4 oct. 2007

PLATOS PARA PRINCIPIANTES: FACIL PURE DE PATATAS

Hola amigos y curiosos. A todo el que por unos motivos u otros no tenga mucha relación con la cocina, le voy a enseñar a preparar un fácil, barato y sano puré clásico de patatas. Ante todo comer bien, pero para el que ya lo sepa hacer, en fin, a lo mejor no le viene mal ver esta versión que seguramente diferirá en algo de la suya, porque está claro que los purés no tienen dueño ni autor, existen tantos purés como cocineros que lo ofician, a lo mejor éste te da alguna idea nueva para preparar el puré que seguramente más te gusta, el que tú haces.


Bueno, las fotos me las ha mandado mi hermano. La verdad es que las hizo hace poco y durante unos días que estuvo convaleciente tras una gastroenteritis aguda. Creo que tomarlo fue mano de santo, pese a que no tuviera muchas fuerzas para hacerlo ni comerlo. De ahí que me mandara el arsenal gráfico por email con un asunto que decía 'puré de patatas para enfermo'. Se trata pues del puré clásico que se ha hecho en casa de mi madre toda la vida, y que queda muy bien como primer plato o para estas cenas invernales que se nos aproximan. Lo más importante chicos es que lo hagáis, porque es sano, ligero, apetecible y creo que 'tirado' de hacer.

Pues vamos a lo que vamos, el preparado se hace todo en crudo. Necesitaréis materias primas frescas, para ello acercaros por el mercado y escoged lo siguiente. Para empezar una patata bien grande por persona. Con las patatas ya sabéis que siempre tenéis que buscar calidad para hacer platos en las que van a ser las auténticas protagonistas. Medio pimiento morrón rojo (estamos en plena temporada) o un pimiento italiano verde (menos recomendable) cada dos personas (recomiendo que ambos también sean muy frescos). También media cebolla mediana (o cebolleta) cada dos personas. Unas ramitas de perejil fresco (en principio no recomiendo en especia, pero si no tienes perejil fresco echarlo si queréis). Sigamos, dos o tres dientes de ajo cada dos personas (pero esto va al gusto). Lo más importante, una punta de jamón que sea fresquísima, esto es fundamental. Mejor que la punta sea fresca y de un jamón de bodega normal, a que sea vieja y de bellota (por ejemplo). Las puntas pasadas o viejas pueden enranciar un caldo y darle un sabor muy desagradable. Por último añadir una zanahoria pelada para dos personas y un tomate muy maduro.

Como condimentos echar un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, sal (al final), una cucharadita (de té) colmada de fresco pimentón de la Vera (si se pone en parte picante le da un toque), una hoja de laurel fresca (opcional) y unas bolitas de pimienta negra recién molida (esto es opcional). Todo a hervir con caldo de pollo durante una hora desde que rompe a bullir. Luego se pasa por un pasa purés sin la punta y el laurel (si lo has echado), se calienta, se prueba de sal y a servir. Aviso a navegantes, queda mucho mejor pasado por este instrumento que pasado por la batidora. Si no tenéis caldo de pollo usar una pastilla de caldo concentrada industrial.

Si queréis podemos verlo paso a paso.

Aquí echamos las verduras bien limpias, peladas y troceadas al gusto. Como veréis se echa todo de una vez (la punta va abajo).



Este plato debe de cocer medio tapado y a fuego más bien medio. Aquí tenéis una vista de cómo cuece todo junto (¡ya veréis qué olor más bueno!).


Una vez cocido todo (como una hora cociendo), veréis que la punta queda rosita y con la carne muy fácil de extraer, hay mucha gente que se come este magro de jamón, vosotros veréis.


Esta es la parte que quizás os dé más pereza, os recomiendo pasar todos los ingredientes con un cazo al pasa purés (y con poco caldo). Una vez hayáis pasado todo, os recomiendo ir echando poco a poco caldo (colado) y remover para que le encontréis el espesor deseado. Muchas veces no lo controlamos y se prepara más caldo del deseado, no obstante no lo tiréis, nos puede servir.


Aquí se calienta y se corrige de sal. Nosotros en casa solemos tostar el puré, es decir, que agarre bien al fondo de la cazuela mientras cuece lentamente para que así adquiera un sabor más profundo.


Este es el aspecto final del mismo, como veréis la textura que ofrece el pasa puré es excepcional, no queda pastoso, como lo provocaría la batidora, ni claro, como lo provocaría el chino o colador.

Salud.

Print Friendly and PDF

2 comentarios:

  1. Será por la procedencia de mi familia política (que es estadounidense) pero el puré de patatas que ellos hacen es completamente diferente a este aunque el sabor es riquísimo y acompaña muy bien a una carne o un pescado.

    Básicamente es patata, cebolla y mantequilla aunque yo desconozco la receta exacta. Puedo preguntarla si os interesa.

    ResponderEliminar
  2. claro que sí puedes mandarlo, de todas formas el puré de patatas que dices, este que hace tu familia poítica, es el puré de patatas de guarnición que también es exquisito. Este es la versión de cuchara, es como una sopa-puré triturada con verduras y sabor con reminiscencias a jamón. No es lo mismo. Mil gracias.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger