27 sept. 2007

SABROSO ARROZ CON GALLINA

Hola a todos. Por fin mi hermano me ha enviado por correo electrónico el reportaje fotográfico sobre el arroz con gallina tipo paella que se ha hecho siempre en mi casa. Y os preguntaréis, ¿qué tiene de peculiar este arroz?, pues os contesto brevemente, su sabor y la untuosidad final del mismo. ¿Por qué el sabor? porque tiene un regusto suave a puchero, ¿por qué untuosidad?, por contener esa fina grasa tan característica de la gallina, que aporta una delicadeza diferente al arroz con pollo tradicional.


Pues si, se trata de un arroz meloso y sabroso, pero creo que lo mejor es ver el reportaje fotográfico que os adjunto y leer lo que os pongo a pie de foto porque creo que os va a gustar. Además por muy poco dinero, hablaríamos de un ave que está unos 2,50€ el kilo, realzaremos notablemente un caldo que además, es ideal para un arroz.

Bueno, antes de empezar, al ver las fotos os advierto que a mi hermano le suele gustar hacer el arroz con poca coloración, por lo que si os gusta más amarillo, ya sabéis, echad un poco de colorante alimenticio, que ya os he dicho en otras ocasiones que para mí el mejor es el Sabater con Azafrán (señores de Sabater, ¡vuestra web no funciona!), el cuál contiene pimentón, azafrán (en un 2%), colorante alimenticio (tartracina) y sal.

Bueno, pues vamos a la receta.

Cada uno que lo haga como desee, como se debería hacer la gallina es en una olla de toda la vida a fuego lento durante aproximadamente tres horas. Está demostrado que cocinar con olla tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Las ventajas están claras, tiempo, limpieza y cocción homogénea. Los inconvenientes son dos, el poco control que existe en general, sobre todo en los 'sobrecocciomientos' y aderezos, y lo más importante, los caldos de carne se quedan claros, es decir, la sustancia no es transmitida correctamente al caldo independientemente de si lleva sal o no (ya sabéis que la sal en la cocción provoca que las carnes liberen su sabor, y queden insípedas). Se trataría de un "puedo y no quiero", que es el dicho popular, justo al revés.

De todas formas a veces nosotros, por el ritmo de vida que llevamos, hacemos la gallina en la olla. Veréis. Se dispone de la gallina perfectamente limpia, rasurada, y salpimentada. La proporción es de una gallina entera para cuartos, aunque os aviso, casi siempre se vende en bandejas y podéis elegir la pieza que más os guste (recomiendo que no sea todo pechuga).


Se rehoga la carne pues en aceite de oliva muy caliente pero con la piel (ésta soltará un exceso de grasa y sabor, que luego desgrasaremos manualmente).


Una vez rehogada (unos diez minutos), se echan las verduras troceadas (pimiento y tomate pelado), el ajo podéis echarlo ahora o luego majao (o ambas).




Se deja que rehogue el conjunto y que se mezclen los jugos sobre el fuego, al final echad un refresco importante de agua, suficiente para que cubra la gallina.


Una vez hirviendo el preparado, se cierra la olla y se cocina dentro de la misma entre cuarenta minutos y una hora. Durante este tiempo prepararemos los ingredientes y condimentos que echaremos al acabar (el vino blanco, azafrán, sal, caldo concentrado, guisantes de bote, limón fresco, arroz, pimiento morrón de bote, ajo fresco, limón y perejil fresco).






Una vez se haya cocido la gallina se apagará el fuego y al destapar, la desgrasaremos cuidadosamente gracias a una cuchara. Se encenderá de nuevo el fuego y se echarán estos ingredientes seleccionados a la carne (menos el arroz y el majao de ajo y perejil que será lo último).



Echaremos el majao y lo dejamos cocer unos diez minutos para que se mezclen bien los sabores…


…y lo dejaremos cocer finalmente 20 minutos con este extraordinario arroz de Carrefour, de su sección de De Nuestra Tierra.Dejaremos reposarlo unos minutos y estará listo para tomar.



¿Fácil no? Yo creo que aunque haya gente que la gallina le de cosa, que sepa que es el ave que mejor sabor le da a un caldo, únicamente os digo que la carne es seca y fibrosa, pero os puedo prometer que es deliciosa desmenuzada en una ensalada de pasta o con salsa rosa, con pisto o tomate frito, en croquetas o sobre una pizza (o coca) con una salsa ligera de cabrales (por ejemplo).

Otra opción es que probéis sólo el arroz.

Salud.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger