23 marzo 2010

LECHE GRANJA DE SAN ISIDRO - MONJES CISTERCIENSES

Hace una semanas nuestros amigos Diego y Lorena nos trajeron de Palencia un par de litros de leche fresca pasteurizada de la marca Granja de San Isidro, cooperativa regentada por la orden cisterciense del famoso Monasterio de San Isidro de Dueñas (llamado popularmente Monasterio de la Trapa), sito entre la localidad de Dueñas y Venta de Baños.


En esta explotación existen tres zonas limitrofes, el propio monasterio, la lechería y la vaquería. Según leemos, el monasterio de San Isidro de Dueñas se dedica a la elaboración y venta de leche de los tipos entera y desnatada, ambas ellas certificadas y pasteurizadas. El ordeño se realiza en dos tandas con la recepción de la leche en los tanques de refrigeración, se pasteuriza y pasa a un tanque isotermo para su envasado en bolsas con cierre hermético. La leche se almacena en cámaras frigoríficas hasta su distribución. No sabemos los litros que producen al día.


Tampoco sabemos si será leyenda urbana o no, porque viene poquísima información en la red, pero dicen que el comienzo en la producción de esta leche (y que alguien nos corrija) empezó hace un más de cincuenta años con el lógico motivo de ganar fondos para el monasterio pero también para dar leche de calidad a los hospitales de la zona, pero esto no lo tenemos muy claro. El caso es que actualmente se presenta como una verdadera competencia en la zona, y sabemos que se vende muy bien y es muy conocida, sobre todo por su precio, 0,75€ el litro.

Pues nosotros la localizamos hace tiempo buscando cosas que visitar, conocer y tomar de un repentino viaje a Palencia por motivos laborales, pero no tuvimos oportunidad de probarla ni comprarla porque no teníamos sitio dónde conservarla hasta la vuelta. Y por fin la hemos probado gracias a estos chicos que nos la trajeron directamente de una panadería. No pudieron acercarse al despacho de venta del monasterio porque iban apurados de tiempo, pero Diego nos ha comentado que sigue estando el mismo abad de siempre, más mayor, pero el que recuerda de toda la vida.


El formato es una maravilla, nos encanta. Es el formato clásico de toda la vida, ese que peca de incómodo pero que es muy gustoso al tacto y del que tenemos muy buenos recuerdos. Es como si tuvieras un contacto más cercano con la leche en este tipo de bolsas, todo psicológico claro. Aunque se trata de una simple bolsa de plástico hermética, con una xeriografía sencilla y muy vintage con las palabras Monjes Cistercienses en grande, es segura y fiable. Su caducidad estriba entre 4-5 días, su sabor es a nata pura y su regusto es fantástico. Blanquea el vaso y huele a leche, cosa que muchos odian pero que yo adoro, sobre todo si ésta se sirve fría.


Incluso nos atreveríamos a decir que podría ser una de las mejores leches frescas envasadas de España, y atendiendo a su relación calidad a su precio, creemos que la mejor. Qué poca competencia tiene que tener en la zona, y quitarse de ella debe de ser duro. Desde luego os recomendamos que si pasáis por la zona de Palencia y alrededores, hagáis el esfuerzo de comprarla ahora que todavía es invierno porque sencillamente está exquisita.


Salud.

Print Friendly and PDF

15 comentarios:

  1. Carlos, cuando publicaste la entrada de la leche "Los combos" ya te comenté mi pasión por la leche y veo que tienes más oportunidades de disfrutar de ella.
    Este leche me ha recordado a una leche que producía la familia de una amiga mía, los de la cadena de hoteles "Aránzazu" de Bilbao. Tenían ganado y empezaron a envasar la leche del día, así en bolsas. Le pusieron de nombre "Tolon-Tolon". Eran unas bolsas graciosísimas y una leche de calidad excepcional. Aunque el precio nada que ver con ésta que nos presentas tu, era carísima!!!!
    Qué buenos amigos teneis!! Cómo os cuidan!!!
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el envase tan kitsch! Pero lo que más me interesa... parece que no está homogeneizada, no? Eso quiere decir que se asimilará mejor y que además se separará la nata... es así? O no le habéis dado oportunidad? ;-)

    ResponderEliminar
  3. La de tiempo que no veía un envase de estos!!!
    Hasta hace muy poquito yo consumía leche recién ordeñada (no hay nada como tener parientes con vaquería propia) y bien fría como tu dices, es deliciosa.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Fijate que leyendo lo que cuentas de la leche, me he acordado que en Móstoles (Madrid) hay una panaderia que vende leche fresca de un vaquería cercana, tengo que rescatar esa información y enterarme de donde está la panaderia o que hay de cierto en esto de la leche de vacas de móstoles, igual tú sabes algo, que casualidad que me había olvidado y al leerte lo recordé. Debe ser que ultimamente trabajo demasiado ;) (trabajo en Móstoles, claro ...)

    ResponderEliminar
  5. Es curioso esto de la leche, cuando era pequeña comprabamos la leche fresca a unos vecinos que tenían vaquería y no me gustaba mucho, me resultaba muy fuerte y ahora me doy cuenta de la calidad de esa leche y lo que me gustaria poder tomarla.

    Bicos

    ResponderEliminar
  6. Este post me ha llegado al corazón de verdad. Soy de PALENCIA (siempre remarcando la "P" porque la gente lo confunde con Valencia, también está el que pregunta ¿eso donde está? y el que nos llama Palencianos... hay gente para todo).
    La leche de mi tierra ¡qué rica, qué sabor! Una maravilla el reportaje.
    En cuanto vuelva a casa a ver a mis papis, amigos, familia... En definitiva en cuanto vaya de vacaciones me hago con un par (mínimo) de esas bolsitas y la pruebo.
    Gracias, mil gracias por vuestras entradas y recomendaciones.
    Estoy emocionadísima, creo que se me nota ¿verdad?

    Besos muy grandes de una Palentina.

    ResponderEliminar
  7. HolaCarlos, es la primera vez que me encuentro con tu blog y me a parecido un blog muy practico y sobre todo unas recetas muy buenas y interesantes para mi.
    Seguire pasando por tu blog y pondre un link hacia el tuyo.
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. Y yo que no he ido a Palencia.....ya tengo una excusa!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por acercarnos a esta leche que tan buena pinta tiene con tu descripción, seguro que si paso por Palencia me acordaré de comprarla ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Mirtiam, detalle importante el que comentas. Pues sí, esta leche no está homogenizada, y a los pocos días la leche se separa algo del cuajo a modo de 'natas', y se presenta algo cortada, pero se puede aún tomar. Eso es pureza en estado puro. Un detalle que se nos pasó.

    A los demás, gracias por vuestros comentarios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Antes de empezar a leerte, lo que mas me gustó ha sido la bolsa de la leche, pues efectivamente trae recuerdos de hace años, cuando este tipo de leche era la normal y se presentaba en este envase que tenías que tener una jarra especial para servirla

    y además, de cuando la leche sabía a leche y que por lo que dices has podido comprobar

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Desgraciadamente este producto tiene poco recorrido. O a lo mejor esa es su mejor virtud: producto local, poco manipulado y perecedero por natural. Es el dilema entre el tetrabrick y el envase obsoleto de leche de verdad. Ojalá en la zona sigan apreciando y disfruten de algo que está a punto de desaparecer de la faz de la tierra supuestamente civilizada.

    Cuchillero

    ResponderEliminar
  13. La leche de de la Trapa comenzó a venderse sobre principios de los años 80, fué la segunda empresa autorizada a la comercialización de leche pasteurizada, en la provincia de Palencia. Así que llevan del orden de 30 años con la producción de este tipo de leche. Anteriormente tenían vacas, pero no tenían la industria. Supongo que vendiesen la leche a granel y sin pasteurizar, aparte del autoconsumo. Sin duda alguna, es la leche PALENTINA 100% natural y además económica. En realidad llevan más de 100 años haciendo esa labor, y son grandes conocedores del tema.

    ResponderEliminar
  14. Yo bebo esta leche a diario. No sólo se comercializa en Palencia, doy fe que en algunas panaderías de Valladolid se puede encontrar. Lo mejor se la leche: su sabor y los "berretes" que te quedan en la boca y en el vaso. Un manjar de dioses.
    Irene

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas. Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger