10 sept. 2008

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE MORCILLA Y SETAS CON BECHAMEL DE BACON

Hace unos días preparamos unos pimientos del piquillo rellenos de morcilla aprovechando la última morcilla congelada que teníamos de Palencia, y que nos quedaba huérfana por la nevera. Ya teníamos ganas de hacer esta sencilla receta que tanto triunfa en bares, mesones y restaurantes, y además teníamos ganas de prepararla desde hace muchos años. La verdad es que el resultado final estuvo bastante bien, aunque a mi personalmente los pimientos rellenos lleven lo que lleven no es un plato que me vuelva loco. Además, en cuanto a la morcilla me considero muy clásico, ésta la prefiero hecha a la plancha sin más antes que en revueltos, con salsas o toppings. Pero por otro lado he de reconocer que quién es devoto de la misma, y de los famosos pimientos del piquillo, es un plato que puede convertirse en todo un número uno.


Pues bien, para oficiarlo en condiciones, necesitaremos unos buenos pimientos del piquillo. Nosotros esta vez tuvimos que recurrir a unos de batalla que teníamos por la nevera, pero a ciegas os recomiendo que os gastéis un poco más y optéis por unos buenos pimientos de Lodosa tipo Viuda de Cayo que son los que más nos gustan y que lo agradeceréis. Un buen término medio son los de la marca blanca de El Corte Inglés con denominación de origen y en tarro de cristal que me descubrió mi compañero de trabajo Carlos hace algunos años.

Bueno, pues metidos en faena necesitaremos primeramente reunir los ingredientes. Para hacer una auténtica bechamel casera necesitaremos harina, mantequilla, AOVE, sal, nuez moscada y pimienta negra recién molida. Aunque esta vez, la hemos perfumado con un toque de bacon, con el que conseguimos darle ese regusto tan especial a ahumado que posee este famoso fiambre. También nos aprovisionaremos de la morcilla que mas nos guste; también de media cebolla, de un puñado de piñones y de setas congeladas (son baratas y se venden en bolsa); un poco de tomate frito (nosotros utilizamos en esta ocasión una mousse de tomate de la marca la Gergaleña (por las prisas) pero la próxima vez usaremos de nuevo casero. Más pimienta negra, 2 dientes de ajo, AOVE y sal. Opcionalmente le eché un poco de concentrado de boletus en pastillas (importación) en la bechamel.


Pues manos a la obra. Deberíamos de empezar preparando los pimientos, pero por circunstancias, empecé primero con la bechamel. Hacerlo mejor al revés y así la bechamel no se os queda fría. Bien, nos dispondremos a picar el bacon (100 gramos para 4 personas) muy picado con un cuchillo.


Una vez picado, comenzaremos una típica bechamel hecha con mantequilla. Como usé leche semidesnatada (no tenía entera ni fresca), no escatimé en el pedazo. Se puede hacer con AOVE, es más, le eché también media cucharada sopera. Removeremos y echaremos el bacon picado. Se pretende una bechamel no muy líquida.


Una vez hecha la bechamel, la reservaremos tapada con papel film para que no se ponga reseca o dura por la superficie. Ahora nos dispondremos a preparar los pimientos del piquillo rellenos, para ello empezaremos a sofreír sobre 2 cucharadas de AOVE la exquisita morcilla. Primero rehogaremos un poco de cebolla, un poco de ajo, los piñones y las propias setillas.


Debe de quedar todo seco y pochado antes de echar la carne de morcilla que previamente habremos pelado.


Una vez rehogada a fuego medio-fuerte, debe de quedar así de oscurita.


Podéis añadirle un poco de bechamel al preparado de morcilla para que gane en jugosidad, yo no lo hice porque no me salió mucha cantidad de salsa, y pensé que no habría suficiente como para cubrirla.

Bueno, una vez listas las dos partes principales del preparado, nos dispondremos a fusionarlas. Para ello abriremos los pimientos del piquillo con una cuchara sopera y depositaremos dentro de la morcilla con la cantidad que deseemos. Los iremos colocando en una fuente de horno con el tomate frito depositado en el fondo. ¡Ah! no os recomiendo llenarlos mucho, cosa que yo hice y me arrepentí.


Una vez rellenos, los cubriremos con la bechamel (yo la volví a calentar con un poco de leche). Insisto en lo del principio, si esto os resulta una lata recalentar la bechamel con el peligro de los grumos, hacerla después de rellenar los pimientos.


Con veinticinco minutos de grill y horno, estarán listos (se me desparramaron un poco porque los emplaté muy calientes). Servirlos con una buena ensalada.


Salud.

Print Friendly and PDF

9 comentarios:

  1. De verdad que te felicito, no solo por las recetas que son tan de mi gusto, sino por los pasos a pasos, como se lo que cuesta una buena foto, valoro doblemente o triplemente hacer 10 de un paso a paso. De verdad, me alegras el rato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Su, vosotros mejor que nadie sabéis que las fotos efectivamente es lo que mas trabajo cuesta (hacerlas, volcarlas, dimensionarlas, tocar niveles, archivarlas, subirlas, maquetar etc).

    Pero me encanta. En su momento tuve claro que si no ponia fotos en el blog, me acabaría resultando aburrido. Y te podrás imaginar que dentro del desarrollo del mismo tuve varias etapas.

    Y te agradezco muchísimo que a día de hoy me digas que te alegro el rato, porque viniendo de ti me lo alegras tú a mí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Si señor, que hambre me está entrando, que buena pinta tienen. Por cierto esto me hace recordar los que hacía Raquel, que hace muchísiiiimo que no hace.
    Volveré a pedírselos
    Muy bueno el toque del bacon en la bechamel.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose, jejeje, esta vez si que sé que eres tú. Recuérdame que te explique como adjuntar tu nombre. Pues nos alegramos que te guste la pinta. Son de esos platos hechos para el tupper, y son muy prácticos, pero a mí los pimientos del piquillo no me encantan. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Esa bechamel tiene una buena factura. Hacer bien la bechamel es un arte. Tendrías que probar la que hace mi mujer.

    Haré seguro esta receta.

    ResponderEliminar
  6. Ami me gustan mucho los pimientos rellenos y estos de morcilla los tenía pendientes de hacer. Siempre se van dejando recetas aparcadas y no hay tiempo para todo, pero con tu receta, tencré que darles prioridad....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  7. Randolo, Begoña, gracias a los dos. Espero que os gusten, atención: probar a añadir algo de bechamel a la mejunje de morcilla, yo no lo hice por la estética, pero le da más jugosidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Carlos, como me ha gustado esta receta. Yo siempre he hecho estos pimientos rellenos de bacalao ó gambas, hay que probarlos así y con ese toque de bacon a la bechamel me parece una gran idea.
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  9. Me alegro que te hayan gustado. Un saludo Carmen.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger