotras de pequeñas!!
    Debajo de nuestra casa en Bilbao, había una tienda de ultramarinos, donde mi madre hacía la compra todos los días. La hacía por teléfono y se la subían a casa. Le pasaban la cuenta no se si una vez a la semana o al mes, no me acuerdo. Lo que no se nos olvida son las broncas que nos echaba mi madre cada vez que llegaba la cuenta de Garabieta y veía todos los días los bonys y bucaneros que comprábamos nosotras y los dejábamos "a la cuenta".... Tuvo que hablar con el de la tienda y prohibirnos comprar....
    Tengo que probar a hacerlos... mi hermana Ana se muere!!!
    Un abrazo familia, Begoña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo como ya comentamos en el post, no se parecen en nada, solo en la forma. Eso de la cuenta de Garabieta que comentas me recuerda a la que teníamos mi amigo Gabriel y yo en Almuñécar y en ese caso se trata de Juanita. La cuenta la pagaba la madre de mi amigo, y efectivamente alguna que otra bronca nos cayó con los Tía Mildred y los Toblerone.

      Eliminar
  2. Hola, que buena pinta, os han quedado genial.Yo también llevo tiempo intentando imitar los bony, tigretones, etc. Los mejores resultados que he conseguido (sin llegar a conseguir una copia fiel) han sido haciendo el bizcocho con masa madre, con alguna de las recetas de Soy Circe (blog Un pedazo de pan). Creo que el secreto de aquel sabor es la acidez de fondo y con la mermelada no se consigue suficiente acidez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que hay diferencias claras, y ensayaremos alguna vez más en lo sucesivo, tomamos nota de las referencias. Lo que os queremos transmitir con este post, es que sin llegar a parecerse quedan deliciosos, y mucho más saludables que aquellos siendo ideales para niños y adultos. De verdad que de no ser así, no lo hubiéramos publicado porque, sinceramente, con la textura, ternura y sabor de aquellos pastelitos industriales, creemos que ni nos aproximamos.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Pues voy a probar a hacerlos, Carlos. Mi marido suspira por los Bonys, jajajaja, aunque no sean iguales, ricos van a estar, eso seguro. Feliz Navidad.
    Esperanza.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger