11 mar. 2009

VINO EMILIO MORO, GARANTIA A CIEGAS

Desde hace un tiempo, y siempre que tenemos dudas sobre qué vino tinto comprar de la denominación Ribera, nos estamos decantando por el vino tinto Emilio Moro. Hace algún tiempo, y siempre que nos encontrábamos en esta situación, comprábamos el comodín Pesquera, y ojo, si tenemos oportunidad lo seguiremos comprando, pero la verdad es que desde que hemos probado este vinazo nuestro criterio está cambiando. Está claro que si de lo que se tratara fuera de sorprender con un vino de igual calidad que el Pesquera pero un poco más desconocido para el público general, desde luego compraríamos éste (a ciegas), y es que la calidad y el buen hacer rebosan por todos lados, con ese punto de no conocerse mucho. Pero si fuéramos a una casa dónde haya gente entendida, y siempre por no defraudar, compraríamos cualquiera de los dos ya que ambos son extraordinarios.

En cuanto al Emilio Moro, lo hemos probado de varias añadas (no lo recuerdo), y en un primer momento lo haríamos de las copas de nuestros cuñados, pero la verdad es que empezamos a retener su nombre cuando con el tiempo (hará unos 2 años), nuestros amigos Miguel y Almudena nos comentaban que era el vino que ellos siempre pedían en bares y restaurantes si es que éste lo tenían. Sólo hablaban maravillas de él, y efectivamente era verdad, cuando lo probamos nos encantó, y claro, a la fuerza nos quedamos con la copla. Aquí fue dónde nos grabamos esta marca en la cabeza.


Así que ya veis, hoy le toca a este gran vino. Muchos sabréis que el dueño de estas emblemáticas bodegas (Emilio Moro) nos dejó hará menos de un año debido a una complicada enfermedad. Ahora son sus dos hijos Jose y Javier, los responsables de llevar desde entonces el negocio. Negocio que es bien sabido en el mundo de la enología que va viento en popa, y que nace en la zona y las tierras que hay cerca de la localidad de Pesquera de Duero. La historia de esta bodega es la historia de la labor de su padre y de su abuelo, que desde que Emilio tenía 14 años ya estaba vinculado de lleno a la producción y a la venta de un vino que ya su abuelo producía en sus viñedos, que por aquel entonces, se trabajaban con métodos manuales muy rústicos y precarios (y sobre la venta os podréis imaginar, hecha tocando en la puerta de las casas).

Y aunque el negocio parece que funcionaba, la familia no empieza a producir vinos hasta que su padre (Emilio) no utilizara/comprara/construyera la bodega (aunque no lo indican claramente) en 1987, en la que los Moro utilizan un pequeño y discreto espacio con sólo 8 depósitos, embotelladora y etiquetadora. Es evidente que el negocio con los años empieza a despegar, hasta que en 1997 se decide ampliar dicha bodega y transformarla en todo un complejo que según algún vecino (y compañero mío de trabajo) es espectacular. Las obras fueron despacio y acabaron en el 2001.

Pues en estos últimos 8 años los Moro han producido vinos extraordinarios, famosos ya en medio mundo, y reconocidos por los más prestigiosos catadores y expertos nacionales e internacionales. Y es que muchas de sus uvas proceden de injertos de vides centenarias hoy por hoy desaparecidas, siempre extraídos de tinta del país/fina (Tempranillo), uva propia de esta conocida y excelente zona (triángulo Pesquera del Duero, Valbuena y Peñafiel), y que los hijos heredan de su padre que a su vez de su abuelo. Al final de todo esto, la empresa produce en 70 hectáreas de viñas.


Además con este vino a muchos de vosotros os habrá venido a la cabeza el joven proyecto Cepa 21, otro gran vino que emerge de la misma bodega y que posee esta familia en la localidad de Castrillo de Duero (Valladolid). De esta marca han tomado parte y como accionistas, personalidades muy conocidas en el deporte y cine, como Ronaldo, Imanol Arias etc. De este vino, ya nos haremos eco en breve.

Pues ya por último, y sobre su cata y sabor, poco que añadir a lo que os encontraréis por Internet. Muy afrutado y muy complejo en naríz y boca, que es el adjetivo que utilizamos los que no entendemos de vinos, cuando un caldo nos sabe a muchas cosas. Bien elaborado y bien hecho, es de color oscuro y precioso, con un trago largo y grueso, aunque suave en el saboreo. Connotaciones muy breves a barrica y en definitiva, un gran caldo que no os debe de pasar desapercibido haya o no que celebrar algo.

Salud.

Print Friendly and PDF

8 comentarios:

  1. Ni idea de vinos, tus post, me sirven de referencia. Mil gracias

    ResponderEliminar
  2. Carlos, nada, pues aprendiendo mucho, que yo los vinos solo: me gusta, no me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Carlos que buen trabajo estás haciendo sobre los vinos. Precisamente este Ribera lo probé por primera vez en versión Magnum, me pareció un vino que -como dice Dolorss- me gustó y mucho. También fué como una cata, se lo habían regalado al amigo anfitrión, nadie lo conocía y a todos nos gustó.
    Esa es mi relación con Emilio Moro.
    Sigue con tus posts sobre vinos, que nosotros nos iremos aprovechando de tu gran trabajo!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Si señor, realmente es un vino, que en los tiempos que corren, es de los más asequibles a la hora de pedir en un restaurante por la calidad-precio. Este si que es un vino para tenerlo de cabecera en cualquier bodega que se precie (bodega en casa me refiero).

    ResponderEliminar
  5. Su: Yo ni idea de hojaldres, así que somos un buen tándem.

    Dolors: y yo también ¡ojo!.

    Carmen: me alegro que te guste, haré lo que pueda porque a mi también me sirve como ficha mía sobre vinos que pruebo.

    Ponce (Jose)(este sí que sabe de vinos): ya te conté, fue abrirlo y nos gustó como la primera vez, y eso es bueno. Gran vino. Ciao Jose.

    ResponderEliminar
  6. Carlos,

    Estoy contigo, este vino merece la pena. Y como dice José, vino de cabecera. El mío de cabecera es Martúe, que me parece excepcional y de excelente relación calidad-precio.
    Saludos desde Córdoba

    ResponderEliminar
  7. Hola Salmorejocordobés, pues no lo conozco. Especifica un poco más, qué vino probasta (en la web hay varios), añada, dónde lo compraste etc. ¡Somos muy cotillas!. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Tengo el placer de degustarlo el día de hoy, es impresionante y estoy totalmente de acuerdo consigo.
    Saludos desde Extremadura
    Verónica

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger