21 abr. 2010

KAS LIMON, EL MEJOR REFRESCO DE LIMON CON BURBUJAS

Desde hace muchos muchos años sabemos que existe un refresco de limón que es una referencia dentro del panorama nacional. Realmente nosotros somos más usuarios de otras bebidas, pero de vez en cuando no podemos evitarlo y nos abrimos un Kas limón fresquito para amenizar un aperitivo o sencillamente calmar la sed en una calurosa tarde de verano. De verdad que nunca os vamos animar desde MC a tomar refrescos habitualmente porque es evidente que siempre será mejor tomar otras bebidas más naturales y saludables que los refrescos gasificados comerciales, pero es indudable que hay ciertas bebidas que han dado en la diana sobremanera con los gustos de decenas de miles de personas. Este es el ejemplo de este Kas limón, una bebida de extractos gasificada con un 6% de zumo de limón, más ácida que otras de la competencia y con un sabor a limón muy conseguido y refrescante. Nosotros a medida que pasan los años lo tenemos más claro, si queremos tomarnos un refresquito de limón burbujeante y delicioso, si es Kas, estaremos tomando el mejor, y es sin duda el mejor que nos podemos encontrar en las tiendas aquí en España.


Pues queríamos rendirle un tributo muy merecido y en especial a una familia que ha dedicado varias generaciones a conservar esta marca. ¿Y cómo lo vamos hacer? pues con un artículo que os introduzca en su historia y por supuesto os exprese nuestras sensaciones. Para lo primero hablaremos en base a un compendio de artículos e información que hemos encontrado en Internet, y de los que destacamos uno en concreto de euskomedia.org. ¿Queréis saber cosillas sobre esta empresa?. Acompañarnos.

Dicen que la empresa Kas comenzó a gestarse (que no a producir) en el año 1870 cuando un exiliado alemán llamado Román Knörr Streiff llegó a Vitoria desde su Baden Württenberg natal. A los pocos años de llegar a España tomó nupcias con una señorita llamada Pilar Ortiz de Urbina la cuál le ayudó económicamente a montar una ya extinta fábrica de cervezas que por aquél entonces se llamaba La Esperanza. Ayudado por su socio y futuro cuñado Mariano Ortiz de Urbina, Román trabajó mucho el negocio de la cerveza, bueno, de la cerveza alemana, gaseosa, Sinalco, agua de Seltz y hielo natural. Y aunque el negocio iba muy bien no supo expansionarse fuera de su localidad y con la mala fortuna de llegar su muerte en Pamplona en el año 1919. Con él murió esta modesta fábrica de cervezas y refrescos, pero aquí no acabó todo.


Al poco tiempo, uno de sus once hijos llamado Román Knörr Ortiz de Urbina fue quien en 1920 levantara en la calle Cercas Bajas (también en Vitoria) una cervecería llamada La Sucursal. Como todo se lleva en los genes, y las inquietudes suelen pasar de padres a hijos, Román junior decidió fundar en 1926 paralelamente una fábrica de gaseosas con la marca comercial El AS. En 1927 registró la marca y en el año 1928 su mujer Isabel Elorza Uzkudun, por algún problema de enfermedad del que no hemos visto que se especifique nada, tuvo que hacerse con las riendas del negocio y dedicarse a ser empresaria y madre de seis hijos. Román junior acaba muriendo joven, a los 39 años de edad, y en el negocio quedaron sus 2 hijos mayores, Román y su hermano José María.

A comienzo de los 30, la empresa contaba con clientes en todo Álava pero en 1936, y debido a la guerra civil española la empresa dejó de producir. Román y José María, se alistaron al ejército y la actividad dentro de la empresa quedó en standby hasta 1940, que fue cuando Isabel Elorza, dejó el negocio a otro hijo, Luís que por aquel entonces tenía sólo 16 años. Después de la guerra hubo muchos problemas ya que comenzó la 2ª guerra mundial, no había dinero y todo estaba patas arriba. Durante los 40 toda la familia Knörr dedicaría un esfuerzo enorme a reiniciar su negocio dedicándose cada uno a un cometido específico. Ya en 1951 todo empezó a tomar otro cariz, conforme se avanzaba en el tiempo José María, que se encargaba de la elaboración de los productos, comenzó a experimentar con sabores diferentes a la Coca Cola o a Pepsi, y siempre paralelamente a la gaseosa tradicional. Empezó con el sabor a naranja.


Foto de Kas

Y por fin, en 1954 aparece el refresco de naranja con una nueva marca, KAS, que era en verdad Gaseosas el 'As' y una K del apellido familiar Knörr. 1956 se establece como fecha de inicio empresarial oficial de la empresa, y en 1957 se constituiría en forma de sociedad anónima (Knörr Elorza S.A), las compañías envasadoras y productoras en varios puntos de España (Vigo, Mallorca, Sevilla, Cataluña etc) con el accionariado y participación total dentro del grupo Sociedad Anónima de Bebidas Carbónicas, con varias delegaciones distribuidas en cada punto estratégico del territorio español, todo ello propiedad de Isabel Elorza y sus seis hijos. En 1969 entra en Bilbao.


En 1975 los hermanos Knörr crearon la sociedad KAS, S.A. expandiendo su negocio aún más si cabe, aunque antes, en 1971 el grupo KAS vende un primer paquete de acciones al Banco Industrial de Bilbao (actual BBVA), por tanto ya no era una empresa familiar independiente y su futuro dependía del futuro de esta entidad. Con los años estuvo a punto de volver a manos de la familia, pero en 1988 el BBVA que contaba con el 35% de las tenencias, en un golpe estratégico, pasó a controlar el 74% de la empresa debido a una inyección de capital de 1.927 millones de pesetas. Pepsico ya embotellaba en Madrid y en las Islas Baleares. De todas formas este hecho de acudir a socios financieros daba a entender que para competir, la estrategia de expansión tenía que estar basada en un incremento del capital y en una fuerte inversión. Al final, hubo un estrangulamiento financiero notable que derivó en una venta obligada.


Por problemas familiares en el año 1991 y una coyuntura económica desfavorable por aquellos años, se vende KAS totalmente al grupo Pepsico en 1992 hasta el día de hoy. Como os habréis dado cuenta la historia de Kas es la historia de una ilusión, de un proyecto familiar y de un esfuerzo conjunto para competir con los grandes, y todo en España. Nuestros más sinceros agradecimientos a la dedicación realizada por la familia Knörr desde nuestro blog.

Pues de todos los refrescos de Kas sólo nos seducen dos, el Bitter-Kas y el refresco de limón. El Kas de naranja no nos convence demasiado, aunque está bueno y es uno de los sabores pioneros en la empresa como ya os hemos contado. La tónica Kas tampoco nos gusta mucho, bien es verdad que en estos años hemos probado tónicas impresionantes, pero aún así, no nos parece una excelente elección dentro de la oferta general. No obstante, los dos refrescos de esta casa que os hemos comentado nos encantan, y siempre que podamos los compraremos. Nos hubiera encantado probar el Kascol, y haber encontrado el Kas Manzana para este artículo, a todo esto, ¿cuál os gusta más a vosotros?.


Salud.

Print Friendly and PDF

11 comentarios:

  1. Sin duda el bitter. Aquí en Andalucía la marca Kas tiene mucho arraigo. Yo si recuerdo haber probado el kaskol, hace ya pues por lo menos 30 años, y recuerdo además que me parecía malísimo. Tenía tanto gas que las burbujas en la boca acababan por atragantarte.

    Tambien recuerdo que de limón, la marca que más me gustaba era Schwepps de limón, y más concretamente una variedad que se llamaba bitter lemon. No se ni siquiera si existe hoy.

    En fin, qué recuerdos.

    Excelente tu artículo sobre esta marca.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jose: no recuerdo haber probado el bitter lemon, pero me suena el envase. No obstante creo que ya no se comercializa en hostelería, y por descontado en tiendas, pero te lo corroboraré.

    El Schweppes también nos gusta, pero lo que nos gusta de éste es que es un pelín más ácido, y nos encanta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Qué sed me has dado!!! Y eso que no me levanto con resaca!!
    A mí me gusta mucho el Kas limón, sin embargo de naranja prefiero otra marca.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  4. Curioso como cada marca triunfa en un sabor. Así, prefiero la Cocacola para sabor cola, la Fanta para el sabor naranja y el Kas para el limón. Para tónica, me gusta mucho la Scheweppes.

    Un apunte nostálgico o dos.

    Recuerdo con lagrimita la Mirinda, con aquellos discos de 45 rpm de regalo...

    Recuerdo también la fanta cuando la botella era como de "michelín" hecha por innumerables aros y cuando era de color totalmente naranja, y no ese amarillento actual. Será cosa de los colorantes que permiten con el control de aditivos, pero antes era mucho más rojiza. (En sudameríca y otras partes del mundo siguen usando la botella y los colorantes originales)

    Un abrazo, y gracias por contestarme en el post anterior.

    ResponderEliminar
  5. Futuro bloguero: ¡qué curioso! ayer precisamente hablábamos (en mi familia) de esas botellas con aros que comentas de la fanta naranja, y lo que valorábamos abrir una botella como ésta. Era todo una fiesta.

    Nos sabíamos que en sudamérica siguieran haciendo estos envases, y sí, algunos colorantes antiguos se han prohibido en innumerables productos. ¿Una pena?. Pues supongo que no, será por nuestro bien (supongo) pero corroboro todo lo que dices.

    Gracias a ti.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Kas siempre ha estado muy arraigado en el norte, y aun hoy. Hace una temporada uqe vivo fuera de Bilbao pero aun sigo usando la palabra Kas como generico de refresco.

    Saliendonos un poco del mundo de las burbujas, hay que recordar uqe Kas patrocino a un equipo ciclista mítico (o eso me cuanta mi padre)

    ResponderEliminar
  7. Siento no poder aportar nada al respecto, naranjadas y limonadas casi no entran en mis preferidos, (salvo en la sangria y demás pero eso no cuenta) , yo soy de refresco de cola.

    Besos con sed!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo os contare después de este magnífico post sobre Kas, que nosotros de pequeños también bebíamos fanta de naranja con sus michelines.
    Como éramos 10 hermanos (les ganábamos a la familia Knörr) cuando teníamos alguna fiesta mi padre nos dejaba abrir una, que teníamos que compartir, no se me olvidara tras mucho medirlo, la mitad era en la tercera rayita!!!
    Que tiempos!!!
    cuantas se bebe un niño ahora???

    ResponderEliminar
  9. Para ser un poco escueta, estoy con futublog, Paco, a mi lo que me gustaba era la Mirinda. Me gusta mas un vaso de buen vino de Ribera y el agua. je je je.
    Saludos desde Almería.

    ResponderEliminar
  10. Qué estupendo artículo, una historia que desconocía, muy interesante.

    Yo es que he sido siempre de Kas manzana, con lo difícil de conseguir que es, ¡pero es que me encanta!

    ResponderEliminar
  11. Carlos, ya te he comentado alguna vez que yo he sido onsumidora fiel del Kas Limón y del Kas Naranja y sigo siéndolo.
    De pequeña, aunque he sido adicta a la Coca-Cola, si tomaba otro refresco era Kas Naranja. Me sigue encantando. Pero ya más mayor, mi única bebida para tomar por la noche, ha sido el Gin Limón, que en Bilbao se llama Gin Kas. Se da por supuesto que es de limón.
    Imagínate mi disgusto cuando vine a Nerja y no encontraba en los bares Kas....He estado años y años teniendo que tomar la ginebra con Schweppes....
    Son curiosas las cuestiones comerciales, he sido muchos años Jefe de Compras de diversos hoteles y aquí en el Sur, la marca Schweppes está considerada muy superior a la marca Kas. Igual que la Coca. Cola a la Pepsi. Bueno pues se ha conseguido introducir la marca Kas a base de promociones, de regalos, de ofertas,.....increible. Pepsico ha heche de todo para poder introducirse en este mercado.
    Supongo que en el norte habrá sido al revés....
    Ah, y te diré que el Kascol era verdaderamente malo.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger