23 enero 2009

POLLO A LA CERVEZA CON SALSA DE ALMENDRAS

Rms del blog Ley de Pureza, me animó hace tiempo hacer este sencillo plato de pollo a la cerveza con salsa de almendras después de haber tenido una conversación sobre esta vieja receta que a ambos nos encanta. Y tras presentar su blog y empezar a meterse de lleno en el mundo de las cervezas, se nos plantearon dudas de qué cerveza sería ideal para preparar un plato tan tradicional como éste. Pues después de asesorarse y de buscar por recetarios por toda la red, llegó a la conclusión de que la mejor cerveza para un guiso de ave como éste sería una cerveza larger pilsner. Y para no andarme con rodeos y rebuscar por todas las tienda compré la que nos enseñó en su blog como la primera pilsner del mundo, la estupenda y accesible cerveza checa Pilsner Urquell.


Además, al plato tradicional le hemos añadido algo que resultó ser sorprendente, una salsa triturada, que no majada, de almendras con pan tostado o frito. Se nos ocurrió porque, en los guisos el sabor a almendras nos encanta, y claro, al pollo le iba a ir de maravilla. Y como además, el encontrarnos trocitos de almendra a veces nos gusta y a veces no, no nos arriesgamos y la hicimos pasada por la batidora junto con un poco de salsa. De verdad que el toque fue tremendo, os lo recomendamos si queréis volver a preparar esta famosa receta que si ya me gustaba ahora se ha convertido en uno de los mejores guisos de pollo, os lo digo de verdad.

Sobre la preparación de las cebollitas francesas confitadas, lo copié del blog de Garbancita I+D en la cocina, la cuál hizo una preparación (mucho mejor que yo) que cuando en su momento la vimos en su blog, nos enamoró. Y el acompañamiento era perfecto, aunque estas cebollitas casen con todo. No obstante ahora os cuento los pormenores en las siguiente líneas y espero que si la receta os gusta toméis buena nota de ellos, porque insisto, el plato es muy sencillo y con esta rica salsa de almendras sobre la de cerveza, lo bordamos.

Los ingredientes son, 1 pollo destripado, troceado, limpio y despellejado (a excepción de las alas). Podéis utilizar pollo de grano o campero, aunque con éste sale divinamente. Cebollitas francesas, la cantidad la decidís vosotros, pero os recomiendo que al prepararlas no las amontonéis unas encimas de otras. 2 Cervezas tipo Pilsner (yo sólo muestro una), 1 trozo de pan tostado, un puñado de almendras crudas, 1 poco cebolleta (otro poco para el fumet), 1 hoja de laurel, 1 pimiento verde, 1 puñado de ajos (algunos irán al fumet), sal, AOVE y pimienta negra recién molida. Perejil para el fumet (se me olvidó sacarlo en la foto) y un poco de azúcar para el glaseado de las cebollitas.


Si el pollo lo tenéis entero, primeramente cortaremos el pollo en trozos.


Haremos un fumet con los despojos del mismo libres de zonas oscuras, también el hueso de la espalda, los extremos de las alas, la curcusilla, el cuello etc, como si echáis los trozos que no os gusten. No echéis la cabeza y las patas si os las dieran. Hacerlo con un poco del laurel, otro poco de cebolla o puerro, unos ajos y perejil fresco. No echar sal. Lo dejaremos cocer durante 30 minutos tapado.


También nos dispondremos a escaldar las cebollitas en agua con sal. Ya sabéis, lo lleváis a ebullición, las arrojáis, y las dejáis 1 minutos de reloj. Las sacáis al agua fría con hielo.


Una vez en remojo fresco, iremos cortando la verdura de la foto en trocitos y la reservaremos.


Rehogaremos la misma y cuando empiece a sofreír, echaremos el pollo y removeremos hasta que dore. Salpimentar todo previamente.


Echaremos la verdura...


Una vez haya dorado la carne, y pochado la verdura, vaciaremos dentro las cervezas.


Lo dejaremos cocer durante 1 hora a fuego suave y nosotros lo tapamos. En olla a presión con 35 minutos basta. Mientras cuece, iremos limpiando estas exquisitas cebollitas de su pegajosa piel. Veréis que preciosas es poco. Las reservaremos.


Vamos haciendo el majado, para ello tostaremos levemente las almendras, los ajos y el pan, si no lo teníais ya tostado.


Como el orden las fotos es según cómo lo hice, mientras se fueron tostando apagué el fumet y puse a cocer las cebollas con un poco del mismo. Olla tapada y durante quince minutos.


Una vez acaban de rehogarse las almendras y compañía, las majamos con el pan y algo de la salsa del guiso. El aspecto es el que os muestro.


Una vez hayamos acabado con la salsa reservaremos hasta que que haya transcurrido la mitad de la cocción. Podríamos echarlo ya, pero todo a su tiempo. Ahora vamos con las cebollas que una vez han acabado de hidratarse de salsa, la hemos devuelto al guiso y las hemos salteado con AOVE, sal y azúcar. Las iremos caramelizando durante unos treinta minutos moviéndolas de vez en cuando.


El aspecto final del guiso es que os presento, teniendo en cuenta que quince minutos antes de apagar le hemos echado el blanqueado de almendras con el pan y los ajos.


Lo emplatamos así..


Salud.

Print Friendly and PDF

33 comentarios:

  1. El plato no podía haberte salido mejor. No suelo utilizar mucho la almendra en las salsa, solo en aluna receta muy concreta, pero veo que voy a tener que empezar a acostumbrarme, porque me estoy perdiendo algo increible.
    Las fotos te han salido espectaculares, y es que esas cebollitas son fotogénicas,eh?...qué buenas....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Ahora entiendo porque a mi el pollo con cerveza no me queda bien!! Es que le faltan un montón de ingredientes!! las cebollitas me han impactado y la salsa de almendras, no digamos.
    Que fotos a las 7 de la mañana! te alegran el día!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Bua, extraordinario. Lo haré ya que en casa somos muy polleros, lo explicas también que todo se me antoja.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. ¡Buenooo!, este plato está a años luz de lo que estuvimos hablando. Es más, creo recordar que intenté convencerte de que usases cualquier pilsner del montón y que no fuera una Urquell.
    Tiene una pinta fantástica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ufffffffff este pollo me supera. Tremendo tiene que estar tremendo, con esa salsita... madre mía con las fotos creo haber comido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Si según se te va leyendo se va haciendo la boca agua, a la vez que nos deleitas con estas fotos que ya hablan por si solas, ya degustar este plato será de locura.

    Y eso tendré que solucionarlo prontito

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Este pollito se ve tan jugosito, hummm!
    Que rico te ha quedado!Gracias por detallar todo el proceso.
    Un besín preciosa!!

    ResponderEliminar
  8. Para mí la salsa de almendras es una absoluta maravilla, mi abuela era una verdadera artista preparandola, y tengo muchos platos con ella, la cerveza que te digo en los platos que da un sabor delicioso, no sé si has probado a preparar algún plato con la cerveza trapense Chimay, es todo un disfrute.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me alegro que os haya gustado el plato a todos. Habréis visto que es muy sencillo y que no tiene la más mínima complicación para pedazo de cociner@s como vosotr@s. Animaros hacerla porque no os vais arrepentir.

    Trota: espero probarla sí, ¿dónde puedo conseguirla?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Trota, ya me han dicho desde el blog 'Ley de Pureza' que se encuentra muy fácil. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  11. Carlos, me has dejado sin palabras... La receta se ve increible, me gustan TODOS los ingredientes y las fotos están geniales.
    Tu blog es espectacular, de gran calidad.
    Te felicito!

    ResponderEliminar
  12. ains!! que rico!!! y mira que solo son als 12!!!! pues has conseguido que me entre hambre y to!!!! ains!!!

    ResponderEliminar
  13. ¡¡ GENIAL !!

    ¡¡ GENIAL !!

    Y

    ¡¡ GENIAL !!

    ResponderEliminar
  14. Sol, Marivel y Ana: os agradezco vuestros calificativos jejeje, pero vamos, creo que lo que os pasa es que habéis caído rendidos antes las cebollitas de Garbancita, y no es para menos.

    En fin, que me alegro un montón de que os haya encantado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carlos, se me ha hecho la boca agua... (literalmente), vaya Post!...q bonitas las cebollitas! preciosas!
    un beso,

    ResponderEliminar
  16. Carlos, es un plato espectacular. El brillo que tienen esas cebollitas francesas es impresionante. Imagino su sabor, tan caramelizadas... Me encanta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Pues el pollo tiene muy buen aspecto, pero es que las cebollitas se salen de la pantalla. Están perfectas, totalmente perfectas.
    En casa los guisos de pollo gustan mucho, así que uno más que me apunto y la semana que viene igual lo hago.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  18. Este pollo no es un pollo cualquiera.....
    Me han encantado esas cebollitas y la presentación y la cerveza ( en Praga me puse morada )y la explicación....todo, todo, todo.
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  19. Carlos, simplemente delicioso, el pollo no se pero la salsita y las cebollas así tan rubitas...las almendras en las salsas quedan geniales.
    Bueno que te voy a contar que tu no sepas.
    sigue , sigue.
    un beso

    ResponderEliminar
  20. QUÉ LUJO DE PLATO CARLOS!

    No te digo más, me he quedado sin palabras. SALUDOS!

    ResponderEliminar
  21. Carlos, estoy segura que a muchos de tus lectores como a mí nos gustaría que pusieras una versión imprimible de tus recetas. Tu blog es grandioso, tus recetas son un tesoro, que nos gustaría tener!
    Qué dices?

    ResponderEliminar
  22. Carlos, una pregunta la yerbita que le pusiste al final... qué es? Es tomillo?

    ResponderEliminar
  23. Hola Nora, puedes imprimirlas, aunque con todos sus comentarios, en la impresora que viene justo al final de los artículos de recetas. Hacer algo más bonito y mejor hecho me supondría mucho tiempo que no tengo!!!. Pero cuando pase a actualizar el blog tres días a la semana, lo podré hacer. Esto será probablemente el año que viene. La hierba final es sólo para decorar, y es albahaca seca.

    Un saludo a tod@s, me alegra mucho que os haya gustado la receta.

    ResponderEliminar
  24. Hola Carlos, esto te a quedado de lujo, Nora me aviso de este nuevo post y de que tenia que venir a verlo. Me ha encantado, y es pollo por supuesto que lo intentare.

    Muchos saludos y gracias por este reportaje, increible!!

    Mely

    ResponderEliminar
  25. Ay.....!! yo suspiro por esas cebollitas...... y también, como no, por ese plato de pollo tan apetecible....

    Saludos,
    Anna

    ResponderEliminar
  26. Que plato tan rico, a nosotros nos encanta el pollo con salsita y esta de almendras debe estar para mojar pan y no parar!!!!

    ResponderEliminar
  27. Me encanta, y además con la cerveza favorita de mi contrario :)

    ResponderEliminar
  28. No se me ocurre un acompañante mejor para las cebollitas glaseadas que un buen pollo a la cerveza.

    Se pelan más fácilmente las cebollitas blanqueandolas primero? La verdad es que no me costo mucho pelarlas, pero la próxima vez probaré tu sistema a ver que tal.

    Un beso Carlos ;)

    ResponderEliminar
  29. Mely, Anna, María José: me alegro que os haya gustado.

    Margarida: falta entonces inventar un postre con la misma, y ya tenemos comida, bebida y postre.

    Garbancita: se lo vi a Arguiñano hace tiempo. Es echarlas, volver a hervir y fuera, como las gambas. Y Luego enfriarlas en agua con hielo o en agua muy fría.

    Un saludo a tod@s

    ResponderEliminar
  30. Hola, me encanta tu blog de cocina. Lo explicas todo de maravilla y la pinta de las recetas es irresistible. Tanto que a pesar de saber muy poco de cocina me atreví con este pollo. Seguí a rajatabla tus indicaciones pero cuando terminó de cocinarse tuve que echar azucar porque entre la cerveza y las almendras me quedó muy amargo y no sabía bueno. No se, a lo mejor es que hice algo mal. Es normal que me pasara eso?
    Enhorabuena otra vez por tu blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Hola Pin-up, se me ocurren que amargue el guiso provocado por las almendras. ¿las almendras eran muchas y ya llevaban tiempo en tu despensa? ¿las tostastes mucho?. Luego ya ¿el pimiento que echaste era enooorrme?. Un saludo y más ilusión nos hace a nosotros que nos visites y hagas nuestras recetillas. Un saludo fuerte.

    ResponderEliminar
  32. Hola Carlos, encantada!!!
    No, las almendras eran recién compradas y no me acuerdo bien de si el pimiento era muy grande o no, pero me parece que era normalito. Lo que sí es verdad es que recuerdo que se me tostaron mucho las almendras, incluso por un lado casi se me quemaron un poco. No se me había ocurrido que podía ser de eso. La próxima vez que haga la receta voy a poner cuidado en que se tuesten sólo un poquito, a ver si me sale bien. Muchas gracias por contestarme.

    ResponderEliminar
  33. Pues me alegro haber podido dar con la posible causa. Un salduo Pin-up y para lo que quieras, ya sabes.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger