09 septiembre 2011

Patatas a la importancia, nuestra receta familar

Desde hace muchos años se ofician en mi casa unas patatas a la importancia que mi madre copió de su buena amiga Pilar hará ya unos 40 años.  Sabemos que muchas recetas presentan detalles diferentes como azafranes, majados varios, huevos duros, verduras o incluso almejas o chirlas. Esta receta es una de tantas que en su elaboración utiliza leche y no se usa cebolla, es una receta bien sencilla, patatas, leche, ajo, perejil y los ingredientes propios de un rebozado huevoharina.


Que nosotros sepamos, las patatas a la importancia es un plato que se oficia en toda España, aunque quizás sean  las dos Castillas, y sobre todo Castilla y León, dónde tuvieran su origen. Es una receta totalmente popular que parece ser que se ideó en el largo período de la postguerra (años 40) y fruto de la hambruna y la necesidad. Su nombre parece ser que viene de su maravillosa puesta en escena ya que es una elaboración dónde las protagonistas son las patatas y que vestía más que otros platos hechos con este tubérculo (patatas viudas, a lo pobre etc). Para los que no conozcáis este plato (que seréis pocos), os adelantamos que se trata de rodajas de patata rebozadas en un abrigo de huevo y harina, y se presentan en una salsa muy sencilla pero muy sabrosa. Desde luego uno no es consciente del nombre del plato hasta que lo prueba, si nunca las habéis hecho, cuando lo hagáis os preguntaréis como nosotros lo hicimos en su día ¿cómo es posible que un guiso tan sencillo quede tan rico?. Así es, es una delicia gastronómica nacional que por desgracia no se está traspasando a las nuevas generaciones, y el momento de resurgirlo es ahora, fijaros, una cazuela para 3 personas sale por menos de 1 euro. ¡Anticrisis total!


Aquí os dejamos nuestro tributo especial a este gran plato de nuestra gastronomía. Para hacer unas Patatas a la importancia para 2-3 personas, 3 patatas medianas (atención a la cazuela que vayáis a usar, no conviene que se amontenen demasiado), 2 dientes de ajo, 1 ramita de perejil fresco, 1 vaso de leche fresca y 1 vaso de agua (o 2 vasos leche desnatada), 1/2 vaso de caldo, harina floja, 1-2 huevos para rebozar y sal. Opcional un casco de cebolla y pimienta.


Lo primero que haremos será pelar y lavar las patatas y cortarlas en un grosor similar a éste, ni muy delgado ni muy grueso, algo más de 1cm.


Una vez cortadas las salaremos y las tendremos listas para rebozar.


Primero con harina...


Luego, bien sacudidas, al huevo.


A freír en abundante aceite de oliva dándoles la vuelta a los segundos, no se trata de hacerlas, se trata de dorarlas.


Con la primera tardareis más, con las siguientes será tarea fácil.


Una vez doradas, colocarlas en una cazuela plana sin amontonar demasiado. El aceite de la sartén lo tiráis, pero dejando un poco en la misma.


Ahora picaremos el ajo y el perejil lo más fino que podáis.


Y lo pondremos a 'bailar' en el aceite de las patatas  que hemos reservado, hasta que empiecen a dorar. Si queréis añadir cebolla la tenéis que echar antes que el ajo, añadiendo éste una vez que la cebolla esté rehogada.


Y echaremos el perejil.


Ahora el caldo y dejamos que hierva.


Lo echaremos sobre las patatas.


Añadimos la leche desnatada o el agua y leche (como fue nuestro caso).


Debe de cubrir más o menos.


Tapamos y dejamos cocer cerca de una 3/4 de hora a fuego suave, luego destapamos subimos el fuego y cocemos otros 15 minutos sin tapa para que evapore y espese la salsa. Menearemos con cuidado y de vez en cuando.


Aquí listas.


No la dejéis de un día para otro, ya os imaginaréis que la patata pierde un poco su ternura.


Salud.

Print Friendly and PDF

50 comentarios:

  1. A mí este plato me suena de habérselo oído a mi abuela.. pero la verdad es que creo que no lo he probado nunca. Como bien dices, hay que intentar heredar estos platos porque sino acabarán desapareciendo. En este caso no hace falta heredar porque ahí estáis vosotros para explicarnoslo! Gracias! Esto hay que probarlo ya!

    ResponderEliminar
  2. Carlos pues fíjate que nunca he probado este plato.....

    Tiene muy buena pinta. Me quedo con la receta.

    Un besote.
    Lau.

    ResponderEliminar
  3. Nunca las habia escuchado, pero te reconozco que la pinta esta sublime !!!
    Besotes y buen finde

    ResponderEliminar
  4. uno de mis platos favoritos con una receta bien original. Nunca las he visto con leche, pero el aspecto promete.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy ricas. A mí estas comidas, las de toooda la vida, me gustan mucho. Son recetas que no hay que perder. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Una receta genial. Me parece una forma original de preparar mi tubérculo favorito, así que la voy a probar. Muchas gracias por rescatar la receta. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo la primera vez que leí el nombre de esta receta, me llamó mucho la atención y me pareció muy simpático, como otros del estilo de la gastronomía tradicional española. El caso es que jamás las he probado, pero viendo vuestra receta creo que no tardaré en hacerlas. Me encantan los platos que son sencillos y cuentan con pocos ingredientes, pero dando un resultado espectacular. Gracias por compartir vuestra receta familiar :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jo Carlos me has recordado mis tiempos de aprendizaje en la escuela de hostelería, estas cayeron en examen, me encantan ,con tu bien dices una receta de siempre y muy resultona, te han quedado divinas, un beso, pepa.

    ResponderEliminar
  9. Buen tributo, si señor...!!!
    Un buen plato para la que se avecina y también bueno, para que estas recetas no caigan en el olvido. Genial
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Nunca fui muy fan de las patatas a la importancia de hecho creo que las he hecho dos veces en mi vida y hace años.
    Este año, de vacaciones en casa, mi madre me preguntó si quería que las preparara. No me entusiasmó mucho la idea pero aún así ella las hizo. Entonces me dí cuenta de que nunca había valorado este plato. Me resultaron deliciosas y no podía dejar de untar pan en esa fantástica salsa. Definitivamente no debemos dejar perder estas recetas de toda la vida, son las mejores.
    ¡Por cierto! Mi madre hace la misma receta que vosotros así que resumo mi comentario diciendo !Magnífica comida la de hoy!

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. MI suegra las hace de mimo! se las voy a pedir ahora mismo! ¿para qué hacerlas si ya me las hacen?

    ResponderEliminar
  12. Hace mucho que no las como.Hace años solía ser uno de los platos fijos cuando nos juntábamos muchos amigos pues era barato y cundía un montón.
    A mí estos platos sencillos y sabrosos me encantan y si son para acompañr con un poco de pan, mucho mejor.
    Buen fin de semana,
    María José

    ResponderEliminar
  13. Hola Carlos!!

    No se si es por que soy algo joven (acercandome peligrosamente a los 30) o por que soy andaluza, pero no habia visto nunca esta receta.Me ha parecido maravillosa.

    Llevo meses sin comentar pero os sigo.
    Que sepas que manana cae seguro, porque tengo todos los ingredientes en mi casa

    Saludos desde mi nuevo destino: Canada!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Carlos, las patatas a la importancia las hemos preparado y degustado en casa en varias ocasiones y estoy de acuerdo contigo en que es una sabroso plato de nuestra cocina tradicional, una apetitosa opción que en los tiempos actuales es una alternativa rica; ¡muy rica! y muy económica para todos.

    Como siempre--no me cansaré de comentarlo a los cuatro vientos-- es un placer ver tus/vuestras fotografías y disfrutar de la preparación y del resultado de vuestros sabrosos platos aderezados de mucho cariño, del cariño que aportáis en vuestras acciones culinarias al calor de vuestros fogones.

    Mi suegra Ángeles me ha pedido en varias ocasiones que podíamos subirlas al blog pero así es la vida, ahora tengo una sana envidia por no haberlo hecho aún,ja,ja,ja :);........¡jo! :(

    Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carlos, me han encnatado tus papatas.
    Las he comido una vez, y se llamaban igual, las hacia una amiga que tenía un restaurante y era de Cuenca,ella decía que eran de allí, o que las había visto hacer a su familia.
    Algo tan fácil, y tan bueno, me encantaron,las tuyas son calcadas.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Un gran plato, yo también la tengo pendiente de publicar. En casa nos gusta mucho.

    Te ha quedado muy ricas. Saludos

    ResponderEliminar
  17. Una receta excelente, fácil y económica, me la llevo porque estoy segura que en casa gustará mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Una recta estupenda, acompañada de una interesante historia. Sin duda, probaré tu receta familiar así que muchas gracias por compartirla. 7Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Pues yo he oído hablar de ellas, pero nunca me he aventurado a probarlas, así q me guardo tu receta como oro en paño...

    ResponderEliminar
  20. Probaré esta salsa tuya, la mía es algo diferente

    ¡¡qué maravilla de plato con tan poco!! lo que eran capaces de inventar en los años del hambre...

    ResponderEliminar
  21. Igual que @Silvia, Nunca fui fan de las papas, pero tampoco las comí asi de esta forma...
    Se ve muy rico, tampoco es complicado hacerlo, así que tranquilamente podria hacer esta receta que se ve bien buena.

    ResponderEliminar
  22. M uy buenas estas patatas a mi me gustan asi y las hago casi igual pero probare tu versión
    buen finde

    ResponderEliminar
  23. Un plato super desconocido por mi, se ve muy rico Carlos, seguro es una gran receta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Bueno esta veo que es un poco diferente, y si ha pasado de familia en familia como que tiene más peso.
    Me anoto con tu pemiso la receta.
    Te han quedado geniales.
    Saludos desde Cádiz.

    ResponderEliminar
  25. Sin lugar a dudas, este es mi plato favorito. Me considero buena cocinera, pero nunca cocino este plato, éste siempre lo ha preparado mi madre, y se lo pido siempre para mi cumpleaños. Sólo es diferente al que habéis puesto en que no utiliza caldo, sólo leche y un majado de almendra. Delicioso!
    Un saludo,
    Ana Cris.

    ResponderEliminar
  26. Menudo arte tienes para explicar y para animarnos a meternos en la cocina inmediatamente después de leer tu entrada. Fantástico el paso a paso y las fotos. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  27. Hola, Carlos, me ha hecho especialmente ilusión ver este plano en tu blog, ya que es de mi tierra. De hecho, por donde yo vivo, es frecuente que aparezca en las cartas de los restaurantes, sobre todo en aquellos que ofrecen una cocina tradicional. Yo nunca las he cocinado en casa pero después de tu perfecta explicación me voy a animar, me apetece mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Pues no tenía ni idea de lo de la leche, veo que es cierto que habrá muchas variantes como casas...
    Me gusta mucho vuestra propuesta Carlos!

    ResponderEliminar
  29. Fíjate si me han gustado que me las apunto ya mismo. Lástima que mañana no comamos en casa, que si no caían seguro. Un saludo. Alicia.

    ResponderEliminar
  30. Sencillamente espectacular (y baratito,jeje) No conocía la receta pero me la guardo

    ResponderEliminar
  31. Si te soy sincero, nunca las he comido. Estoy seguro que me van a encantar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Un plato delicioso, mi madre las hace igual pero sin la leche, un gran bocado.

    ResponderEliminar
  33. Pues en casa nunca hemos preparado este plato, y no tengo ninguna referencia, así que me quedaré con las tuyas, que sé que serán todo un éxito.

    Un besote Carlos.

    ResponderEliminar
  34. Tenía yo muchas ganas de hacer esta receta y no encontraba ni el momento ni una explicación que me ofreciera todas las garantías. Vuestra historia, el paso a paso y el resultado final son merecedores de que estas pasen a ser también mis patatas a la importancia.
    Qué ricas tienen que estar!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  35. Hacía muchísimos años que no probaba esta receta (mi madre dice que está "saciada" de tanta patata a la importancia) y el otro día mi suegra nos sorprendió con esta elaboración. mis hijos alucinaban...

    Y ahora están todo el día pidiéndola más "patatas importantes".

    Un fuerte abrazo familia!!!

    ResponderEliminar
  36. yo las comi este fin de semana en casa de la suegra. Es sin duda uno de los mejores de nuestra gastronomia. Yo soy de Valladolid y en mi casa se han comido toda la vida, aunque primero las cocemos, luego las rebozamos y finalmente las hacemos una salsa verde sin leche.

    Me acaba de despertar la curiosidad de ver como aparece esta receta en el libro de Simone Ortega....

    ResponderEliminar
  37. Que rico!!!

    Me aviento a hacerlas a ver que tal :)

    Gracias por compartirla!!

    ResponderEliminar
  38. Uno de nuestros platos favoritos, Eugenio, desde siempre.

    ResponderEliminar
  39. En mi casa se hace practicamente igual, es un clásicazo de siempre que habéis bordado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Mi madre las hace con salsa de almendras, bien picaditas, les da un toque muy bueno. Otra idea por si queréis probar

    ResponderEliminar
  41. Que buenísima receta!!! sin duda va a estar presente en casa esta receta, excelente el paso a paso!
    saludos
    Gaby

    ResponderEliminar
  42. ¡Qué casualidad! Precisamente hace unos días le preguntaba yo a mi madre sobre plato que me gustaran de pequeña, y esta receta es una de ellas entre otras cuantas.

    Los pasos que habéis seguido son los mismos que los que sigue mi madre, a excepción de la leche, que ella no usa, y en su lugar emplea caldo. Lo de utilizar leche me ha llamado la atención.

    Mis padres son castellanos leoneses, y bueno, como tú dices, a lo mejor la tradición en su casa viene de sus raíces.

    Besos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  43. Gracias por la receta porque no la conocía y creo que es muy socorrida. La estoy preparando ahora para comer, a ver qué tal queda! neus

    ResponderEliminar
  44. Buenos dias Carlos, vuelvo aquí otra vez para preguntarte una cosilla. Soy seguidora tuya, y tengo un blog con dos hermanas más.

    Este plato como te dije lo tengo en pendientes y tengo una duda ¿te quedas bien con el plato, o es para acompañar con un filete o pescado cómo guarnición?
    Lo haré para tres con las cantidades que pones y si nos gusta (que va a ser que sí) ¿lo podríamos publicar en nuestro blog? Por supuesto diciéndo la procedencia.
    Ya me dices.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  45. Buenas noches, he venido otra vez por si me habías contestado aquí.
    Pasaré mañana otra vez por aquí, gracias.
    (es que la quiero hacer mañana, perdona las molestias)
    saludos

    ResponderEliminar
  46. La cocina de Camilni: con esas cantidades para tres, prepara también un segundo, pero no lo sirvas como guarnición porque el plato tiene algo de caldo. Cuando lo hagas, nos cuentas.
    Un saludo y perdona por no haberte contestado antes.

    ResponderEliminar
  47. Gracias Carlos, cuando las haga te aviso, espero que me salgan con tan buena presencia como las tuyas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  48. Hola Carlos, vuelvo de nuevo para decirte que he publicado en el blog esta receta tuya, como te dije te avisaría. Espero haber estado a la altura de las tuyas, por supuesto te he mencionado, si quieres te invitamos a verla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  49. Me acabo de enamorar de esta receta y de tu blog... Me apunto a los dos (receta y blog)

    Desde el Caribe insular,

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas. Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger