2 ene. 2008

PICOTEOS VARIADOS Y FACILES

El Viernes pasado estuvieron en casa para la cena una pareja de amigos con su niño para despedir el año con una reunión entorno a la mesa. Como nos enteramos tarde de si podían venir o no a nuestra casa, para que os hagáis una idea eran pasadas las 16:00 de la tarde y no sabíamos aún si podían, no tuvimos mucho tiempo para preparar cosillas y dedicarle tiempo a algunas apuestas más confeccionadas, así que anduvimos trasteando con cosas fáciles y además con algo de prisa, de ahí que el resultado fuera menos creativo. Además algunas fotos no las saqué bien, o directamente ni las saqué.


Aún así, lo que más destaco de la cena es que fuimos más organizados de lo que pensábamos y sólo tuvimos que subir de la calle pan, porque de lo demás tiramos de lo que teníamos por casa. Además, si hubiéramos ido a comprar no nos hubiera dado tiempo en terminar de hacer todo en hora, porque estos chicos vinieron sobre las 21:00. De todas formas los invitados querían que fuera algo informal, y nosotros variado, es decir, ninguno de las dos parejas quería un plato elaborado y contundente, como podía haber sido una lasaña, una pizza casera, comida china o mexicana etc.. Tampoco podíamos poner pescado porque a un comensal no le gustaba.


Pues bien, os muestro lo que hicimos aunque os he de reconocer que por un momento pensamos en hacer de entrada un fácil risotto de parmesano con unas setas de cardo que aún tengo congeladas, pero al final decidimos hacer una velouté de calabacín calentita, como entrée de la velada.

Creo además que les gustó todo.

Empezamos..

Primero servimos con esa crema de calabacín muy caliente con parmesano en polvo, virutas de trufa (tuber índicum) y decoración de miel de caña. La trufa carecía de aroma, pero quedó el plato bueno.


Mientras un aperitivo variado de fiambre, tal cómo chorizo ibérico Navidul, salchichón casero (de marca la abuela) y un cuarto de torta de la serena lista para untar sobre pan tostado con alioli. A todo esto, el alioli no es nuestro, es el de la marca Chovi, alioli con casi sesenta años de historia que bajo nuestro punto de vista está muy conseguido (y encima no repite).


Continuamos con unas setas de ostra aromatizadas a la cebolla y albahaca, para la que utilicé un poco de la exquisita cebolla deshidratada del supermercado del Ikea. Luego albaca en hoja del lote Thai que nos regalaron recientemente, aceite de oliva virgen extra, ajo fresco, sal y unas hojas de perejil bien limpias. Todo lo pasamos por la batidora y luego lo utilizamos en plancha justo un poco después de que perdieran las setas el agua.


También añadimos a la mesa unas anchoas traídas especialmente desde una envasadora en Bilbao la cuál hay que reconocer que las limpia muy bien. Las anchoas son pescadas cerca de Croacia, y realmente están muy buenas. Aunque echamos mucho de menos a las del Cantábrico que comprábamos a una mujer en Santoña, todo hay que decirlo.


Pusimos también unas salchichas tipo Viena (también del Ikea) a la plancha durante más de una hora a fuego mínimo. Éstas se hicieron perfectamente por dentro y quedaron sabrosas y con la piel muy crujiente, aunque algunas se nos quemaron por no prestarlas atención al estar en otros menesteres. A todo esto, os recomiendo que probéis estas salchichas que vende esta tienda congeladas, porque me atrevería a decir que son diferentes a todas las que hayáis probado. ¿Qué cuáles son? no tiene pérdida, sólo trabajan un tipo.


Después le metimos mano a una ensalada variada templada con piquillo a la plancha caramelizado (con azúcar moreno) ventresca de bonito en aceite de oliva, tomates cherrys confitados, gulas frescas salteadas y rulo de cabra a la plancha con una pizca de orégano. Utilizamos también nueces frescas y una vinagreta hecha con módena bianco, pimientas frescas molidas y aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina. A nuestros amigos les encanta.


A continuación un bandejita de croquetas de tres sabores, queso, bacalao con piquillo y otras de pollo que mi madre nos regaló el otro día. Excepcionales todas a todo esto.


Por último pusimos unos huevos estrellados con ibérico sobre patatas cortadas onduladas en la mandolina. No os puedo enseñar la foto porque con las prisas para que estuviera todo caliente en la mesa, salió borrosa y muy mal. Pero a excepción de algunas patatas que salieron demasiado crujientes, salió el plato muy bueno.

De postre sacamos al centro de la mesa los últimos dulces que tenemos de Casa Pasteles, de aquellos que nos trajeron mis amigos de Granada.

Para maridar todos estos platillos, probamos un aromático Viña Albina reserva del 2000 que nos trajeron y un fresquito albariño Pazo Serantellos. Ambos llegaron a convencernos en combinación con estos platos.

Armonizamos el final de velada con una buena charla, y como era de esperar, terminamos algo tarde.

Pues nada, sólo quería enseñaros algunas ideas de picoteo, muy de andar por casa.

Salud.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger