20 mayo 2008

PURE CREMOSO DE BERENJENA Y TOMATE

Hola a todos. Hoy vamos a hacer uno de esas cremas exquisitas de nuestra cocina casera la cuál surgió a partir de una receta de tantas existentes en la red y que no recuerdo ahora mismo cuál era. Lo que sí que recuerdo es que desde que la probamos hace cuatro años por primera vez, no hemos parado de hacerla por lo rica, sustanciosa y sabrosa qué está (y no digamos lo fácil y barata qué es). Prestad atención porque es un plato sublime.


Bien es verdad, que desde que la oficiamos por primera vez el plato ha sufrido cambios sustanciales, como por ejemplo el propio color, que al principio era más oscuro porque batíamos la berenjena una vez cocida. Ahora en cambio es de un anaranjado, vamos a decir que bonito y sugerente. También han cambiado más cosas, normal, lo hemos hecho un montón de veces y le hemos ido añadiendo y quitando algún ingrediente, muchas veces porque no lo teníamos en casa, como el vinagre, o el perejil, o ahora recuerdo que le añadíamos nata. Por supuesto ahora lo oficiamos con caldo natural de ave congelado (hecho con esqueletos, cebolleta, ajos, apio y puerro), aunque se puede usar un poco de caldo concentrado, aunque lo más práctico desde luego es usar caldo de pollo Aneto. Por tanto, y no os aburro más, el resultado final es digamos que la suma de cribas de sabor, así que por mucho que lo hayamos visto por la red, consideramos el invento casi nuestro.


Os cuento entonces como oficiarlo. Para empezar recurriremos a la verdura principal, es decir, la berenjena. Ya sabéis que para elegir una buena berenjena deberíais de tocarlas (con unos guantes claro). Estas deben de estar tiesas, brillantes y sin golpes. Comprarlas siempre medianas que resultan más atractivas, y calculad que con dos berenjenas de tamaño medio hay para tres personas.

Una vez tengamos la berenjena en nuestro poder, la lavaremos (y frotaremos) bien bajo el grifo y la partiremos en cubos ¿por qué? porque así se cocerá correctamente en el caldo y tardaremos menos. La forma de partirla para que no os aburráis haciendo cubitos, es como le llamo yo hacer la 'escoba', o lo que técnicamente se llama en 'bastoncillos', es decir, partiréis la berenjena en filamentos largos (longitudinalmente) y luego en cortes muy próximos pero transversalmente. Con esto la cortaréis en menos de 30-40 segundos (más o menos).


Una vez troceada la misma, la reservaremos, y trocearemos igualmente la patata, y la cebolleta (yo usé media cebolla de Fuentes). Una vez troceadas, las sofreímos en un poco de AOVE. Atención al orden, primero la cebolla, luego la patata y por último la berenjena. ¿Por qué? porque la berenjena por su carácter esponjoso se apodera de todo el aceite. Bueno, el rehogue debe de ser suave, con un poco de sal y por qué no pimienta recién molida, pero no hace falta freír el género mucho ni nada por el estilo. Recuerdo ahora que en alguna ocasión he dorado la berenjena en sartén aparte, y luego lo he añadido. Lo único que hacía era oscurecer el plato un poco más, aunque reconozco que estaba también delicioso y tenía mejor foto.


Una vez rehogada la verdura echaremos el pimiento choricero o ñora (yo uso de bote), y luego un poco de leche (ahora os digo), aunque si queréis, podéis echar antes un poco de vino blanco para darle algo de gusto. Pues bien, una vez se haya consumido el vino (mucho se lo chupa la propia berenjena), echad la leche, que si queréis puede ser desnatada que no hay problema. ¿Cuánta leche? pues por la mitad del guiso. Una vez hierva, remover unos minutos, y echar el caldo de ave. ¿Por tanto qué cantidad de líquido echar?. Que cubra solamente el preparado.


Una vez hirviendo el mismo lo dejaremos cocer una media hora más o menos. Transcurrido ese tiempo podéis echar las dos cucharadas mágicas de tomate frito casero. En el caso de no tener, es muy fácil, rallar dos tomates y echarlos en una sartén con un poco de AOVE, una brizna de azúcar y sal. Poned a fuego fuerte (máximo) y dejar que se consuma el líquido (¡pero remover de vez en cuando!). Os aseguro que en 5 minutos lo tenéis.


Una vez mezclado todo bien, lo sacaremos y lo pasaremos por el pasa purés. Con esto evitamos que las pieles coloreen esta mágica velouté y además eliminaremos pieles de cebolla, pepitas del tomate etc.


Una vez pasado por el chino, rallad un poco de queso curado por encima (el que os guste), lo batimos a conciencia con la batidora, y lo emplatamos.


El modo de servirlo es muy personal, yo utilicé verduritas a la plancha y picatostes o crutons caseros de pan. Podéis decorarlo con unas gotas de AOVE, o si queréis un poco de nata. También le va mucho el bacon crujiente.


Salud.

Print Friendly and PDF

4 comentarios:

  1. Simplemente, me derrito....

    Cigi

    ResponderEliminar
  2. Aunque yo no echaría nata, para mi gusto se diluye demasiado el saborcito de las verduras

    cigi

    ResponderEliminar
  3. Hola Cigi, te aconsejo que la pruebes. Es única, y no es por nada, pero parace increíble que toda la fama se la lleve el puré de calabacín (jejeje). Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carlos , gracias por todo lo que aportas lo primero.

    A mi no me gusta la textura de los purés y las cremas, y no suelo usar nata y leche por lo mismo, con lo que he hecho la receta sustituyendo la leche por caldo de pollo Hacendado (la próxima vez probare con el de verdura que también lo tienen)

    Al no pasarlo lo que he hecho al final ha sido rehogarlo .
    Junto con la cebolla patata... también le eche un pimiento verde que se me estaba pasado ya, y bueno al ser rehogado pues ya lo que quieras echar (calabacín,beicon....,)
    Por lo menos la base la he copiado ,muchas gracias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger