1 feb. 2012

Restaurante Shangri La, el chino más grande de Europa

Teníamos un poco olvidado este pequeño reportaje sobre nuestra velada en el que hoy por hoy es el restaurante de corte oriental (o chino) más grande de toda Europa. Se llama Shangri La y está aquí en Madrid, concretamente en la zona de Vereda de los Estudiantes en Leganés (Calle Severo Ochoa, 23) al lado del centro comercial Makro. Parece ser que su nombre proviene de una leyenda, un edén o paraíso perdido dónde reside la sabiduría eterna y donde viven seres inmortales en armonía con el universo, pues bien, vamos a ver si este curioso restaurante es tan idílico como dicta su nombre.


Os tenemos que confesar que llevábamos ya un tiempo pensando en ir a probar algunos de los platos de la amplia carta que posee el restaurante, y por fin unos amigos nuestros se animaron a venir así que la velada no pudo ser mejor porque además de resultar muy divertida, probamos más platos de los que sólo dos personas pueden probar.


El restaurante está montado en un curioso edificio que recuerda a los clásicos pagodas, pero en medio de un polígono industrial, y desde hace ya 4 años (en enero de 2008). Hemos leído que la decoración está hecha por el gran Ignacio García Vinuesa, que no el alcalde de Alcobendas. El local se divide en dos ambientes y varias salas, abajo hay una zona wok con una recepción, al parecer el wok es lo que más éxito tiene pero a nosotros no nos seduce nada. Y arriba el restaurante, sala a la que fuimos decididos y donde al sentarte te ofrecen una carta inmensa llena de platos 'exóticos' con la que nos tiramos más 15 minutos de reloj. Una cosa que nos llamó poderosamente la atención al entrar en el restaurante es que la mayoría de los clientes son asiáticos, casi todos los occidentales estaban cenando en el wok, la verdad es que uno allí se sentía bastante raro.


Aquí podéis ver la subida a la parte de arriba con escalera mecánica y todo, si quieres usarla claro.


En el salón principal del restaurante había un escenario para bodas o karaokes, y a un lado un privado del que salían muchos niños chinitos corriendo, por lo que intuimos que había una celebración. El ambiente no podía ser más auténtico. Luego en pequeños detalles te das cuenta de que estás en lugar diferente, un ejemplo lo tienes en la atención que está demasiado presente, como es típico en estos sitios, constantemente encima tuya asesorándote de una cosa u otra. De todas formas se agradece, porque la mitad de las cosas un español ni las conoce.

También llama la atención el hecho de que viéramos desfilar alrededor de las mesas, y para la poca gente que estábamos en el salón, más de 10 camareros diferentes. Madre mía, qué locura, la mayoría de ellos no te entendía (sólo una), y unos te traían los platos, otros recogían, otros vigilaban, otros te cobraban. Increíble.


A la hora de pedir muchas dudas, como es normal, una carta que se agradecía que fuera ilustrada, con una gran parte de platos algo guerrilleros, pero muchos de ellos totalmente ajenos a la oferta de los restaurantes chinos a los que acostumbrábamos a ir hace años, casquería, huevos negros, ancas de rana, pizza china, teppanyakis, pescados extraños, despojos (para nosotros) de pescado, muchos mariscos, platos de patosopas extrañas... imposible acertar y riesgo total.

Al final nos decidimos por los platos que vais a ver, aunque la simpática camarera nos advirtió de algún plato agotado y de alguna ración que 'a español no guta'. Menos mal, porque viendo algunas fotos estamos seguros de ello. ¡Ah! se podían pedir medios platos, pero de estos nos enteramos justo cuando pedimos el último, pero bueno, esto entraña otro problema, ponerte a buscar otros cuantos así que pensamos 'mejor que haya sido así''.


Pues por fin pedimos. Para beber, un par de vinos, olvidaros de sorpresas, un clásico Cvne y un Ribera del Duero Viña Mayor. Empezamos por un clásico pan chino en su versión frito, que aunque nunca lo solemos pedir nos gustó mucho, aunque es para comer sólo poca cantidad, porque llena y son grandes.


El primer plato era cantonés, nos lo trajeron rápido y se basaba en dos tipos de fideos salteados en wok al más puro estilo chow mein. Imposible errar, y ella nos lo dijo. Ni idea del nombre exacto porque no tomé nota del mismo, pero resultó agradable en la linea de los platos chinos que se pueden encontrar en los restaurantes chinos de barrio. Soja, zanahoria, setasfideos chinos de dos tipos, pimiento y una pancetilla o similar muy buena.


Luego pedimos un pato asado al estilo Cantón. Nos resultó un poco seco, así que os recomendaremos optar por otra preparación de pato, aunque con la salsa agridulce que nos trajeron, diferente a la clásica salsa agridulce rosada que ponen en estos sitios, entraba bien. El sabor bueno, aunque lo he probado mucho mejor en un asiático de la calle Arturo Soria y de cuyo nombre no logro acordarme.


Uno de los platos obligados era uno de arroz, nos encanta. El arroz con verduras secas nos pareció un acierto, estuve a punto de pedir salsa de soja para acompañarlo, pero al final no hizo falta, al utilizar la salsa del pollo con castañas que ahora os enseñaremos. Muy rico, y de estos tenían otros cuantos, y eso que la chica que nos atendió nos quiso ofrecer los clásicos con gambas y tres delicias.


Ahora unas ricas Empanadillas a la plancha o xialongbao que fueron la gran sorpresa de la velada. Pensaba que iban a ser insulsas y el relleno mediocre, por lo que pedimos sólo media ración, y para nada. Nos encantaron por su gran sabor, el toque de la plancha y su relleno especiado. Muy recomendables.


Los últimos platos fueron dos muy agradables, auténticas berenjenas chinas (finas y moradas), en una salsa espesa y agridulce (más dulce que salada) con jengibre, carne, brotes de bambú y puerro (Berenjenas al estilo Yu Xiang). Realmente tenían un sabor espectacular y una textura melosa, pero pedir sólo media ración, os lo recomendamos.


Y por último el pollo con castañas. Las risas llegaron pronto porque los trozos de pollo no eran magros, eran de hueso fino probablemente del ala, pero claro, que si gato por arriba que si hamster por abajo. Al final es cierto que no era agradable de comer para un tiquismiquis con la carne, pero el sabor era buenísimo, la salsa sabrosa y las castañas naturales. Venían con brotes de bambú, setas chinas y verduras. Nos encantó su sabor. Muy recomendable.


Muy llenos, pedimos un postre ligero sólo para endulzar el gaznate. Dudamos mucho y al final, y tras elegir algún postre que no tenían en ese momento, pedimos Leche frita china. Tardaron 10 minutos en hacerla y la salsa que venía era solamente leche condensada. Normalito.


Salimos a 21€ por persona con abundante vino (28€), y la verdad, a la vista de su variedad, es para volver a repetir, pero arriesgando un poquito más si cabe. Os dejamos con las vistas desde el salón superior hacia la salida.


Salud.

Print Friendly and PDF

26 comentarios:

  1. Qué gracia las diferencias tan grandes entre planta inferior y superior, curioso, estos chinos nunca dejan de sorprender.

    La comida tiene buena pinta, cuando vamos mi marido y yo a un chino nos llevamos el pan de casa porque si no él dice que no va, vamos que sin pan normal no come, ja, ja. Algunas veces nos miran con una cara que, me tengo que poner a dar explicaciones, que la mayoria de las veces creo que no entienden.

    A mi el pan chino si me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja Carlos, ¡qué atrevidos! La de veces que paso por allí cuando voy a Makro, algunas veces hemos comentado con mi hijo lo de acercarnos (él es adicto a la comida china)pero nunca nos hemos decidido, lo veo tan enorme que no sé, soy boba, me daba cosa. Les voy a enseñar tu post y a ver si nos animamos. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Carlos,

    Aquí en Barcelona este tipo de restaurantes están desapareciendo. Cada vez cuesta más encontrar un chino "como los de antes". Donde yo vivo, en Cornellá, ya sólo queda uno y envía comida a domicilio. Es una pena que desaparezcan todos y sean sustituidos por Wok. Si alguna vez vienes por Barcelona te recomendaría algunos sitios parecidos a este (no con tanto glamour) donde también se come bien y barato. Yo si voy a Madrid con tiempo, éste seguro que lo visitaría!

    Saludines

    ResponderEliminar
  4. estuve hace un par de años, pero no en el restaurante, sino en el Wok y no me gustó nada de nada....muy grande, pero no me gustó...y lo k tu dices en el restaurante todos los clientes eran asiaticos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Anotado. Creo que me atreveré a pedir alguna cosa más. Muy apetecible, por probar. Yo salí muy contento con el Bundt.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bueno Carlos como estás en mi barrio( otra vez) esto si que lo puedo comentar bien. 1º se come muy bien y tienen de todo, marisco te inflas, yo me como ostras grandes todas las que quiero, langostinos plancha o cocidos, carnes plancha o cocinadas, las verduras al Wok són buenisimas, esto en la parte del Wok, Arriba ya es otra historia,fuimos mis hijos mujeres y nietos con mi marido y yo, nos metieron en saloncito privado.... precioso, nadie nos molestó y la comida nos encantó. Una señorita igual que ha vosotros nos decia que pedir y nos dejamos aconsejar, ves en la carta que pones de fotos??? pues el pescado que está en ultimo lugar en el medio abierto y encima de una salsa? ese lo pedimod nosotros y estaba muy bueno, pedimos muchas cosas que ahora no recuerdo pero nos gustó todo ah unos mejillones ....ñan ñan y marisco. Cuando desde la parte superior miras en tu foto hay como un arco con flores verdad? pues tengo una foto con mi nieto el más mayor... preciosa como se fueramos novios. Bueno que como está tan solo a unos 15 minutos andando vamos mucho y mi nieta la llama la casa de fuego por como tiene por fuera la punta de las torres. Por supuesto respeto a quien no le guste pero en lineas generales.... está muy muy bien, y la atención fenomenal.Besos de isabel.

    ResponderEliminar
  7. Isabel: pues es la primera opinión que nos llega buena del wok, y no te podemos decir, porque no hemos ido nunca, será cuestión de probar, en este de los woks dependerá de muchas cosas, si es fin de semana, si se ha ido hace poco, recién abierto, si es entre semana y luego los gustos de cada uno. Vete tú a saber.

    Por lo demás gracias por tu comentario y referencias.

    Y al resto lo mismo, gracias por vuestros comentarios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Yo he comido un par de veces con el buffet que tienen, y no esta mal , como hay tanto donde elegir no hay pega, y es normal que hubiera tantos asiaticos comiendo, de cobo calleja sale un autobus para llevar la gente a comer.

    Pero ya se que a la carta mejora un poco mas todavia.

    nos vemos

    bye

    ResponderEliminar
  9. Vaya! que interesante y aunque vivo en Barcelona, de vez en cuando hago alguna escapadita a la capìtal, ya tengo una lista de pendientes. Gracias!!

    ResponderEliminar
  10. Pues los platos tienen muy buena pinta, pero a mi lo que me gusta es la decoración.
    A proposito de que ahora no hay chinos como los de antes, diría que si los hay, lo que pasa que hay que pagar más. Creo que tanto en Madrid como en Barcelona, sobran el 90% de ellos.
    Buen post y fotos excelentes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hay un video de Telemadrid sobre este restaurante. Me lo apunto pues soy adicto a la gastronomía china
    http://www.youtube.com/watch?v=MTiuJaTqaZc

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que el sitio es lo que más seduce, y con el tema "chino" me como mucho la cabeza, por el tema de... ya sabes, gato, ratita o lo que pongan... puff.... Pero desde luego que nada más por visitar el local merece la pena ir, aunque yo me hubiese dejado más seducir por el wok, no sé porqué pero creo que si. Aunque de todas formas, cuando vaya a Madrid seguro que elijo otro restaurante, que hay muchísmos buenos. Tengo pendiente ir al Piu de Prima, no se si conoces a Anna, del blog Tomates Verdes Fritos, ella es la dueña y tuve ocasión de conocerla en persona y es estupenda, así me ha quedado pendiente su visita.
    P.D.: La penúltima vez que subí a Madrid comimos en el Pedrusco de Aldealcorvo, y me pareció absolutamente genial (claro que no puedes comparar un asador con un oriental, je,je.).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Un lugar chulísimo, me lo apunto porque tengo pendiente un viaje a Madrid, al final voy a tener que quedarme casi un mes, jaja.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. No digo que sea lo mejor de lo mejor, pero si que tienes cosas que si te gustan comes muy bien porque además como es libre repites lo que quieras. Por ejemplo yo nunca pido carnes a la plancha porque me resultan un poco duras, pero si me pido pollo con verduras al wok, tienen de todas, esparragos, setas, pimientos de todos los colores y demás, ya sabes las ponen sus salsas que están tan ricas y con mi pollo ami me encanta. Tienen marisco, a ver... no son de Galicia ni percebes, pero si tienen ostras, langostinos plancha o cocidos, navajas, hay sepia, bueno todo lo que ponen en un wok. Pero.... como no soy estupida ya os he puesto que la parte de arriba con carta y en sus reservados se come muy bien. Que luego vamos otro dia como ya nos pasó con mi hermana y marido y el wok no nos sedujo para nada, esto fué hace mucho y un sábado, lleno hasta la bandera y tienes que esperar cola para la plancha, pero yo entonces lo que suelo hacer es coger comida ya preparada, fideos chinos, tallarines, pollo asado, costillas asadas etc. Los postres en la parte de wok son un poco pobres, eso si tienen una fuente de chocolata donde los pequeños y mayores se lo pasan pipa, solo es esto mi simple opinión sin querer transmitir que se come de lujo porque seria falso, y aunque me gusta la cocina china reconozco que como el cocido que mañana me pondrá mi madre por su cumple no hay nada, pero bueno asi conocemos más cocinas y pasamos el rato.

    ResponderEliminar
  15. !Gensanta! Que barbaridad de espacio, lástima que pille tan retirado de casa, pero es bueno tener esta información tan completa que nos aportas para algún fin de semana.
    Por cierto, no me digas que no has visto la película de Shangri La del año catapún chin chin, yo pico cada vez que la reponen ;)

    ResponderEliminar
  16. Reconozco que no me gusta demasiado la comida china pero tu entrada es muy bonita e ilustrativa como de costumbre Carlos.

    Tú ya sabes que yo soy un carroza enamorado de nuestra cocina tradicional.

    El pato asado sí que me gusta pero lo he degustado en el Restaurante Japonés Shouri en A Coruña.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la entrada (otra vez). Supongo que el asiático (chino) de Arturo Soria al que te refieres es el FU LI TU (http://www.fulitu.es/) aunque está en la calle Caleruega, merece la pena (dentro de que los chinos son pocas veces excelentes).
    Bueno, un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Isabel: gracias por toda esta información.

    Coholbombo: es muy probable que sea éste, no recuerdo el nombre como bien sabes, y tengo dudas de la ubicación, pero fui 2 ó 3 veces hace ya unos 15 años y recuerdo que me encantó.

    Un saludo y gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  19. Muchas Gracias por este maravilloso blog de cocina. Nos apuntamos el restaurante para ir con el clubzampon http://clubzampon.blogspot.com/

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Carlos, tienes razon en todo, yo fui hace un par de años, a nosotros nos encanto, sobre todo a mis niños las chuches y la fuente de chocolate, en fin un saludo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Me estoy riendo de la foto de la escalera mecánica... estuve en un restaurante en Pekín de tres pisos con unas escaleras mecánicas enormes, este me lo recuerda. Besos

    ResponderEliminar
  22. He estado y lo recomiendo sin duda. Entre semana sale más económico.

    También te escribo porque he visto que tu blog cumple con los requisitos del CÓDIGO DE COCINA HONRADA.

    Te dejo el enlace por si te interesa leer más e insertarlo.

    http://www.cocina-casera.com/2011/12/codigo-de-cocina-honrada-para-blogs.html

    Gracias por hacer una cocina honesta y original.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  23. Aunque prefriero sitios con ambiente más familiar, reconozco que los platos tienen buena pinta.
    Te sigo leyendo!

    Anna

    ResponderEliminar
  24. A mi estos sitios me agobian y no soy mucho de ir al chino, pero si hay que ir se va y que no nos lo cuenten.
    saludos

    ResponderEliminar
  25. Mira que he pasado alguna que otra vez por la puerta de ese restaurante, pero no acaba de atraerme. Será porque lo veo tan grande que me impone el entrar y me quedo con el restaurante chino de mi barrio. Para otra ocasión, y puesto que sé sobradamente que os gusta este tipo de comida, os recomiendo que os paséis por el restaurante chino que está justo en la avenida Reina Sofía, haciendo esquina justo con la calle en la que se encuentra esa frutería en la que habéis estado en alguna ocasión. A nuestro gusto, de lo mejorcito en Leganés, de verdad.

    Con tantos paseos que os dais por aquí, sigo pensando que hasta lo mismo en alguna ocasión me he cruzado con vosotros, je je.

    Buen finde!!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger