22 nov. 2007

PRINGLES SALT & VINEGAR, SOLO POR IMPORTACION

Hola de nuevo a todos. Hace bien poco descubrí que la cadena VIPS es un almacen de buenos productos de importación que no debemos desaprovechar. Para los que no tienen VIPS en sus localidades os diré que estos lugares son restaurantes de comida rápida que poseen tienda a su entrada. Allí se venden productos nacionales e internaciones de todo tipo, bien es verdad que existe un cierto elitismo en la selección de los mismos ya que finalmente nos encontramos una gran mayoría de marcas y géneros gourmet, que se parecen poco a los que compramos en las tiendas convencionales.


Y claro, dependiendo de los VIPS, su tamaño y barrio, las tiendas son como es lógico, más grandes, más pequeñas o más variadas (con artículos de importación). Yo la que frecuento es la que está en el centro comercial Diversia en Alcobendas. Este VIPS es extraordinario, porque al estar situado justo delante de la zona residencial de la Moraleja. Aquí, los productos de importación son numerosos por la cantidad de extranjeros que viven por la zona así que me tengo que aprovechar porque lo tengo cerca del trabajo, y podría ir todos los días. Como es lógico en Diversia no se venderá lo mismo que en otros VIPS, como el clásico de Goya o los que están en varios centros comerciales de la comunidad de Madrid. Aquí he encontrado cosas muy interesantes y que deben de demandarse por los guiris residentes en esta zona. Os iré contando poco a poco.

Bueno pues sin ir más lejos unas de ellas son estas patatas Pringles con sal y vinagre. Esta variedad es imposible de encontrar en los supermercados nacionales. La encontré por primera vez en Almería hacia el año 2004, en una tienda ubicada en una zona residencial inglesa en plena playa de Mojácar. Desde ese día no las he vuelto a ver, y es que el problema debe de ser el poco calado que tiene este ácido ingrediente en la cultura española del aperitivo. Fuera de España es tremenda su aceptación, y en parte lo entiendo. Lo raro es que en este país tampoco existe una gran variedad de snacks que contengan este aderezo, y mucho menos competencia, aunque se trate de patatas fritas de corte clásico al vinagre.


Ya os he contado en otro post que el único reducto vivo de snacks avinagrados nacionales se encuentra en manos son las patatas a la vingreta de Lays, por lo menos ahora. A mí personalmente esta especialidad de Lays no me gusta mucho, porque entre otras cosas son patatas fritas muy suaves, y desde luego no saben como las de vinagre internacionales que yo ya he probado. Además no son al vinagre puro, no poseen ese sabor y sensación descongestionante de toda la grasa que posee de por sí la patata, sino que saben a patatas fritas normales pero con un regusto muy leve a ácido que a mi juicio, deja mucho que desear. Pero vamos, tendría fácil solución.






El caso es que si Lays las ha hecho así, será por algo. Bueno, al grano. Ya sabéis que las patatas Pringles no gustan a todo el mundo. Son como una especie de patatas hechas a base de un puré de estas rodajas de tubérculos deshidratados, que le han dado la misma forma a cada trozo respetando esa homogeneidad que le hace indestructible frente a los golpes. Crujen mucho, pero la primera sensación que uno tiene es que son muy artificiales, lo reconozco. De todas formas si no las habéis probado nunca, hacedlo, porque aunque haya patatas fritas mejores, es un bocado bastante original que no desmerece infravalorar, sobre todo teniendo en cuenta que más de 20 millones de consumidores en todo el mundo las comen.

Pues bien, leo además que estas patatas tan universales llevan entre nosotros pocos años, pero en EEUU salieron a la luz hacia mediados de los sesenta, bajo el primer nombre de "Pringle's", el cual cambió a "Pringles" al poco (creo que sólo transcurrió un año). Fue en este momento cuando la longeva empresa Procter & Gamble adquirió la patente y así se adueñó de la esta fórmula de tanto éxito fuera de nuestras fronteras. Según wikipedia, fueron inventadas por un tal Alexander Liepa, que no es el que sale caricaturizado en el envoltorio. Este del envase se llama Julius Pringles y es un personaje inventado como lo es también, por ejemplo, Ronald McDonald.

Lo que más me ha llamado la atención de su historia es que por qué llamaron a estas patatas Pringle's. Alguno se puede quedar sorprendido, pero fue tan fácil cómo que la empresa cogió una guía telefónica y descubrió que el nombre de una avenida de Cincinnati (Ohio) llamada de la misma manera, era ideal para este propósito. Es decir les encantaba la fuerza del nombre, y esa supuesta relación imaginaria, entre un barrio y una patatería (que nunca existió).



Pues dicen que su éxito llegó pronto. Empezó de forma muy local en 1967, aunque en unos años empezó a venderse en todo EEUU, concretamente a mediados de los setenta. Dicen además que este éxito se debe en gran parte a ese envoltorio tan original que las contiene (al parecer fue inventado por un tal Fred Baur). Este como véis consiste en un cilindro de cartón forrado por un papel de aluminio, al cuál se le tapa con una tapilla de plástico que protege el producto mucho tiempo. Pero claro, la tapa es verdad que no tiene mucho sentido, porque lo que sí os puedo asegurarm es que es verdad eso de que "en cuanto haces pop, ya no hay stop". Aunque parezca una chorrada de eslógan, os aseguro que con estas patatas es verdad.



Bueno, pues dependiendo de los países dónde se vende estas patatas toman sabores que, dependiendo de las zonas y culturas, son exclusivos o han echado raíces durante años. Un ejemplo son las patatas Pringles de consomé salvaje (wild consommé) en Japón, o en UK las paprika (al pimentón) o las Ranch o Cajún en los EEUU. En España se venden creo que unos siete tipos, pero los que hay en total y a nivel mundial sobrepasan los veinte. Están, los Pringles Original (las más recomendables), los Sour Cream & Onion, Prints, White Cheddar, Chili Cheese, Pizza-licious, Cheezums, Ranch, Spicy Cajun, Fiery Hot, Barbecue, Reduced Fat Original, Reduced Fat Sour Cream & Onion, Fat Free Original, Fat Free Sour Cream & Onion, Cheese & Onion, Hot & Spicy, Texas Barbecue Sauce, Cheese, Tomato & Mozzarella, Light Original, Light Sour Cream & Onion, Cheddar and Sour Cream, Chili Cheese, Crunchy Dill, Crushed Pepper, Hickory BBQ, Salt & Pepper, Smokey BBQ, Southwestern Salsa, Thai Sweet Chilli, Wisconsin White Cheddar, aparte de las que os he citado líneas arriba, y algunas más.

Foto extraída de sobchak

Pues nada, acabo ya, que si os gusta el vinagre en los snacks y queréis probar una patata diferente, os animo a que lo hagáis con estas Pringles, que no os van a defraudar, pero si las encontráis claro.

Saludos.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger