18 febrero 2009

CONFITERIA TEJERO CIERRA, LAS PALMERAS DE NUESTRA VIDA

Para quién le interese o viva por la zona de Ventas/La Guindalera (Madrid), transmitiros una mala noticia desde el punto de vista comercial. La confitería/caramelería/bombonería Tejero, pastelería emblemática por sus famosas palmeras de chocolate, palmeras glaseadas, lazos, trufas, donuts de obrador, pepitos y chucherías en general, cierra sus puertas para siempre. Muchos no sabréis dónde estaba, pero muchos otros sí y en este grupo nos incluimos toda nuestra familia. Y la verdad es que aunque casualmente pasamos por la tienda a primeros de año y encontramos el cartel de 'Se Traspasa', no sabíamos que el cierre iba a ser tan inminente. Así que cuando mi madre nos lo dijo la semana pasada nos corrió un sudor frío por el cuerpo que nos dejó paralizados creando un silencio horrible en el que sólo se oía a mi cuñada decir '¿y no compramos la última palmera de despedida?'. Resultó ser gracioso, pero cuánta razón tenía.


Pues es que sabíamos que los hermanos Tejero ya no llevaban la tienda, lo llevaban otras personas que no sabemos quienes eran pero que ofrecían el mismo género y tenían todo aparentemente igual de puesto que los hermanos, no sospechamos en ningún momento que su cierre fuera algo tan fulminante. Habrá debido de ocurrir que un alquiler (a ellos) ya no cubre los gastos de este pequeño negocio familiar que en su momento tenía muchos adeptos, y que seguramente ahora ya no tendrá tanta salida por razones obvias (edad media del barrio, nuevas tiendas y competencias alrededor, otra mentalidad que se tiene con el dulce y con el abuso etc).

Pues en fin, que sepáis que este modesto negocio sitiado al final de la comercial calle Avenida de Bruselas, se lleva a la tumba toda una historia de pequeños grandes momentos de toda nuestra vida. Y eso es algo que quería dejar escrito en el blog a modo de obituario. Puede ser que los que vengan abran de nuevo el mismo, pero lo dudamos muchísimo.

Y es que ahora me viene a la cabeza cuando entrábamos en la tienda en verano, traspasando esa ancestral cortina llena de flecos mientras fuera atizaba fuerte un split externo de una añeja máquina del aire acondicionado. Abríamos la chirriosa puerta de entrada que a su vez golpeaba aquellas adorables campanillas, y te encontrabas de sopetón con ese olor mágico a chocolate mezclado con el aroma de los cientos de caramelos que tenían recostados en esas reliquias de carameleras ovaladas, que por si no sabéis a qué nos referimos, el chef Jose Andrés las tenía en el plató como especieros. Pues bien, al olerlo sentías a tu alrededor una sensación extraña, mezcla entre felicidad, ansiedad y locura porque te encontrabas de repente rodeado de dulces, y muy probablemente a tu izquierda ¡sólo 3 palmeras de chocolate!, no más. Imaginaros que si había alguien delante tuya, seguías pensando en que se llevaría justo las tres, sobre todo si esta persona era mayor y por tanto pudiente. ¡Aggghhh! si se las llevaba hasta el día siguiente ¡nada!.

En fin, que os podemos garantizar que por este motivo y por llegar y al asomarte al escaparate ver que ya no quedaba ninguna, eran momentos de auténtico estrés, porque en alguna ocasión sufrimos a la mala suerte en nuestras carnes y no lo pasamos especialmente bien. La seducción de los mundos de Willy Wonka no eran nada comparado con esta sensación de ansiedad que te provocaban las palmeras de Tejero. También es que esto era real.

Pues si seguimos recordando, cuando entrábamos por la puerta veíamos que siempre salía uno de los dos hermanos de una oscura trastienda o despacho con una agradable sonrisa diciéndote 'hola majo, ¿qué quieres?'. Imaginaros, era el mejor momento del día, con aquellas mágicas 100 pesetas acorraladas por los cinco dedos, teníamos todo el poder. Con ese dinero te daban una palmera de chocolate y algún dulce que probablemente ellos te propusieran, como cuatro caramelos de cubalibre, o un par de nubes, o un chicle etc. ¡Ah! a veces te preguntaban ¡qué palmera te gustaba!. Lógicamente le decías la más grande porque no eran iguales, y claro, algunas veces no lo hacían y recuerdo que salías rabioso porque te habían dado una de las pequeñas. De todas formas siempre he sospechado que las pequeñas eran la que más chocolate tenían.

Recuerdo también que si la pedías 'para tomar', te la servían en esas 4 ó 5 entrañables y clásicas servilletas superpuestas de heladería, esas de papel recicladísimo que servían sólo para apresar la pieza sin mancharnos mucho, porque algo te manchabas. Y bueno, llegó el gran momento mmmmmmhh, le dabas ese primer bocado y era llenarte la boca de sensaciones, olvidarte de todo lo que te pasara. La boca y las papilas gustativas eran las que marcaban la diferencia entre volar y estar fijado al suelo. Era algo sublime que siento que ya no va a volver a ocurrir más, qué recuerdos madre mía.

No digamos ya cuando fuimos más mayores, que las palmeras nos la llevábamos como aquellos adultos que os contaba que te podías encontrar delante, ¡por 3 ó 4!. Era quizás menos mágico, pero no menos gratificante.


Y bueno, os preguntaréis, ¿qué tenían estas palmeras para estar tan buenas? pues la verdad es que tenían más recuerdo que otra cosa, pero es verdad que la calidad que tenían era diferente. Para empezar estaban recubiertas del mismo chocolate que recubre el clásico donut fondant de panadería, y después que el hojaldre era tierno y excepcional. Y aunque ellos vendían muchas cosas, sin ser llegar ni por lo más remoto el concepto de kiosko actual de chucherías, lo mejor era sin duda este bollo. Vendían bombones/trufas, frutos secos, bolsas de patatas, cajas comerciales y caramelos de 20-30 tipos al peso. Luego chucherías, dulces en general etc.

Y ojo, sabemos (porque es lógico) que las palmeras se venderán en otros sitios cercanos porque no las hacían ellos mismos, se las traían de una furgoneta sin publicidad, que todo sea dicho era mucho más atractiva que un furgón blindado, porque a veces la divisábamos algunas mañanas. Así que creemos que no tenemos todo perdido, por la zona debería de haber otras pastelerías/panaderías que las vendieran, pero la verdad es que las desconocemos por completo.

Y ahora nos preguntamos ¿existirá aún ese obrador? ¿dónde estará?. Creemos que sí, y que no estará muy lejos porque a primeros de año estas palmeras seguían estando a la venta e incluso con más modalidades (chocolate blanco, mix de dos chocolates etc), así que seguro que seguirá existiendo porque la de chocolate no ha cambiado con los años.

Imaginaros, después de más de treinta años vendiendo en el barrio conocer la noticia del cierre y empapelado de su escaparate, a uno se le vienen muchas cosas a la cabeza. Recuerdo ahora mismo esos grandes momentos después del colegio, o al llegar a casa y encontrármelas en el armario del azúcar, o al volver del trabajo cuando hace años trabajaba en la capital. O cuando te envolvían en ese clásico papel de envolver con el holograma de la confitería (en azul) repetido mil veces. Era en serio, toda una coreografía increíble previa al disfrute total.


O recuerdo ahora cuando comprábamos aquellos pepitos rellenos de crema tiernos y esponjosos, o aquellos lazos tiernos con almendras fileteadas recubiertos de un glacé fabuloso (uno de los bollos favoritos de mi hermano). O esos momentos tan gratos y por desgracia tan lejanos cuando mi abuelo compraba aquellos famosos caramelos en forma de gajo de limón o naranja. O cuando aquella vez encargué una caja entera de escalofríos, o de caramelos pez, mis dos chucherías favoritas junto con las nubes. O cuando hemos comprado bombones/pasteles que veíamos sacar de esa añeja nevera que tenían, o cuando incluso te vendían cajas de bombones de muchas marcas.

Otro recuerdo curioso era que muchas veces cuando entrábamos, veíamos a los dos hermanos reírse a carcajadas con mucho con clientes mayores y que uno ya conocía de entrar en la tienda, se creaba siempre un clima muy agradable y cordial con algunos clientes que seguramente vecinos, de la propia bombonería. Esto me llamaba la atención porque denotaba que estaban completamente mimetizados con el barrio, y que eran uno de los marcadores diferenciadores de esta excelente confitería de nuestra zona.

Qué pena no tener una foto de cerca de las palmeras de chocolate.

Os recordaremos siempre.

Print Friendly and PDF

38 comentarios:

  1. Una vez más cocina y sensaciones...son indisolubles...yo también recuerdo de un modo entrañable una confitería de mi infancia que corrió la misma suerte que ésta que tu nos enseñas... qué pena!!, entrabas allí y la frgancia a hojaldre recién horneado era indescriptible, puedo asegurar que si hicieran ambientadores con ese aroma se venderían como churros!!!. Olía a hojaldre hecho con mantequilla pura de vaca y no a esos hojaldres"de mentira" que llevan grasas que desde el punto de vista del sabor dejan muchísimo que desear, y si hablamos de salud ya apaga y vámonos!!... cómo te entiendo!!un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues nada, otro de toda la vida cerrado y en su puesto?? fijo... lo se:
    una hermosa tienda de todo a un euro, con sus majetes plásticos pertuti...no se sinceramente como pueden pagar todas estas tiendas los alquileres que pagan en unos sitios estupendos.
    Buen día Carlos

    ResponderEliminar
  3. Menuda confiteria más rica!!Da gusto ir por la calle y admirar estas delicias a través del cristal!!

    Un besino guapo!

    ResponderEliminar
  4. Cada día se hace más cuesta arriba poder llevar un negocio familiar. Aunque la calidad sea excelente, hay otros factores que influyen bien puede ser localización, alquileres, etc. Lo que más duele es que muchas de esas recetas se pierden, desaparecen con sus creadores y ya nunca serán las mismas.
    Saludos
    Polo

    ResponderEliminar
  5. Vivo en parque de las avenidas y como es logico conozco tejero y sus maravillosas palmeras, es una pena que termine para siempre. Si ya me dio pena cuando lo dejo el hombre de toda la vida con sus bigotes raros...

    ResponderEliminar
  6. Hace años que no como una palmera.... una palmera de verdad. Que buena y que recuerdos!!!!!
    Hazle caso a tu cuñada y comprad las últimas palmeras, será un recuerdo más...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  7. Martuki: más que nunca nos tendremos que ir haciendo a la idea, de que nada dura para siempre. Ya veo que a ti te pasó lo mismo, una pena.

    Su: no sabemos que va a ser. Pero vamos, por las dimensiones tan ridículas poca cosa, y además, con la crisis, no se nos ocurre que podrían abrir... mmhhh ¿puesto de pollos asados? esto sí le podría faltar al barrio porque de alimentación el barrio está surtido e incluso hay una galería comercial bien maja. Otro 'todo a 100' lo dudo, pero vete tú a saber.

    Vanesuky: Pues por ahora ya no va a poder ser...

    Polo: eso está claro, siempre me acuerdo de unas bodegas que había en Chueca (cerca de la calle San Bartolomé) dónde te comías las mejores gambas a la gabardina de Madrid y unas perfectas patatas bravas. Es una pena porque el sitio era más bien cutre pero muy castizo.

    Anónimo: sí, yo también me acuerdo. Era muy majete, y su hermano que tenía la voz muy afónica.

    Begoña: para mí uno de los mejores bollos comerciales que existen, aunque en algunos sitios venden mucha basurilla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Todavía quedan pastelerías de esas. Tengo la suerte de ir mucho por Miraflores y la pastelería donde compraste los piononos en navidades que has comentado en el blog tienen todo tipo de delicatessen artesanales. Menudo vicio!!

    ResponderEliminar
  9. Hace unos años trabajé en el edifio de oficinas de enfrente y todos los viernes me daba el homenaje de una palmera de chocolate de Tejero...

    Llevaba dándole vueltas un tiempo a la idea de acercarme por allí y menudo chasco cuando lo hice :_(
    Anda que me había costado poco acercarme para encima encontrarme con el cierre definitivo...

    En el post comentas que seguro que las siguen vendiendo por el barrio... Bien... ¿Alguien sabe dónde las venden?

    Nunca he comido una palmera de chocolate como aquellas y todo aquel que las probaba, acababa enganchado...

    Bueno, si alguien sabe donde encontrarlas, que lo diga y no se guarde el secreto!!

    ResponderEliminar
  10. Juanmax, no lo sabemos, pero suponemos que la furgoneta que las llevaba (que sí que hemos visto en varias ocasiones) haría una ruta, vamos, digo yo. Tenemos a alguien (fuera de la familia) moviéndolo, en cuanto sepamos algo te avisamos ¿de acuerdo?. Mil gracias por escribir. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a ti por la búsqueda!! Estaré al tanto del blog y me daré un día de estos una vuelta por el barrio preguntando a la gente que vea por allí...

    Como estáis haciendo el seguimiento de la furgoneta? En plan CSI con la matrícula y eso??

    ResponderEliminar
  12. jajajaja, no, tengo un amigo que trabaja en la galería comercial de toda la vida, y me lo va a intentar mover porque por allí se conoce todo el mundo, y sé que hay unos cuantos adictos por allí metidos. Menos es nada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Una cosa que se me ocurre...
    ¿El teléfono que aparece en la foto es el del primer trapaso? Si el teléfono es de la familia Tejero (o incluso aunque sea del posterior dueño) estoy seguro que saben de donde las sacaban y sabrán a quien llamar para preguntar dónde las venden ahora...

    ¿Se le ha ocurrido a alguien antes? Lo digo por no llamar a ese número si ya lo habeis hecho vosotros...

    ResponderEliminar
  14. Hola Juanmax. Lo pensamos sí, pero si te somos sinceros nos daba un poco de corte, bueno, la verdad es que no es para tanto. Nos cortó que no sabemos las razones reales del cierre. Son todo conjeturas. En fin, si te atreves.... tendrías información privilegiada, y te aseguro que tu investigación te la publico (a tu nombre).

    ResponderEliminar
  15. Ese número entonces, ¿es el del primer trapaso?

    ResponderEliminar
  16. No, es de Enero de este año... ¿te vas atrever?. Qué tío más grande eres ;). Ya nos contarás. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. El primer intento ha fracasado...
    Cuando ya tenía lista la frase que iba a soltar... "buzón movistar, el número xxxx está apagado o fuera de cobertura en este momento".

    Al final de la tarde lo intentaré de nuevo, y si no hay suerte, mañana.

    ;)

    P.D.: si esta búsqueda tiene resultados positivos, ni publicar a mi nombre ni leches, me invitais a una bandeja de palmeras!!

    ResponderEliminar
  18. JAJAJA, venga, trato hecho. Gracias.

    ResponderEliminar
  19. :-)

    Tengo una dirección!! (y no os la voy a dar hasta que me pase por allí a confirmar que las tienen).

    Cuando he llegado a casa me ha llamado el sucesor de Tejero preguntándome que quién era. Me ha pillado un poco descolocado pero enseguida recordé la importante petición que quería hacerle. Obviamente debió flipar... se rió un poco y me dijo el nombre de la pastelería que las hace y una dirección donde tienen tienda en Madrid.

    Estoy por ir antes de ir a trabajar, pero me da a mi que a las 7.30 no va a estar abierta, así que me acercaré por la tarde.

    Mañana os contaré y veremos si me debéis o no una bandeja de palmeras...

    ResponderEliminar
  20. Juanmax, antes de nada mil gracias por la gestión. Creo que ya has dado con la pastelería, estamos seguros que has dado en la Diana principalmente porque te lo han dicho ellos. Ya nos contarás esperamos ansiosos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Bueno... pues ayer por la tarde fui a la pastelería y compré.

    Realmente no es la misma palmera, ya que estas tienen virutas de chocolate en el borde, pero de sabor son las mismas. El mismo hojaldre y el mismo chocolate.

    Según me dijeron, en esta pastelería no venden a otros establecimientos, fabrican ellos y solo para ellos.

    Lo único "malo" es que el capricho sale por 1,40 euros...

    Bueno, id, probad y opinad: "El arte de la pasteleria" (Pastelerías Dany) C/Narvaez 29

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  22. Juanmax, mil gracias. ¿Te suena que tuvieran allí aquellos lazos galseados que tenía Tejero?. A lo mejor la pista viene por ahí, lo que rodeaba a las palmeras. No creo que trajeran cada cosa de un sitio. Te informo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que entré en la tienda obcecado en las palmeras... no vi nada más. Aunque había pasteles y bollería para parar un tren, y todo con una pinta de cine.
    La peor pesadilla de un diabético vamos...

    ResponderEliminar
  24. Pues a ver si puedo mandar a mi madre por allí y que compre todo lo que se parezca a lo que tenía Tejero y que ellos vendan. Ella conocía los lazos, y se acuerda perfectamente. En cuanto tenga todo en mis manos te lo haré saber. Mala hora para hablar de palmeras/lazos etc. Un saludo Juanmax.

    ResponderEliminar
  25. Hola Juanmax, ya hemos comprado las palmeras y hemos visitado la tienda. Lo hemos probado todos, y las palmeras no son las mismas. Los lazos tampoco. Habrá que seguir buscando porque esta tienda nada tienen que ver con Tejero. Un saludo y mil gracias por las gestiones.

    ResponderEliminar
  26. Ardentía en Finisterre7 de enero de 2010, 19:59

    Buenas,

    Los caprichos de Internet me han traído hasta este blog y me ha sorprendido ver que en la red alguien recordaba las míticas palmeras de Tejero.

    Mis amigos y yo, que ahora estamos en la treintena, hemos pasado parte de nuestra juventud en esa tienda compartiendo bollos y vivencias con los hermanos Tejero.

    Tengo la suerte de mantener el contacto con Octavio (uno de los hermanos, el otro, Pepe, falleció hace tres años) Tejero, y se encuentra felizmente jubilado, y de vez en cuando pasa por el Parque de Las Avenidas.

    En lo referente a las palmeras de chocolate, efectivamente yo también creía que el obrador era el mismo que el de las pastelerías Dany en O'donell, pero no he tenido la oportunidad de probarlas.

    Eso si hace unos meses hemos creído descubrir las mismas palmeras cerca del barrio.
    Pastelería ALEX, avenida donostiarra 24, cerca del Mercado de Ventas.
    Si podéis probadlas y juzgad.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  27. Gracías Ardentía en Finisterre, gracias por toda la información y por tu comentario. Iremos a esa pastelería y las probaremos. De todas formas si conoces Octavio ¿él no te puede orientar mejor?. Dales el pésame de nuestra parte y dile que soy el chico de la caja de "escalofríos". Igual se acuerda. Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Madre mía, ¡que esto sigue dando guerra!
    Habrá que hacer una visita donde dices :)

    ResponderEliminar
  29. la verdad es que hoy me echan del curro fijo, porque sigo enganchada a tu blog, jejejeje, pero es que no puedo evitarlo, hacía mucho tiempo que no encontraba un blog tan especial como éste, y ahora encima hablando de palmeras de chocolate y nada más y nada menos que de las Palmeras de Tejero, viví 7 años por el barrio, y como soy de las de probar todos los sitios hasta encontrar cosasespeciales (luego me pasa que para hacer la compra tardo horas para ir de un lado a otro, pero ...) pues eso que menudo disgusto con el cierre de la tienda, hace dos años que no paso por allí porque me he mudado un poco lejos, pero jo, me da una pena. Pero por otro lado me conmueve, sorprende y alegra ver la colaboración que ha surgido en este tema, veremos si la Pastelería Alex cumple o si Octavio suelta prenda.

    gracias por este blog, es un regalo.

    ResponderEliminar
  30. Carlos, esta vez su que si. El viernes fui a la pastelería que dice Ardentía en Finisterre y pude comprobar que las palmeras que tienen son las que había en la Confitería Tejero. Tienen las de chocolate fondant, las de azúcar y las de chocolante blanco y fondant.
    Ardentía en Finisterre: gracias, gracias, gracias y mil veces gracias por la información.

    ResponderEliminar
  31. Efectivamente lo son. Se nos olvidó comentarlo, pero las compramos y son las mismas... Creo entonces que el esfuerzo que hemos empleados TODOS, ha merecido la pena. Para esto sirve un blog. Muchas gracias a todos, y a disfrutarlas!. Gracias Juanmax y Ardentía de Finisterre. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  32. Hola a todos, os vais a quedar un poco alucinados con lo que os voy a contar...

    bueno mi mujer y yo tenemos pastelerias en Madrid, somos Ragüero, seguro que no teneis ni idea, jeje es lógico.

    bueno tenemos una tienda en mirasierra, y en mayo de este año decidimos emprendernos en la aventura de coger tambien la tienda de TEJERO. Asi que nosostros somos los que estamos vendiendo en esa tienda. La verdad es que todo el mundo habla muy bien de TEJERO y por mucho que queramos esa siempre sera conocida como la tienda de TEJERO, aunque entre el propio Tejero y nosotros hubiese una persona, al que Tejero traspaso el negocio que no funcione muy bien. Ha estado como un año cerrado y ahora esta abierto.

    Bueno esta charla para deciros que en todas nuestras tiendas vendemos las mismas palmeras que vendia TEJERO antiguamente, hay gente que se pasa por el barrio que dice que ya no vive alli, pero que se acuerda de esas palmeras... Yo tambien comia esas palmeras en mi barrio, el la panaderia de toda la vida y hasta que no las consegui no pare, pero las cansegui, asi que si quereis recordar buenos momentos de vuestra niñez o adolescencia... visitarnos. Parece una publicidad, que en realidad en cubierto lo es, pero cuando he visto este blog he alucinado... mi mujer se llama Raquel que es la que esta alli, ya que yo estoy en la de Mirasierra.


    saludos

    ResponderEliminar
  33. jajajajajajajajaja Este blog es lo más grande...
    La semana que viene me tienes allí.
    Bueno tu no, tu mujer.
    ¿Será verdad?
    ¿Serán las mismas palmeras?

    ResponderEliminar
  34. Fernando: hola, pues la verdad es que un día al pasar por allí nos fijamos y nos parecieron iguales, pero no compramos!. Iremos a comprarlas, SEGURO!.

    Gracias por la información.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Hola Juanmax, pues ahora mismo te iba a reenviar el correo de Fernando, pues no lo sabemos, pero iremos a comprobarlo!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Hola a todos de nuevo soy Fernando, ya me habeis contestado que locura jeje

    Os dejo otras direcciones de otras tiendas nuestras donde tambien vendemos las mismas palmeras, por si os viene mejor, son de los padres de Raquel, asi que como ya veis es un negocio familiar.

    calle Cerro Minguete 14 Mirasierra metro la Coma, pasteleria RAGÜERO
    calle Ginzo de Limia 27, metro Barrio del Pilar Pasteleria THE BEST
    calle Esteban Mora 55, metro barrio concepcion, TAHONA LA CONCEPCION
    Y la de Avenida de Brusela que ya conoceis, Pasteleria RAGÜERO.

    ResponderEliminar
  37. De acuerdo, emplazamos esta conversación cuando las probemos. Un saludo Fernando.

    ResponderEliminar
  38. Qué pena que cierre. =( Ahora me voy a comprar la confitería Félix.

    ResponderEliminar

**** A T E N C I O N     S I    D E J A S    U N    C O M E N T A R I O ****

Muchas gracias por dejar un comentario. Puedes preguntar lo que desees y en el menor tiempo posible te daremos una respuesta.

Para evitar comentarios spam y de publicidad no consentida hemos activado un período de forma indefinida en el que los comentarios estarán pendientes de moderación.

Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de comercios, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. .

También puedes mandarnos un correo a por la sección de 'Contactar' del blog y te contestaremos lo más rápido posible.

También puedes contestar cada post desde las plataformas de facebook, google+ o twitter accediendo desde los botones de la columna de la derecha del blog.

Perdonar las molestias.

Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger