20 julio 2011

¿Qué helado comercial ha sido desde siempre tu favorito?

Vaya nostalgia le entra a uno cuando ve estos helados comerciales tan míticos y que tan importantes han sido para todos los que vivimos esta época tan especial como fue finales de los setenta hasta principios de los noventa. Nosotros tenemos recuerdos muy entrañables de muchos de ellos porque efectivamente nos pilló en la edad en la que llegaba el verano y arrasábamos ese puesto de helados y chucherías que acabó convirtiéndose en uno de los puntos de reuniones playeros dónde los niños nos gastábamos aquellas adorables e insignificantes pagas que nuestros padres nos daban todas las semanas durante aquellos largos veranos. Y aunque no podíamos acceder al helado que quisiéramos en todo momento, al final de la temporada probamos más o menos todos los que albergaban estos clásicos carteles. Es curioso que algunas empresas hayan reeditado recientemente varios de estos helados míticos porque aunque la idea es buena, sentimos decir que no son exactamente los que eran ni significan lo que significaron. De esta lectura se deprenden dos reflexiones, la primera es que menudas porquerías habremos estado tomando durante todos aquellos años porque la industria con el tiempo ha prescindido de usar ciertos añadidos artificiales que eran los responsables de conseguir aquellos colores, aromas, sabores, aquellas lenguas y dedos teñidos que ya no se han vuelto a fabricar. Y segundo, cómo ha cambiado el panorama y la oferta. Los niños de hoy en día se enfrentan a una variedad de helados abrumadora, aparecen decenas de marcas, irrumpen las marcas blancas, las marcas premium, además los chicos acceden a más dinero y por tanto ya no hay tanta emoción y por tanto no pueden entender el fetichismo que existe con este tema.


Foto extraída de Los Malditos 80

Bueno, el caso es que tenemos tantos helados de los que hemos sido auténticos fans, que no sabemos por dónde empezar a contaros. A ver, Lola por ejemplo recuerda con especial ilusión el sandwich de nata de la marca Royne o el super Magnun almendrado de Frigo con el que aprovechamos para enseñaros cómo los hizo Pam de Unodedos en su propia casa ¡una pasada!. También le encantaban algunos cornetes, tarrinas o la clásica copa brasil de la gran marca Miko, una de las marcas injustamente devoradas por Nestlé. Mi madre por ejemplo estaba enganchada al bombón helado de otra empresa absorbida por la misma Nestlé (Camy), y además, le encantaba el mítico Negrito de Frigo. Mi hermana en cambio ha tenido muchos favoritos, recuerda con especial ilusión el Super Choc de Frigo, el polo de naranja con fresa (por dentro) de otra marca desaparecida Avidesa, o el legendario polo de chocolate. Mi cuñada Rosa estaba enganchada a otro helado mítico, aquel cornete de ron con pasas que tanto éxito tenía, o el legendario popeye de limón, ambos de Frigo. Mi hermano era fan de aquel rico Minimilk blanco o de los polos de naranja y limón ácido de Camy. Por último falto yo, pero pocas novedades, sin duda alguna era fan de Frigo y recuerdo muchísimo aquella chocolatina interior del super Choc, me cautivaba, a todo esto, fue una chocolatina que cambió con el tiempo. También del citado Negrito, del Drácula (sin duda) y en los noventa del fabuloso helado Frac (el original de nata y chocolate).



Foto extraída del blog Cuando éramos pequeños

Ya nos estamos imaginando que a muchos de vosotros ya se os estarán pasando por la cabeza aquellos helados míticos que marcaron vuestras vidas, pues bien, hemos pensado que esto no tendría sentido sino participárais en este post como lectores que asiduos que sois. Así que si tenéis un minuto queríamos saber qué helado de toda nuestra historia os ha gustado más, o si tenéis varios, pues mejor. Con las fotos que hemos colgado por aquí os vendrán a la memoria algunos de ellos, pero sabemos que se nos olvidan muchísimos. Además dependiendo de las zonas se venderían unas marcas u otras, así que seguro que hoy aprenderemos con vosotros por qué helados como los que poseían marcas como Alacant, La Jijonenca, Menorquina etc han sido tan importantes en vuestras vidas. En fin, podéis contarnos además de los helados otras marcas de helados que muchos no conozcamos.


Foto extraída de Jimmy de Pixfans

¿No sería el Fantasma de Miko tu helado favorito?


¿O el gran Twister de nata, vainilla y chocolate?



¿O acaso aquel raro y apiñado 'Frigurón'?


Esperamos tu participación..

Print Friendly and PDF

47 comentarios:

  1. Qué recuerdos nos traes con esos carteles!
    Los helados que más recuerdo de la infancia son los de Royne porque en mi barrio era el único kiosco que había. Después llegó Frigo y me hice adicta durante muchos años.
    Luego coqueteé con Häagen Dazs, después Ben & Jerry y también con Baskin Robbins. Cuando vivía en Italia compraba de varias marcas comerciales no muy conocidas, y también la equivalente de Frigo, que allí se llama Algida. Aunque lo mejor eran los helados artesanales, muchos y muy buenos.
    Hale, ahí queda mi aportación a la nostalgia heladera de los 70 y 80. Saludos y que tengáis buen día!

    ResponderEliminar
  2. Un post cargado de nostalgia heladera, bieeeen! :D

    Yo soy de una generación posterior a la vuestra pero aún así también tengo muchos recuerdos asociados a los helados de verano que ya no existen, y la mayoría de los que has nombrado los conozco :)

    Recuerdo que me gustaban mucho El Drácula, Twister (y Twister Choc, Calippo de lima limón (un clásico que no creo que desaparezca nunca), Frigopie, polos Popeye (de limón sobre todo), el Boomy de Frigo (me encantaba!), uno con forma de payaso de Miko...

    Cuando ibamos a la playa me encantaban las frutas heladas, esas que sirven en la propia corteza del limón, naranja o, mi favorito, el coco (y me guardaba las cortezas para jugar con ellas, imitando el sonido de los cascos de un caballo al golpearlas entre sí).

    Aunque en el campo por entonces no teníamos acceso a muchos helados, sólo los que fabrica una empresa que sigue establecida en la zona y que ahora incluso vende sus productos por toda Murcia: Helados La Tercia. Recuerdo los cucuruchos de turrón y unos polos de arroz con leche muy curiosos.

    Cuando crecí un poco me aficioné pasé por una etapa en que sólo pedía cucuruchos (recuerdo uno de limón riquísimo que no sé si se sigue fabricando) y ya más tarde a los Magnum de Frigo (los Mega de Camy-Nestlé no me terminan de convencer).

    Qué recuerdos! Y seguro que me dejo muchos en el tintero :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Claro que tengo un minuto! ¡Y dos si hace falta!

    Mientras iba leyéndote me venían a la memoria esos helados de infancia, y voy descendiendo en la entrada y voilá, ahí aparece uno de ellos: el tiburón, con su sabor a manzana. ¡Cómo me gustaba! Era el helado para el que pedía dinero a mi madre y comprármelo cuando salía del cole. y me lo iba comiendo camino a casa con mi hermano.

    Otro más: el Drácula, con un sabor mezcla de fresa, vainilla y Coca Cola, qué rico. Cómo nos partíamos de la risa enseñando nuestras lenguas negras y azules, ja ja ja. ¡Ven, que te doy un beso! Le decía a mi hermano, y salía despavorido, pobreeee!! xD Venden una versión de los Drácula en el Lidl, pero no los he probado y no sé cómo estarán.

    Otro más: el de horchata de Royne, qué requeterico. En Mercadona tenían unos vasitos de helado de horchata también divinos, pero ésos son más recientes, sin duda.

    Y por último, el Frigopie, que me sabía a Petit Suisse, y lo devoraba, porque no entraban Petit Suisse en casa por éso de que eran muy caros y poco productivos - había que comer dos - ja ja.

    Y no recuerdo de más, pero ya son, eh.

    Yo creo que al final se me han ido más de dos minutos en escribirte estas palabras. ¿Hay gratificación por ello? ¿Un helado mítico, quizás? Je je je.

    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  4. Estaba a punto de decir ¡¡ por fin una encuesta en la que puedo participar !! cuando me he dado cuenta de que no he probado la mayoría. De pequeña no me dejaban comerlos por las anginas y de mayor, por los kilos. :-(

    Pero aún así, tengo favoritos: el sandwich de nata de Avidesa y el Duolido, de Lido. ¿Alguien se acuerda de ellos? El duolido era uno de esos helados como para dos personas, en formato cilíndrico pero venían dos juntos y pegados, cada uno con su palito. Creo que era de vainilla, choco y café. Me encanta el helado de café, es uno de mis favoritos incluso desde pequeña.

    El "Choc Bana" de Frigo también me gustaba mucho, soy una adicta al plátano. ;-)

    Esto en cuanto a lo "viejuno". De lo nuevo he probado poco, pero hay un helado tipo magnum, de frigo, de dulce de leche que está para morirse.

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien enganchado al bombon de Camy, igual que tu madre. Mis hijos al frigopie y al ColaJet.
    Buen post, mola.

    ResponderEliminar
  6. Uysss yo tengo varios favoritos:
    el drácula
    el frigodedo
    el tiburón (me encanta aquél sabor ácido a piña o yo qué se)
    Los de limón

    Me gustaban casi todos, pero claro, cómo tu bien dices, según el dinerillo que me daban así elegía.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Como soy la pequeña de la casa, mi padre me llama cariñosamente "Aviconito" por un anuncio que había en los 80 de la marca Avidesa, jajaja, Qué recuerdos. Me resulta imposible elegir uno de todos los que me gustaban: colajet, twister (el mío de fresa, por favor), frigopie, el mikolápiz (que mi madre compraba algunos veranos y teníamos en el congelador de casa, un lujo!) y el calippo. Una maravilla. Qué recuerdos veraniegos y qué nostalgia me está entrando...Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Soy del 72 y mi helado favorito era, fíjate tú, el polo de fresa, que costaba si no recuerdo mal 5 pesetas y que luego al final costaba 10pesetas jajajaja. Había de varios sabores, menta, limón, coca-cola...Nunca fui fan del "Drácula"..otro que también me gustaba mucho era el Fantasmiko, cremoso y muy rico. El frigo-pie tb está en mi memoria. Qué tiempos! jaja. Con tu permiso, me llevo el enlace a mi página. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hace poco estuve comentando este misma con unos amigos. Como, despues de algunos años desaparecidos, volvían a editarse helados míticos de nuestra infancia. Yo adoro la zona de helados de los supermercados. Creo que me los llevaría todos.
    Si tuviera que elegir, me quedo con el colajet (que ahora disfruto por cajas), el helado de palo de chocolate de avidesa y el cornete de frigo de limón. Ummm
    Me voy a abrir el conge a ver que pillo

    ResponderEliminar
  10. el mío sin duda el colajet cuando tenía dinero y si no el polo de limón, pero mi madre creía que esos polos llenos de colorantes no eran buenos y me compraba uno de esos con chocolate almendrado por fuera y crema de vainilla por dentro (tipo superchoc) que también estaban buenísimos!!
    Los twister ya me pillaron en otra época, ya era un poco más mayor, pero también me encantaron!! qué recuerdos!!

    ResponderEliminar
  11. Ala qué post más chulo !!! Me encantan las antigüedades y recordar tiempos pasados...Pues mis preferidos eran el Drácula, el Frigopié y el que más me gustaba era el Frigodedo...el día que lo vuelvan a sacar al mercado seré feliz!!!!

    Los que no me gustaron nunca fueron el Colajet y el camy de limón... Saludos. Post para compartir!!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo para eso siempre he sido de ideas fijas y simples, yo siempre pedía el Calippo, el verde, con ese refrescaba mis veranos. Con el tiempo me refiné un poco y me pasé a Frac, el auténtico (el Magnum nunca me ha gustado, me empalaga mucho y no termino nunca de comérmelo). Durante una época también me dio por comerme el Superextrem de Nata-nueces, aunque este desapareció de esos carteles súbitamente. Bueno, ya no recuerdo que tomara otros distintos, ya digo que soy de ideas fijas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Qué ricos todos! y a qué precios! Mi favorito era el twister choc, tenía helado para 40 minutos y unos bigotes de chocolate para otros tantos.
    Gracias por este recordatorio de nuestros veranos felices.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda, el minimilk...mi madre nos lo compraba por aquello de que tenía leche, me encantaban y puede hacer 25 o 30 años que no lo he comido, los siguen vendiendo????? que alguien me responda porque me ha entrado un antojo terrible.
    Y para los días de mucho calor el popeye de limón.
    Y los domingos de paella y piscina en la casa de mis tios, recuerdo a todos los primos en fila para recoger nuestro corte de choco y vainilla o fresa y nata entre dos galletas de helado.
    Me habéis traido esta mañana unos recuerdos inolvidables. Gracias!

    ResponderEliminar
  15. Ana María: sí lo siguen vendiendo en todas las tiendas y puestos dónde vendan helados Frigo, y te invito a ver este video ;)

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  16. The old rose: el Frigodedo lo reeditaron el año pasado o éste, ya no lo sé, pero lo tienes en tiendas y puestos. Ya nos contarás si está igual :).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. ....mira al leer la entrada el primero que me ha venido a la cabeza es el colaget....y el negrito era más de domingo...que recuerdos!!!
    besos

    ResponderEliminar
  18. para mi el colaget,el twister..o cuando no tenias dinero y te comprabas los polos de naranja por 25 pesetas...el sandwich de nata tambien lo recuerdo...el superchos...q recuerdos...

    ResponderEliminar
  19. Carlos¡¡ pero que buen post, ajjaja ya no suelo ir a comparar helados y sí que da nostalgia verlos, cuantos recuerdos

    Pues mira, yo he pasado por etapas, como en todo, ajjja y recuerdo que de pequeña me encanta el drácula, además de porque era rico, porque me sentía especial sabiendo que luego tendría la lengua negra, jaaj

    También me encantan el polo de leche de frigo, el normal, era tan suave ummm

    Luego me dio por el bombon crujiente (actualmente me sigue encantado este gran clásico) después pasé al SuperChoc, ummm que bueno, hace poco, paseando a Ciro me compré uno.

    Luego pasé a la copa Brasil, me encantaba, ya creo que no está, no??

    Bueno, ya te he contado mi experiencia con los polos, jajaj actualmente prefiero los helados de heladería, pero reconozco que un polo rico es todo un manjar¡¡

    Ahh se me olvidaba, los de magnum, nestlé, etc, son ricos, pero me cansan muchísimo

    Besotess y gracias por hacernos recordar

    ResponderEliminar
  20. Que recuerdos tan estupendamente ricos...yo un helado que tengo aun en mi mente, es una banana recubierta de chocolate que hacia helados CHEFI, era una empresa familiar de mi pueblo. Y tenia un intenso sabor a plátano..nunca se me olvidará su sabor
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Uy ¡¡¡ que entrada mas fresquita ¡¡¡¡
    ¡¡¡ Como me gusta que me lo preguntes¡¡¡¡ las Lola's coincidimos pero el mas lo que mas, el sandwich de nata, el que mas. El magnum entra.
    Ya no hay helados como los de antes. El limón granizado que hacia mi madre, macerando la ralladura toda la noche....no tiene precio....para todo lo demás milkibar, jajajaa.
    Un post genial ¡¡¡¡
    Saludos veraniegos desde Almería.

    ResponderEliminar
  22. ¿Aún se vende Drácula? Hace años que no tomo un helado comercial, pero este estaba muy rico.

    ResponderEliminar
  23. Cuantos recuerdos, yo era muy golosa (y lo sigo siendo) y me gustaban casi todos los que habeis dicho. Mis favoritos eran los de Avidesa y Frigo. De Avidesa todos los polos, sobre todo el de chocolate y los rellenos de fresa y naranja y recuerdo unos cornetos enormes de fresa con un regusto a licor que en ese momento me parecían impresionantes.
    De frigo el Popeye de limón, el twister en sus 2 versiones, el frigodedo, el superchoc, un corneto de limón y la copa Brasil.

    Jajaja,los helados de Avidesa y Frigo eran los más fáciles de conseguir para mi y no perdía ocasión de probarlos todos, creo que se nota.

    Bicos

    ResponderEliminar
  24. Mi marido y yo acabamos recordando los helados de nuestro infancia todos los veranos (seran cosas de la edad)... yo me quedo con el mítico frigo dedo sin dudarlo, que luego he sustituido (y sigo) por el calipo de fresa !ja,ja!!! Dices por ahi que lo han reeditado !me voy a poner a buscarlo ahora mismo!!! Para mi siguen siendo los mejores helados del mercado, pero cada vez me resulta más díficil encontrarlos entre tantas marcas. Un beso

    ResponderEliminar
  25. Anónimo/a: sí, se venden gracias a una reedición que han hecho, dinos por favor si te saben igual. Incluso hay de alguna marca blanca que los imita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Viva el Drácula!!! Los que me habré zampao de nano!!! Con su "vainilla" de colofón!!!

    ResponderEliminar
  27. Yo era del Popeye de limón y de naranja de toda la vida. Y también era fiel a los limones y naranjas rellenos en su cáscara de 'La menorquina' ¡buenísimos! Que tiempos.

    ResponderEliminar
  28. Hola,

    yo nací en el 71 por lo que este año hago los 40.
    Recuerdo como esperamos con ilusión al "polero" en la puerta del colegio, pues nos traía en una especie de arcón congelador enganchado a una bicicleta polos, de chocolate, naranja, limón, horchata y fresa (este era mi favorito) de LA JIJONENCA.

    Esta marca ha estado unido a mi vida desde siempre, aunque en la actulidad lo compagino con Cookies and Cream de Haagen Dazs (me pirra)

    Araceli

    ResponderEliminar
  29. Sin dudarlo el elegido es el Magnum almendrado, ummmmmm!!! Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  30. Veo que hay diversidad de opniniones. A mi me privaba el de corte, pero no el sandwich, sino el tradicional el que ponian la galleta en un extremo de la barra, cortaban y otra galleta y siempre de nata y chocolate. Como no soy muy golosa, ahora tomo el "After Diner" son pequeños y no llenan.
    Y de las épocas de mis hijos me encantaba dar un par de bocados al Calippo verde, que frescor...
    Buenos los crocantis también...
    Las broncas venian, cuando en el panel que anunciaban toda la variedad de helados, cuando ya habias elegido, siempre te decían: " no, solo tenemos los que tienen precio puesto.." y otra vez a elegir...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  31. Me ha gustado muchiiisimo tu post, que maravilla, que recuerdos, lo primero que me ha venido a la cabeza son los paseos que dábamos toda la familia detrás de mi padre lamiendo un "frigo dedo" mi preferido.
    UUUUmmmm.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  32. Para mí, el Colajet. Eso de que te regalaran uno si te salía el palito premiado...algunas tardes salía empachada de tantos "polos", jajaja, qué recuerdos!
    Otro bueno era el Drácula y, por supuesto, los Twister (en todas sus versiones)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. No soy de helados industriales, rara vez los tomo pero que muy rara vez, y de escoger alguno, me quedo con los minis de magnum.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Yo soy de magnum, me gustan todos, jejej.

    Y uno que cuando niño le pusimos el nombre de drácula, porque era rojo por dentro y negro por fuera no recuerdo el nombre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  35. Sin duda: el señor dracula de frigo, incluso ahora lo sigo teniendo en el congelador....y lo bueno ha sido descubrir que tambien es el helado favorito de mi chico.....madre mia, los que nos habremos comido.....

    ResponderEliminar
  36. Brutal, me ha encantado esta entrada y me ha traído los recuerdos de las tardes de verano con mis primos en Zarauz. Compaginábamos los helados de corte, los de cucurucho con bola y los cremosos de máquina con distintas variedades de polos.
    Mis favoritos, los de chocolate de Miko, ya que la fábrica que ahora es de Nestlé estaba en mi provincia natal, Álava, y supongo que por la cercanía, eran los que más encontrábamos.
    Pero no hice ascos a muchos otros: el minimilk, el colajet, el drácula y los polos de naranja.
    Hoy veo que algunas heladerías recuperan polos artesanales.
    Saludos desde El mundo del chocolate

    ResponderEliminar
  37. Choco Clak, de Nestlé.

    ResponderEliminar
  38. Que recuerdos!!! a mi me encantaba el mikolapiz y la bruja y el de cocacola cuando era peque peque tendria 5 añitos o algo asi y ya cuando t ibas haciendo mayor ya t iban dejando comer los de hielo el flash de toda la vida con dos sabores de 5 duros era como comer lo mas de los flases mmm pero mi preferido realmente era el twister de chocolate cuantas veces m abre acordado de el cuando miro un carton de helados .... vaya recuerdos q me as traido !! un saludo

    ResponderEliminar
  39. A mí me impactó el verano que sacaron el "Frac" (Magnum), que valía 100 pts, que caro! :D

    ResponderEliminar
  40. S.A.: el caso es que a mí también me suena esto que comentas :), era para echarse a temblar!!

    ResponderEliminar
  41. Qué chulo este post Carlos, me ha encantado, además ver las fotos me ha transportado a esas tardes de verano, en efecto, con mis padres comiendo en algún quiosco de playa o restaurante de la costa. La verdad que a diario, en la casa, pasaba un polero y nos daba helados artesanales de Sirvent, una maravilla, pero claro, los colores y el reclamo de la carta de helados de los restaurantes, era otra cuestión deseada a muerte. Mis helados fueron Frigo y entre ellos, mis favoritos, el super Choc, me encantaba, con esa chocolatina que has mencionado y también me gustaban los conos, todos los de chocolate y el pirulo también, ácidos y super grandes.
    Ha sido una gran idea llevarnos a nuestras tardes veraniegas de antaño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. Me encanta el post grandes recuerdos! Y gracias por el enlace :)
    Yo soy del 79 y recuerdo que de peque peque comía fantasmitas y colajet, la de ellos que me comí con los palitos premiados. Y si hacía mucho calor popeyes de limón! Mi hermana mayor que es del 73 era de frigo pie, puff la de ellos que se comió xDDDDDD
    De más mayor ya adolescente sin duda la Copa Brasil me cautivó por completo y ahora soy de Magnum, almendrado mejor, gracias ;)

    ResponderEliminar
  43. He visto el video...es que hace miles de años que no me he tomado un polo, pero este fin de semana me voy a acordar de todos vosotros porque pienso comprarme un minimilk, por cierto siempre ha sido de frigo? es que me sonaba a algo de nestle?...

    ResponderEliminar
  44. Intenté poner un post el otro día pero no entró.
    Yo soy del 65 y en mi infancia me encantaba un helado de vainilla o dos sabores que venían en cabezas de plástico de los protagonistas de Walt Disney...Donald, Pluto...etc...
    Y por supuesto luego, el frigo choc, con su tabletilla de chocholate dentro....mmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  45. mi preferido era el Drácula! Aunque también me gustaba ese que parece una nave espacial (o un avión)

    Y el minimilk blanco... Hace unos meses me tomé uno de esos por pura nostalgia en un parque en Düsseldorf! :-)

    Jo, que recuerdos! El fantasma se me había olvidado!

    ResponderEliminar
  46. ¡Madre mía, que nostalgia!!!!
    Ha sido un recuerdo precioso y muy acertado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Una maravilla de post. Solo decirte que Avidesa fue absorbida por Camy que luego fue Nestlé, no es que desapareciera. Mis favoritos: En hielo, la pantera rosa de Avidesa que nadie habéis nombrado y me extraña porque es el polo más increíble que se ha fabricado nunca y en helado de leche el super choc. Un orgasmo dar un bocado y sentir en el paladar el cóctel que forman esas tres variantes de chocolate.... ME VOY A POR UNO!!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger