24 febrero 2012

Red velvet layer cake. Receta

No hace falta que os presentemos a Bea Roque (Rincón de Bea), nosotros seguimos y admiramos su trabajo desde hace ya muchos años. Lo hacemos como espectadores, y me explico con lo de espectadores, vemos el trabajo de Bea como un mundo muy diferente al nuestro, un mundo dedicado principalmente a la repostería foránea y con un nivel que consideramos muy alto para nosotros, aunque nos encantan muchas de las preparaciones que ella publica y sus fotos, que son una verdadera delicia. Pues de entre todas las recetas que ha publicado nos animamos a preparar una que nos llamó poderosamente la atención, la Red velvet layer cake.


Esta tarta es oriunda de EEUU y durante décadas ha sido una de las tartas más populares en este país y también en Canadá aunque, como tantas, se desconoce su origen exacto. El nombre de esta tarta se traduce como pastel de terciopelo rojo y, en sus inicios, la textura suave de su bizcocho hacía más honor a su nombre que su color. Y es que antiguamente el color rojo se conseguía añadiendo remolacha cocida o zumo de remolacha, o bien por la reacción producida por los elementos ácidos, como el buttermilk o el suero de leche, en el pigmento natural del cacao, la antocianina, la cual tiende a volverse roja en medio ácido, púrpura en medio neutro y azul en medio básico, cosas de la química :). Y claro, con los medios de la época, rojo, lo que se dice rojo, no era el pastel, sino más bien rojizo.


No es hasta 1930, en plena Gran Depresión, cuando se introduce el uso de colorante alimentario como consecuencia de una fuerte campaña publicitaria de la compañía Adams Extract Esta compañía publicitaba sus productos en enormes carteles con una foto de un red velvet cake de un rojo nunca visto y bajo el slogan 'Red Velvet, the cake of a wife time', además con la compra de cada uno de sus lotes (colorante rojo, extracto de mantequilla y extracto de vainilla)  te regalaban la receta. Esto causó furor en las amas de casa del momento y con los años fue a más. En 1972 el famosísimo chef americano James Beard publica el libro de cocina americana American Cookery  con tres red velvet cake hechos con diferentes ingredientes y cantidades, pero todas ellos con colorante. Hoy por hoy no se entiende un red velvet cake sin colorante, y es que, aunque en realidad no aporta sabor, por la vista también se come, ¿no?


Tenemos que deciros que aunque parece que es una tarta compleja, en absoluto, es un postre sencillísimo que lo podéis hacer en dos días utilizando 2 horas cada uno, y encima cunde muchísimo, si la hacéis de 4 pisos sale tarta para ¡15 comensales!. Y lo mejor de todo, vais a triunfar con los 15, por lo vistosa que es,  no digáis que no es bonita, por la textura jugosa que le proporciona el buttermilk o el suero de leche y por su sabor, que es sorprendente. Y si no os lo creéis, probadlo, con el primer bocado vais a decir un 'caray, que bueno que está'.



En cuanto al colorante, el colorante rojo se vende ya en todas las grandes superficies, aunque el que suelen vender es líquido, éste que utilizamos es en gel (marca Wilton) y lo pedimos en un taller de repostería en la calle Camilo José Cela en el barrio de la Guindalera. No tenemos experiencia en colorantes, pero, por lo que hemos visto, la cantidad a utilizar depende mucho de la marca. Bea en su receta nos indica dos cucharadas, pero nosotros no llegamos a echar una y nos salió con bastante color, ¿puede que sea porque es el rojo navidad? ¿la marca? Nosotros lo hicimos por intuición, pero si sabéis el motivo o algún truco para calcular la cantidad a utilizar, por favor, decidnos.


Por último comentaros que Bea nos recomienda unos moldes especiales para layer cakes. Se trata de unos moldes bajitos con base desmoldable, de 18cm de diámetro y 4cm de alto, podéis tener tres iguales de manera que separas la masa en tres partes y al horno. La verdad es que es mucho más cómodo, pero como primera toma de contacto con el mundo de los layer cakes, nosotros utilizamos el único molde de 18cm que tenemos en casa y horneamos la masa en 2 tandas que posteriormente dividimos en otras 2, por tanto, nos salieron 4 capas. Con lo que no contábamos, es que al ser más alta y tener una capa más, íbamos a necesitar más frosting. De manera que tuvimos que ampliar los ingredientes respecto a los que aparecen en el bodegón. Si tenéis más moldes o más tiempo para hornear y decidís hacer sólo tres capas, tened en cuenta que sólo necesitaréis 2/3 de los ingredientes indicados para el frosting.

Vamos ya con los ingredientes, necesitaremos 125gr de mantequilla en pomada, 275gr de azúcar blanca, 2 huevos grandes (65gr cada uno), 280gr de harina floja o de repostería, 20gr de cacao en polvo (usamos Valor), 1 cucharadita de polvo de hornear Royal, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 punta de sal, 240gr de buttermilk o en nuestro caso suero de leche (240gr de leche entera + 1 cucharada y media de cremor tártaro), 8gr de colorante rojo, 1 cucharadita de vinagre blanco y 1 cucharadita extracto de vainilla. Para el frosting de queso, 600gr de queso Philadelphia, 187gr mantequilla, 1 cucharadita colmada de extracto de vainilla y 525gr de azúcar glas.


Lo primero será mezclar los ingredientes secos, empezamos con la harina (tamizada), la sal, el bicarbonato y los polvos Royal. Removemos.


Añadimos el cacao y mezclamos de nuevo.


Ahora vamos a hacer el suero de leche casero, mezclamos la leche con el cremor tartaro, removemos y dejamos a temperatura ambiente 10 minutos. Si no tenéis cremor tártaro, podéis utilizar 1 cucharada de vinagre o zumo de limón. No hace falta hervir, no hace falta nada. Removemos muy bien. Así lo explica también Bea en este post de Lacteos.


Mientras vamos pesando la mantequilla y el azúcar.


Blanqueamos la mantequilla con el azúcar. Lo hicimos con la KA, durante 4 minutos a potencia 4,  hasta que quede una mezcla esponjosa.


Incorporamos los huevos, primero uno y cuando esté bien integrado el otro.


Ahora la vainilla.


Transcurridos los 10 minutos y listo el suero de leche, añadimos el vinagre y el colorante. ¡Tened cuidado que mancha! Removeremos muy bien (fijaros en el fondo). Como os decíamos, la cantidad de colorante es relativa, nosotros empezamos poco a poco y cuando lo vimos de este color, paramos.



Continuamos con la masa. Añadimos los ingredientes secos en tres partes y los líquidos en dos. Alternándolos, empezando y acabando por los secos.



Encendemos el horno con calor arriba y abajo, a 170º. Engrasamos el molde, nosotros forramos el fondo con papel de horno, y ponemos la mitad de la masa. La otra mitad la dejamos reservada y cubierta con film.


Lo ponemos a hornear unos 40 minutos. Como el tiempo depende de cada horno, y es muy importante que no quede seco, ya sabéis, a partir de los 30 minutos lo vamos controlando, pinchando con un palito hasta que salga seco. Una vez haya templado, desmoldamos y metemos segunda masa. Si tenéis más moldes ese tiempo que os ahorráis.


Una vez horneados, templados y desmoldados, los envolveremos con papel film y los meteremos en la nevera al menos unas horas. Nosotros los dejamos un día.



Al día siguiente preparamos el frosting. Juntamos los ingredientes y batimos.



Aquí ya está montado el frosting. ¿Fácil verdad?


Sacaremos los bizcochos del frigo, efectivamente la textura es húmeda, compacta y muy gustosa. Tiene razón Bea, además añade en sus post que congelar los bizcochos, no es que es una opción bastante digna de conservarlos, es que incluso quedan hasta mejor. Partimos cada bizcocho en 2 partes horizontalmente.


Y a montar la tarta. Vamos poniendo una capa y untando frosting por encima, lo que es cubrir. Un punto importante, intentad finalizar con una capa sin rajar, para que al untar el frosting no se os desmigue demasiado.


Con la siguiente capa igual...


Así hasta el final


Vamos cubriendo de frosting con cuidado, tanto en la parte superior como en los laterales. Cubrimos huecos y dejamos la superficie lo más lisa que podamos. Para alisar la superficie, utilizamos un recogedor de verduras de acero.


Listo.


Antes de meter en la nevera, podéis adornar la tarta, nosotros escogimos unos corazones como Bea.


Listo, después de al menos 4 horas en el frigo, ya está lista para degustar.


Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

59 comentarios:

  1. Muy bonita tarta y el corte se ve riquisimo. Siempre me ha llamado la atencion este cake. Les quedo fantastico!!!
    un beso muy grande, y feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
  2. Pues os ha quedado genial, yo le tengo ganas al red velvet, pero queda tan grande que será cuando nos juntemos unos cuantos. La versión en cupcakes será la primera que pruebe a ver qué tal me sale. Pásate si quieres por el blog de Ester (chocolatísimo) que publicó el otro día su versión y respecto al colorante ha usado, yo creo, que el mismo que vosotros, pero no pone la cantidad exacta, solo dice que no nos quedemos cortos. Lo del taller que comentas de la calle Camilo José Cela ¿está a la altura del Rincón de Jaén? Hace un tiempo que no voy por allí pero no me suena haberlo visto. Buen fin de semana. Esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo en la acera de en frente!, es decir, sales del restaurante y bajando la calle hasta Azcona. Creemos que llevará como un año. Gracias por escribir!

      Eliminar
  3. Vaya sorpresa veros entrar en el mundo de los layer cake y del Red Velvet!
    Y además, entrar con todos los honores con esta preciosidad. Creo que tenéis un talento escondido que está intentando desarrollarse.
    El Red Velvet es delicioso, tienen un sabor y una textura que sorprende, por no hablar de su color, que habéis conseguido maravillosamente.
    Respecto a buttermilk, lo que se consigue con leche y vinagre, limón o crémor no es exactamente buttermilk, Mai, de Hierbas y especias lo explica muy bien en uno de sus post aunque ahora no recuerdo cual.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante, así que es suero de leche, pues fíjate que siempre que lo hemos visto no nos casaba la traducción, pero nunca habíamos ido a una enciclopedia. Mai lo aclara, luego lo corregiremos. De todas formas quedó impresionante, ya lo sabes!

      Eliminar
  4. Pues la verdad es que si que Bea no hace falta presentarla :)) Ss postres son magníficos!
    Sabía que esta tarta era de USA, pero no conocía la historia. Interesante! La tenía pendiente de hacer desde hace tiempo, pues con el color que tiene es que ya me llama la atención por si sola, pero como los postres son lo que siempre me ha costado, aun no me había puesto a ello, pero ahora sólo me queda daros gracias, gracias y gracias, con este paso a paso tan genial que siempre hacéis, casi que es imposible decir que no a hacerla!

    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. La tengo en pendientes hace un montón de tiempo!!! me daba un poco de cosa esto del bizcocho rojo, pero me han dicho que es buenísima!!! Me pensaba que era más compleja de hacer, pero ya os lo he dicho muchas veces, hacéis que las recetas sean sencillisimas con vuestros paso a paso. Ha quedado de 10, o de 20, lo que queráis!! besos y buen fin de semana:

    ResponderEliminar
  6. Nunca la he probado, pero sólo con la vista uno ya está saboreando los toques de esta tarta. Me tengo que poner con el dichoso buttermilk, nunca lo he utilizado. Te ha quedado magnífica. Besos

    ResponderEliminar
  7. El día que la probé...uff es que está deliciosa y es tan bonita!!Me debato entre la sacher y esta, qué delicia. Os ha quedado maravillosamente bien.

    ResponderEliminar
  8. Que trabajazo, os ha resultado estupenda, Bea lo confirmará.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Cralos, me la apunto porque es mi favotita. Nunca me he atrevido a prepararla porque pensé que era complicadísimo, pero siguiendo tus pasos no lo parece tanto... Gracias!

    ResponderEliminar
  10. Carlos, te ha quedado fantástico.
    Nunca te había visto hace este tipo de pasteles!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me siento mal, tengo que deciros que ha sido Lola quién lo ha hecho casi en su totalidad. Lola y yo somos un equipo, por supuesto, pero al César lo que es del César ;)

    Gracias a todos!

    ResponderEliminar
  12. Me voy apuntar la tuya, una vez creo que me puse pero no salía el color rojo, así que voy a anotar la marca del colorante para cuando lo consiga.

    Saludos y te ha quedado de libro.

    ResponderEliminar
  13. Os ha quedado perfecta tan alta y cremosa! Que queréis que os diga, desde que lo probamos en casa este es nuestro bizcocho favorito, es tan tierno y jugoso que no paro de variar y buscar sabores nuevos con la receta base.

    Bicos

    ResponderEliminar
  14. Me encanta la receta que te ha quedado para hincarle el diente,y las fotos,me quedo por aqui curioseando, y te invito a visitar http://unospicanyotrosno.blogspot.com/mi blog.

    ResponderEliminar
  15. ¿Hay algún inexperto que vea algo hecho por ti y no se anime a hacerlo? No. no creo que pueda haber alguien que no aprenda a cocinar con unas explicaciones tan perfectas. Eres el mejor profesor de toda la blogosfera. Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  16. Me acuerdo, antes de tener la maquinilla... que apenas hacías recetas de postres, y cada vez eres más artista.

    Brutales las fotos y la explicación, como de costumbre, aunque esta receta, me da muuucha pereza, quizas por tanto frosting y demás, pero, chicos, viendo lo que habéis hecho Lola y tú, me dan ganas al menos de probarla.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  17. Esta es una de mis recetas pendientes, espero animarme pronto con ella. Besines.
    Os invito al concurso que hago en mi blog sobre recetas de bacalao. Gracias.http://chismesycacharros.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. que maravilla de tarta, muy vistosa y supongo que riquísima. Bss!!

    ResponderEliminar
  19. oooh, que monada! un paso a paso genial, gracias por currartelo.
    Creo que me voy a animar a hacerla!

    ResponderEliminar
  20. Que tarta tan bonita les ha quedado...conozco esta tarta pero no sé por qué aun no ha pasado por mi cocina. Ya viendo tan bien explicado aqui a ver cuando me pongo manos a la obra
    besos

    ResponderEliminar
  21. Una preciosa tarta que seguro está divina. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  22. Es una de mis tartas preferidas, es una combinación tan buena que no te deja indiferente, por cierto....¡hace mucho que no la preparo!....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Te quedó magnífico y es una delicia, he tenido ocasión de probarlo, nos ha encantado en casa!!!

    ResponderEliminar
  24. Absolutamente de lujo te quedó. Ya no hay nada que se te resista, esperando a ver la próxima entrega :).
    Bss

    ResponderEliminar
  25. Para bien o para mal, yo reconozco que muchas veces como con los ojos y está claro que esta tarta primero se come con los ojos, ¡ Qué linda que es !
    Yo ando detrás del luego de moldes de 18 cm para hacer este tipo de tartas pero viendo como os ha quedado con el normalito que tenemos todos, creo que me tengo que lanzar.Grcias por el empujón.
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  26. mmmmm, me encanta el red velvet, es uno de mis pasteles favoritos y el tuyo te ha quedado perfecto!!
    besos

    ResponderEliminar
  27. Chicossss, quellevo todo el dia perdida!!!! Muchas gracias por vuestras palabras.... Estoy feliz de que hayas probado a hacer la tarta y sobretodo que os haya gustado!!!!! Al final no es tanto trabajo verdad, y mira que cunde ehh!!!!!!!

    Un beso muy fuerte. Bea

    ResponderEliminar
  28. Carlos te ha quedado espectacular¡¡ madre mía, que nivelado¡¡¡

    Besos. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  29. Excelente trabajo Carlos, una bonita tarta aunque yo no tendría tanta paciencia para prepararla, tal vez es que me estoy haciendo mayor :).

    Un abrazo grande y gracias por compartir esta estupenda receta,no se puede ilustrar mejor su preparación.

    ResponderEliminar
  30. Pues felicita a Lola esta imponente esta tarta
    buen finde

    ResponderEliminar
  31. No me gusta mucho dejar comentarios en tartas y dulces porque como no me gustan no me salen muy bien,porque no sé que decir pero el paso a paso que habeis hecho es tan imponente que no puedo dejar de admiraros también hoy.

    ResponderEliminar
  32. Bea es la reina de la repostería anglosajona :) Siempre me fascina todo lo que hace!

    Jo, dejad de darme envidia ya con vuestros maravillosos Red Velvet! Ay, es que cada vez que veo uno... nunca lo he probado porque tanta lactosa me puede matar (:P) pero es tan impresionante, ese color, esa miga... Os ha quedado fabuloso. Qué envidia!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Joer Carlitos, vaya nivelón!!! Esta tarta es todo un lujazo, ya tenemos nuevo reto, a los muchos tuyos que tenemos apuntados...

    Impresionante, y sólo con ver las fotografías, magnificas (como siempre), se puede comprobar lo jugosa que tiene/tenía ;) que estar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Mala... me he puesto mala... de tanto disfrutar con esta maravilla, fíjate que hasta he pensado ¿Será pecado? Porque esto, esto si que es postre de domingo en el cielo.

    ResponderEliminar
  35. Siempre que veo esta tarta... despierta en mi una gran curiosidad... creo que tendré que hacerlo algún día... de alguna forma... :)

    Dani elmonstruodelasgalletas.com (que no puedo firmar sin la cuenta de google :S)

    ResponderEliminar
  36. Excelente paso a paso, a ver si me animo a hacerla pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  37. Hola Carlos y Lola, estoy totalmente de acuerdo, yo la hice para el cumpleaños de mi hija en Agosto y aunque también hice otra de fondant del Barça que me dió 2 semanas de trabajo, todo el mundo se quedó alucinado con el Red Velvet Cake...Os ha quedado espectacular.

    Un besito

    ResponderEliminar
  38. Guau, Carlos, impensable imaginaros en este mundo de las tartas a capas; bueno, como tampoco me imagino yo, porque se me hace grande. Pero curiosamente esta tarta es de las pocas del estilo con la que me he atrevido. En su momento, oía hablar tan, tan bien de ella, que no me resistí y hoy puedo decir que junto con la Guinness de chocolate es la tarta más jugosa que he elaborado en casa.

    Y aparte de lo jugosa que está, lo maravilloso es ver las caras de los comensales, y escuchar sus exclamaciones cuando ven el corte, ¿a que sí?

    Sobre lo que comentas acerca del colorante, yo usé uno rojo de nombre "no taste red" y no parece de color tan rojo como el mío. Pero eso no influye en el sabor para nada.

    No me voy sin deciros que os ha quedado soberbia. ¡Enhorabuena!

    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  39. Estoy deseando hacer esta tarta y con lo bien que lo habéis explicado no tardaré mucho en hacerla, que bien os ha quedado, dan ganas de dar un bocado a las fotos. Saludos

    ResponderEliminar
  40. Carlos, enhorabuena por esta Red Velvet, es una de mis tartas favoritas y tú y Lola la habéis bordado! Está preciosa, desde luego no se te resiste nada! un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  41. Que currada !!!
    La hemos comido en muchísimas versiones y en muchísimos lugares y siempre había pensado que debía ser (ya conocéis nuestra torpedad con tartas y demás) que debía ser un trabajo bestial, ahora, después de verlo, me lo confirma.
    Suerte que el final, siempre es alentador.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  42. Uf, me han entrado ganas de irme a hacer uno ahora mismito! Pero es lunes y hasta el finde nada de dulces!!! Os ha quedado de cine, la miga se ve tan esponjosa y el color, tomo nota, porque con otra marca he tenido que poner más colorante, y de sabor, como que no...así que como tengo un botecito de ese mismo...para la próxima lo usaré!
    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  43. Una tarta exquisita y un paso a paso genial. Besos

    ResponderEliminar
  44. Pues Carlos si los honores son para Lola, felicítala de mi parte. Podrías dejarle a ella la parte repostera del blog, seguro que aprobaba con nota, porque la verdad es que para ser vuestra primera incursión en este apasionante mundo os ha quedado genial. Yo os puedo dar un truco que a mi me fue bien cuando hice la Raimbow cake, utilizar moldes desechables de aluminio de 18 cm. te ahorras tener que hornear por tandas, y quedan muy bien, aunque sea un método más cutre que el que utiliza Bea, pero quién tiene espacio en su cocina para tener dos moldes iguales, je,je.?. Y ese rojo me parece maravilloso, yo tengo tres colorantes distintos rojos, marcas Wilton y Americolor, y con ninguno he conseguido ese rojo, los red velvet cupcakes me quedaron con un color muy feo, espero que cuando prepare la versión cake me quede un color tan bonito como el vuestro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Chicos, enhorabuena! Esta cae pronto seguro!!! Menuda pinta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  46. esta tarta me incata.. gusta muchissimo tus mis hijas

    ResponderEliminar
  47. Vaya pinta que tiene! la verdad que explicada así me animo a hacerla, pero ya! El problema es el colorante rojo, que en mi ciudad no encuentro de la marca Wilton por ningún sitio. Los que tengo en casa son los líquidos de vahiné, pero más que rojo es rosa y no me gustaría nada que quedara rosa el pastel, porque es para un regalo y la chica odia el rosa. Me podeis dar algún truco? solución o algo? Muchas gracias por adelantado y enhorabuena por publicar tantas cosas ricas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta, pues mira, puedes comprarlo en la tienda de María Lunarillos, y es el colorante rojo navidad. Date una vuelta, porque la tienda es fantástica.

      http://tienda.marialunarillos.com/30-colorantes-gel

      Eliminar
    2. Sí, la verdad que la tienda es para volverse loca, lo necesito todo!!! El problema es que lo necesito para el viernes y ya voy un poco justa, así que intentaré apañarme con estos, a ver cómo lo hago. Gracias de todas formas :)

      Eliminar
    3. Donde lo compramos nos dijeron que con otras marcas había que echarle mucha cantidad para que tomara color, pero no te lo vamos a recomendar porque no lo hemos probado :). Bueno, ya nos contarás.

      Eliminar
    4. Al final investigando por internet, he encontrado una tienda en mi ciudad que lo venden en polvo, ya os diré cómo me va que la tengo que hacer este viernes. Espero que quede tan preciosa como la vuestra :)

      Eliminar
  48. Hola. ¿Me puedes decir el motivo del cambio de varillas a pala?. Tengo desde hace poco la KA y esroy llena de dudas, jeje.
    Gracias de antemano y ¡Magnífica tarta!.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manny, verás, las varillas es para batir líquidos, y la paleta o pala es para un batido de masa espesa o amasado, por ejemplo, una bechamel. Espero te sirva :)

      Eliminar
  49. La cabo de hacer para mi cumple que es hoy, está buenisimaaaaa!!!!!...Gracias x la recta, la seguí al pie de la letra!

    ResponderEliminar
  50. ¡Hola! Me ha encantado la receta, os sigo desde hace algún tiempo y sois mi blog de cocina favorito. Todo lo ponéis bien migadito y explicadito, y para gente como yo que comprueba todo mil veces, es lo mejor jajaja.
    Quería comentaros que a razón del cumpleaños de una amiga, me puse con la tarta y aunque he seguido todos los pasos tal cual, e incluso he utilizado el mismo tipo de cacao en polvo Valor, no ha absorbido el colorante y se ha quedado color chocolate. ¬¬'
    He hecho dos bizcochos diferentes, unos con colorante en gel y otro líquido, y aunque en el vaso de suero de leche sí que tenía el color, al mezclarlo con el resto de ingredientes se quedaba del color del cacao. :(
    Por lo demás, muchas gracias por la receta. ^^

    ¿Sabrías responder mi duda? ¿Quizá haya sido el problema de un posible colorante de baja calidad?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Hola Ce., en primer lugar gracias por seguirnos y por tu apoyo!!!
    En cuanto al colorante, nosotros no hemos probado con otro colorante distinto a éste, así que no te lo podemos confirmar, pero puede que sea cuestión de cantidad más que de calidad ya que por baja calidad que tenga, si lo venden como colorante debería teñir, ¿no? Además, es cierto que cuando compramos este de Wilton nos dijeron que con otras marcas había que añadir más cantidad. Si te animas a intentarlo de nuevo te recomendamos que utilices en gel en lugar de líquido porque añadir demasiado líquido puede desvirtuar la receta.
    En cualquier caso, como lo del color es sólo para la vista esperamos que os gustara. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas. Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger