Mangú dominicano. Receta

Hace unas semanas vimos a un conocido youtuber dominicano como él y su mujer pedían el mangú en una franquicia norteamericana en su país, explicaban en qué fallaba y cómo se tenía que hacer. Así que tras verlo decidí probarlo en casa porque, sinceramente, no lo habíamos probado nunca. El mangú es un plato humilde de la República Dominicana que es toda una institución en el país siendo también muy importante en países limítrofes como Puerto Rico. No teníamos ni idea de qué llevaba exactamente, me ha llamado la atención como la gente destaca la cebolla encurtida que lo corona, algo que desconocíamos totalmente y que muchos opinan que sin eso no es mangú. Y no conocíamos nada de todo porque la cocina 'criolla' caribeña es una desconocida para nosotros, y nos encantaría conocer más platos de su gastronomía porque es realmente todo un filón.


Para quién no tenga ni idea que es el mangú, se trata de un acompañamiento vegetal muy sencillo, similar en concepto al puré de patatas con mantequilla francés, pero hecho con plátano verde cocido. ¿Os seamos sinceros? está delicioso, jamás nos lo hubiéramos imaginado. Pese a prepararse a la rústico, posee una textura rústica y untuosa, la cuál nos recordó a la yuca o incluso a la castaña cocida, aunque no su sabor. Posee un matiz mínimamente dulce, no os esperéis un dulzor similar al plátano normal o banana, y desde luego para quién no lo haya probado nunca, le va a resultar un bocado muy original.

Vamos pues con la receta del mangú dominicano, para un mangú para 2-3 personas usaremos 2 plátanos verdes grandes (se encuentran fácilmente en los hipermercados), 30 g de mantequilla, sal, agua y aceite de maíz o girasol. Para acompañar la cebolla encurtida, la cuál lleva 2 cebollas rojas medianas, vinagre y sal. Luego unos huevos fritos y salami dominicano al cuál no pudimos acceder. Tiempo de preparación 30 minutos.


Tan fácil como desechar los extremos de los plátanos, pelarlos con la ayuda de un cuchillo sin punta rajando longitudinalmente la dura piel que tiene (no hace falta remojar los plátano en agua caliente ni nada similar). Y una vez pelados eliminar raspando con el cuchillo la capa de fuera del plátano que dicen que afea en la cocción (podéis ver una foto de uno de los plátanos pelado y el otro no pelado). Luego partiremos los plátanos en mitades, y estás las abriremos por la mitad para facilitar la cocción. Coceremos unos 20 minutos en agua y sal, como si de unas patatas se tratara. Y tras la cocción, los sacaremos, desecharemos el agua (no la vamos a utilizar), y echaremos la mantequilla cuando aún están calientes.


Una vez la mantequilla se ha fundido majaremos la mezcla con un tenedor, o machacador o prensa patatas, añadiendo un poco de agua helada y de poco en poco. Iremos probando de sal. Al final el puré debe de quedar suave y untuoso. Dicen que el agua fría es importante para que salga bien, no entendemos muy bien porqué.



Encurtir la cebolla no es nada complicado, la pelaremos bien, la partiremos en aros, le echaremos algo de vinagre blanco (unos golpes) y algo de sal, removeremos y dejaremos que repose unos 15 minutos, volviendo a remover de vez en cuando. Una vez encurtida, echaremos aceite en una sartén y antes de que el aceite tome temperatura echaremos la cebolla y su vinagre. Rehogaremos hasta que dore ligeramente y el vinagre desaparezca. Hay gente que no la rehoga, os vamos a recomendar hacerlo.


Una vez salteada servir por encima, acompañando el plato de unos huevos fritos y alguna carne embutida y a la plancha que emule a su salami nacional, butifarra, salchicha fresca etc. Nos gusta más reciente que no transcurridas las horas. Se toma atemperado o caliente.


Carlos Dube.

4 comentarios:

  1. Me leído toda la receta. Muy curiosa. Su tu la sugieres habrá que hacerte caso. Pero es verdad que la combinación es totalmente distinta a lo que estamos acostumbrados. Menos los huevos fritos. Muchas gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  2. Anotada queda. El plátano que utilizas creo que es el llamado plátano macho o plátano verde. Gracias por publicar este tipo de recetas. Salirse de los sabores habituales de vez en cuando está muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos! Acabo de hacer la receta y tengo dos preguntas: la cebolla ha de quedar crujiente/tersa o blanda? Me ha quedado algo tiesa y me ha surgido la duda. Se podría triturar con la batidora el plátano? Supongo que lo suyo es que tenga una textura rústico, pero quizá quede más fino de la otra forma. Por lo demás, sí que recuerda vagamente al puré de patata. Creo que al final he puesto un poco más de agua de lo necesario en el puré, pero aun así y todo estaba bueno. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cebolla cada uno parece que la prepara como más le gusta. Nosotros la rehogamos y quedó previsible, por el lado tostado tierna y por el que no tiesa. Hay gente que ni la rehoga. l mangú en cambio se hace como ves, que uses batidora, eso ya va en gustos.

      Eliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook o twitter accediendo desde los iconos superiores del blog.

Toda la información referente al correo electrónico y nombre y apellidos del comentarista, está amparada por la Política de Privacidad de Blogger, propiedad de Google INC.



Perdonad las molestias.