19 sept. 2008

POCOS PRODUCTOS PERO GRANDES SATISFACCIONES

Por fin, hemos obtenido los primeros frutos del verano de nuestra modesta huerta en el pueblo de mi padre. Ya sabréis por otros post que es mi hermano el que se encarga del cuidado y siembra de los mismos, y por tanto, este tipo de artículos son complejos y llenos de descuidos por mi parte, porque tendría que ser él mismo el que os contara pero no puede. Por tanto, como él no tiene apenas tiempo os contaré de forma superficial cómo ha cultivado cada uno de los productos que ahora mismo os voy a presentar, pero os aseguro que merece la pena que conozcáis algunas extrañas variedades que se conocen poco por estos lares.


Para empezar os muestro a la uva ancestral moscatel, pero no la uva Moscatel Italia, si no a la particular uva Moscatel de Alejandría o Moscatel Romano. Es confuso saber de dónde procede esta variedad, es tan antigua que se le atribuye su existencia a tiempos inmemoriales cercanos a los principios de todos los siglos. Esta variedad se la encuentra fácilmente en la zona de Málaga y Granada, y ya sabréis que es famoso en el mundo entero el vino de moscatel. Su aspecto es poco comercial (feo, de aspecto poco homogéneo y con muchas uvas de color marrón), pero su sabor es dulce hasta no tener palabras. Su textura es ligeramente crujiente, y su olor y sabor es a claro moscatel. No tenemos aún muchos racimos de esta variedad, pero creemos que los habrá en buena cantidad. La planta procede en su origen de un vivero madrileño (imposible encontrarla en su día en varios viveros malagueños) y su cuidado es más bien escaso. La verdad es que esta fruta no se encuentra con mucha facilidad, y si se encuentra, sólo por unos días al año y en algunos mercados, pero vamos fuera de Málaga se puede encontrar.


La segunda uva que os muestro es la minúscula Sultanina. Esta variedad también es muy antigua y se trata de una mutación espontánea (natural) sin pepitas. Es de origen incierto, se cree que procede de oriente medio, y la conoceréis por ser la variedad fresca de la pasa sultana que a veces se encuentra en las tiendas. En fresco no se encuentra por aquí, aunque sí en EEUU. Es muy famosa en California y se vende casi siempre como Thompson Seedless, y es llamada así porque obviamente la introdujo un tal William Thompson. Esta variedad es ideal para platos como el ajoblanco, migas etc... y sus frutos son siempre muy pequeños y sin cien por cien masticables. Su dulzor roza ya lo grotesco, y la producción es más limitada que la anterior. A ver si puedo conseguir más uvas y puedo hacer un ajoblanco como a nosotros nos gusta.


Por último, y en lo referente a las uvas, todo un clásico en nuestra familia, la uva negra Alphonse Lavallee. Esta uva lleva muchos años entre nosotros, y aunque es de un sabor neutro (tirando a dulce), es sobre todo crujiente y muy agradable al paladar, con un color muy atractivo, al menos para nosotros, y con ciertas curiosidades. Por ejemplo, es muy curioso que a los pájaros no les gusten pero a las avispas sí, es algo que no suele ocurrir con otras variedades. Posee otra peculiaridad, son racimos con unas bayas de coloración hermosísima ya que poseen una característica que en esta variedad es un patente, y es que son racimos pruinados, es decir, con un recubrimiento que la uva produce a modo de polvillo, y que por su color y tamaño hace que sea muy original. Posee pipos, y su cuidado es más delicado que el resto de parras. Es la parra más antigua de la casa del pueblo y la que siempre produce en relativa abundancia aunque curiosamente nace de unos escombros. Algunos ejemplares a la sombra han sido sometidos a un riguroso embolsado a lo tipo uva Vinalopó, pero esto es un proceso delicado y muy parametrizado que merece una complicada explicación. Lo que quería comentaros es que en esta variedad sí que se puede, y en variedades como las anteriores no, entre otras cosas por su orientación al sol, el calor producido, producción de hongos etc.

Comparativa Sultanina vs. Alphonse

Luego, y estableciendo un punto y aparte, obtuvimos la primera y última recolección del sabrosísimo tomate brandywine (Lycopersicon lycopersicum). Este tomate en realidad no se suele comercializar en España. Las semillas las compramos en EEUU hace aproximadamente cuatro años a raiz de una búsqueda intensiva por Internet de variedades de tomate antiguas. Su sabor, cuando lo recolectamos por primera vez, no nos dejó indiferentes, y como es lógico corroboramos todo lo que se dice de él en foros y webs. Se trata de una variedad exquisita y heirloom que dicen que se remonta al año 1885, y su peculiaridad es que es un ejemplar grande, de un color rojo-rosado y con un sabor a tomate de toda la vida, y esto lo hace diferente al resto. Su carne interna es más bien roja, y su aspecto, sabor y color, es muy rojizo, carnoso, jugoso y extremadamente sabroso.


Algunas teorías dicen que ya lo cultivaba la agrupación religiosa amish en 1885, y otros dicen que su origen es incierto pero que lo introdujo en el mercado americano, una tal Dorris Sudduth Hill en 1982 gracias a unas semillas que le proporcionó un señor (ya muerto) llamado Ben Quisenberry. Ella aseguraba que este anciano y su familia llevaba plantando esta variedad desde hacía más de 80 años, pero lo que se desconoce es de dónde se sacaron, si de EEUU o importada del extranjero. Seguro que este tomate no es de allí, pero ellos, como si lo fuera (y hacen bien).


Quizás este tomate sea uno de los mejores manjares o bocados surgidos de las tierras de la casa del pueblo, y aunque su producción siempre ha sido limitada (planta poco productiva), este año además se ha reducido la plantación a dos ejemplares. Los frutos que veis han sido los más agraciados debido a que no se ha ido demasiado a regar por la casa en estos meses. Ha habido otra docena más (en total), pero poco más. El tomate, como es el caso de otras plantas, hay que cuidarlo casi a diario, y si encima es poco productivo pues ya me diréis. Podéis comprar las semillas por Internet.


Ya por último, os muestro unas manzanas del nuevo manzano braeburn, el cuál dio sus primeros frutos este año. La variedad braeburn es Neozelandesa. Dicen que nació espontáneamente hace casi cincuenta años y procede de dos variedades, la rara Lady Hamilton y la muy conocida Granny Smith, dando a la manzana un bi-color atractivo que es rojo sobre verde. Esta variedad da frutos grandes (no es nuestro caso) es muy codiciada por su carne excepcionalmente crujiente y jugosa, con una mezcla agridulce (su carácter ácido es aportado por herencia de la Granny Smith). Pese a que Braeburn es una fruta excelente para la exportación, ésta no se encuentra en nuestros mercados salvo rarísimas excepciones (algunas ferias gourmet). Fuera mi hermano la probó y la trajo de Eslovenia, ahí empezó su pasión hasta que compró el manzano en una tienda online francesa y lo plantó hace dos años. ¿El resultado? 12 manzanas, para ser el primer año está muy bien. Un bocado excepcional que esperemos que el año que viene se cuatriplique.


Luego quedaría la recolección de berenjena Listada de Gandía, pero de esta ya os hablaré cosas en otro post. Qué con este ejemplar, hay mucha tela que cortar.


Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

13 comentarios:

  1. Carlos: no sabes lo que he disfrutado con este post...bueno si lo sabes ¡claro! compartimos la misma pasión. Voy a optar por imprimir tus post y pasarselos a mis hijas pra que los estudien despues de que lo hagan con las mates, porque mas documentados e interesantes es imposible.
    te cometnaré uan cosa. En Cuenca hay muy poquitos tomates de las pocas huertas que quedan y a precios de oro, -espero que no me lea algun hortelano- porque ellos cuidan la simiente desde años remotos, no la venden y es como un tema tabu, y son de color rojos rosados, grandes de carne olorosa y prieta, me han recordado un poco a los que has fotografiado.Después del periplo para conseguri una semilla buena, ya les entiendo un poco mejor...ja ja
    Un saludo para tu hermano con el que me siento identificada, por la vida tan achuchada que llevamos todos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Su, gracias a ti por leernos que lo valoro un montón. Una pregunta, ¿sabes por curiosidad cómo se llaman esos tomates?. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No no. desconozco si tienen algun nombre especifico. Aqui los llaman tomates de Cuenca. A ver si te busco una foto para que los veas, es que son supertardios, y en Agosto no habia...Ya te digo estan rodeados de un misterio...
    Ya me has picado...
    cuando vaya voy a investigar..
    Un abrazo
    Ah : no es pasión. Son extraordinario, es un sabor...diferente...anda que como el origen de la simiente fuera el que tu expones en tu post...
    Ya me contaras de donde te viene tu pasión por la cocina...igual lo has explicado en algun post y me lo he perdido. Realmente hacer unos post serios y compartir conocimientos, aromas, y sentimientos es...lo mas

    ResponderEliminar
  4. A ver si nos lo dices, sólo por tenerlo en cuenta.

    Pues sobre lo de la cocina, no sé si lo habré explicado (es posible), el caso es que yo he pasado por muchas etapas. Todas se resumen en lo normal, que en mi casa se ha valorado mucho la mesa, y es obvio que se nos haya inculcado. Otra cosa es la técnica, que la que tengo la considero del montón.

    Y lo de esta pasión por algunos productos y demás se remonta a muchos años, antes de que yo tocara una sartén. Quizás esa moda de adquirir productos selectos de forma habitual, venga en parte de mi hermano. Pero vamos, normalmente son siempre productos asequibles. El caso es que desde siempre muchos productos de las tiendas me llamaban la atención y me obsesionaba a veces con ellos.

    Me encantaba además ir a comprar, cuando había comidas multitudinarias entre amigos y demás participaba muy activamente en comprar las cosas, cosas que por otro lado no eran muy allá, pero disfrutaba como un enano (era el bicho raro de la panda).

    Por último, sobre la huerta, ha sido siempre asunto de mi hermano que ha sido el que se ha encargado de todo. A mí de todo este mundo tan complejo me ha interesado siempre lo culinario, a mi hermano eso (por supuesto) y lo ornamental (rosas, árboles etc).

    Gracias por peguntar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Carlos, que envidia!!! A mi nunca se me hubiera ocurrido plantearme cultivar nada, pero este año hemos empezado con las hierbas aromáticas y ya hemos hablado de que este próximo año hay que empezar a probar con las hortalizas. Viendo tu producción me siento un poco ridícula, pero no me voy a dejar amilanar. La terraza de mi casa no es enorme, pero si suficiente para empezar, el único problema es que es EXCESIVAMENTE SOLEADA !!!! nunca llueve a gusto de todos, y se secan todas las plantas, hay que protegerlas.
    Ya os contaré como terminamos, por ahora voy a releer tu post, por que me he quedado impactada.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  6. HolaBegoña, ¡impactada!, ¡¡pero si son 5 cosas!!! jejeje. Espero que nos cuentes lo tuyo pronto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Que lujo!! el que tenga una huerta hoy, pues tiene un lujo a su alcance.
    Los tomates tienen que estar de miedo, se les ve todo carne, seguro que no tienen agua, en cuanto a las uvas seguro que son muy dulces, yo aquí tomo las embolsadas del Vinalopó, son gordas, pero yienen una piel my gruesa y no están demasiado dulces y éstas berenjenas "listada" no sabía que era de Gandía, pero es la que yo consumo y es extraordinaria (para mí) no tiene nada de amargor.
    Por último, sobre lo que Su plantea en torno a tu afición por la cocina, creo que unos de los factores principales, es mi modesta opinión, es que detrás de un buen ambiente familiar hay siempre un buen "rollo" gastronómico. Y es evidente que aquí lo hay.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, la verdad es que el ambiente existe. A veces parece un poco friki que cuando nos veamos la familia hablemos casi exclusivamente de comida, es decir, de programas de comida, de artículos de internet, revistas, blogs, webs, etc pero cuando digo que hablamos sólo de eso, no exagero lo mas mínimo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo Carlos, en mi casa pasa lo mismo. Cuando viene mis hijos y demás familia y amigos la primera media hora es monotema!!

    ResponderEliminar
  10. CARLOS Felicidades a tu hermano por el huerto!. Qué intersante tu blog acerca de sus productos. Son ustedes ricos teniendo una tierra que da tan buenos frutos, afortunados en poder comer los deliciosos tomates y las uvas, mm mmm Sigo aprendiendo mucho con tu blog. SALUDOS!

    ResponderEliminar
  11. Alberto y Oricchetti, nuestro huerto es muy modesto pero plantamos productos a la carta y nos encanta ¡gracias a vosotros por escribir!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Genial!! Yo también tengo una parra de sultaninas y disfrutamos de sus uvas cada mes de agosto. Creo que es la única manera de tomarlas, porque en el mercado es difícil encontrarlas

    Besos. Ana

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger