16 nov. 2010

El cochinillo del mesón La Buhardilla en Dúrcal (Granada)

Hace dos fines de semana estuvimos en Granada en un celebración familiar, y aunque dio poco tiempo para hacer cosas, tuvimos la oportunidad de ir a comer al conocido mesón La Buhardilla (Plaza Magnolios, S/N) en la localidad de Dúrcal en las afueras de Granada. Aquí uno va sobre todo a degustar el cochinillo, codillo o lechón asado, un manjar que preparan desde hace años en este sitio y es conocido en toda la provincia. Desconocemos de dónde viene la tradición (si alguien lo sabe que nos lo diga), pero fuimos a comprobar su calidad y, efectivamente, lo hacen estupendamente y a muy buen precio.


Caray, el día era perfecto, afuera lloviendo y con los primeros fríos otoñales, y dentro nos esperaba un mesón bonito, recién reformado y con un olor a asado absolutamente delicioso. Nunca habíamos estado en esta población granadina que sólo conocíamos por sus canteras, vistas al bajar por la A44 hacia Motril, y también por la desaparecida María de los Angeles de las Heras Ortíz, más conocida como Rocío Dúrcal. No sé si sabréis que esta mujer no nació aquí, ella era una cantante madrileña de Cuatro Caminos que eligió su apellido artístico dejando caer un dedo al azar sobre un mapa de España. En su honor el ayuntamiento de esta localidad la nombró hija adoptiva de Dúrcal y bautizó una calle con su nombre. Como homenaje póstumo, en el año 2009, le dedicó una estatua de bronce.


Al entrar nos pegaron el susto. Cuando reservamos por teléfono preguntamos que si hacía falta encargar el cochinillo y nos dijeron que no era necesario ya que habían metido varias piezas. Pues bien, al tomar nota la chica se puso a pensar, "a ver, sois 5 de cochinillo, creo que sí que va a haber..." Por favor, si vais encargarlo, no sé muy bien como funciona esto pero debe de ser que tienen esta carne hasta que se les acaba.

No vimos ninguna carta, que la hay, y nos dejamos aconsejar. Como Lola y yo salíamos de viaje al acabar de comer, para comer sólo bebimos agua y un vasito de vino para acompañar la pieza.

El pan y el agua mineral, eran normales y corrientes, es decir aceptables.


El vino Ribera del Duero Montenegro Crianza de 2004 de bodegas Félix Sanz, una referencia que nunca habíamos probado y nos gustó, frutado y rico, aunque poco lo saboreamos.


Empezamos con un poco de jamón asado, al parecer es una preparación típica de esta zona que en este local aderezan con su propia salsa y con pimienta. Muy bueno. Este plato era para compartir.


Después nos sirvieron los champiñones gratinados, una pequeña maravilla culinaria que nos convenció absolutamente. Se trataba de un champiñón relleno de zanahoria, arroz cocido y queso cremoso de cabra, cubierto por una mayonesa al ajo y al horno. O al menos eso nos pareció. Pedirla obligatoriamente, se pide por unidades (creemos).


Luego vinieron los cochinillos, un poco tostados por fuera, aunque puede que fuera porque llegamos a comer tarde y sólo hacen una hornada diaria. De todas formas había mucha calidad, la carne estaba deliciosa, era suave, tierna y con una grasa infiltrada maravillosa. La piel crujía como mandan los cánones, y su sabor era correcto, no estaba salada ni poseía aliños extraños, era agua, sal y manteca. No obstante os vamos a insistir en esto, si no lo encargáis para una hora, ir a comer pronto porque estamos seguros de que se llegará al sumum.


Lola se pidió bacalao gratinado, una bechamel bien realizada, el bacalao, sin ser lo mejor que hayamos probado nunca, estaba jugoso y el preparado estaba muy rico.


Lo peor los postres, a mí personalmente sólo me gustó el arroz con leche. Aunque el pudding no lo probé.


Igual algunos pensáis que en este sitio abusan del sirope de menta o similar, pues es cierto.


Conclusión, un mesón al que ir a comer cochinillo, sin duda, aunque lo que vimos en otras mesas nos gustó mucho, entrecots, arroz con bogavante (menudo perol que vimos), parrillada de verduras (la próxima vez las pediremos)... El precio 30€ por barba.

Salud.

Print Friendly and PDF

14 comentarios:

  1. Estos reportajes es que los bordas chavá.

    Otro sitio más pa la agenda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nos das una información de restaurantes magníficas.Gracias.Un besote de OLI DE ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco conozco Dúrcal... pero este fin de semana me voy para Granada, a Gastrotur... así que ya os contaremos. Parece que todo está bastante bien organizado, lo único que me asusta un poco es el frío.... una no está acostumbrada!!!
    Me encanta el cochinillo, y tiene una pinta estupenda. Ahora, los postres... dejan mucho que desear, no?. Qué bien, que lo recorrais todo vosotros por adelantado y nosotros vayamos siempre sobre seguro...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Vaya festín os dísteis en ca la Dúrcal. A mi el cochinillo me gusta, si, bien tostadito como el que nos enseñas, peeeeero, como yo vea al animalillo entero, con la cabeza y todo.. entonces no me lo como, se me quita el hambre. Por lo demás, veo que son raciones generosas y como nos lo recomiendas tú.. ya ha quedado bien anotado :o)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía que festín...otro día nos venimos...
    besos.

    ResponderEliminar
  6. En muchos sitios se dice que todo lo que hay en el plato se come...

    Pero hay casos, como el sirope de estos postres que es un elemento de exceso decorativo...

    Ahora si,... la piel del cochinillo tiene una pinta bárbara

    ResponderEliminar
  7. joooo... se me borró el anterior comentario ... decía que me encanta el cochinillo!! sobretodo esa corteza crujiente y tan sabrosa!!! un beso de la vaca!!

    ResponderEliminar
  8. Buenas, felicidades por el post, estoy deacuerdo contigo, parece un sitio estupendo donde ir.



    pd: estaría interesado en que conocieras tambien nuestro produtos, 659961739, prismhb@gmail.com

    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Todos coincidimos con los postres.
    Ese sirope verde da yuyu.
    Te cuento que aqui en Catalunya como bien sabes, es tipico la mel i mató(requesón con miel) pues siempre pienso que tiran el dinero, ya que la gracia de este plato es un chorrito de miel por encima y listo, casi en todos sitios te ponen un charco, que hay para diez postres.
    Pero bien te lo pasate Granada es muy bonita.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No dudo que estuviera bueno el cochinillo pero si teneis ocasion venir a Arevalo(Avila) y vereis lo que es un buen cochinillo asado.

    ResponderEliminar
  11. Con las ganas que tengo yo de comer cochinillo pero por aquí como que no, se me hace la boca agua de ver esa piel tan tostadita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Anónimo: lógicamente tu zona es la cuna del cochinillo, pero en el sur no es fácil encontrar un asador así. Nosotros recordamos los que nos preparaban en la tahona de Turégano (Segovia) ¡ooohhh!, algo impresionante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger