4 jul. 2008

TARATOR BULGARO, LA GRAN SORPRESA DEL VERANO

Si ha habido algún plato que en estas últimas semanas nos ha cautivado de verdad, éste ha sido sin lugar a dudas el tararor búlgaro. El tarator es una especie de sopa fría de yogur con pepino y eneldo, que en los países balcanes causa furor entre las gentes las cuáles lo toman como aperitivo o como acompañamiento, aunque desde aquí os lo vamos a recomendar como primer plato porque lo consideramos un plato muy completo y nutritivo proporcionando a vuestro repertorio veraniego de platos un toque refrescante y sabroso, y diferente a las habituales sopas frías veraniegas que hacemos por aquí. Probar además esta versión que hoy os traemos, porque no os vais arrepentir.


Pues todo empezó cuando llegó a mis manos el recetario del padre de mi amigo Eladio, llamado también Eladio, el cuál comprobé que tanto esta receta como muchas otras las conserva con mimo y dedicación ¿Y por qué elegimos esta receta de entre todas las que me dejó? Pues no os podemos decir, la verdad es que tenía muchas y muy diferentes aunque ésta me llamó a mí poderosamente la atención. Vi un plato sencillo y a la vez original y en la foto que él tenía en su cuaderno, era muy sugerente.

Luego mirando en Internet, vi que había todo un mundo alrededor de este plato que insisto, tenéis que probarlo porque una vez lo hagáis vais a acuñarlo en vuestro recetario de cocina exótica y original. Y si no probar y nos decís.

Yo usé eneldo fresco, del que no me arrepiento en absoluto. le dio el toque y aroma que creo que es justo y necesario, y la verdad, es que creo que la versión oficiada con especia seca no ayude a conseguir el sumum. No lo he probado con especia seca, pero creo que tiene que estar un par de puntos por debajo que la receta que ahora mismo os mostramos. Y para los que le guste la cocina foránea, el tarator se parece mucho al Tzatziki (tarator espeso con algún ingrediente más, al estilo mojo). También se asemeja muchísimo al Cacik turco, al sefardí djadjik o a la hindú raita, platos que tienen en común los ingredientes principales del tarator, el pepino, el ajo y el yogur, aunque algunos también comparten el aspecto.

Por último añadir que el origen del tarator es otomano (turco), y está muy anclado en su cocina, aunque por otra parte esta preparación es una fusión de la versión griega y la árabe. No sé si sabréis que el yogur realmente es de origen búlgaro, ni griego ni turco. Y aunque el nombre proviene del turco 'jogürt' (leche cuajada) los historiadores coinciden en que el origen es realmente búlgaro. Además nativo de la zona de los balcanes, cuentan que fueron las tribus nómadas las que lo descubrieron cuando se dieron cuenta de que la leche se fermentaba al transportarse, convirtiéndose en algo casi sólido debido al calor y al contacto de la leche con los sacos de piel de cabra que ellos utilizaban (fermentación por acción de sus bacterias ácidas). Esto sinceramente, es algo que desconocía por completo.

Una pena no probarlo con su famoso yogur fermentado (el búlgaro), gracias a la famosa lactobacillus bulgaricus, asociación de bacterias y levaduras únicas en el mundo y que originariamente se encontraron en esta región. Y es que al parecer éstas le confieren al yogur un sabor único en el mundo que la verdad es que yo no he podido probar nunca. Usamos un yogur griego cualquiera, que nada tiene que ver con el original, pero vamos, el resultado es espectacular, ya os lo anticipamos. Habrá que probarlo también con kéfir, pero si os somos sinceros, nadie lo cita en Internet.

Por último añadir que es más fino usar ajetes en vez de ajo, pero a nosotros nos encanta el sabor del ajo de Chinchón, por lo que no tuvimos ningún problema en degustarlo así e importante usar el mejor aceite de oliva que os podáis permitir, a ser posible con mucha personalidad, no se os ocurra echar girasol o aceites refinados 0'4º, usar un aceite virgen extra por ejemplo del tipo arbequina (por ejemplo). Bueno, vamos allá, estos son los ingredientes:



El pepino irá en cubitos, aunque puede ir rallado (perdiendo para mí autenticidad).


Para la sopa, es recomendable usar agua helada, así que opté por echarle hielos aparte de agua mineral muy fría. Los hielos os van aguantar bastante si luego lo metéis en la nevera, pero sólo si el agua está realmente muy fría. El aceite de oliva a ojo, calculad más o menos cuarto de vaso de por cada litro de agua.


¿Cuántos ajos echar? Pues los que queráis pero echarlos muy picados (nosotros usamos un picador). Se me ocurrió la idea de batirlos con el agua (aparte) y depositarlos aún más triturados en el tarator, pero bueno, así de picados quedaron bien. Yo eché entre medio ajo y uno.


Llegaremos al paso del yogur. La proporción es de aproximadamente 2 yogures de 125gr por pepino mediano (aquí lo hice un poco diferente a la receta de Eladio padre, pero seguro que como lo decía él estaba igual de bueno). A veces hemos echado un tercer yogur, pero eso como veais. De agua pues creo que al final eché un litro y un poco más para estas cantidades, pero esto lo hice también a ojo. A ver, para que os hagáis una idea, con un pepino, dos yogures y más de un litro de agua, se llega a una proporción correcta y comen cuatro comensales. Remover con la cuchara para que el yogur se disuelva bien (que de verdad que lo hace).


Después piqué fino el eneldo, desprovisto de sus ramas.


Y lo mezclé...


Por último, os diré que como guarnición es opcional echarle tomate y nueces, aunque os adelanto que estos hacen que la sopa sea más agradable. Las nueces por supuesto que deben de ser recién peladas, y no esas de bolsa y peladas que sólo saben a plástico y algunas rancias. Los trocitos de tomate que sean de un tomate no muy maduro, e incluso algo de la mejor cebolleta que os podáis encontrar por las tiendas (esto último se lo solemos negar). Luego eso sí, el zumo de medio limón, unas gotas de vinagre blanco (opcional), y sal.


El resultado es tan agradable, que por ahora se ha convertido en el descubrimiento del año. Por favor tomarlo muy muy frío, y no lo dejéis en la nevera más de 32 horas (día y medio). El pepino y el tomate tienden a estropearse cuando maceran muchas horas, incluso os animaría a echar el tomate justo antes de degustarlo.

Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

18 comentarios:

  1. OH! me lo apunto!

    Lástima qye hace unos días talase el eneldo. Y digo talar, por que había cogido unas dimensiones tales, que era más alto que yo.

    Gracias por la idea ;)

    Feliz verano

    ResponderEliminar
  2. ¡Pues sí que es una pena! jejeje. Yo me quedé muy sorprendido de lo bueno que está el eneldo fresco, nunca lo había probado. Un saludo y feliz verano igualmente.

    ResponderEliminar
  3. osti que buena pinta, me recuerda a una cosa que hacen en verano mis suegros (que son extremeños) algo parecida y que tenía pensado hacer hoy; pero claro, el tema del yogur y el eneldo no.

    Lo haré para añadirlo a mi cruzada en pro de las sopas o cremas frías ideales para el verano(ya he hehco ajoblanco, ajoverde, gazpacho tradicional, de sandía, salmorejo, salmorejo bicolor, vichyssoise.... Por supuesto diré la fuente de la receta.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Astrid, me ha hecho mucha ilusión que hayas descubierto mi blog porque junto con los Velsid, garbancita, pingüe y apicius sois auténticas referencias de la blogosfera actual dedicada a la cocina.

    Yo ya te conocía de Internet (cocinayhogar.com, gastronomiaycia, miblogdepintxos..) y te he encontrado en decenas de sitios. Así, es todo un orgullo que te haya llamado la atención esta recetilla. A mí en cambio me encandila tu pasión por los pintxos, haces obras de arte!!.

    Un saludo fuerte!

    ResponderEliminar
  5. HOLA A TODOS Q LEEN ESTE BLOG.
    YO SOY BULGARA Y ME HE ENCONTRADO AHORA MISMO ESTA PAGINA Y LO DEL TARATOR.
    PUES, MUCHAS GRACIAS POR HABER ENCONTRADO LA VERDAD DEL YOGUR GRIEGO, Q DESDE LUEGO NO TIENE NADA DE GRECIA.YA ERA HORA!
    QUIERO DECIROS Q SI Q ES VERDAD Q LO Q SE VENDE AQUI COMO YOGUR NO TIENE NADA Q VER CON EL YOGUR Q TENEMOS EN MI PAIS, Q POR CIERTO EN LOS ULTIMOS A;OS VAN ESTROPEANDO.
    YO PERSONALMENTE NO ECHO TOMATES, PERO LO DE LAS NUECES Y EL ENELDO SI ES VERDAD. LOS Q LO VAN HACER, QUE APROVECHE!

    ResponderEliminar
  6. Hola anónima, es verdad, le eché tomate porque es mi pasión, pero el tarator es verdad que no lo lleva. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Seguro que me atrevo a preparar muchas de tus recetas. En cuanto al tarator, quiero darte las gracias de haber investigado y presentado correctamente el origen de la receta. Son cosas poco conocidas y parece que para el mercado moderno no tienen tanta importancia. Pero a mí, como búlgara, me has hecho senir realmente muy orgullosa. ¡Muchas gracias!
    Me atrevería dar un consejo en la preparación del tarator. Es mucho más fácil macerar el pepino con el eneldo, el aceite y el yogurt y echar el agua fría al final del todo y poco a poco. Así se disuelve rápidamente y puedes controlar mejor la densidad del tarator.
    Un saludo!
    Biliana

    ResponderEliminar
  8. Hola Biliana, gracias por tus anotaciones sobre cómo preparar aún mejor el plato. Nos alegra muchísimo tenerte por aquí y porque hayas comentado en nuestro comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por divulgar platos de la gastronomía búlgara; cómo bien apuntas en tu blog, el Tarator búlgaro es exquisito y soy un fan del mismo ya que mi mujer es búlgara y lo he probado de mil formas distintas, incluido el seco. Tu receta es fantástica y es casi como la prepara mi familia en Sofia.

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos! Soy de Bulgaria y vivo aquí desde hace tiempo ya. Desde que estoy aquí he dado mil vueltas sobre la pregunta "¿Qué preparo para mis amigos españoles cuando vienen a comer en casa?" Todos siempre me piden "Algo típico de Bulgaria" y la verdad es que había descartado el Tarator hace mucho tiempo porque pensaba que les podría parecer demasiado raro. Además tengo la impresión que los españoles son son muy fans del pepino crudo :)y por esto no me atrevía servirlo. Gracias a este blog ya tengo más coraje y creo que lo empezaré a preparar como "Algo típico búlgaro".

    PD. No se si esto ya se ha mencionado, pero el Tarator también se puede servir en vaso. Si vais a cualquier restaurante en Bulgaria lo más normal es que os lo sirvan en vaso alto...dejo a vuestra imaginación averiguar como "beber" los pepinos :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. MilenaS: No seré el único que te lo habrá dicho, pero tienes una redacción espectacular. Oye, y sí, el pepino nos encanta a los españoles, sobre todo a los clásicos, y como el gazpacho, en muchos sitios supongo que esta delicia de Tarator se tomará también en vaso.

    Gracias por contarnos todo esto, y por ese coraje que dices que te hemos dado ¿¿¿nosotros???. Ojalá!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la receta, y yo prefiero mil veces el eneldo fresco que al seco.Un beso

    ResponderEliminar
  13. Bueno, el origen búlgaro de joghurt (yogur en español) puede ser búlgaro pero no se debe olvidar que los Turcos estaban allí (en el territorio que hoy conocemos como Bulgaria) más de 800 (ochocientos!!!) años.
    ¿Lo trajeron entonces los Turcos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una cosa "amigo"?!?..no se debe olvidar que "bacilicos búlgaros" esta unicamente en la TIERRA DE BULGARIA http://es.wikipedia.org/wiki/Lactobacillus_bulgaricus y no pienso que hay que ver algo relacionado con la tonteria que has puesto,perdona pero no quiero decir nada por la historia espoñola,porque trabajo y vivo y respeto este pais

      Eliminar
  14. Bueno, el origen búlgaro de joghurt (yogur en español) puede ser búlgaro pero no se debe olvidar que los Turcos estaban allí (en el territorio que hoy conocemos como Bulgaria) más de 800 (ochocientos!!!) años.
    ¿Lo trajeron entonces los Turcos?

    ResponderEliminar
  15. Pues...Yo no te voy a decir que soy búlgara jajaja. No lo soy. Pero al igual que Astrid te diré que este Tarator delicioso me ha traído recuerdos de mi infancia/juventud. Mi padre era de la provincia de Granada y en esta época de calores hacía un gazpacho picado a mano impresionante, el pepino en daditos, el aceite, vinagre y los hielos de tu receta me han traído el recuerdo de mi padre, todavía lo veo (hace un año que se me fue....) picando con todo el mimo del mundo a mano, el pepino, el tomate, el pimiento, el ajo diminuto, agua muy fresquita. pan duro desmigado, sal, vinagre y aceite de oliva virgen y por último los hielos. Quedaba un gazpacho/sopa frío impresionate.
    Sin duda probaré tu receta.
    Besos Carlos, eres lo mejorcito de la red.

    ResponderEliminar
  16. Qué maravilla de sopa, que bien que nos la hayas recordado..es una pasada!!

    ResponderEliminar
  17. Gracias por vuestras recetas, de verdad que es disfrutar de la cocina a un nivel fenomenal!! esta receta espero prepararla el resto del verano!!

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger