2 dic. 2006

GRANDES SARDINILLAS

Hola a todos. Hoy tengo el placer de hablaros sobre un encurtido que he probado hace bien poco y que me ha sorprendido muy favorablemente. Quizás para algunos los encurtidos sean algo insignificante en la cocina, a lo mejor un complemento socorrido que sólo luce en situaciones comprometidas y que culinariamente no deja de ser un alimento de bajo valor gastronómico.


Pues no, me temo que este perfil de lector se puede equivocar si sabe elegir productos de calidad que conserven perfectamente los sabores y texturas de los mismos porque podemos encontrarnos grandes delicatessen encajonadas dentro de una lata de aluminio invento de Peter Durand en 1810, como unas excelentes sardinillas en aceite de oliva que probé la semana pasada.

Pues bien, estoy un poco harto de probar grandes productos en conserva y que pasen desapercibidos en nuestras vidas, porque tenemos la innata costumbre de recordar más esa insípida paella gigante que comimos en una playa de alguna costa española que de esos untuosos mejillones en conserva que por sorpresa comimos un día de aperitivo antes de comer. Es un poco injusto ¿no es verdad?.

Pues bien, estas sardinitas acompañaron exquisitamente a un manco puré de verduras que pedía a gritos algo ligero que enlazara a la perfección con el postre, cuestión que me llevó a elegirlo como alternativa a algo más elaborado (siempre tengo en la retina ese atemporal bocadillo en pan recién hecho de sardinitas con tomate natural en el campo o la playa, ¿vosotros no?, yo sí, y he disfrutado mucho comiendo esta fácil preparación.

Bueno, la ingesta se benefició del placer añadido de degustar unos pescaditos con espinitas apenas inapreciables, aunque éstas que aportan un cantidad importante de calcio a nuestro organismo.

Según Carlos Ruiz, adjunto a la Dirección General de ANFACO-CECOPESCA (Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos) "en las conservas de pescado, el recipiente metálico, supone una efectiva protección contra los agentes que destruyen las vitaminas: el aire (oxigeno) y sobre todo la luz. En realidad las vitaminas en la conserva se preservan en al menos un 70% mientras que los productos cocidos, (con los que resulta lógico comparar su valor nutricional), y no con el producto fresco, pierden hasta un 50% en la cocción culinaria. Pocas vitaminas son realmente sensibles al calor, salvo en combinación con otros elementos como el aire (vitaminas A, E y C) o la luz (vitaminas A, E y B1). Existen unos niveles de vitaminas A y D en la conserva appertizada, incluso de la tiamina o B1 se encuentran niveles apreciables.Hay que destacar el contenido muy importante en sales minerales de la sardina, las cuales no sólo están en la espina, sino en la porción comestible. El proceso de tratamiento térmico es el responsable de esta difusión de sales minerales como el fosfato cálcico, desde las partes duras (espina) hacia la carne. Cabe señalar que tanto el aporte de fósforo como de calcio, de la conservas de sardina suponen un importante porcentaje de las necesidades diarias de estos oligoelementos, y que se presentan en una forma fácilmente asimilable por el organismo". Nada más y nada menos.


Las sardinillas en cuestión son de la marca Cortizo, de Padrón (La Coruña). No sabemos exactamente como llegaron a casa, pero brillaban con luz propio entre las latas de conserva que poseemos en nuestra despensa. Creemos que nos la proporcionó nuestro amigo Miguel junto a un surtido variado de mejillones y berberechos hace algo menos de un año, Miguel tiene un negocio familiar de ultramarinos con una selección de productos de primera.

Mirando en Internet me he dado cuenta que para colmo es un producto baratísimo, creo que la lata está a aproximadamente a 1€, creo que si las encontramos en los supermercados no hay excusa amigos, yo tomo nota igual que vosotros. Me doy cuenta además que el surtido de conservas de esta empresa dedicada a muchos sectores industriales, metalúrgicos, y de alimentación, guarda toda la tradición de las conserveras gallegas, ofreciendo un variado lote de productos locales distintos en forma de conserva.

Desde 1989 ofrecen este canal de alimentación a nivel nacional.

Se me olvidaba deciros que he leído que en 1820 el español José Colin montó la primera fábrica de producción de envasados de sardinas fritas conservadas en aceite en Nantes (Francia), llegando a tener una producción de más de 10.000 botes al día hasta muy entrado el siglo XX. La fábrica de Nantes fue convertida en museo por la casa Amieux pero fue destruida en 1.943 en un bombardeo aéreo de la segunda guerra mundial.

Ya sólo me queda dejaros, un gran pincho que miré en Internet con sardinilla en escabeche, creo que fue en el canal cocina de consumer hace un poco menos de un año, y que está delicioso ¡¡animaros venga!!...

Print Friendly and PDF

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger