8 sept. 2009

¿EXISTEN LOS MELONES GARANTIZADOS?

Pues nos atrevemos a decir que sí, y en nuestra experiencia particular (que no en la general) la culpa de todo esto la tienen dos marcas de melones, una es la marca madrileña de melones de Villaconejos Carlos, y la segunda los melones de la compañía valenciana Frutas Bollo. Ambas son marcas excepcionales y ya teníamos ganas de publicaros algo sólido sobre el interesante mundo de los melones, porque después de mostraros aquellas melonas extremeñas hará algo más de un año no os hemos contado nada nuevo. Hoy os vamos hablar de estas dos extraordinarias marcas y de algunas cosillas sobre la situación de los melones en nuestra región Madrid.


Ya os hemos comentado que el año pasado estuvimos a punto de publicaros algo sobre estos melones Carlos, pero al final por una cosas u otras se nos pasó. Pues mejor, porque este año hemos descubierto otra marca más de otra variedad, los Bollo, y ambas conforman una gama muy especial de melones de calidad que garantizan casi al 100% la compra. Los bollo son melones piel de sapo muy agradables que han dado en la diana con su calidad y os aseguramos que de las 10 veces que los habremos probado todas han dado la talla con nota. Y con los Carlos lo mismo desde hace 5 años. Queríamos entonces volver a enfocar este asunto de los melones de marca de modo más general, y corroboraros definitivamente que existen marcas que apuestan fuerte por la calidad y que la consiguen.

Bueno pues ¿aburrido o aburrida de comprobar una y otra vez si los melones pesan mucho para su tamaño? ¿de ver si son redondos? ¿si suenan bien al golpearlos? ¿de abrirlos y tenerlos que tirar?. Ya os habréis dado cuenta que ninguna comprobación en la compra garantiza al 100% un buen melón. Bueno, pues esto se podría acabar si se apostara fuerte por esta fruta. Que sepáis que excepto en raras excepciones de tiradas defectuosas, enfermas, de años de malas climatologías etc, los melones salen buenos y malos no por esto si no porque no ha habido un estudio, un seguimiento y una selección minuciosa de la semilla. Es decir, o bien no se seleccionado la variedad correcta para un clima y tierra determinado, o bien no se le ha dedicado tiempo y esfuerzo a una exhaustiva selección de las mejores semillas y cuidados de una variedad en concreto, y sólo se ha atendido a la producción y en algunos casos con modificación genética incluida. El caso es que si preguntáis a cualquier agricultor, dentro de una fanega puede haber melones horribles y otros excelentes, creciendo todos del misma tierra y en las misma condiciones. Está claro que si esto ocurre es porque no ha habido una buena selección/conservación de semillas de temporadas anteriores.


El caso es que esto es posible. Existen semillas de calidad algunas familias han guardado celosamente en sus casas, y a eso vamos. Un ejemplo lo tenemos con melones de este post, con la jugosa y dulce variedad Mochuelo de Villaconejos, que es la que hoy nos atañe y que un señor, en un mercado de Madrid (ahora os contaremos) vende todos los años. O la del melón Bollo fruto probablemente de una cuidada selección de semillas/productores de la famosa variedad Piel de Sapo ó Sancho, propia de la indicación geográfica protegida de la Mancha, aunque esta marca las venda o produzca fuera de esta geografía (en este caso Valencia).

No sé si sabréis que Madrid, y en concreto las localidades de Aranjuez, Navalcarnero, Chinchón, Alcala de Henares y sobre todo Villaconejos producen unas 65.000 toneladas de melón al año (48.000 sólo Villaconejos), lo que supone un 6% de la producción de melones nacional. Un porcentaje que no asusta pero que encierra en sí mismo una determinada calidad en un momento crucial de la temporada, que es prácticamente al final de la misma. Pues sí, efectivamente el melón autóctono de Villaconejos, y por el que se está intentando perseguir a la denominación de origen, es un melón algo tardío. Y aunque en la zona se cultivan otras variedades muy populares como la manchega Piel de Sapo, las variedades autóctonas y locales (como la Mochuelo) ofrecen calidad y garantía asegurada siempre y cuando la encontréis.

Y por contaros algo de la historia de forma general sobre los melones de Villaconejos, entre mi hermano y yo os la vamos a intentar explicar un poco su origen, trascendencia y repercusión. Para que lo sepáis, los melones llevan existiendo en Villaconejos desde más o menos el siglo XV, y en su museo del melón se explica algo curioso; comentan que los melones empezaron a tener fama en este lugar porque un militar trajo las semillas del mismo África, y de un melón en concreto, el Largo Negro Escrito. Antes ya se cultivarían melones, pero la fama la dieron una serie de melones que se adaptaron muy bien al clima y terreno de la zona.

Hoy por hoy, las variedades existentes etiquetadas como Villaconejos no tienen porque ser de allí, es más, la mayor parte no lo son. Allí sobre todo se almacena y se etiqueta. Mirar, si tenemos en cuenta que cuando se cultivan melones en esa tierra resultante (infertil) no se debe de volver a plantar melones hasta pasados unos años (hasta 8 años). Se deduce por tanto que las tierras deben de estar agotadas y se necesite constantemente de producto exterior. De todas formas y casi ningún caso, se ofrecen en los comercios nacionales las variedades más genuinas que hayan existido en la zona (ni en el país) desde hace varios siglos ya que la mayor parte de ellas no se vende por su poco valor comercial (ejemplares muy grandes, irregulares etc). Así que partimos de la base que existen dos ideas generalizada erróneas, la primera, que el melón de Villaconejos que hoy conocemos se cultiva enteramente allí, y la segunda, que además ha sido desde siempre el Piel de Sapo, y esto no es verdad.

Foto extraída de un estudio realizdo por Gregorio Vergara y Cristina Lorenzo -
Servicio de Investigación Agraria de la Comunidad de Madrid

Para que lo sepáis hay hasta 14 variedades conocidas de Villaconejos, pero a nuestro criterio las más importantes de esta zona han sido cuatro o cinco, la lisa Mochuelo (que es la variedad Carlos, y es la foto es la de arriba a la derecha); Amarillo de Villaconejos, melón de tamaño medio y al parecer muy dulce (no aparece en la foto); Largo Negro Escrito (es el primer melón de la foto), el gran melón que dio a conocer a Villaconejos. Largo Puchero (foto de abajo a la izquierda), también muy cultivado en esta localidad. Por último vemos una foto del melón Felipe (el último), que creemos que era un habitual en los campos de Alcalá de Henares, pero no en Villaconejos. Todas estas variedades han quedado reducidas a producciones familiares y a consumo propio, aunque la Mochuelo es la única que al parecer sobrevive entre nosotros y aún así es muy complicado encontrarla, al menos en los mercados importantes. IMIDRA, Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural Agroalimentario, se ha encargado de investigarlas recientemente, llegando a la conclusión de que el melón de Madrid, y por sus características organolépticas, es único en España.

Pues la vieja variedad Largo Negro Escrito es la que dicen que hizo a esta zona muy popular antaño, variedad de ejemplares gigantes (hasta 7kg), al igual que la Largo Puchero, pero que hoy por hoy de difícil interés comercial. ¿La razón? eran muy pesados, poco exportables, y con un punto de maduración difícil de determinar. Tampoco deberían de ser en todos los casos la dulzura personificada, aunque lógicamente hayan sido muy habituales, conocidos y parte de nuestra historia aquí en Madrid. Y es que la gente no se arriesgaba a comprar un ejemplar grande si no estuviera seguro de que estaba bueno, y claro, esto cambió el mercado. Por último comentaros que la variedad Felipe que aunque efectivamente era de ejemplares más pequeños, creemos que tendría algún tipo de problema en su comercialización, pero no hemos visto jamás un melón de este tipo y desconocemos las razones de su desaparición de los mercados.

Foto extraída de un estudio realizdo por Gregorio Vergara y Cristina Lorenzo -
Servicio de Investigación Agraria de la Comunidad de Madrid

Daros cuenta que de las más de 500 variedades de melones existentes en España a principios del siglo XX, ya solo quedarán en los mercados unas 8. Entonces nuestra pregunta ¿por qué nos hemos cargado todas estas variedades? pues es una buena pregunta, lo que es verdad es que nadie lo ha impedido, y eso ha sido un error gravísimo. El culpable de todo esto ha sido desde luego la globalización, esa semilla híbrida fuerte y productiva que ha dejado en el olvido tantas variedades en favor de la productividad. Además y con los años, nos han metido por los ojos que tenemos que desear un melón mediano, limpio, liso, verde, rico y barato. Nadie se ha parado a pensar en esa personalidad innata que hemos perdido con estas variedades, con sus pros y sus contras. La única solución que nos quedaría sería acudir a los bancos de germoplasma y pedir de rodillas una muestra de semillas para poder empezar a resurgir estas variedades. A lo mejor con el esfuerzo de todos nosotros y de algunos organismos competentes el maravilloso abanico de variedades producidas en nuestra región y en nuestro país pudiera volver a parecerse a lo que fue.


Ojo también a otro dato importante, el clima no es el mismo. Mi hermano nos recuerda siempre los melones de secano del pueblo de mi padre en Fuentidueña de Tajo (Madrid). Unos melones pequeños, ricos y sabrosos que al parecer los probabas y era miel pura. Esos melones se caracterizaban por nutrirse de aquellas lluvias tormentosas que había muchas tardes de aquellos veranos calurosos pero húmedos ¿os acordáis?. Nadie regaba estos melones que además se plantaban en llano y no en surco. Maduraban en Septiembre (tardíos) y eran una delicia. El caso es sí que me acuerdo de la fiebre de mi familia por el melón de verano del pueblo, pero yo no recuerdo su sabor.


Bueno pues ya os hemos puesto al tanto de las variedades extintas locales y el panorama general. Estas dos marcas que os presentamos se venden en algunos sitios de Madrid aunque la primera (Carlos) es la más rara de encontrar. La descubrimos gracias a unas amigas de mi hermana que su padre es carnicero del mercado de abastos de Vallecas. Éste a su vez conoce a un frutero que vendía estos melones y las amigas de mi hermana nos dijeron que estaban muy dulces. Pues al poco mi hermano decidió ir a visitarlos y al llegar al mercado se encontró al dueño (Carlos Alonso) vendiendo melones propios y auténticos de Villaconejos. 5 años han pasado ya, y desde entonces mi hermano sigue trayéndolos por estas fechas.


La otra marca Bollo, se vende en muchos más sitios y suponemos que en una gran parte de nuestra geografía. Dónde los compramos es en HiperUsera, y es lógicamente una marca más accesible y económica que la de Carlos. Frutas Bollo (hemos probado también su sandía Top Fashion) es valenciana y su empresa lleva en pie desde 1922. Es conocida por su calidad y su excelente oferta los 365 días al año. ¿Cómo lo consigue? importando fuera de temporada las mismas frutas pero de otros países como Brasil, Senegal etc. Muchos de vosotros las conoceréis también por haberlas visto anunciadas en televisión, pero no os podemos decir porque nosotros no nos hemos fijado.

El caso es que con respecto a los melones, ambas marcas son extraordinarias, y ambas marcas poseen un precio ridículo teniendo en cuenta su calidad. Oiga, que no sale un melón malo de entre unos 30 que habremos comprado, que son bastantes. Sus precios son diferentes, en los Bollo oscila entre 0,8€ y 1.2€ el kilo, y en los Carlos alrededor de los 1,7€ el kilo.


Bueno, aunque esté acabando la temporada española, siempre es bueno saber que hay dos marcas que pueden llegar a convencer en pocas compras, porque su calidad y su gran sabor están garantizados. ¿Conseguirá Madrid obtener con estas variedades la certificación de Denominación de Origen?.


Salud.

Print Friendly and PDF

27 comentarios:

  1. Interesantísimo, Carlos. Nos has resuelto lo que yo llamo "el misterio del melón" ¿saldrá bueno? ¿saldrá pepino?
    Desgraciadamente desde hace años comerlos me da alergia, pero disfruto de su maravilloso olor en la mesa cuando alguno "sale" bueno.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Primero te aclaro que no se nada de melones, y que me has dejado fascinada.Me encanta un buen melón.
    Desde que vinimos la primera vez a Nerja hace 26 años y hasta el día de hoy, compramos siempre los melones de la marca "Manolito" y la verdad es que es muy raro que salgan malos.
    Aunque también es verdad que algunos años hemos notado que no están igual de buenos, pero siempre se lo achacamos a la cosecha de ese año, que como en todo, hay cosechas mejores y peores.
    No te se decir de donde son, pero lo voy a averiguar y ya te contaré.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  3. Yo también creo que sino garantizado al 100 %casi garantizado al 95%. Interensatísimo lo que cuentas y comparto tu exposición. Luego siempre me sorprende alguno que compro sin marca esporádico, que sale bueno, pero lo normal es que sea de caracteristicas muy inferiores a los "marcados" eso si...el precio tb se nota.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Carlos,
    Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios, hasta me he sonrojado y todo! No sé si soy digna de tantas alabanzas, pero me ha encantado empezar el día leyendo tus valoraciones de mi cocina, me has animado un montón!
    Un post super interesante el tuyo, no se me había ocurrido nunca profundizar como tú y no sabía que había tantas clases de melón en Madrid.
    A mí me gustan muchísimo el "Bollo" y el "Conejo de oro", no defraudan nunca.
    De cuando vivía en Italia conservo también una debilidad por el cantaloup italiano. Por cierto, que con esta variedad tengo una receta cañón que podría hacer este fin de semana, si lo consigo la publico el lunes.
    Un abrazo y que tengas buen día.

    ResponderEliminar
  5. Mis hijos han descubierto este verano lo rico que es el melón. Según ellos es la primera vez que lo compro....
    Nos gusta especialmente los redondos pequeños y amarillos, el melón Galia, de Almeria.
    Sin tener ni idea de melones, me ha gustado mucho todo lo que nos cuentas y he tomado nota.
    Gracias....
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  6. Vuestro blog es el mas interesante de toda la galaxia de la blogosfera. Interesante post, magníficas fotos y exposición. Enhorabuena amigos. Un placer leeros.

    ResponderEliminar
  7. has conseguido alguna vez semillas de esas que tienen guardadas en el secretismo??

    un saludo
    Jorge
    http://pocohecho.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por vuestros comentarios. Jorge, no hemos ido expresamente a por ellas, pero sabemos más o menos qué ocurre. A estos sitios si vas, sólo te dan cuatro o cinco semillas, no sabemos si en todos los casos rellenas una ficha, pero la mayor probabilidad es que no las ofrezcan, que será lo más seguro. Lo que si que sabemos es que no se suele pagar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante, Carlos, los melones que hemos comido este verano han salido todos buenísimos

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, que valiosa información. Eres una enciclopedia, Carlos.

    ResponderEliminar
  11. Jose Luis Alonso Rubio13 de junio de 2010, 21:05

    Hola Carlos,

    He llegado a este post de casualidad y simplemente quería agradecerte la labor que has hecho en esta entrada, me parece muy bonita y útil a la vez.

    Yo nací y me crié entre melones, y ese señor que le vende los melones a tu hermano es mi padre ;-) Puedo corroborar que la base fundamental de la excelente calidad es fruto de un esfuerzo enorme desde que se escoge la semilla hasta que se selecciona el punto optimo de maduración para la recogida y posterior almacenaje.

    La otra parte importantísima que no debemos olvidar es la selección final de la pieza (y del punto de maduración al gusto del cliente) esto también es casi un arte que se aprende solo depués de muchísimos años y miles de pruebas. El resultado, como ya sabes, es un melón de calidad garantizada.

    Lo dicho, enhorabuena por el blog. En cuanto pueda le voy a enseñar este post a mi padre porque estoy seguro de que le hará mucha ilusión.

    Jose Luis Alonso Rubio

    ResponderEliminar
  12. Hola Jose Luis, gracias a ti por escribirnos. Doy fe de la calidad garantizada de vuestros melones. Mi hermano siempre habla del puesto de tu padre como uno de los puestos de venta referencia en Madrid, y todos los años, si otras circunstancias no lo impiden, se pasa a comprar en 2-3 ocasiones. Gracias a vuestra familia por seguir con esta tradición de altísima calidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Jose Luis, una pregunta que se nos olvidó, ¿vosotros cultiváis el Largo Negro Escrito? ¿o sábeis de algún colega que lo venda?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, de hecho yo creo que solamante he probado ese melón una vez. En Madrid los de Villaconejos se hicieron muy populares en los años 60 porque eran muy grandes y baratos y con uno de ellos una familia tenía postre para toda la semana, pero siempre he oido que la calidad no era tan alta como el hambre del que se los comía ;-)

      Es posible que hoy en día se cultiven a muy pequeña escala en Villaconejos o en algún programa de recuperación de la Comunidad de Madrid o de la empresa privada.

      Solo he tardado 3 años y medio en responder, todo un record!

      Eliminar
    2. jejeje, pues gracias por tu respuesta! gracias por la info

      Eliminar
  14. Buenas tardes. Referente a los melones Bollo quisiera añadir una cosa, en la actualidad estan comercializando melones que no son cultivados aqui sino en Brasil siendo su sabor muy inferior a lo que esta marca nos tenía acostumbrados, además asi siguen mateniendo mercado cuando aqui se termina la temporada.
    Vende su etiqueta.
    Cuando lo pruebas una vez, dices que ese melón no ha salido tan bueno, otro día otra vez, al final lees la etiqueta y ves el país de procedencia y te sientes un poco engañado.

    Saludos.

    Neus

    ResponderEliminar
  15. Gracias por la información, sí, tienen bollobrasil o algo así, al parecer es un acuerdo que han llegado para servir melones y otras frutas fuera de temporada, no los hemos probado y no creo que lo hagamos. Ahora no nos apetece melón.

    Lo que nos hemos dado cuenta es que de este verano aquí hay publicidad hasta en TV de la empresa, mmmm creo que estos melones van a subir más la próxima temporada.

    Ojalá nos equivoquemos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Soy un pequeño agricultor de elche.Aqui en la comarca son muy conocidos los melones de Carrizales,que se caracterizan por su gran dulzor.Son 100% garantizados.Son de variedad piel de sapo.Su dulzor no es debido a las semillas guardadas entre generaciones sino al terreno donde se cultivan.Es la salinidad del terreno lo que hace tan bueno a este melon.

    ResponderEliminar
  18. Hola a todos, por si os interesa, los mejores melones son los de El Conejo de Oro (Villaconejos) Son muy buenos de comer y tienes una garantía de que va a salir bueno, bueno.
    Por cierto Carlos tengo dudas de si eres de Villaconejos o NO, ya que tu sello no es conocido en Villaconejos.Si quereis un buen melon comprar los de la marca El Conejo de Oro. Un saludo a todos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo se comercializan al por menor. Si eres de Villaconejos supongo que conocerás o te sonará Carlos "El Barbero" que es el que le da nombre a la marca.

      Eliminar
  19. ¿Conocéis los melones VICENTIN de Vicente Peris? Son conocidos por ser los Gran Reserva de los melones. yo los he probado y realmente son exquisitos. os invito a que lo hagáis.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo: no conocemos los melones VICENTIN, al menos nosotros. Preguntaré a mi hermano luego.

    Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes encontrar Vicentines en El Corte Ingles y en las mejores fruterías del País. También tienen un melón a mejor precio llamado Peris Dolce, porque los Vicentines desde luego no están al alcance de todos los bolsillos.

      Eliminar
  21. Efectivamente, entre las marcas de melones más famosos, son el de melones Bollo, el de denominación de origen villaconejos y también hay una que se llama con un nombre original, y es una empresa de mucho éxito de Murcia, El abuelo de los melones, que están muy buenos!! http://www.procomel.com/

    ResponderEliminar
  22. melones, los melones garantizas tienen la etiqueta de Indicación geográfica protegida

    ResponderEliminar
  23. Hola Carlos,
    Me encantó esta entrada de los melones, y sobre todo me fue útil para preparar la mía sobre el tema, así que como no podía ser de otra manera te he citado ( http://conocerlaagricultura.blogspot.com.es/2013/09/como-vender-melones-y-sandias.html)

    Reconozco que soy poco melonera, y es una lástima porque estuve trabajando en el IMIDRA y tuve la ocasión de probar melones(en calidad de catador voluntarios)en varias ocasiones. Y efectivamente recuerdo probar el melón Felipe.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger