8 ago. 2007

PLATOS PARA PRINCIPIANTES: SALCHICHAS AL VINO CON PURE DE PATATA CASERO

De nuevo vamos a aprender a hacer un plato sencillo y muy completo, las salchichas al vino con guarnición de puré de patatas casero. Y es que si os gustan las salchichas os va a gustar esta preparación muy común en las casas españolas, a la par de nutritiva, sana y barata, además aprenderéis acompañarlas con otras guarniciones como verduras, un sencillo maíz a la plancha (que os va a gustar mucho) o unos pimientos del piquillo caramelizados. Todo os puede sonar a chino, pero quiero que prestéis mucha atención a lo que os cuente porque todo está chupao de hacer y está delicioso.


Para empezar deberíais de sopesar lo que tenemos por casa, es conveniente que tengáis a mano tres sartenes al uso (si no, no pasa nada), una olla para cocer patatas, las mismas patatas, un bote de maíz (o los que sean) y un bote de pimientos del piquillo. Luego aceite de oliva virgen extra, leche (a ser posible entera), mantequilla y vino blanco de calidad. Pero ¿Cómo saber si el vino blanco es de calidad? Pues así en frío, no os puedo decir. Si lo tenéis que comprar, algo lo impone el precio, pero vamos, todo es muy subjetivo. Yo para este preparado he usado también sidras naturales, ribeiros, alguna cerveza y algún cava, y fueron unos acompañantes muy buenos para este guiso de salchichas tan tradicional, pero vamos, lo normal es hacerlo con vino blanco. Se me ocurre que vayáis por el super y compréis un vino blanco de más de 2€, vinos como un Rueda, o un Valdepeñas, o un Jumilla, aunque si os ponéis así, uno de menos precio también vale, como veáis. Yo creo que un vino bueno da más garantías.

Y bueno, ya que estáis por allí, pedirle al carnicero salchichas frescas, para nada ahumadas tipo Viena o Frankfurt, es decir, las envasadas tradicionales o algunas raras (de pollo, achorizadas etc) que puedan vender en carnicería. Este plato se hace con longaniza de carne fresca de carnicería, es decir, las salchichas rosadas de toda la vida. Pedirle unas cuatro o cinco salchichas por persona, yo creo que es un cantidad suficiente por comensal, porque además las acompañaréis de más cosas.

Con el vino y con las salchichas, ya sólo nos quedan las patatas, el maíz y los pimientos del piquillo. Las patatas cogerlas especiales para cocer, y si son nuevas mejor, con una grandecita por barba es suficiente. Los pimientos del piquillo son muy baratos, pero si queréis comprarlos de calidad buscar botes que ponga “pimientos del piquillo con denominación de origen de Lodosa”, que son los más tiernos y los que poseen más sabor. Por último el maíz, comprad el que veáis, una lata pequeña por persona es suficiente, no vamos hablar de marcas porque son todos más o menos iguales (aunque si nos ponemos puristas, esto tampoco es así).

Ahora una cosa, ¿queréis probar un puré de patatas diferente?, ¿os gusta la buena mostaza?, a mí me encanta, pues si la mezcláis con el puré en pequeñas dosis, y no con una mostaza cualquiera si no con una en grano (a la antigua), fliparéis. Si queréis probar esto comprad un bote de mostaza Mâille a la antigua, es la marca más conocida en relación calidad-precio (unos 2€).

Pues ya en la cocina, lavad las salchichas con agua tibia y secar en un escurridor. Una vez limpias echad un poco de aceite (poco) en una sartén y casi al mínimo echarlas separadas (cortar los hilos) a dorar y que se vayan friendo durante unos 10 minutos por cada lado (pero hacerlo a ojo). Moverlas de vez en cuando para que no se quemen y una vez doradas echad vino a discreción, por lo menos que cubra el género, subir el fuego y cuando hierva, bajad al mínimo para que se vayan consumiendo el líquido. Aquí si queréis echad algo de sal, pero muy poco.


Mientras reducen las salchichillas (una hora aproximadamente), vamos hacer el puré de patata totalmente casero. Una cosa, podéis usar un puré tipo Maggi para la ocasión, no digo que sea una mala opción, pero os aseguro que el casero está delicioso. Para ello echar las patatas limpias, sin partir y sin pelar en una olla con agua y bastante sal, durante 40 minutos. Cuando hierva el invento, bajarlo casi al mínimo y dejar que se hagan poco a poco en la olla (mejor cerrar la olla). Las podéis hacer en olla a presión, si sabéis y si sois pequeños, con un adulto al lado.

Mientras se cuece todo, escurriremos el maíz en la pila y echaremos en otra sartén un poco de mantequilla (media cucharada sopera), cuando se deshaga echaremos el maíz a fuego suave para que se vaya rehogando poco a poco, no hay prisa.

También, y en otra sartén, echaremos los pimientos del piquillo enteros (sin aceite extra) a dorar en una sartén a fuego muy suave. Una vez doren por cada lado (ir dándoles la vuelta cuando veáis que humee) le añadiremos un poco de azúcar para que caramelicen (lo espolvorearemos) y los retiraremos del fuego (reservaremos).

Una vez reducido el vino en las salchichas (que quede muy por debajo de la mitad) apagaremos el fuego y taparemos la sartén con una tapa de olla para que las salchichas no se pongan feas, es decir, no se sequen mucho. Y una vez cocidas las patatas, lo sabremos porque las pincharemos con un cuchillo y éste se hundirá sin más, escurriremos el agua de cocción en la pila y le echaremos de nuevo agua pero fría para que se refresquen durante unos 10 minutos.

Una vez frías las pelaremos y las macharemos con una cuchara o un tenedor, mientras le añadiremos chorritos de leche teniendo cuidado de no aguarlas. Si queréis pasarlas por un pasapuré (que es lo que hago yo) o por la batidora. Una vez hecho un puré espeso de leche y patatas, echaremos media cuchara sopera de mantequilla, un poco de sal, y media cucharada de la mostaza que habéis comprado, y removeremos muy bien ahora con la cuchara nada más.

Acabado esto vigilaremos el maíz que dore, el cuál, una vez rehogado le añadiremos unas gotas de limón y sal, y apagaremos. Lo reservaremos para el emplatado final, el cuál, se requiere que todo esté caliente, por lo que si alguna cosa la hemos apagado hace un buen rato, reactivaremos el fuego y le daremos un último calor. Acto seguido lo servimos todo en un plato, todo separado entre sí, a la espera de un buen pedazo de pan, y un buen refresco.

¿Fácil no?

Salud.

Print Friendly and PDF

1 comentario:

  1. Mi comida para mñn despues de un dia duro de uni ummmm

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger