30 dic. 2010

Intolerancia a la lactosa y algunos productos

Laura de Blooogers nos propuso hace poco enviarnos un lote de productos de Kaiku sin lactosa para probarlos y opinar sobre ellos en el blog. Nosotros no solemos mostrar mucho interés por este tipo de promociones si no se trata de productos que nos puedan resultar interesantes, pero cuando nos envió la propuesta por correo junto con una breve introducción sobre la intolerancia a la lactosa, no dudamos en aceptar el envío. ¿Por qué estamos sensibilizados con este tema?, pues primero por ignorancia, como siempre, y segundo porque aunque por suerte no la sufrimos en casa yo personalmente noto que la leche a primera hora de la mañana no me cae muy bien, y si me la tomo por la noche, a la mañana siguiente me levanto con pesadez. Y es cierto que cuando hace un par de años probé una leche de este tipo (otra marca) no me pasó, y tenía mucha curiosidad en volver a comprobarlo con otra marca y con varios tipos de productos.


De todas formas lo que me ocurre es raro porque nunca he pensado en serio que fuera provocado por una supuesta intolerancia, pensaba que podía ser hernia de hiato pero no, porque tomo otras grasas por la mañana y no me sientan tan mal. Es sólo con la leche, por ejemplo con el queso o con el yogur no me pasa, y a lo largo del día puedo tomar leche sin problemas. Estaréis de acuerdo con nosotros que si padeciera intolerancia a la lactosa esto no debería de ser así. Algo parecido me pasa con el zumo de naranja o con algunos aromas artificiales de algunos bollos, aunque en estos casos es como una acidez. En fin, que igual me animo a tomar este tipo de leche al menos en el primer desayuno que hago al día, que suele ser a las 6:10am ¡arrgghh!.


Pero al grano, os preguntaréis qué es la intolerancia a la lactosa, pues bien, aquí vamos a aprender todos. Uno no descubre que padece intolerancia a la lactosa por lo que me pasa a mí, es algo mucho más grave y siempre es conveniente ir al médico y hacerse un chequeo, pero os contamos que en líneas generales es una afección crónica del tracto intestinal que por suerte se puede tratar vigilando nuestra alimentación. La web de Kaiku lo dice claramente "[..] la intolerancia a la lactosa es una afección intestinal que imposibilita la correcta digestión de la lactosa (el azúcar natural de la leche), esto es debido a una deficiencia en la enzima encargada de separar la lactosa en dos azúcares simples (glucosa y galactosa) durante la digestión. Esta enzima digestiva se llama lactasa.". Si esta lactosa no ha sido 'procesada' y llega entera al intestino delgado, el organismo no puede absorberla y se sufren alteraciones gastrointestinales graves (vómitos, nauseas, dolor abdominal etc) en un período muy corto de tiempo. Al final los síntomas desaparecen porque la lactosa pasa del intestino delgado al grueso y allí ya sí es procesada (fermentada) por las bacterias de la flora intestinal produciendo flatulencias y diarrea.

Pues bien, la gama Sin Lactosa Plus de Kaiku está dirigida a aquellas personas que padecen este problema, ofreciendo una solución no sólo para poder disfrutar de un vaso de leche, sino de muchos otros platos preparados con este ingrediente, desde unas croquetas a unas natillas, imaginaros... Aunque está indicado en sus envases, es importante mencionar que NO es un producto apto para los alérgicos a la proteína de la leche de vaca, ya que lo que se elimina es la lactosa, no la proteína.

En cuanto a los productos, pocas notas 'premium' vamos a descubriros, os imaginaréis que son productos dedicados a un segmento de la población con un problema determinado de salud, y las empresas, más que conseguir un gran bouquet, se ciñen solamente a realizar una imitación lo más fidedigna posible de los productos lácteos convencionales, muy bien lograda es cierto. Por tanto, encontrar grandes bondades gustativas en este tipo de productos es lógicamente utópico.

La leche es cierto que está bastante buena, sin duda yo compraría la que tiene toda su nata porque es más redonda, pero eso va en gustos. De lo que nos enviaron también nos llamó la atención los yogures que, independientemente del detalle de la eliminación de la lactosa, para nuestra sorpresa eran muy agradables. Kaiku sin lactosa presenta sólo dos tipos de yogures naturales azucarados y con sabor a fresa, ambos eran muy cremosos aunque con un final en boca algo 'sosón', pero también es cierto que no son mis sabores favoritos. A mí personalmente me gusta más el yogur natural sin azucarar, me gusta esa acidez innata del yogur y es obvio que el azucarado lo mata.


Fijaros en la composición de ambos, nos parece muy correcta. No nos preguntéis por qué utilizan casi todas las marcas leche desnatada y luego nata, es algo que no entendemos pero que tendrá que ver con la textura final del mismo (suponemos).


Otro producto de esta gama son los batidos de chocolate. A nosotros este tipo de preparados ya no nos hace tanta gracia aunque de pequeño tomaba muchos Puleva de chocolate en las meriendas, sobre todo en verano con mi buen amigo Gabriel. El paladar cambia y los gustos también, y es verdad que ya no es lo que era, aunque de nuevo reconozco, y de forma totalmente objetiva, que estos batidos están bien hechos, un intolerante puede estar seguro que hará buenas compras con esta gama de lácteos tan especial. Estos nos lo tomamos muy fríos una mañana de resaca de estos días de fiesta y nos sentó ¡muy bien!.


También hemos podido probar el queso en lonchas. Aceptable es la palabra, insisto, quién sufra de intolerancia a la lactosa y lo compre va a quedar encantado, el resto, hay muchas marcas parecidas. De todas formas hemos comprobado que las sales fundentes siguen haciendo su trabajo en este tipo de productos, sandwiches cremosos y oiga, sin problemas de salud. Desde luego la ciencia al servicio del ser humano. Maravilloso.


Y por último los Benecol Zero, un producto para que las personas que sufren intolerancia a la lactosa también puedan cuidar su colesterol. De este tipo de productos ni idea, aunque una amiga nuestra consumidora de productos que reducen el colesterol, lo probó en casa y le gustó y además nos comentó que Benecol fue el primer lácteo reductor de colesterol que salió al mercado, cosa que desconocíamos. Benecol contiene Estanol Ester, ingrediente exclusivo de Kaiku. Dicen en su web "[..] Este ingrediente es el más testado en el mundo alimenticio y actúa de forma natural en el organismo bloqueando la absorción de colesterol a nivel intestinal sin entrar en el riego sanguíneo. De esta forma Benecol de Kaiku reduce tu nivel de colesterol y sus efectos perduran en el tiempo". Nosotros no podemos opinar sobre su efecto, nuestra amiga asegura que funciona, pero hay opiniones para todos los gustos. En cualquier caso entendemos que esto es como todo, aunque te tomes un Benecol diario, si luego te hartas a grasas saturadas no sirve de mucho, por lo que su consumo debe ir acompañado de una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico.


En definitiva, Sin Lactosa Plus es una estupenda alternativa para poder disfrutar de las propiedades nutriticionales y el sabor de la leche de vaca.

Gracias Laura, nos ha encantado probarlos.

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C3C

Salud.

Print Friendly and PDF

13 comentarios:

  1. Que interesante vuestro post. ¿Sabeis que hace ya unos 4 días que he suprimido los lácteos y el café de la mañana me lo tomo con leche de soja?
    Mi problema es distinto, sufro de "síndrome de intestino irritable".... y como la semana pasada tuve una crisis del tema en cuestión me dediqué a buscar por internet... y descubrí un foro (no queda nada por inventar) en el que muchísima gente con el mismo problema que yo probaba a suprimir determinados alimentos mientras estaba mal y les funcionaba.
    Lo más común entre todos era suprimir los lácteos y los hidratos de carbono.... a mi lo de los hidratos me pareció muy duro, pero lo de los lácteos sí podía intentarlo.... Además es que ya van varias personas cercanas a mi que tienen que suprimir la leche de vaca de sus dietas por motivos de salud.
    El caso es que, no sé si será psicológico o que definitivamente las pastillas han hecho efecto o que realmente los lácteos me afectaban... el caso es que llevo 3 días encontrándome estupendamente..... toco madera.
    La leche Kaiku ya la probé, está muy buena y no le noté sabor especial ninguno. Tengo que investigar porque no sé si me sirve el simple hecho de que le quiten la lactosa..... no estoy muy segura.
    Oye y que curioso lo de los benecol..... Si es que al final pasa lo de siempre, empresa más pequeña que inventa un producto, lo desarrolla y lo pone en el mercado y empresa grande que llega, lo copia, invierte muchísimo más en publicidad y se lleva el mérito..... que desastre.
    Un beso gordo chicos y..... FELIZ AÑO!!!!!
    Lauri.

    ResponderEliminar
  2. Carlos: hace 1 año como tenía sospechas de padecer alguna intolerancia me hice un análisis específico para detectarlas. Rastrean 200 alimentos habituales y, efectivamente, tenía intolerancia a la lactosa (entre otras). Te cuento todo esto para que veas lo importante que es tener toda la información posible sobre determinados productos como los que no ofreces hoy. En estos momentos estoy en un hotel en Londres, así que figúrate los problemas para elegir los alimentos adecuados. De todas formas, no es lo mismo alergia que intolerancia, lo que permite que me pueda echar una cana al aire, sobre todo en estas fechas. A comienzos de año le haré una entrevista para mi blog a la nutricionista que me trata porque no veas la cantidad de cosas interesantes que se aprenden. Feliz 11 y gracias, de nuevo, por la información

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que explicas es interesantísimo. Y lo mejor de todo es que lo haces desde la imparcialidad. Me encanta que 'no te cases' con ninguna marca, me parece genial.

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo la intolerancia diagnosticada desde hace año y medio, más o menos. Me dijeron que se cree que hay un 25% de la población con esta intolerancia, aunque la gran mayoría sin diagnosticar, ya que las molestias no llegan a ser suficientemente graves como para ir al médico. Mi caso no es agudo, realmente lo único que me sienta mal es la leche y a veces la nata. Pero no es ningún sacrificio para mí no tomar leche, porque siempre me ha parecido una guarrería... por eso no he buscado nunca productos sin lactosa. Para el café con leche de las mañanas tomo leche de frutos secos o de arroz, que están buenísimas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy intolerante a la lactosa. Me hice las pruebas hace unos años y desde entonces tengo digestiones mucho mejores. La leche hace mucho que no la pruebo porque me sentaba fatal, pero ahora sé que tampoco debo tomar quesos de vaca u oveja, ni salsas o platos con nata, ni bechamel, dulces con mucha mantequilla (y mucho menos mantequilla al natural) etc.
    Por lo que tengo entendido, en realidad todos los humanos adultos tenemos una cierta intolerancia, por eso a mucha gente la leche le sienta regular. Lo curioso es que los orientales lo sufren mucho más (es rarísimo que un japonés adulto consuma leche).
    Mi nivel de intolerancia es bastante alto y evito la lactosa siempre. Los yogures sin embargo sí me sientan bien (ya me lo dijo el médico), porque son "fermentados", son fáciles de digerir. También puedo tomar leche y quesos de cabra, y mozzarella fresca buena de verdad (que sólo lleve búfala).

    Conozco la gama Kaiku, aunque me gusta más la leche de soja que la leche de vaca sin lactosa, pero mi madre sí la toma y le gusta bastante. El queso también lo he probado, y vale, como sustituto está bien, aunque hecho de menos más variedad y mejor calidad. Los yogures no los he probado porque sólo me gustan naturales sin azucarar, los azucarados me empalagan. Me pasa como a ti, me gusta el punto ácido del yogur natural.

    Perdón por el rollazo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por vuestos comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Que super buen reportaje. Me pregunto yo, por qué a mi no me llegarán estas muestras para poder analizarlas :), soy intolerante y mis afecciones se me pasaron cuando pude cambiar todo por libre de lactosa, los quesos eso si no los dejo y me parece que tan mal no me sientan. Afortunadamente hay de todo para las personas que sufrimos este mal, eso sí el benecol me parece que aqui no hay sin lactosa, el resto si, mascarpone, queso crema, etc.
    Muy buen estudio amigos. Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Que post mas interesenta, y auqnue no sea vuestro caso esta muy bien dirigido. Hace ya un par de años que deje de tomar leche, porque no me sienta nada bien, sin embargo intoleranta no soy, ya que me hice las pruebas de intolerancia alimentia y no estaba en los alimentos prohibidos.
    Hay muchisima gente con la que hablas que les siente muy mal la leche, y no creo que sea casualidad, hay muchos estudios al respecto.
    Sigo tomando quesos y yogures sin azucarar. me pasa igual que a ti, me encanta esa acidez del yogur sino no es un yogur en condiciones.
    Sin embargo el queso me he dado cuenta que hay cierto tipos de queso que no me sientan tan bien, en fin todo es probar y escuchar a nuestro cuerpo.
    BEsos y Feliz Año

    ResponderEliminar
  9. Es genial que los fabricantes de estos productos se preocupen por este problema, yo también soy del grupo de las "intolerantes" y no sabes lo rica que me sabe ahora el vaso de leche de las mañanas.
    Me ha encantado vuestro reportaje.
    Besos y feliz año.

    ResponderEliminar
  10. Angel el granaino3 de enero de 2011, 13:30

    Hola Carlos, (si soy el angelito)...

    Aunque mi comentario va en tono más general que la simple intolerancia a la lactosa, creo que es muy importante conocer temas como este.

    Yo personalmente tengo que seguir una dieta baja en potasio y algunas veces resulta complicado hacer ciertas recetas por eso comprendo a la gente que tiene problemas alimentarios (lactosa, celiacos, diabéticos, enfermos renales).

    Carlos, te animo a que de vez en cuando pongas post como este que seguro que ayudan a muchos de tus lectores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola Angel, claro que sí, ya lo habíamos pensado. Un saludo y feliz año!!

    ResponderEliminar
  12. Hola, a todos!!! yo soy consumidora de todos los productos... y uno que no habéis mencionado y que para la familia es básico: la nata sin lactosa... Así cocinamos de todo, sin excluir platos de la dieta por no poderlos tolerar... y de camino tampoco se quedan atrás los postres... Todo cubierto.
    Sólo aclarar que como la lactosa es un azúcar, no sólo está relacionado con las leches y derivados, casi de todo lleva, un ejemplo: jamón de york, gusanitos y aperitivos varios, salchichones... así que a leer el etiquetado, porque os sorprenderá ver que todo los lleva.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola. Yo tengo una intolerancia elevada a la lactosa y pese a que los productos de Kaiku son fantásticos, para mi es inviable consumir el yogur y la nata, puesto que me sientan como si tuviesen lactosa. Con el resto de los productos no tengo problema.Afortunadamente cada vez hay más alimentos libres de lactosa, como el jamón york, y papas fritas de bolsa, por ejemplo.....

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger