28 ago. 2007

¡QUE VIENEN LOS PIMIENTOS ASADOS!

Ahora que va a empezar la temporada de los frescos y carnosos pimientos rojos, os adelanto un post que quedó en el olvido el año pasado, se trata de  cómo asarlos y prepararlos para comerlos en una rica ensalada. Seguramente los habréis hecho alguna vez, pero como siempre y para quién no, os explico la forma de oficiarlos en cada con la que saldréis a hombros después de la comida :).


Os comento que la ensalada de pimientos realmente es una ensalada anual, es decir, no entiende de estaciones o de temporadas. Al tener en los mercados los pimientos todo el año, se pueden hacer siempre que se desee. Pero es innegable que los pimientos morrones están en su máximo esplendor desde finales de agosto hasta bien entrado el otoño. No tenéis más que ver como bajan los precios y que hermosos son en esta época final del verano.



Pues bien, la ensalada de pimientos morrones, es una ensalada que se ha hecho en mi casa hasta la saciedad. Siempre en otoño, y eventualmente el resto del año, el cocido madrileño es uno de esos acompañantes perfectos que uno se puede buscar dónde a mi juicio alcanza su summum particular, cuando una vez llegados al vuelco de la verdura, lo degustamos con los garbanzos. Quizás sea una de las mejores combinaciones vegetales de toda la gastronomía española, patata cocida, garbanzo, verdura y pimientos asados. Mon dieu mon dieu.



Pues bien la forma de hacerlos es muy sencilla y os lo voy a explicar paso a paso. Deberíais de tomar nota porque sólo os va a llevar un rato, lo entretenido viene cuando hay que sacar los 'lomos' de los pimientos de entre sus pieles y ver que bonitos y apetecibles quedan para comerlos. Ahora, que el verano empezará a dar un respiro animaros a hacerlos, ahora la casa con el horno se calienta mucho y puede resultar una experiencia desagradable. Aunque hablando un poco de todo, tenemos que reconocer que está haciendo un verano de los que recordaremos durante mucho tiempo como uno de los menos calurosos. Eso sí, debería de haber más tormentas en verano para que tengamos muchas setas en otoño ;).



Por último comentar que los pimientos morrones hay que elegirlos muy sanos, hermosos, macizos, con tonalidades oscuras y por supuesto a un precio razonable que puede ser entre 1,5€ y 2'5€ el kilo. Nosotros comprábamos unos pimientos rojos  únicos en el mercado de Ventas y curiosamente en el Hiper Usera, que es uno de esos establecimientos que a veces echamos de menos de nuestra antigua ubicación.

No digamos el aceite de oliva, usad el mejor que os podáis permitir.


Bueno, pues poco más, que además de utilizarlos en ensalada podéis haceros una tortilla con ellos, comerlos con pasta y atún en conserva, como guarnición de carnes, con verduras cocidas, como un ingrediente en un arroz, en un chilindrón etc.


PIMIENTOS MORRONES ASADOS

INGREDIENTES

10 pimientos morrones frescos (mirad el tamaño de vuestra bandeja de horno)
3 dientes de ajo grandes
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal

PREPARACION

Los pimientos se lavan muy bien bajo el chorro del grifo y se secan con un papel de cocina (no quitar el pedúnculo).

A continuación se colocan en una bandeja de horno plana (bien manchada de aceite). Estos también serán embadurnados de aceite de oliva (yo lo hago con la mano), bien, por todos lados. Cuando estén colocados en la bandeja se les echa un poco de sal por encima, y se meten al horno previamente caliente a 180º entre 40 minutos a una hora, depende del horno, no hace falta darles la vuelta. 


Los sacaremos realmente cuando se hayan tostado ligeramente por fuera y estén ‘desmayados’ en la bandeja. Lo de aplicarles horno suave es porque así se hacen perfectamente por dentro, si se hicieran con prisa y a horno más fuerte, habría que darles la vuelta a mano, y estar más pendientes. Además, no salen igual de bien hechos.

Una vez asados, se dejan fuera que se enfríen tapados con un trapo amplio para que suden. Veréis que se quedan planos aplastados contra la bandeja. Una vez fríos se pelan como si fueran plátanos, veréis que la piel se quita muy bien (dicha piel no la queremos para nada). Cada vez que pelemos uno, romperemos a continuación su carne en tiras (con la mano o con una tijera), se trata de pellizcar un poquito el extremo y tirar para abajo. Los iremos echando en un bote, tupper o recipiente hermético con unas láminas de ajo finas en el fondo. Conforme vayamos pelando los pimientos iremos echando láminas de ajo para que se aromaticen y se encuentren en todas partes del recipiente.

Una vez pelados veréis que en la bandeja queda líquido del asado mezcla de aceite y jugos internos del pimiento. Este líquido es fundamental. Lo colaremos de semillas y restos de pieles y lo echaremos en un cazo a reducir unos minutos a fuego fuerte (concentrarlo). Una vez reducido lo echaremos dentro del bote de los pimientos. También podéis poner los pimientos en una cazuela con los ajos y el jugo para que cuezan unos 10.15 minutos a fuego suave, y homogeneizar texturas, es decir, que se hagan esas partes que se hayan hecho menos y además el ajo desprenda su sabor.



Por último y una vez que hayamos acabado, echaremos un chorro de aceite de oliva por encima para que se conserven y se sigan aromatizando. NO ECHAR VINAGRE, a no se que los vayáis a comer.

Cerraremos y los meteremos en la nevera.

Nos durarán aproximadamente 4-5 días sin problema.



Esto es disfrute puro.

Salud.

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger