24 sept. 2007

PIMIENTOS DEL PIQUILLO EMPERATRIZ

Algunas veces te das un paseo por un supermercado y ves cosas realmente curiosas. Compramos hace un tiempo un bote de pimientos del piquillo bicolores, algo raro de ver en las tiendas o en Internet, lo probamos y realmente el producto nos satisfizo. Por si lo queréis saber lo encontramos en Alcampo, a un precio que además consideramos totalmente ajustado y a veces creemos que equivocado (1,80€). Lo envasa la empresa riojana conservas Emperatriz (Rioja Baja) y como no el que suscribe, quería rendirles un pequeño homenaje a tan exquisito producto.


El fabricante de Autol (Alberto de Miguel S.A.) considera en su etiqueta que la conserva es gourmet, y no es para menos. Los pimientos son sorprendentemente tiernos, carnosos y con un gran sabor hechos a la plancha. Me acuerdo que los usamos para muchas cosas (carne, pasta, guarniciones etc), y nos cundieron un montón porque en el bote hay muchos. Hablamos de casi 400 gramos de pimientos muy enteritos y perfectamente presentados, dentro de este ancho bote de cristal, con ese papel decorativo e informativo superficial, que hace que el bote sea cuanto menos distinto.

Recuerdo además que lo compramos porque en relación al peso, eran los más baratos, pero claro, se juntaba el hecho de que tenían una pinta bárbara y que a la postre estaban deliciosos. Creemos de verdad y a ciegas, que se han equivocado con su precio, y eso pese a que los pimientos del piquillo no son de denominación de origen española, que eso significa mucho a la hora del precio final del producto, son venidos del máximo exportador del mundo de conservas vegetales, Perú.

Eso sí, la web del fabricante, en alusión a la calidad de sus productos, reza lo siguiente “[..] Somos fabricantes de champiñones, setas y hongos, espárragos blancos y trigueros, pimientos del piquillo y morrones, productos delicatessens, verduras variadas, frutas en almibar, surimis de pescado entre otras cosas. Nuestros objetivo, más que nunca es preparar los mejores productos de cada estación servirlos con el mejor servicio y intentar que todos los clientes que componen nuestra familia estén satisfechos con su confianza depositada. Trabajamos tres líneas de producto: alimentación, Hostelería y gama gourmet.”


La empresa añade que “[..] Hace 40 años, aprovechando todos los productos que nos proporciona la tierra, el esfuerzo de los agricultores y las necesidades del momento D. Alberto de miguel y familia comenzó a envasar las verduras y frutas más características de la rioja. Desde entonces ininterrumpidamente, tenemos un compromiso diario con nuestros clientes. Solo gracias a ellos podemos día a día intentar superarnos en ingenio en aras de un producto mejor, mas cuidado y servido con la atención y respeto que merece el momento. Mucho ha cambiado desde entonces, permaneciendo la ilusión y el espíritu de trabajo que esta tierra nos ha dado.”

Una vez aclarado todo, me he dado una vuelta por toda su interesante web. He visto que no trabajan con la denominación de origen de Lodosa, y esto me ha llamado en parte la atención. ¿Por qué no le han encontrado mercado?. ¿Se nota mucho la diferencia entre pimientos del piquillo de Lodosa y los que no?. Pues si se nota, chicos, pero más que entre certificación y no, el gran diferenciador es la casa, fábrica, empresa o marca, como queráis llamarlo. Es aquí dónde un piquillo peruano como éste no tiene nada que envidiarle a la gama media o baja de piquillos con denominación de origen (eso os lo aseguro). Otros de más rango, ya no sé deciros, porque creo que los de más rango que he probado son La viuda de Cayo y son mi única referencia real. Fuera de España no cumplirán con rigor la forma artesanal de envasado y limpieza, pero la calidad del pimiento es realmente muy parecida.


Pues para poneros en antecedentes, el piquillo de Lodosa únicamente se cultivaba antes de los 60 solamente para consumo familiar. Sin embargo de esta fecha en adelante se ha multiplicado su producción (más del triple). El pimiento del piquillo ha tenido que conocer fronteras para producir toda la demanda existente, pero antes era sólo conocido en Navarra. Leo que el Valle del Ebro era un lugar muy turístico en verano, y los veraneantes que frecuentaban la zona, consumían muchos productos locales (como los susodichos pimientos del piquillo). La fama fue haciéndose sonar, y de boca en boca se consiguió que el mercado despertara, además, al terminar el verano muchos querían llevarse conservas a sus lugares de origen, y eso motivó el comercio.

Por si no lo sabéis, el pimiento del piquillo es una variedad autóctona de la zona pese a que originariamente viniera de América. Su preparación es sencilla. Se recolectan después de verano, se asan a fuego lento y se pelan a mano con todas las garantías. Los que obtienen la denominación de origen de Lodosa (desde 1987) son siempre artesanales al cien por cien, y la presentación es insuperable. Pueden llegar a costar cerca de los 15€ el kilo (aunque algunos he visto mucho más caros), el resto son realmente baratos (como mucho unos 8€ el kilo). Estos últimos son también cien por cien naturales, pero no son pelados a mano, ni limpiados a conciencia, ni envasados manualmente.


La denominación comprende la comarca llamada Ribera Meridional o Ribera baja, la cuál es atravesada por el río Ebro y sus afluentes, como el río Ega, en cuyas vegas se da la mayor producción, o el río Arga. El clima es semiárido y seco, y un régimen de lluvias escasas y abundantes nieblas en invierno.

Consumer advierte que para saber si un pimiento es de calidad, esto viene dado por unos cuantos factores, el color de los pimientos, su integridad (la proporción de superficie con piel quemada (máximo 1cm2/100g) y la cantidad de pimientos rotos) y la presencia de materias extrañas (semillas, cenizas etc).

Un pimiento de este tipo es contiene mucha agua (como un 95% del mismo) y nada de grasa (20 calorías cada cien gramos). También mucha fibra, muchos carotenos y muchísimo antioxidante natural (vitamina C), que en proporción es casi el doble que la que aporta una naranja de mesa.

Pues nada chicos, que a probar estos pimientos. No veáis que maravilloso queda el plato si usamos dos colores para decorarlo. Fantástico.

Salud.

Print Friendly and PDF

2 comentarios:

  1. Gracias le escribo desde la fabrica que produce dichos productos.
    Enhorabuena por su trabajo.

    Saludos
    bernardo Zarallo

    ResponderEliminar
  2. La duda que tengo sobre los pìmientos de Piquillo provenientes de Perú es si utilizan a pueden utilizar variedades transgénicas que están prohibidas en Europa y si usan tratamientos fitosanitarios con productos agresivos. Esa es una cuestión muy importante, igual que la de afirmar que un kilo de pimientos a ocho euros resulta barato. Al que escribe debían asignarle un sueldo de menos de mil euros y condenarle a gastar la tercera parte de su sueldo todos los dias de un año en comprar y comer pimientos.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger