16 mayo 2008

PLATOS PARA PRINCIPIANTES: POLLO A LA MOSTAZA

Hola a todos. Hoy os voy a enseñar a hacer un plato que normalmente oficia una amiga nuestra (Raqui) cuando vamos a su casa y que para mí, personalmente, me parece sencillo y delicioso. Se trata de unas pechugas de pollo a la mostaza, que según parece, lleva haciendo ya unos cuantos años cuando tienen visitas, y que siempre que se pone gusta un montón (si es que no se lo sugerimos antes). El plato me recuerda a una receta que probé cuando trabajé hace años en la zona de Moncloa (Madrid). Recuerdo que nos llevábamos comida al trabajo y una compañera (Aurora) traía a menudo lo que ella llamaba pechugas de pollo a la nata. El plato estaba sabroso y exquisito, y recuerdo que antes de irme de aquellos cometidos, me hizo un tupper para que me lo llevara a mi casa, lógicamente se lo agradecí un montón pese a que yo ya las hacía en casa bajo las directrices de su receta.


El plato que hoy os voy a enseñar es muy fácil de realizar, y aprovechando que hace relativamente poco fuimos a su casa y antes de la hora, pude fotografiar algunos de los pasos. Mejor, os cuento al detalle.

Bueno, para realizarlo necesitaremos saber primeramente los comensales que somos. Calculad que si lo servimos como segundo plato necesitaremos dos botes nata líquida para cada cuatro personas. También dos cebollas o cebolletas grandes, sal, aceite de oliva, pimienta negra (a ser posible recién molida) y una bandeja de tres cuartos de kilo de pechugas de pollo. Si lo servís como ración a picar, poner sólo 400 gramos o medio kilo de las mismas, y dejad la misma cantidad de salsa porque en verdad más vale que sobre que no que falte. Por último la mostaza, yo os recomendaría la que usa Raqui, que es la salsa de mostaza Calvé, pero existirán otras marcas que os gusten más, así que usad la que creáis conveniente pero teniendo en cuenta que no sea muy fuerte (Dijón etc).

Y os digo, yo creo que están más buenos lo filetes de pollo cortados finitos, pero por favor si los cortáis así, no los hagáis demasiado en la sartén, porque luego son suelas. Pues para brasearlos echaremos un chorrito de aceite de oliva en la sartén y lo llevaremos a calentar. Una vez caliente echaremos los filetes de dos en dos (por ejemplo) y los freiremos. Sin son finos, con que doren vale por ambos lados vale (vuelta y vuelta); si son más gruesos dejarlos entre dos y tres minutos por cada cara. Conforme los vayamos friendo, los depositaremos en una bandeja o plato a la espera de la salsa.


Una vez fritos nos disponemos hacer esta fácil salsa. Para ello pelaremos las cebollas, y las picaremos en juliana. Para los que no sepáis cómo cortar algo en juliana, os diré que se trata de cortarlas en medias lunas, para ello cortar la cebolla primeramente por la mitad (ya peladas) y darles tajos más bien finos de arriba a abajo. No os olvidéis.

Bien, pues una vez cortada, y después de alguna lágrima que otra, pocharemos las tiras de cebolla en el mismo aceite dónde freímos los filetes. Para ello bajaremos el fuego y lo dejaremos hacer unos veinte minutos con una pizca de sal y removiendo de vez en cuando. Una vez pochada (transparente o incluso amarronada) echaremos la nata.


A fuego nunca alto, y cuando se ponga la nata a hervir (cuidado con el fuego), removeremos bien y le echaremos la mostaza. Para que os hagáis una idea, la cantidad debe de ser la suficiente como para que coja más o menos el color que véis. Yo creo que un bote entero es algo exagerado.


Echaremos los filetes en la salsa, o serviremos la sala en un bol aparte. Si escogéis la segunda opción mantened los filetes calientes de alguna manera, o mediante un golpe de micro (es la opción que menos me gusta), o mediante un golpe de horno. Yo creo que la mejor opción es la primera, o también echar la salsa casi hirviendo por encima, que es lo que hace Raqui.

Antes de despedirme, no uséis mostaza de Dijón para este plato.

Salud y buen fin de semana.

Print Friendly and PDF

2 comentarios:

  1. Chaval.Como pones unas pechugas de pollo crudas en la foto.Si parece cualquier cosa jajaja.Cuando he visto la foto de las pechugas de pollo a la mostaza, pensaba que hablabas de las pechugas al cava que te comistes en mi casa.Que yo creo que no repetistes porque no te molaron...Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encantaron chaval, tu mujer las preparó muy bien y no quise más porque me comí como 4 trozos grandes. Además, en cuanto te descuides publicaré esa receta por aquí. A ver si me sale tan bueno como a ella. Dale un beso fuerte a Susana y gracias por escibir.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger