10 julio 2007

PLATOS PARA PRINCIPIANTES: NUGGETS DE POLLO CASEROS

Hoy vamos a saber hacer unos ricos nuggets de pollo o fingers de pollo, lo que queráis, pero al más estilo cocina mediterránea para que no nos sean indigestos e insanos y disfrutemos igual o más que con los de los burgers o algunos tex mex. Sé que además podréis comprarlos ya hechos o congelados en mil sitios, pero no me negaréis que cuando habéis ido a un restaurante franquicia de comida americana de más calidad (Hard Rock Café, Tony Roma’s, Foster's Hollywood’s, TGI Friday’s etc) , los nuggets eran mucho mejores que los que veis en el super congelados o coméis en restaurantes americanos de más bajo nivel. Mirad, esto no tiene ningún secreto, os gustan más porque esos nuggets o fingers de pollo son de pollo natural, como los que vamos hacer nosotros líneas abajo ¿me seguís?.

Foto extraída de www.bento.com

Pues mirad, el plato es un poco tonto de preparar y más de cocinar, pero el resultado os garantizo que es muy agradable. Y la verdad, he querido enseñaros hacer este picoteo porque no conozco a nadie que no les gusten, aunque claro, eso no significa que a ti te gusten, o que prefieras los caseros a los congelados. Para gustos los colores. Pero te advierto que he probado muchos congelados, y no hay color con los hechos por ti. Existen en la calle muchos rebozados y texturas que hacen que los nuggets entre sí sean distintos unos de otros, incluso en el sabor, pero la poca calidad he visto me hace muchas veces replantearme hacerlos yo mismo porque no casi siempre no es más que rebozado. Esto lo podéis comprobar en las cajas prefabricadas que se venden, y en concreto en las etiquetas de sus ingredientes dónde la cantidad de pollo que llevan no supera en muchos casos el 25%.

Yo quiero además animaros a comprobar que el rebozado debe de ser lo de menos, y debe de estar porque sí, porque lo tienen que llevar, pero no es para nada debe ser la parte fundamental y ser en cantidad superior a la pechuga. Lo que quiero que aprendáis es que hacerlos naturales con carne de pollo elegida por vosotros, y en un 90% significa que ante todo comeréis calidad y disfrutaréis con un alimento más divertido que un filete de pechuga de pollo empanado tradicional.

En el famoso documental de Super Size me el cuál tuve oportunidad de ver hace unos meses, venía a decir que el consumo de una caja de seis-nueve nuggets al día durante aproximadamente cuatro meses, venía a ser una ingesta de un montón de carne de baja calidad, un montón de grasa de baja densidad (colesterol malo) y mucha sal. ¿Mucha sal? diréis, pues sí, la tiene. La carne además es de la peor calidad y su grasa al parecer proviene de la cantidad de piel y sebo molido que llevan dentro estos nuggets de ave que junto con productos químicos comestibles (sales y fosfatos) la carne se adhiera mejor entre sí. Si a esto le sumáis que el aceite dónde se fríen es ese totalmente insano que permanece semanas en las freidoras de las cadenas de hamburgueserías más famosas, al final, os saldría un producto apto para tirar directamente a la basura. Consumiendo cantidades importantes de muchos nuggets industriales existe una absorción importante de este innecesario mineral, parecido a lo que le pasa al pan de hamburguesa con el azúcar.

En fin, que sólo os quiero volver avisar de lo que coméis, muchas veces no es tan bueno como lo pintan. Nugget de pollo significa literalmente pepita de pollo, y es que la receta original ya se presentaba al público hacia el año 1950, eran trozos de pollo en forma de medallones de la mano de un tal Robert C. Baker (murió hace dos años). Trozos pequeños y dorados, no en tiras (que son los fingers de pollo) pero que resultaban sabrosos al gusto y bastante preciados, de ahí que a este producto se le haya denominado así.

Paradojas de la vida, cuando salieron los nuggets al mercado eran más naturales y no triunfaron tanto, hasta que en 1980 el magnate del pollo en EEUU, un tal Frank Perdue, los envasara industrialmente y lo vendiera a diestro y siniestro por todos los estados. El éxito llegó por descontado. Frank murió hace un año.

Foto extraida de msnbcmedia4.msn.com

Por si lo queréis saber el señor Baker era al parecer un erudito en esto de la ingeniería de la alimentación. Baker era considerado una institución en la materia y fue inventor de esto y de muchos más platos preparados, como el horrible jamón de pavo o las artificiales salchichas de pollo.
No obstante y pese a todo esto que os comento, os diréis ¿pero si están muy buenos?. Pues sí, son agradables de comer, pero los naturales también ¿a lo mejor nunca los has probado?. Pues bien, desde ya, no tiene ningún misterio para nosotros.

Enseñaros a hacer nuggets de pollo es casi enseñaros hacer pequeños filetes empanados, lo que pasa es que yo sé que un título como “prepare usted nuggets de pollo” es mucho más sugerente que un “prepare usted delicias de filete de pollo empanado”. Y a todo esto, de nuevo lo han conseguido hacer muy bien los americanos.

La creación del nugget casero de pollo empieza por elegir el pollo en cuestión. Yo de vosotros le pediría al pollero que os lo partiera como para nuggets, pero si no vais a un pollero comprad una bandeja de pechugas de pollo enteras (no os preocupéis, las que sobren se congelan). Una vez compradas, las laváis y las partís a vuestro gusto (calculad 1 por persona). Y una vez partidas en medallones, tiras o cómo veáis que más os gustan les echáis un poquitín de sal por ambos lados y esperáis.

Ahora vamos preparar el rebozado, para ello necesitaremos tres plato, y también huevo, sal, pan rallado, harina y pimienta. Echar en un bol un huevo pequeño (para dos pechugas) y que sea fresco. Lo batís (lo podéis batir si lo metéis en un bote limpio y cerrado agitáis fuerte), echad una pizca de sal y pimienta negra (la tendréis por casa) y listo. Una vez batido todo, preparad dos platos hondos uno con harina (que cubra el fondo) y otro con pan rallado. El proceso será lavarnos muy bien las manos, mojar los trocitos de nuggets en el huevo de tres en tres (por ejemplo) , embadurnarlos a continuación de harina (ligeramente) y por ambos lados, y luego echarlos al pan rallado. Una vez dentro del pan, se aprietan bien y se rebozan mejor. Se reservan en el borde de este plato.

Los vamos apilando y cuando no podamos apilar más, cogeremos una sartén pequeña con mucho aceite de oliva limpio (que se puedan hundir) y subiremos el fuego hasta que humee. Una vez así, separaremos la sartén del fuego y echaremos los primeros tres trozos separados entre sí para que empiecen a dorarse. Se acerca la sartén de nuevo al fuego, el cuál estará a media potencia. ¿Cuándo sabremos que tenemos que darles la vuelta? Cuando notéis que sale más humillo de lo normal de cada trozo, cuando les deis la vuelta veréis que han dorado. Por el otro lado será más o menos el mismo tiempo.

Si tenéis dudas de si van quedando hechos probad el primero. Una vez los tengáis seguid empanando el resto, pero con mucho cuidado con el aceite y la proximidad.

Por último pos cuento un truco para que se doren bien, efectivamente los tendréis que empanar a conciencia, es decir, cogerlos y los apretarlos muy pero que muy bien contra el pan rallado, y para que no suelten todo el pan sobrante en el aceite, sacudirlos contra el plato del pan antes de echarlos a la sartén. Siempre echarlos con el aceite muy caliente, si no, el rebozado puede salirnos mal e inundarse de aceite el rebozado.


Foto extraída de www.harrahs.com

Pues ya veis, es muy fácil. Ahora a comerlos. Poner tres cuencos, uno de ketchup del tiempo (por supuesto Heinz), una buena mostaza como es una French’s, y una salsa BBQ de calidad como Hunt’s. Aunque si queréis sorprender de verdad, mezclad mayonesa de bote tipo Heinz, con un chorro de mostaza y una cucharada sopera de miel derretida en el microondas. Es increíble el resultado.

Sin ir más lejos, hace poco hemos estado en una boda y los han puesto de aperitivo en un fino cocktail, cortados muy finitos, muy bien rebozados y muy bien presentados, todos acompañados de una salsa ketchup que te la ofrecían para mojar.

Salud.

Print Friendly and PDF

6 comentarios:

  1. TU EXPLICACION ES FANTASTICA. LA VERDAD ES QUE SI LO PODEMOS HACER NOSOTROS Y ES FACIL, EL DOBLE DE SANO

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. una pregunta si los hago sin sal los puedo hacer igual?

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la explicacion, soy cocinero queria informacion para hacer unos nuggets ricos ricos y me has servido de mucha ayuda. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho cocinar, aunque no siempre tengo el tiempo. Siempre busco recetas fáciles y rápidas para salir de apuros y sobre todo que le gusten a los niños, que son los más difíciles de complacer. En http://mipagina.1001consejos.com/profiles/blogs/nuggets-de-pollo encontré una muy buena para hacer nuggets de pollo en unos minutos, cualquier día en cualquier ocasión. Se las recomiendo mucho si tienen pequeños difíciles de complacer.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que solo podrán publicar comentarios personas registradas.

Si no estuvieras registrado en las plataformas sugeridas en el momento de publicar el comentario (openid, wordpress, blogger, livejournal, typepad, aim) puedes mandarnos un correo a por la sección de Contacto del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde facebook, google+ o twitter accediendo desde los banner de la columna de la derecha del blog.

Perdona las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger