31 enero 2007

VERDURAS CHINAS, COMER SANO Y DIFERENTE

Hola a todos de nuevo. Hoy os voy a postear una receta sencillamente increíble, la cuál es tan sencilla que muy pocos de vosotros no probaréis, sólo debéis de tener por casa un poco de salsa de soja y algunas verduras seleccionadas, nada más, aunque como siempre os digo, si queréis improvisar, he ahí la magia de los fogones, dónde todos los días se reinventan miles de platos en todo el mundo.


Esta comida la solemos hacer en la cena, ¿por qué? porque es muy ligera en grasas y saciante, y porque recargamos el cuerpo de vitaminas y minerales para tener así un sueño placentero y saludable. Todo empezó hace poco tiempo, cuando vi en televisión como preparar algún plato chino del que realmente siempre salgo satisfecho de los cientos de restaurantes chinos a los que he ido. Por que sí, por que reconozco que me encanta, muy de vez en cuando si lo compro fuera de casa, y muy a menudo si lo hago yo, que modestia aparte se preparar algunos platos que otros de su adaptada comida china.



Recuerdo que la primera vez que fui a un restaurante chino fue con mi madre allá por los ochenta después de una vista al dermatólogo por la zona de cuzco. Recuerdo que nos metimos llenos de curiosidad a pedir lo que en ese momento empezaba a pegar fuerte entre las conversaciones de la gente, lo bien y barato que se come en los chinos. Me acuerdo poco del momento y de qué es lo que pedimos, creo que seguro pedimos arroz y rollitos, pero no lo sé seguro, lo que sí que sé es que lo que comimos nos gustó mucho porque era comida diferente pero a la vez familiar, nos impactaría la salsa agridulce, supongo. Recuerdo eso sí que nos llamó poderosamente la atención el servicio que prestaban, ya que estaban constantemente preguntándote que tal estaba todo y rellenándote la bebida. Total, que llegó la cuenta y fueron cuatro duros, os podréis imaginar, años ochenta, con la peseta y en un chino, pues saldríamos por 1000 pesetas con bebida. Qué tiempos.

En fin, ya han pasado más de 20 años de aquello y los chinos siguen siendo el comodín perfecto de un día de flaca nevera, aunque a mi novia no le hace mucha gracia, a mí en cambio sí, sobre todo cuando pedimos sobre todo entrantes, tallarines, verduras, arroces, rollitos. Y por supuesto el pollo al limón, que nunca falte, plato del que guardo muchas anécdotas con las que ahora no os voy aburrir.


En fin, a lo que vamos, hoy os voy a contar cómo preparar un plato de fábula por dos duros y que en serio te quedas con la gente. Tenéis dos opciones, hacerlo con carne, pollo o gambas. Aunque si queréis sin nada, os aseguro que sin guarnición proteínica es también exquisito.


Comprad eso sí una salsa de soja en condiciones, nosotros siempre compramos ya la salsa de soja Kim Ve Wong (1959), aunque hace años comprábamos en mi casa la salsa Kikkoman, salsa que lleva muchos años entre nosotros y que la considero también una de las mejores salsas de soja del mercado. Americanizada desde sus comienzos en occidente (1957), es una empresa familiar japonesa (Noda Shoyu Co., Ltd) desde hace muchos años, según cuenta su web desde 1917 (ciudad de Noda). Su entrada en Europa fue algo posterior, y fue a través de Alemania, y así, poco a poco ha ido conquistando hogares con una marketing a la americana colocando la salsa en todos los comercios.

Al parecer el logotipo de la marca tiene un significado, dentro del hexágono hay un signo japonés que significa 10.000, pues bien, este número es el número de la buena suerte y pronostica un largo y exitoso desarrollo, además, el hexágono quiere simbolizar el caparazón de una tortuga, animal que representa la felicidad, riqueza y una larga vida. Así tenemos que el significado de la palabra Kikko es carcasa o caparazón y man es este número 10.000.


Por si lo queréis saber en makro, compro el bote de 500ml (Kim Ve Wong Brand) por unos 5€, os aseguro que poco a poco la gastáis, porque esta salsa os dura en la nevera un montón y en este formato sale mucho mejor de precio.

A todo esto, según wikipedia, y por si alguien no sabe de qué está hecha la salsa de soja, esta salsa llamada shoyu (que no Tamari), "se elabora tradicionalmente mediante la fermentación de granos de soja con trigo tostado partido, que se acomodan en bloques y se sumergen y sacan varias veces en un caldo frío de agua y sal, el proceso dura cerca de un año en ollas de barro, en ocasiones se le agregan hongos secos como champiñones.". La salsa Tamari no lleva trigo, es más suave y más cara.

Dicha salsa es muy rica en calcio, pero también en sales (casi un 20%). Es purgante y sobre todo digestiva. Los celíacos cuidado, que el invento contiene gluten. Aún así es recomendable que no abuséis de ella porque es un concentrado que cunde mucho. Por último os diré (leo por aquí) que hay que vigilar que el producto no lleve azúcar, caramelo o aditivos, o el famoso glutamato monosódico, ingrediente que llevan muchos alimentos industriales y que su uso sin ser perjudical, es poco recomendable. Entonces hablaríamos de un producto mucho más económico y con probablemente menos propiedades.

Kim Ve Wong y Kikkoman son 100% artesanales y naturales.

Bueno, pues nada más, aquí os dejo la recetilla, espero que os guste y que la acuñéis en vuestra rutina mensual de cenas y comidas.


TIRAS DE VERDURAS SALTEADAS CON GAMBAS

(CHOP SUEY DE VERDURAS)

INGREDIENTES


1 Calabacín pequeño
½ Pimiento Rojo
1 Pimiento Verde
2 Espárragos Verdes
1 Zanahoria grande
Brotes de Soja (opcional)
½ Cebolla
Repollo (2-3 lonchas)
Gambas
Soja
Aceite de Girasol


PREPARACION


Se corta toda la verdura bien limpia en tiras finas y largas, incluido los espárragos, excepto el repollo que se corta en rodajas finas en todo su diámetro (o en trozos, a mí me gusta fino).


Cuando tengamos todo cortado (si ponéis brotes de soja van enteros) y bien separado se fríe en un orden concreto que ahora os comentaré (y a fuego vivo), removiendo la verdura como si nuestra sartén fuera un wok.


Al sacar cada ingrediente de la sartén ir rellenando esa pizca de aceite que poco a poco se va consumiendo (unas gotas) e importante, cada chorritín de soja se echa un poco antes de sacar cada tanda de verdura, para que la verdura coja el sabor sin requemar la salsa.


ORDEN DEL SALTEADO (a fuego vivo)


Gambas (2 minutos)
Zanahoria y pimientos (2-3 minutos)
Espárragos y brotes (1-2 minutos)
Calabacín (1-2 minutos)
Cebolla y repollo (1 minuto)


Cuando hayamos rehogado todo se vuelve a echar todo junto en la sartén, se rehoga de nuevo a fuego fuerte 1 minuto y listo.

Print Friendly and PDF

1 comentario:

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger