12 may. 2008

PLATOS PARA PRINCIPIANTES: ALBONDIGAS RAPIDAS

Hola amigos. Vamos a la carga con otro post de cocina para liberados sin experiencia o principiantes, en este post os contaré como convertir un poco de carne picada en algo diferente a la aburrida hamburguesa, además la receta que os voy a mostrar es rápida, sencilla e ideal para hacer, comer, llevar al trabajo o congelar. O por qué no quedar estupendamente con vuestros amigos y visitas más informales comiendo sano y equilibrado... ¿alguién da más por menos de 1,5€ por comensal?.


Nosotros os podréis imaginar que las hacemos de vez en cuando para llevárnoslas a diario al trabajo, las llamamos cariñosamente 'pelotillas' y a mí personalmente me encantan con unas patatitas fritas y un poquitín de mostaza de dijon. Algunas veces nos hemos liado la manta a la cabeza y las hemos hecho rellenas de queso tranchette, o con una buena guarnición de champiñones enteros, o en salsa de tomate casera. En cambio en mi casa siempre se han comido o en salsa con guisantes y cebolla, o guisadas en el tomate que ahora os he mencionado.

Bueno pues para oficiarlas lo más decentemente posible hay dos técnicas que deben aunarse siempre entre sí, atender a la calidad de la carne (creo que para una salsa es mejor que sean 100% ternera) y a la jugosidad del preparado. En cuanto a la calidad de la carne es un paso fundamental discrimar correctamente ciertos preparados y partes del animal, es decir, servirá cualquier carne magra con garantías de frescura y origen, y no serviran zonas más secas de la ternera o esas bandejas comerciales de carne 'colorada' que venden en algunos sitios y que yo no os recomiendo para nada, sobre todo si tenéis una carnicería cerca. Ahora, que cada uno, como es lógico, que haga lo que quiera.

Y es que lo mejor desde luego es ir al carnicero y que os piquen el género en el momento. Entonces, ¿qué pieza es mejor para preparar unas buenas albóndigas? Pues lo suyo es que le preguntéis a él que así cultivaréis una futura buena amistad, pero si no decirle que os de un trozo de la carne más magra posible pero dentro de un orden, es decir, que sea de calidad pero olvidaros de solomillos, tapas o lomos, que sería una pena malgastar la ternura de una carne excepcional en una picadora (que en este preparado no se valora la ternura sino la jugosidad).


Lo suyo es un despiece de un animal de garantías pero de segunda calidad, es decir, trozos como la aguja. ¿Cuánto pagar por cada pieza? Pues ahora mismo no lo sé, esto depende mucho de la carnicería, la procedencia (denominación) del animal etc, pero para que os hagáis una idea estas carnes no deben de pasar nunca de 10€ el kilo porque estamos hablando de una calidad B. Ah, una cosa, la proporción de carne a pedir (para que os hagáis una idea) es de unos 150 gramos por persona, y si os parece mucho o simplemente sobra, que sobre. Nosotros como veréis en las fotos compramos casi medio kilo para dos personas y nos dió para 3 tuppers colmados. Ojo, pedir al carnicero que os la pase un par de veces, que así quedan más jugosas.

Una vez la tengáis en casa debéis de gastarla a ser posible (en el día), y si no al congelador de cabeza. Si la dejáis en la nevera, no arriesgaros, como máximo guardarla sólo un día más porque si no lo sabéis la carne picada (la buena sin conservantes) se echa a perder enseguida por muy bien que nos la envasen, y si no fijaros en las caducidades de las bandejas de carne picada que en algunos centros comerciales venden como 'picada en el día'.

Y en cuanto a la jugosidad, lo suyo es añadirle una serie de ingredientes y condimentos extra y de andar por casa, que ahora mismo os voy a citar.

Pues una vez en casa deberemos de reunir los siguientes ingredientes, aceite de oliva, harina de cocinar, sal, laurel, opcionalmente 1 huevo (cada 300 gramos o así), pan rallado (o miga de pan), pimienta, 2 zanahorias medianas cada medio kilo, 1 pimiento verde, 1/2 rojo (usamos asado), 1 cebolla mediana, 1 tomate mediano y 2 dientes de ajo todo cada medio kilo, vino, una hoja de laurel y agua. En la foto faltaron el vino blanco y el huevo, cosas de las prisas.


Una vez en faena nos lavaremos las manos a conciencia, echaremos la carne picada en un bol, la salpimentaremos y le echaremos los ajos muy picados. Cascaremos el huevo y echaremos pan rallado. Con esto incrementaremos esa jugosidad que os comentaba. Otras veces echamos miga de pan remojada en leche, pero lo vamos a hacer con el pan rallado y el huevo que es sencillo y no requiere de tener miga seca. Echar un chorritín de leche. Amasaremos a conciencia (la carne) teniendo en cuenta que no dejarlas muy sosas. ¿Cómo saber qué lo están? Pues no queda otra que probando la carne en crudo, y además, justo después de amasar. Si os da cosa, olvidarlo. Echar sal y ya está.




Una vez amasadas con las manos (como véis en la foto adjunta), las rebozaremos en un plato con harina simplemente pasándolas por la misma. Entonces prepararemos ya una olla o sartén plana (capaz) con un cuarto de vaso de aceite de oliva y echaremos unas cuántas a rehogar (sin apelotonar). Las moveremos y cuando las doremos por todos lados, las iremos reservando en un plato cubierto de papel de cocina absorbente.





Ahora en ese aceite, echaréis la verdura troceada, empezando por las zanahorias a las que le habremos quitado la piel con un pelapatatas. La cebolla la picaréis fina y los pimientos en trocitos y bien lavados. Por la harina sobrante no os preocupéis porque nos va a servir de espesante. Rehogaremos ahora todo a fuego lento durante unos diez o quince minutos, una vez todo pochado echaremos el tomate rallado o pelado en trocitos y rehogaremos otros cinco minutos para que el tomate se fría levemente.


Una vez el tomate esté un poco frito, echaremos opcionalmente vino blanco (medio vaso cada 500 gramos de carne), dejaremos consumir a la mitad y luego echaremos las albóndigas. Ahora cubriremos de agua (que se las cubra prácticamente) y llevaremos a hervir el guiso junto con la hojita de laurel (echarla pequeña).


Una vez hierva, bajaremos el fuego, y dejaremos que se consuma el líquido durante unos veinte minutos (a media hora).


Ya podéis disfrutar en unas ricas y sencillas albóndigas. Podéis usar olla a presión, con lo que la última cocción no será de media hora, si no de unos 10 minutos a 15 minutos.

Salud.

Print Friendly and PDF

4 comentarios:

  1. Qué gran plato. Por cierto, ¿quién no se ha comido, en su elaboración, la 'pelotilla' frita, indultándola de su posterior guiso?

    ResponderEliminar
  2. ¿a modo de croqueta aún sin freir?.... YOOOOOO!!!!. jejeje. Un saludo DPC.

    ResponderEliminar
  3. Carlos de nuevo enhorabuena,
    A mi me enseñó mi suegra unas albóndigas que te voy a dar la receta a continuación para que tambien las disfrutes.
    son iguales que las tuyas, en cuanto al amasado y fritura de las albóndigas o pelotillas.
    la diferencia esta en la salsa, que se hace de la siguiente manera:
    según la cantidad de albóndigas que hayas hecho, por ejemplo pongamos 1/2 Kg de carne, coges cuatro cuchardas soperas de harina, y la pones a tostar en una sartén al fuego, sin dejar de remover para que no se te queme, cuando se haya tostado la harina le echas el resto del aceite de freir las albóndigas, para hacer un Roux, se te quedará de un color marroncito, más fuerte o menos fuerte dependiendo de el tiempo de tostado de la harina.
    A continuación a ese Roux le echas un vaso de vino moscatel, o vino blanco yvas echando agua poco a poco, y sin dejar de remover hasta formar un líquido espeso, como tipo bechamel ligera. Esto lo cuelas (para que no te encuentres con los desagradables grumos de harina).
    lo echas sobre las albóndigas y a cocer 20 minutos

    ResponderEliminar
  4. Las estoy haciendo ahora mismo, y disfrutan hasta mis perras.
    Carlos que blog mas genial

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger