5 dic. 2011

Restaurante El Torreón en Almuñécar

Aprovechando este maravilloso puente-acueducto que tenemos por delante, y para quién por suerte lo pueda disfrutar, aprovechamos para mostraros un pequeño reportaje que teníamos pendiente de un restaurante llamado El Torreón en Almuñécar (Granada), así si estáis por la zona, os pueda apetecer ir. Tras oír buenas críticas de este sitio por parte de amigos y conocidos, tuvimos la oportunidad de acercarnos a conocerlo en nuestras últimas vacaciones de septiembre. Este restaurante se encuentra situado fuera del casco urbano (carretera Suspiro del Moro, Km. 1), y concretamente en un complejo de apartamentos de alquiler bastante moderno llamado La Santa Cruz Resort. Es una zona que apenas tenemos explotada pese a estar de paso hacia el conocidísimo y ancestral tablao flamenco de Venta Luciano. El restaurante aunque tampoco está muy retirado del pueblo, por allí a uno no se le ha perdido nada, pero después de aquella noche en la que estuvimos cenando ya tenemos excusa para volver.


Al entrar nos encontramos con un restaurante muy bien iluminado, con un patio dónde coexisten las mesas con fuentes, estatuas y todo con unas vistas muy agradables, aún yendo de noche. Dentro del restaurante, por si vais ahora y la terraza se encuentra cerrada, hay unos salones muy acogedores ideales para celebraciones, reuniones de familia o simplemente para comer. Nosotros en septiembre estuvimos fuera y al ser una zona alta del pueblo era fresca, así que aunque ahora igual es una locura comer fuera, en verano es una buena solución para pasar unas veladas muy agradables.

La carta del restaurante es breve, mucho mejor, pero aunque no haya muchos platos estos son muy variados. Que recordemos había 5 platos de carne (ternera y 'buey', cerdo, pato y cordero), 3 tipos de ensaladas, 5-6 platos de pescado (lubina, rape, bacalao, merluza y atún), 6 postres (helados, arroz con leche, tartas variadas y cremosos..), unos 10 entrantes (fríos y calientes), creemos recordar que un solo arroz (con bogavante) y por último y dependiendo de la temporada, varias sopas frías y calientes. Platos todos ellos servido de un modo actualizado y con adornos muy frutales. También decir que hay siempre varios platos fuera de carta. Con respecto a la carta de vinos, ésta era más bien breve.

Para que os hagáis una idea, para 4 personas pedimos 3 entrantes al centro y un segundo plato cada uno, y de beber, cervezas y vino blanco de Moscatel Calvente, el extraordinario comodín de esta zona.


Pues empezamos la velada con 2 aperitivos de la casa, unos mini bricks con verduras, y un paté casero realmente rico.


El servicio del pan muy correcto también, pan calentito y agradable.


Empezamos con una Ensalada César con salsa de yogur griego a la menta. Bueno, César, lo que se dice César solo se le parecía, además, la ensalada quedaba algo escasa de salsa pero ésta tenía un sabor algo pronunciado a menta. Para mi gusto cansaba un poco, pero a los demás comensales no, así que en lineas generales era pasable, abundante eso sí, y bien presentada.


Luego quizás el plato estrella de toda la noche, estos sencillos Huevos con ajo y piquillo, patatas de luxe y aires canarios. Sencillamente sensacionales, un rico sabor a mojo, mucho más ligero de lo que parece y un acierto el presentarlo con estas patatas imitando a las de luxe de muchos restaurantes tex-mex.


La pena es que luego vino el peor plato para todos, este Salmorejo de mango y virutas de ibérico. La idea era interesante, de hecho lo pedimos por eso, pero esta crema fría sabía a recocido, vamos, sabía a brick. No nos gustó nada, y aunque puede ser algo puntual, no lo vamos a discutir, deberían de revisarlo cuanto antes sobre todo por no desprestigiar la zona dónde lo sirven, junto a Canarias cima de la fruta tropical de toda Europa


Luego vinieron los segundos platos, todos ellos la verdad es que bastante buenos. El mío era un Solomillo de pato envuelto en pasta Kataifi. Kataifi es una pasta filo partida en fideos finos que se utiliza mucho en la cocina griega. Muy rico, y el pato también, en su punto. Muy recomendable.


Después un Lomo de merluza rellena del Torreón, lo probé y estaba jugoso y bien preparado. Bastante buena elección. ¿El relleno?, no nos acordamos, pero os lo vamos a recomendar.


Lola se pidió un Lomo de bacalao caramelizado, con cama de setas y emulsión de piquillos. No tuvo mal pulso el cocinero como veis, el bacalao estaba rico, el plato bien presentado y también era buena la idea. A mi juicio algo escaso, pero quizás sea así mejor.


Por último y fuera de carta unas Kokotxas al pil-pil. No las ofician mal, pero eran mejorables. La cantidad también, pero la salsa les quedó algo sabrosa y poco emulsionada. Nos las ofrecieron también rebozadas, quizás hubieran estado mejor.


Luego los postres, escasos pero había partes aceptables. En esta parte soy más indulgente, porque lo que realmente apetece después de comer es un bocado dulce, no atiborrarse a tartas y cremas. De primero un Helado de menta en sopa de cacao. La idea de imitar al Aftereight siempre nos gusta, pero no nos pareció del todo conseguida, la textura del helado de menta era muy poco mantecosa, pero la sopa de cacao estaba muy rica. Es curioso, pero hay una apartado en la carta de postres que dice nuestros helados ¿los harán ellos?. No lo sé, pero con este que probamos lo dudamos.


Por último un Cremoso de chocolate, pasta de pistacho y crujiente de dulce. Todavía no sé qué era el crujiente de dulce, pero las bolitas cremosas estaban muy buenas. La decoración veréis que es un poco repetitiva, pero realmente el postre estaba rico. Yo probaría otros y nos decís.


Pues esto sumado a unos cafés fue el total de platos que pedimos en nuestra única visita. Os habréis hecho una idea que a excepción de algún plato y de algunos detalles, el sitio está bastante bien. Volveremos a probar otros platos y propuestas, solo deseamos que este sitio vaya revisando su carta, y adaptando su oferta según demanda (por supuesto) pero apostando por el producto autóctono y de temporada, alejándose de las clásicas raciones y platos de la zona e investigando otras opciones más arriesgadas. Creo que es un sitio con muchas posibilidades dentro de la escasa oferta de alta restauración de Almuñécar, y aunque os parezca que hemos sido algo críticos, queremos que nuestra crítica sea constructiva porque entre unas cosas y otras se están cerrando varios de sus más emblemáticos sitios (La Muralla, El Horno de Cándida etc) y queremos que la restauración en esta localidad se reinvente con una oferta diferente.

Ah, se nos olvidaba, salimos a unos 35€ por persona, y bastante satisfechos con el servicio de terraza.

Salud y feliz puente.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger