25 ene. 2011

Restaurante Tandoori Station, hindú de calidad en Madrid

Si hablamos alguna vez de fuerza de voluntad y de esfuerzo nos referimos sin duda a nuestro amigo David. Nos conocimos en el trabajo hace varios años, y aunque ya no estamos en el mismo centro, sigo su trayectoria a través de su blog de atletismo Non Stop. Le sigo desde que empezó allá por el año 2007, soy un incondicional de sus reportajes, sus cronologías maratonianas, sus adquisiciones deportivas, sus reflexiones, sus días buenos y sus días malos. David es una persona que un día decidió cambiar su día a día "monótono y decadente" con el deporte (mirar una entrevista que le hicieron aquí), y siempre le hemos admirado por su constancia y su afán de superación. Si a alguien le gusta este deporte, éste es su blog. Pero es que además de esta página él fue el mentor de varias secciones de Mercado Calabajío, primero nos aconsejó sobre el contador de visitas que aún tenemos y que nunca hemos borrado, me inició también en el twitter allá por el 2007 y además, le he pedido que publicara en su blog posts sobre algunos temas en concreto, temas referidos a su alimentación deportiva, a la iniciación en el atletismo, sobre el asma etc. Él siempre lo ha hecho y se lo hemos agradecido muchísimo. Pues bien, os preguntaréis ¿qué tiene que ver David con este restaurante?, pues sencillo, lleva bastante tiempo comentando en su blog que frecuenta el hindú Taandori Station (C/Ortega y Gasset, 89) así que sin dudarlo, fuimos a este local hace un par de semanas y aquí os traemos el reportaje. Ya sabéis por otros posts que este tipo de cocina nos encanta y el restaurante no defraudó en absoluto, y eso que comimos con cronómetro, muy a lo Non Stop. ¿La razón? no cabía un alfiler y nos dieron una mesa para comer en 50 minutos. Vamos, vamos... ¡qué os contamos!.


Taandori Station es un local pequeño abierto en el año 2005, regentado por un tal Naadem Siraj Begum casado con una madrileña a la que precisamente vimos por el local. Es curioso pero en un simple vistazo entendimos mucho del supuesto origen de este proyecto, se conoce la pareja, él se queda en Madrid por ella, empieza a trabajar en alguna cocina de Madrid y al final decide ir por su cuenta animado por amigos y gremio. Pues sí, hemos descubierto que así fue, no nos equivocamos. Trabajó en el local Ganges (C/Bolivia, 11) y luego montó éste en el año 2005. ¿Por qué decoración de trenes y nombre de Taandori?, pues porque los trenes en la India ya sabéis que son bandera, y al parecer quiso hacer algo diferente al clásico decorado de tallas de dioses, y el tandoor es un horno cilíndrico típico de la India y Pakistán dónde se hacen muchos platos como el naan (de los mejores que hemos probado jamás), carnes, pescados etc.


El local es muy pequeño pero moderno y acogedor, tiene una barra pequeña para degustar sus cervezas, 20 mesitas juntas y capacidad para un máximo de 30 comensales aproximadamente en la única sala que tiene. Luego se ve mucha rotación, y mucha gente en la puerta sentada esperando, y eso que era un jueves y sólo estuvimos 1 hora. Por tanto, aquí es recomendable reservar. Y la razón de las prisas en nuestra comida fue porque nos hicieron el favor de ocupar una mesa que estaba reservada para las 3, y claro, ya eran pasadas las 2. Pero muy simpáticos nos sentaron, y nos atendieron, y como llevábamos el menú preseleccionado y recomendado por David, no hubo demoras.

Para beber agua, y para empezar a comer pedimos un Paneer Aloo Tikkia, que eran bolitas de patata rellenas de queso fresco indio (muy buenas), y unas samosas de la casa, que son empanadillas de masa crujiente (en este caso tipo masa quebrada) rellenas de verduras (guisantes, patata y especias). Ambos picoteos recomendables, aunque todo el mundo habla de los sabzi pakora, plato de trozos de verduras mixtas rebozadas y que efectivamente vimos en otras mesas con muy buena pinta.


Estos appetizer se acompañaban con 2 salsas, una de tamarindo y otra de yogur y menta.


Ideales también para acompañarlas con el clásico pan naan, aquí ofician una de las versiones más impresionantes que jamás hayamos probado, tierno, chicloso y en definitiva espectacular. Nosotros pedimos el natural (Plain Naan), pero había de muchos tipos, Butter Naan con mantequilla, Lehsani Naan con ajo, Cheese Naan relleno de queso, Keema Naan relleno de carne picada, Peshwari Naan con frutos secos, Roti Pan integral, Paratha Pan integral con mantequilla y Aloo Paratha Pan relleno de patatas y especias. ¿A que es alucinante?.


Luego pedimos un Bhuna Murgh, que es un excelente curry de pollo de picor medio y varias especias aromáticas. Es alucinante comerlo con el naan y el arroz, cómo nos gusta esta cocina, es tan diferente a la cotidiana que cada vez que vamos la cogemos con muchas ganas.


Perdón, el arroz se llamaba Pulau, un basmati con cardamomo, canela y clavos. Ojo tenéis muchos más basmatis, desde el clásico basmati al vapor, pasando por el Kashmiri Pulau con frutos secos, el Sabzi Biryani basmati con verduras y especias aromáticas, el Murgh Biryani con pollo y especias aromáticas, hasta el Gosht Biryani con cordero y también su ración de especias.


Y por último, el genial, irrepetible, indescriptible e inmejorable Murgh Tikka, una pechuga de pollo tiernísima, servida en trozos y macerada en yogur y especias. Una maravilla culinaria que además te sirven sobre una cana de col tostada, en una bandeja de hierro fundido caliente. Un espectáculo chicos, de los mejores bocados que hemos probado en mucho tiempo.


Trozos muy magros, que de verdad, hay que probar.


De postre nos perdimos el kulfi (helado de pistacho), algún lassi (crema de yogur batida) o gajar halwa (bizcocho zanahoria) y para acabar unos Sabz chai ( verde con canela, clavo y cardamomo), otra vez será :(.

Conclusiones, hay que reservar, es pequeño pero acogedor, muy buena atención, buena calidad, económico (26€ persona con aguas minerales) y al lado hay una de las mejores fruterías/verdulerías de Madrid, la Gold Gourmet (Ortega y Gasset, 85). Oye que encima de irte a casa con el estómago satisfecho, te vas con la compra hecha (y con alguna que otra rareza).

Salud.

Print Friendly and PDF

20 comentarios:

  1. Ya lo tengo apuntado! Me encanta la cocina india (creo que es mejor decir india y no hindú ya que este término hace referencia la religión, pero no estoy muy segura) y aún no he probado ningún sitio que ofrezca esta gastronomía en Madrid. Todo tiene una pinta deliciosa, así que pienso ir pronto :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Carlos, lo primero, gracias por tus comentarios. He disfrutado leyendo tu post sobre un lugar que me ha hecho feliz en multitud de ocasiones. Necesito comer al menos una vez al mes allí. Siempre mantienen el nivel de calidad, tanto a nivel de producto como de elaboración. Es un tipo de cocina que me encanta y que no comes en casa.

    No sé los días de diario, pero los fines de semana es imposible comer allí sin reservar.

    Carlos, me han entrado unas ganas de ir ¡TREMENDAS!

    ResponderEliminar
  3. Akane, es así, el termino hindú hace referencia a la religión. Este Naadem ha puesto "hindú" para que la gente crea que es comida de la India y no de los aborígenes americanos ;).

    Totalmente recomendable ;).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ... no abrirá uno en Barcelona? ... jooo... que pinta!! me encanta la comida indú!! esos panes rellenos... esos entrantes!! buff... es pronto pero no me importaría empezar el día con un buen menú así!! perfecta explicación!!! un besote de la Vaca!!

    ResponderEliminar
  5. Buena pinta tiene toda la comida, Carlos, tomo nota para mis visitas por Madrid ¡¡¡ Gracias

    ResponderEliminar
  6. Pues qué bien. Ya conozco el Ganges y algún otro buen restaurante de cocina de la India, así que tomo nota de esta sugerencia para cena con la Rubia, que como yo, también disfruta mucho con los sabores especiados.

    Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  7. No sabes el tiempo que hace que llevo buscando un hindú bueno por Madrid, me viene de perlas tu recomendación!

    Lo probaré!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Angel (el granaino)25 de enero de 2011, 11:35

    Llevo tiempo con ganas de ir a comer a un restaurante indio así que este fin de semana iré.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Es toda una casualidad que pongas esto, porque este fin de semana estuve allí, y la verdad es que nos sorprendió mucho que nos preguntaran 5 veces si íbamos a ser el grupo que habiamos reservado. Es muy chiquitín pero esta bien, parecía que las raciones eran pequeñas, aunque como siempre que ceno con amigas, piden de más y se iene quedar allí... el pollo tandoori me enamoró, pero del empacho no llegamos a los postres. Ahora, tengo que volver, me gusto mucho!

    ResponderEliminar
  10. Pues mil gracias por la recomendación. Me encanta la cocina india, y además el restaurante me pilla cerca de la zona en la que nos quedamos cuando vamos a Madrid,así que estupendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Buena recomendación pero eso de tener que comer en tiemo récord pues........... no se; ¿no le resta encanto?
    Un saludo desde el bazar

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué buena pinta tiene todo!. Ya va siendo hora de escaparse otro finde a Madrid.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Buena recomendación. A mi me han dado ganas de probar esos panes, todos esos panes. Por lo que sé, en la India el pan es todavía más importante que aquí, incluso se dice que se usa como tenedor, para empujar con él los alimentos. Eso hace que se cocine en todas las casas y se coma pan caliente a diario, hechos con harinas integrales, panes ligeros y de todas clases. Yo tengo además una anécdota con los panes indios y es que hay unos que se llaman puris, (yo me llamo Puri)que son como unas tortas fritas que también que se hinchan como globos y están riquísimos. Me encanta cocinarlos.
    También me encantan las chapati, hechas directamente sobre el hornillo del fuego, se hacen en un momento y el resultado es delicioso.
    En la cocina védica, se dice que en cuanto tu invitado acaba el pan caliente, hay que servirle inmediatamente otro.
    En fin, un día de estos ponemos una entrada en el blog con varias clases de panes indios, estaría bien ¿no?
    Un beso y gracias por la valiosa información.

    ResponderEliminar
  14. Mira, esos panes nunca los he probado ;) y estaría muy bien que hablaras de ellos o nos enseñaras a hacerlos. Muchas vecees pienso que esta gastronomía nos seduce demasiado, nos encantan muchos platos y eso nos anima a visitarla siempre que tenemos oportunidad.

    Un saludo Viena (Puri) y gracias de nuevo por escribir en nuestro blog, nos encanta leer tus comentarios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Maria; sí, es cierto. Pero era esa oportunidad o vete tú a saber cuando volveríamos.

    Gracias al resto por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan estas sugerencias, cuando además están dentro de la comunidad en la que vivimos. De casa, ya sabes, nos pilla algo lejos, pero anoto su ubicación para una de esas ocasiones en las que salimos a pasar el día por Madrid.

    Me ha llamado mucho la atención ese arroz a base de cardamomo, canela y clavo. Voy a indagar por ahí a ver qué encuentro. Tiene que estar delicioso.

    Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  17. Angel (el granaino)31 de enero de 2011, 12:07

    Pues este viernes fuimos a comer allí... ¡y sin reserva!
    Solamente tuvimos que esperar 10 minutos y nos dieron una buena mesa.

    Nos atendieron maravillosamente, con un servicio rápido pero sin meter prisas, atento a las necesidades, sin tener que estar buscando a un camarero para que te atienda.

    Nos tomó nota el dueño y le pedimos que nos recomendara. Nos dijo que nos iba a poner varias cositas para que probáramos un poco de todo y que nos llevaría un entrante, pan, un par de currys diferentes y un arroz.

    Acertó completamente en todos los platos.

    Nos sirvieron una fritura de cebolla en harina de garbanzo acompañada de salsa de yogurt con menta y salasa de tamarindo. Un entrante muy suave que ayuda a que te de el gusanillo pero que no te llena tanto que no puedes seguir comiendo.

    El pan indio que nos sirvieron es el relleno de queso y nos encantó. Me parecía que podría comer infinitos panes de esos.

    El curry de pollo era el medianamente picante con especias aromáticas. No era excesivamente picante pero tenía un punto de picante muy agradable en boca. Mi esposa no es nada dada al picante pero este le encantó. El único problema es que la parte del pollo que había era pechuga y es una parte del pollo que es muy seca.

    El curry de cordero era el suave a las hierbas y nos gustó mucho. El cordero era muy jugoso yel sabor del curry era muy suave. Lo recomendamos completamente.

    El arroz era el basmati con verduras y especias aromáticas. Yo no soy nada aficionado al arroz y me parece que los arroces cocidos tienen poco sabor. Sin embargo, este arroz era muy aromático, suave, suelto y de un sabor diferente.

    La parte de los postres es siempre la más complicada para mi porque no puedo pedir casi nada de la carta. En este caso pedí un batido de yogurt natural azucarado y Ali pidió uno de mango indio. Nos gustaron los dos pero nos pareció mejor el natural.

    Un detalle es que sobró comida (bastante pero porque comemos poco) y nos la pusieron en un tupper para llevar. Completaron algo de arroz (cosa que fue sorprendente para nosotros cuando lo abrimos en casa al día siguiente) y tuvimos comida suficiente para comer un almuerzo ligero.

    Merece la pena ir...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  18. Me encanta este restaurante porque la comida esta buenisima y las cantidades estan muy bien. Sólo tiene un problema es que cuando pides el menu del dia al dueño le parece mal, te trata mal, le molesta y es una situacion desagradable... es una pena porque el resto de personas que trabajan alli camareros, la chica que esta en la barra etc son muy amables, pero él es un maleducado, en cantidad de ocasiones me han dado ganas de decirle "si te molesta que se pida el menú, ¿por qué lo pones?".

    ResponderEliminar
  19. Hola,Soy el dueño de Tandoori Station y me alegro muchisimo que usted gusta la comida de mi restaurante,Por el otro lado lo siento muchisimo por mi comportamento, lo siento que yo he hecho sentir mal algunas ocasiones pero nunca fui me intencion de crear esta situacion,yo siempre quiero el mejor para los clientes. Le pido mi muy sincera disculpa por eso.Otra vez lo siento muchisimo y lo prometo que en futuro nunca pasaria eso. agradesco muchisimo para que si hay alguna cosa asi porfavor diga me lo asi puedo mejorar todo.Porfavo acepten mi sincera disculpa.
    Muchas Gracias y agradecere si me perdonas.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la recomendación, me lo apunto seguro, pero habrá que ir con reserva o algo para no comer como los pavos, no?
    jeje
    Bueno por cierto tu pollo murgh tikka, te ha salido clavado a la foto del restaurante, pero seguro que el tuyo estaba mas rico.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger