3 dic. 2012

Escapada a Burgos, llegada y paseo nocturno (primera parte)

Qué suerte tuvimos con el tiempo madre mía, aunque nos lloviera el domingo y no pudiéramos visitar Lerma de camino a Madrid, ya habréis visto que esta semana pasada ha entrado en la península y buena parte de Europa un frío que pela. Bueno, pues ya veis, tuvimos suerte de que no nos pillara. Decidimos hacer una escapada a Burgos para desconectar un poco de la rutina y visitar esta maravillosa ciudad que yo conocía pero Lola no. Salimos el viernes de Madrid directamente después de trabajar y comiendo por el camino llegamos a Burgos totalmente de día, 2 horas de viaje que se pasaron volando.

VIAJE A BURGOS-72

El hotel elegido fue el AC Burgos, por favor, ni lo dudéis, una situación privilegiada y fácil aparcamiento, la habitación aquí la tenéis.



VIAJE A BURGOS-1
VIAJE A BURGOS-2

Nos tocó en la penúltima planta, y aquí os podéis hacer una idea de la altura. Ni un pero a lo mínimamente exigible, cama super cómoda, baño amplio, tarima, mini bar gratis, sólo le faltaba el wifi gratuito, que lo teníais en el lounge.

VIAJE A BURGOS-3

Nada más salir nos dirigimos por el famoso paseo del Espolón a conocer un Burgos nocturno que yo desconocía totalmente, hacía frío, pero no desde luego el de ahora. Después de dar un par de vueltas y de llegar al mismo sitio, de verdad, recuperamos esa sensación de paz y tranquilidad, de paseo relajado y antistress. La ciudad además era para nosotros, no había mucha gente por la calle y que preciosidad de calles y avenidas, sobre todo las aledañas a la catedral.

VIAJE A BURGOS-5
VIAJE A BURGOS-12

Y la espectacular catedral que luego veríamos desde todos los ángulos ^_^.

VIAJE A BURGOS-6

Os podréis imaginar que había por todos lados referencias a la gran protagonista de toda la estancia, la gran morcilla de Burgos, una delicia gastronómica que creemos no necesita presentación, y fijaros que pensábamos que la ciudad no nos tenía que descubrir nada nuevo con este producto máxime cuando las exquisitas morcillas de Sotopalacios ya son bastante accesibles aquí en Madrid, pero sí, para nuestra sorpresa probamos la que quizás fuera la mejor morcilla de arroz que hayamos comido nunca, sólo se le podían aproximar aquellas morcillas artesanas palentinas que comprábamos en el mercado de abastos de Palencia hará unos 3-4 años. Impresionante, ahora os contamos.

VIAJE A BURGOS-10

Tampoco puede faltar las referencias a la olla podrida tan típica en toda la provincia y cuya elaboración cobra su máximo esplendor en la localidad de Ibeas. Nosotros la única vez que la comimos fue en la localidad de Covarrubias y a mí personalmente me pareció horriblemente oficiada, con lo buena que tiene que estar, no mereció desde luego la pena esperar tanto para comerla.

VIAJE A BURGOS-7

Como os podréis imaginar nos dirigimos hacia la Plaza Mayor o Plaza del Mercado Menor, qué recuerdos, estaba muy ambientada, con esa tranquilidad que se respira en las capitales de provincia pero con el bullicio de una ciudad viva, la verdad es que aunque no sea impresionante, es muy amplia y entrañable. Aquí tenéis unas marcas de las más terribles inundaciones acontecidas en la ciudad en su historia más reciente.

VIAJE A BURGOS-9

Aquí el consistorio o fachada principal de esta colorista y asimétrica plaza neoclásica con la estatua de Carlos III en el centro.

VIAJE A BURGOS-20

Más venta de morcillas y tiendas de souvenires.

VIAJE A BURGOS-11

Paramos a picar algo en el sitio dónde habíamos decidido ya en Madrid cenar la noche del viernes, se trataba del restaurante La Favorita. Allí nos tomamos una caña y una tapilla mientras reservávamos para por la noche, no nos complicamos, Lola un salmorejo con langostino y yo un pincho de chistorra, patata y huevo de codorniz. Cada pincho a 1,50€ y la caña a 1,25€, impresionante.

VIAJE A BURGOS-14
VIAJE A BURGOS-15
VIAJE A BURGOS-17

Dando un paseo por la zona comercial, me topé con el sitio donde compré las morcillas para llevar a Madrid la primera vez que estuve en Burgos, allá por el año 1995. No recordaba el nombre pero sí la calle, Santander. Tuve ese clásico flashback en el que por un momento me trasladé allí, era esa tienda, aunque creo que con un mostrador diferente. No os podéis imaginar la revolución que supuso llevar aquellas morcillas a casa, un antes y un después.

VIAJE A BURGOS-18

También pasamos por uno de los restaurantes más emblemáticos de la capital donde al parecer ofrecen una excelente cocina tradicional, hablamos de Casa Ojeda. No pudimos visitarlo porque no nos cuadró, pero vimos la carta y prometía, para otra vez será. Por si lo queréis saber gente que es de Burgos nos recomendó pedir aquí lo que quisiéramos, desde lechazo hasta pescado, todo lo bordan.

VIAJE A BURGOS-19

Nos fuimos dirección Catedral, ¡qué frío hacía por allí!. Una verdadera locura contemplar su grandiosidad y una iluminación nocturna muy interesante. Es uno de los edificios religiosos más impresionantes que uno pueda ver en nuestro país, os lo decimos por si no habéis ido nunca a Burgos, es principalmente gótico, el estilo que más nos gusta, y una verdadera maravilla arquitectónica digna de ver, de hecho este bosque petrificado, como algunos le llaman, es Patrimonio de la Humanidad desde 1984 y de forma aislada, es decir independiente de la ciudad. La quisimos ver por dentro, pero tenía que ser el domingo.

VIAJE A BURGOS-21

Antes de la cena un vinito y una caña acompañando un mejilloncillo.

VIAJE A BURGOS-22

Cuando llegamos a La Favorita no había aún nadie en el salón, eran las 21:30 y parece que íbamos a estar tranquilos. Qué equivocados que estábamos, tenían el restaurante a reventar. Tuve una sensación que cuento a todo el mundo, además de estar el salón lleno pidiendo la gente cosas de la carta, fuera en la barra no cabía un alfiler, pidiendo la gente platos de buen jamón, pinchos, marisco, de verdad, como antaño. Es muy difícil ver esto ahora, y allí lo reviví. Parecía que no había crisis y por supuesto esta estampa decía mucho del sitio en cuestión.

VIAJE A BURGOS-23

Empezamos con unas croquetas de jamón, bien pero a no ser que tengáis antojo no las pidáis porque no os perdéis nada. No son las mejores que nos hayamos comido y eran demasiada cantidad.

VIAJE A BURGOS-24

Oh Dios mío. Qué locura, pedimos una tapa de morcilla como favor que nos hizo la maître del sitio ya que con una ración no íbamos a poder pedir más. Impresionante, sabor, frescura, picante justo (porque tienen que picar un poquito), perfectamente hecha y caliente. Un 10.

VIAJE A BURGOS-25

Pedimos un revuelto de huevos de corral, patatas y boletus. Muy rico, todo 100% natural, bien oficiado aunque un pelín soso (no pasa nada), nada de huevinas ni huevinos y de nuevo, muchísima cantidad.

VIAJE A BURGOS-26

Pedimos pulpo porque siempre tenemos una extraña fijación con él, os lo hemos dicho infinidad de veces, nos encanta, pero normal, es un pulpo a feira de toda la vida aunque pusieran en la carta que era a la brasa con pimenton, no lo pidáis a no ser que de nuevo tengáis antojo. Estaba tierno.

VIAJE A BURGOS-27

Por último unas alcachofas con almejas con un sabor extraordinario. Las alcachofas además estaban tiernas como mantequilla y el plato en definitiva espectacular. Un único pero, antes de meterle mano le extrajimos a la superficie 7-8 cucharadas (sin exagerar) de aceite de oliva. Tienen que desgrasarlo más, no obstante tenía un excelente sabor y una excelente calidad. Aquí desgrasado.

VIAJE A BURGOS-28

Por ultimo un sorbetillo de limón, ¡no entraba más!.

VIAJE A BURGOS-29

Yo acabé malo de lo que había cenado, entre esto y que los de al lado estaban pasándose por la piedra un kilo de chuletón, salimos de allí atufados y saturados de comida jurando y perjurando que no volveríamos a comer jamás :). Lógicamente esa promesa duró 8 horas exactamente, hasta que nos topamos con un desayuno magnifico, como todos los de los AC que hemos estado.

Cómo última recomendación venid a este sitio a picar en la barra, el servicio de comedor es bueno, pero al menos lo que probamos no llega a sorprender, y lo mejor del mismo, se puede pedir en la barra con muchísimas más alternativas.

Qué felices éramos en Burgos, nos fuimos dando un buen paseo para intentar bajar la comida al hotel, y  al llegar prácticamente a dormir, llevábamos de pie 19 horas y nos esperaba un sábado muy completo.

(Continua en Segunda Parte de nuestra estancia en Burgos).

Print Friendly and PDF

15 comentarios:

  1. Lo único que echo de menos al vivir en una isla es no poder realizar estas escapadas de fin de semana a otras provincias. Hemos estado un par de veces en Burgos y nos encanta, sobre todo su gastronomía (mi marido adora sus morcillas)
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  2. Enfrente de la Catedral, mi esposa y yo comimos uno de los mejores lechales asados de nuestra vida, te sirven un cuarto para dos en cazuela de barro, perfectamente asado(cantidad mas que suficiente) con su ensalada y el vino de la casa, que era un Ribera del Duero crianza de curación 7 meses en barrica, antes comimos una tapa de morcilla y la verdad es que calidad, precio muy buena y la cantidad exacta.

    ResponderEliminar
  3. Que escapadita más chula , el día que me deje caer por Burgos pasaré antes por este post a recoger tus recomendaciones y la de tus lectores...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Carlos , mi exmarido era de Burgos, concretamente de Villarcayo , mis veranos durante 13 años han sido siempre alli, te hablaría de sus morcillas por supuesto, pero también de sus panes, de sus chorizos..una auténtica pasada.De legumbres y de su huerta, en mis recuerdos unas lechugas y tomates de ensalada de su familia que se me caian las lagrimas.
    Supongo que el cordero lechal también caería en el finde, sino es pá mataros, un lechal en Aranda en Casa Corrales es impagable, una experiencia religiosa... bueno a ver que me seguís contando..me encanta esta escapada vuestra.

    ResponderEliminar
  5. Burgos es una ciudad pequeñita pero impresionante. Las morcillas son una pasada, con un toque a canela que me vuelve loca. Yo es que antepasados que eran de un pueblito de Burgos, cerca de Aranda de Duero (muy conocida por su lechazo al horno) y siempre que puedo voy a disfrutar de la tranquilidad, de la gente y por supuesto de la gastronomía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mira que he ido veces a Burgos, desde bien pequeñita, y lo tengo casi a la vuelta de la esquina, pero nunca lo había visto tan bonito como nos lo has contado hoy.

    Un abrazo.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  7. Vaya envidia de viaje gastronómico!! El hotel es una auténtica pasada. Satisfechos estaréis de haber hecho tan fantástica elección.

    Hace ya unos cuantos años que estuve en Burgos. La experiencia fue excelente, aunque nada que ver con la que hoy en día tendría, porque por aquellos tiempos yo era una joven estudiante universitaria que fue con una grupo de amigas buscando diversión. Buen ambiente no nos faltó.

    La fachada de la catedral se ve muy blanquita, imagino que le habrán hecho un lavado de cara. Y bien bonita que luce.

    Esperamos la segunda parte de la crónica.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Qué bien os lo montáis!! Así me gusta, a sufrir por el mundo... pero como vosotros sabéis!! ehh!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Una escapada preciosa, que envidia me dais los que vivís en el centro, buenas comunicaciones con todos los alrededores, nosotros para ir a Madrid tenemos que "echar una solicitud" jejej y no te digo a Burgos, y cuando estuve me encantó, pero solo me alcanzó a ver la Catedral por dentro y comer en un restaurante muy cercano, y no precisamente en el mas barato, jejej, menudo clavazo que nos pegaron, buena calidad pero sin sorpresas...tendremos en cuenta tus experiencias para la próxima vez...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Hola Carlos: no puedo dejar de comentar este post. Tengo la suerte de ir con mucha frecuencia a Burgos. Que pena q no vieras la Catedral por dentro. Está recién restaurada y casi te puedo asegurar q es una de las más bonitas de Europa. Tenéis q volver porq os quedan muchas cosas que descubrir como el Monasterio de las Huelgas y la Cartuja de Miraflores, verdaderas maravillas, respecto a su gastronomía, no dejéis de visitar el hotel Landa se come de maravilla, casa Ojeda está muy bien pero ya no es lo que era. De vuelta a Madrid hay un pueblo q se llama Milagros y en ell lagar de Milagros se one un cordero buenísimo. Lerma tb merece la pena, sitio culturalmente muy interesante. El parador recién restaurado precioso y si os íbera la vena mística acercarnos a la Aguilera donde la congregación de clarisas de Lerma, os impresionarà, si además tenéis la suerte de poder ver, porque eté abierto el Monasterio de San Pedro Regalado, pues un 10 de viaje. De todas formas, toda esa zona me la conozco muy bien y podría seguirte notando muchas osas y enumerar te un montón de sitios interesantes de ver. No dudes en preguntarme algo si es q quieres ampliar información.
    Pd. Yo ya no viajo a nibgún sitio si o tengo wifi gratis en la habitación, jejéje.... Ahora mismo te estoy escribiendo desde mi habitación de hotel en París. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Recuerdo una noche en Burgos, fin de etapa haciendo el Camino de Santiago y en la ciudad había un congreso de Procuradores y como un grupo de 8 ó 9 de estos procuradores se pidió y se zampó para cenar un lechazo en la barra de un bar porque en el salón no quedaba sitio... ¡me entró una envidia!.

    ResponderEliminar
  12. Mira que a mi Burgos no me gusta mucho... pero sus pueblos son preciosos y su gastronomía todo un lujo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo no he estado en Burgos, parece que hace mil años que no viajo, y mira que hemos tenido épocas de no parar, pero ahora, nada, sólo hoteles de playa con el todo incluido y los niños al miniclub, je,je. ¡Con lo que me gustan a mi los hotels AC y esos desayunos tan extraordinarios!. Me encanta ese tipo de turismo gastronómico que realizáis, es verdad que visitar una ciudad tiene mucho encanto, pero si no paras a probar las delicias de su gastronomía en los sitios estratégicos, es como si no la hubiese conocido del todo. Esperando tu continuación para así enamorarme más de Burgos y de su Catedral....
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Una escapada fantástica...hace años que no he ido a Burgos pero la recuerdo como una ciudad preciosa.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger