4 abr. 2011

Garbanzos guisados con morcilla

Ya os hemos contado en otras ocasiones que Carmen Rico siempre es para nosotros una referencia en la blogosfera culinaria, nos encanta las cosas que prepara, todas ellas asequibles y exquisitas, además coincidimos en muchos gustos ya que ambos somos unos 'zampa alcachofas', nos encantan las patatas fritas embolsadas, las aves asadas y adoramos la cocina tradicional. Si algún despistado no se ha pasado por su blog (Las Recetas de Mamá), que se de una vuelta porque seguro que va a encontrar fabulosas ideas no sólo para hacer en casa si no para sorprender a vuestros amigos y familia.


Una de las últimas recetas que vimos en su blog fue muy oportunista porque queríamos comer unos garbanzos guisados de alguna forma nueva y qué mejor opción que la receta que publicó hace unas semanas de Garbanzos guisados con morcilla. Nos acordamos de nuevo de aquel Pollo con garbanzos que publicó hace 3 años, pero para esta vez queríamos olvidarnos un poco del pollo que la gente va a pensar que tenemos un corral con gallinas en nuestra casa. Bueno, pues nos decidimos por este plato pero tuneamos un poco la receta, poca cosa, la más importante es que convertimos su exquisito guiso de garbanzos en un plato de cuchara, y sustituimos esas estupendas ñoras a las que ella tiene un muy fácil acceso, por pimiento choricero en conserva. Este último ingrediente (las ñoras) dan un sabor diferente al del pimiento choricero pero ya se nos han acabado. Esperamos que dentro de poco nos aprovisionemos de ellas, y de las que nos encantan, las de Alicante.


Vamos entonces con esta fácil receta, os avisamos que con las cantidades que os vamos a indicar salen una tonelada de garbanzos400gr de garbanzos tienen la culpa, pero es que a nosotros no nos importa, estos platos los racionamos y nos encanta llevarlos al trabajo. Pues bien, según lo expuesto da para 3 veces 2 personas, si queréis menos cantidad, usad la mitad de los ingredientes. 400gr de garbanzos, 2 morcillas de arroz o cebolla, 2 huesos de caña, 1 cebolla hermosa Dulce de Fuentes, 25-30 almendras, 1-2 dientes de ajo, 1 litro y medio de fumet claro de jamón ibérico (2-3 puntas, 1 cebolla pequeña, un puñado de judías verdes, 1 zanahoria, laurel y ajos), 1 ñora o 2 cucharadas de pimiento choricero, 1 rebanada de pan del día anterior, 1 hoja de laurel, sal y agua para corregir, aceite de oliva virgen extra.


Después de poner en remojo los garbanzos la noche anterior, ponemos el caldo, el agua y los huesos a cocer en una olla a presión, la suficiente para que sobre un palmo de líquido.


Cuando hierva echamos los garbanzos y espumamos.


Luego el laurel, que si lo echamos antes es un rollo esquivarlo entre la espuma. Cerramos y cocemos por una hora. En olla rápida utilizar el tiempo que indique el fabricante.


Mientras freímos en abundante aceite de oliva el pan, el aceite que absorba el pan será el único que lleve el guiso. Si queréis que tenga menos grasa, no lo friáis, tostarlo muy bien.


Lo reservamos sobre papel de cocina y en el mismo aceite freímos las almendras y el ajo. Reservamos también.


Quitamos todo el aceite de la sartén y soasamos la cebolla en brunoise con algo de sal y a fuego suave (lo tuvimos cerca de media hora).


Mientras se hace lentamente, reunimos el resto de ingredientes, aquí las morcillas de cebolla que utilizamos (os diremos que hemos probado mejores).


El pimiento choricero en bote, un gran recurso ¿sabéis como se conserva bien en la nevera?, pues simplemente al usarlo echar una capa de aceite por encima.


Una vez la cebolla quede transparente, echar la carne de pimiento. Remover al fuego hasta que se deshidrate y reservar.


Una vez acabe la olla de cocer, probamos de sal, sacamos los huesos y ya tenemos todo listo. No importa que a los garbanzos les falte un poquito, en nuestro caso ya estaban, pero ahora seguirán cociendo.


Rebañamos el guiso con un poco de caldo. En la olla una medida de líquido (importante) que cubra los garbanzos de al menos un par de dedos. Es en este punto cuando podéis dejar el guiso más o menos líquido, Carmen apenas echa caldo y convierte el plato en unos garbanzos en salsa.


Y con el sofrito haremos la picada... en nuestro caso, lo pasamos por la batidora, aquí buscar la textura que más os guste. Reservamos.


Vamos con la morcilla la pinchamos bien por su piel, y la cortamos en trozos. La freímos con un poco de aceite de oliva.


La reservamos de nuevo en papel de cocina.


La grasa sobrante la eliminamos.


Como nos sobró caldo lo dejamos en la olla a presión y pasamos lo que necesitamos a una cazuela. Echamos la majada y los trozos de morcilla, lo dejamos cocer unos 5-7 minutos, meneando la olla varias veces. Aquí antes de cocer.


Y aquí después, y lo ideal es desgrasarlo ¿cómo?, repasando con una cuchara la superficie o dejándolo enfriar y quitándola más cómodamente.


Madre mía, parece sencillo pero qué rico está ¡nos encantan los garbanzos y la morcilla con la picada!.


Al presentarlos espolvorearlo con la especia que más os guste ¿perejil en polvo?.


Salud y muy feliz semana.

Print Friendly and PDF

27 comentarios:

  1. Cuando publicó Carmen la receta me llamó mucho la altemnción la picada. Al poco tiempo la puse en práctica y he de decir que nos encantó.Por cierto, mucho mejor al día siguiente.
    Yo también soy una fan de la cocina de Carmen.
    Venga, a por el lunes....
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  2. Ayer tuvimos un dí de sol radiante y con calor, hoy parace que el día se ha puesto de vuestro lado y hace fresco y está gris... todo para que apetezca más, si cabe, ese plato de garbanzos !!!
    Delicioso y de Carmen, que vamos a decir :-)

    Petons

    ResponderEliminar
  3. Es un plato impresionante, desde luego!

    ResponderEliminar
  4. Ja!! Esto lo intento seguro.... esta semana nada que tengo una reunión familiar multitudinaria.... pero en cuanto pase y apetezcan platos de cuchara me lio la manta a la cabeza....
    Por cierto... como es eso de que os echasteis atrás con la panificadora?? pero si vosotros seguro que teneis una mano tremenda con el pan.... no os vais a animar??

    Un biquiño.
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. En mi casa los garbanzos y, en general, las legumbres son para mi, así que este capricho me lo doy, porque yo lo valgo y porque tiene una pinta estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado.
    A Carmen no le vi la receta pero la vuestra ha quedado fenomenal y muy bien explicada.
    Los guisos de garbanzos me encantan, pero siempre los hago casi igual asi que este con morcilla y la picada me lo anoto y lo haré en breve. Ya te contaré.
    Por cierto, yo pelo las morcillas de arroz antes de cortarlas y quedan fenomenal, se lo vi a Arguiñano hace años.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Viniendo de donde viene tiene que ser rico a la fuerza, y vuestras magníficas fotos dan buena fe de ello, no soy mucho de hacer garbanzos pero creo que me animare!! un beso

    ResponderEliminar
  8. Dos cosas que no como nunca, los garbanzos y la morcilla bueno menos aún.
    Son sabores de antaño, de casa de mamá y seguro que debe estar muy sabroso, asi lo dice el plato.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  9. No me he recuperado aún de la tarta y aparece esto...
    Asi se explican las recetas, si señor!! y no como yosin esos pasos...pero para la cocina si que tengo paciencia y sigo todos cánones, pero para los pasos fotografiados...todo se andará!!
    El pimiento choricero, es cierto que tiene otro sabor, quizás mas dulzón, no?
    Fantástica vuestra versión.
    Un beso
    Carmen

    ResponderEliminar
  10. Vuestras recetas como siempre impecables en la presentación y en el paso a paso... aprovecharé que tengo carne de ñora em bote igual que vuestro pimiento choricero... !buen truco lo del aceite por encima! no lo había yo pensado para la ñora !gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  11. madre mía, con lo que me gustan a mi los garbanzos, este plato está de vicio......aunuqe ahora llevo dos semanas de operación bikini y estos platos estan PROHIBIDOS jiji

    ResponderEliminar
  12. Tengo el estómago dándo saltos de alegría viendo ese guiso....madre mía, que rico tiene que estar, con el majaillo de almendras que tanto me gusta en los platos y esa morcilla...Carlos me voy "pa tu casa" jejeje

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  13. Casi las tres de la tarde, y sin comer. Pongo al día el correo y me encuentro con esta rica receta, me encantan las legumbres, y sobretodo los garbanzas. Excelente receta. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo que no me como yo una buena morcilla y así de esta forma mucho más. Que bueno se ve el guiso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Diossss que cosa tan rica, en cuánto se lo diga a mi marido va a dar saltos de alegría, se ve riquísimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Gensanta! Que maravilla.

    Ni te imaginas las ganas que tengo de tener una cuchara en mi mano y ponerme "morá" de un plato potente como estos gatbancitos divinos de la muerte que has preparado.

    Buena semana :)

    ResponderEliminar
  17. Este platazo lo voy a hacer con vuestro permiso y si sale como parece, ya te pediré permiso para ponerlo en mi programa de clases.
    Me gusta muchisimo la idea de hacer un plato con morcilla y así de sabrosón. Por cierto, si te gustan las ñoras de Alicante no tienes por qué pasar ninguna necesidad, solo tienes que decirme a dónde y te envío ya mismo unas cuantas, faltaría más. En serio lo digo.
    Un beso y a por la semana.

    ResponderEliminar
  18. Carmen tiene recetas muy ricas... y tu las presentas de lujo

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  19. qué guiso más delicioso!!! me encantan estos platos de cuchara hasta en pleno verano

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado este plato sobretodo por la morcilla que desde que la he probado con las lentejas, estoy buscando mas recetas para utilizarla. Me la apunto y tambien el blog de "las recetas de mamá"
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Escándalo, es un escándalo,
    escándalo es un escándalo!!!

    (Mejor Rafael que Ricardito, no?

    ResponderEliminar
  22. Que plato más rico nos has preparado Carlos! Además, si lo acompañamos de un buen pan candeal y un vaso de vino tinto...

    Esplendido!

    (es que me encantan los platos de garbanzos y la morcilla me apasiona)

    ResponderEliminar
  23. Viena: gracias por tus palabras, y por supuesto que tienes nuestro permiso, el de Carmen y el mío por supuesto, y sobre las ñoras, voy a esperar a ver si mis suegro van por Guardamar esta semana santa y nos compran, si no, no dudes que te lo pediré!!

    Un saludo y gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  24. ¡Ufff! ¡Qué gustazo de receta! ¡Vaya forma más estupenda de empezar el día! Ya sabes donde va esta receta, ¿verdad? ¡A la saca, sí señor! Y ahora iré a visitar a Carmen, a quien creo no conocer, puesto que tengo unos minutitos.

    Besos y feliz miércoles.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger