5 oct. 2017

Tomate Camporel, patés Minerva y los garbanzos del año de Godín Fernández

Siempre recordaré el tomate frito navarro Camporel porque ofrecía algo diferente a un precio comedido en un a época donde las conservas, incluida la del tomate frito, empezaban a tomar fuerza como producto gourmet. Ya sabéis por otros post que el Club del Gourmet (CDG) de El Corte Inglés era en los 90 el único reducto comercial lleno de localismos nacionales y productos de calidad de muchas partes del mundo, junto con algunas mantequerías y tiendas muy especializadas donde también se podían encontrar. Siempre que visitábamos un CDG picábamos, aunque en muchos casos nos clavaran el doble del precio en origen. Estaba justificado, no había nada similar y tan bien conservado (y situado) en todo el país.

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 18.42.53


Lo que más llamaba la atención eran aquellas conservas extraordinarias en envases grandes y preciosos, algunas de ellas realmente de exposición. Me vienen a la memoria esos espárragos navarros enormes cuyo bote costaba más de 3000 pesetas, pimientos del piquillo perfectos, alcachofas baby, conservas de pescado nunca jamás vistas, como los troncos de atún y bonito en aceite, anchoas imponentes, mejillones de calibre XXL, berberechos gigantes a 2000 pesetas la lata. Luego pastas italianas imposibles de encontrar en otro lado, aceites de oliva sin filtrar, bebidas foráneas, frutas increíbles, quesos de muchas procedencias, embutidos selectísimos, vinos muy bien conservados o especias difícilísimas de encontrar en comercios. Era un verdadero oasis, tened en cuenta que hablamos de los años 90 y no existía aún el comercio en internet.



TOMATE CAMPOREL-1

Y fuera de todo aquello, la normalidad, los productos habituales de fondo de despensa que cumplían su función pero que no tenían nada de especial, eso sí, había algunas sorpresas contadas en puestos de mercados o tiendas especializadas en productos de algunas regiones. Pues entre toda esa oferta tan disipada encontrabas productos como los espárragos y conservas de tomate Camporel. Esta última se trataba de una salsa de tomate que tenía el reclamo de hacerse en sartén, pese a ser industrial,  y además con aceite de oliva, no recuerdo si al principio era virgen extra o no, seguramente no. Venía presentada como si de una artesanía se tratara, con un papel que recubría la tapa y una gomita (ver foto más abajo). Su precio no era caro ni por lo más remoto.
Camporel
Salda de tomate Camporel en sus comienzos

Han pasado 17 años desde aquellas primeras compras y hacía muchísimo tiempo que no la veíamos. Hace unos meses nos la volvimos a encontrar en el centro comercial Villergas. Ahora se vende en envase de vidrio al 'desnudo' y en los ingredientes ahora sí que indica que lleva aceite de oliva virgen extra. Y bueno, la sorpresa fue muy agradable ya que no es fácil de encontrar hoy por hoy por Madrid. Su precio ya ronda los 2€ el frasco.

TOMATE CAMPOREL-3
TOMATE CAMPOREL-4

No entendemos muy bien lo del añadido del almidón, lo hacen muchas conservas y sabemos que es para darle textura e integridad al conjunto, pero nos cuesta entender esa manía de la industria por ofrecer productos de aspecto perfecto. No pasaría nada porque el tomate se decantara un poco, si se pretende una textura 'rústica' como ésta, y si no gusta, se podría vender en envases opacos advirtiendo de que hay que agitar antes de consumir. El almidón de maíz no aporta sabor, pero es un estabilizante que sobraría en una conserva de esta gama, por muy natural que sea.

Bien, al destaparlo tenemos que reconocer que no nos impresionó. Su sabor es bueno pero tiene un matiz extraño, igual es el aceite, igual es el ajo, igual es el conjunto. Además es un pelín más dulce de lo que debería ser, pero sí nos gustó esa textura. A lo mejor la gama bio nos ofrece algo más redondo en sabor, pero no lo hemos podido adquirir.

TOMATE CAMPOREL-5

Es un buen tomate frito, los hemos probado mucho peores a mayor precio, pero ahora tiene que revisar su producto porque la competencia es durísima. Nosotros lo mejoraríamos aún más y lo subiríamos de precio si fuera necesario, la experiencia de esta empresa es ya de por sí un valor y Camporel sin duda forma parte de aquel comienzo de la era 'gourmet' en España.

Cambiando de tercio, por todos es sabido que el lustre de las conservas en Portugal es toda una cultura. Además de lo bien presentadas, qué buen hacer tienen para esto, son conservas excelentes que quizás no se les ha dado por aquí la importancia que debería, y eso que somos países hermanos. Nosotros cuando estuvimos hará unos años en tierras lusas, concretamente en nuestro primer viaje a Lisboa, nos encantó ver toda esta exposición de primera mano, y caray, vemos que la cosa ha ido a más. 

Estas conservas en concreto, de la marca Minerva (A Poveira), nos las trajo mi hermano y mi cuñada de su último periplo por tierras portuguesas, se trata de unos patés para que tomáramos de aperitivo, la verdad es que nos encantaron.

PATE DE SARDINAS PORTUGUES-1

Viendo ya sus ingredientes es una pista de la calidad que tienen,

PATE DE SARDINAS PORTUGUES-2
PATE DE SARDINAS PORTUGUES-3

Desconocemos el precio, pero vamos, similar a los patés de aquí pero son latas tan preciosas que dan ganas de comprarlas y no abrirlas jamás ¿verdad?

Por último, la legumbre nueva de Godín Fernández, de Daganzo, Madrid. Ya os la hemos recomendado muchísimas veces, pero este año pisan muy fuerte con un garbanzo algo mayor y exquisito y una lenteja dicen que excelente.

GARBANZOS DE DAGANZO 2017-1

Aquí una bolsa de kilo.

GARBANZOS DE DAGANZO 2017-2

Un detalle que jamás olvidaremos es que nos hayan regalado una malla o redecilla para los garbanzos. Nos la ha hecho la madre del propio Alberto, y que Lola (su mujer) nos hizo llegar como un regalo ya que sabía que nosotros le íbamos a dar buen uso. Y así será. Nosotros solo podemos decirla que gracias y mil gracias, aunque el verdadero regalo es poder disfrutar de este género de 10.

GARBANZOS DE DAGANZO 2017 LQF-1

Una pequeña obra de arte...

GARBANZOS DE DAGANZO 2017 LQF-2

Salud.

Print Friendly and PDF

1 comentario:

  1. Doy fe de que los garbanzos de Daganzo son mantequilla. Los compré por la recomendación que hiciste y quedé encantada.
    En cuanto a la redecilla para los garbanzos, yo las utilizo para separar todos los ingredientes del cocido: la verdura en una bolsa, la patata en otra, la carne de ternera en otra y así con todo. Luego es comodísimo de sacar, todo separado y el caldo queda limpio. Eso sí, tengo bolsas de dos tamaños, de modo que cabe todo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger