Recetas de Semana Santa

Nuestras recetas de Semana Santa favoritas, recetas dulces, saladas, platos tradicionales de aquí y de fuera. Y por supuesto un especial tributo al protagonista absoluto de estas fiestas, el bacalao ¡Pincha en la imagen!.

Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

Mostrando entradas con la etiqueta Viajes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viajes. Mostrar todas las entradas

19 marzo 2014

Resumen de nuestra escapada a Sevilla

El pasado fin de semana estuvimos en Sevilla viendo la nueva casa de unos amigos, un plan que habíamos ido retrasando hasta cuadrar las agendas y que el tiempo pudiera acompañarnos. Y bueno, vaya si nos acompañó, 25 grados a la sombra fueras por donde fueras, una temperatura más propia de una primavera ya avanzada que de marzo.

SEVILLA 2O14-25

Tras encontrarnos con nuestros amigos, mi ahijado y su hermano y la consiguiente puesta al día, la jornada comenzó con la visita de una zona de tiendas de cerámicas sevillanas en Triana para comprar algunas cosillas para la casa de estos chicos, y pese a ser sólo media mañana os garantizamos que sobraba la cazadora. La tienda de cerámicas Santa Ana una maravilla, para volverse loco.

Print Friendly and PDF

02 diciembre 2013

Restaurante El Balcón de la Plaza (La Alberca) y fin de semana en la Sierra de Francia

Hace un par de fines de semana fuimos con unos amigos a visitar esta preciosa zona de La Sierra de Francia, zona que nosotros ya conocimos hace casi 10 años y que nos encanta. Dispusimos nuestro centro de operaciones en la pequeña localidad de Pinedas, población salmantina situada en entre la Sierra de Béjar y la Sierra de Francia, muy cercana al conocido Valle de Las Batuecas de La Alberca.

FIN DE SEMANA ALBERCA-12

Nada más llegar el viernes a media tarde, ahora ya de noche, la dueña del establecimiento nos enseñó todo lo que necesitábamos saber de esta bonita casa rural llamada El Zahorí de Pinedas. La casa es muy acogedora, posee dos plantas y está decorada a capricho. Dos baños, una cocina completa (sin friegaplatos) y un salón con vistas a un patio con barbacoa. Este matrimonio te deja detalles por todos lados, aperitivo de bienvenida, desayuno, y todo listo para encender la chimenea, que fue exactamente lo que hicimos cuando nos instalamos, además de ver una película de las tantas que tienen, mientras llegaban otra pareja de amigos y su pequeña que venían más tarde. ¿Contras? por poner alguno no hay apenas cobertura en la casa, sólo en la parte arriba de la casa, y que la calefacción la tienen suavecita, se nota que son charros de pura cepa :)

Print Friendly and PDF

18 noviembre 2013

Viaje por Andalucía, Sierra de Cádiz y Sierra de Aracena (2ª parte)... y vuelta al pueblo

Continuamos nuestro itinerario por Andalucía con la segunda y última parte de este serial, os recordamos que la primera parte la podéis consultar aquí. Al levantarnos dejábamos Ronda para visitar la famosa Grazalema (Cádiz). Teníamos claro que era una visita obligada, pero como por delante teníamos varios pueblos importantes dentro de la famosa ruta de los pueblos blancos, la verdad es que le dedicamos poco tiempo a esta localidad, no se podía pedir más. Esto lo decimos a posteriori, ya que hemos visto que pueblos nos gustan más, y os tenemos que decir que éste era quizás uno de los más bellos de todo el recorrido, tanto como pueblo como paraje natural. Ubrique, por ejemplo nos pareció más ciudad que pueblo y por tanto con menos encanto, quizás deberíamos de haber estado menos tiempo en éste y otros pueblos posteriores, y más en la bellísima localidad de Grazalema, aunque ojo, para gustos los colores.

VIAJE A ANDALUCIA 2P-52

Grazalema es sierra pura, de hecho es el pueblo más alto y montañoso de la sierra de la Cádiz. Es además el más lluvioso de la península ibérica, ¡lo que leéis!, y la belleza del entorno con sus casas encaladas lo hacen un sitio verdaderamente único. Estas características climatológicas tan particulares (clima submediterráneo de montaña húmedo) junto con sus veranos de noches frescas, hacen que el pueblo posea una flora exclusiva siendo, junto a la zona del Rif argelina, la única zona del mundo donde crece el pinsapar. El pinsapar es un bosque de pinsapos (abetos) protegido por la legislación española desde 1989, y posteriormente por la europea. Ya os imaginareis que para ir a verlos necesitáis una autorización (que os dan al momento previa identificación), y desde Madrid teníamos intención de conocerlo pero en la curiosa oficina de turismo de Grazalema (te atiende un extranjero) nos desanimaron a hacer la ruta ya que dura de más de 5 horas y debe de ser que no nos vio muy preparados ;)

Print Friendly and PDF

11 noviembre 2013

Viaje por Andalucía: Antequera, Ronda y Sierra de Cádiz (1ª parte)

Teníamos muchas ganas de visitar algunas de las localidades más importantes de Andalucía que aún no conocíamos. Sinceramente, y no nos digáis que no, no era de recibo que localidades como Antequera, Ronda, Aracena o Grazalema no las hubiésemos pisado aún, sobre todo cuando todo el mundo habla maravillas de ellas y cuando es tanto lo que nos une a esta comunidad. Pues la semana pasada llegó el día, nos marcamos una ambiciosa ruta en coche de 1.545 kms dónde hemos conocido todas y cada una de ellas, y aunque la idea era abarcar todo lo posible de los alrededores de estas localidades, al final no nos hemos salido demasiados de nuestro primer guión, máxime con el reciente cambio de hora que como sabéis limita mucho las excursiones de tarde. ¿Y como os vamos a contar todo? pues aunque ya os habíamos ido informando de muchos aspectos del viaje por instagram, por aquí os vamos a contar los detalles, y finalmente lo vamos a hacer en dos 'entregas ladrillo' aunque bastante resumidas. En esta primera abordaremos Montilla, Antequera, Ronda y parte de la Sierra de Cádiz, y en la segunda la parte (próximamente) la zona más occidental de nuestro viaje por Adanlucía, norte de Cádiz y Sierra de Aracena (Huelva), acabando en Extremadura, concretamente en el pueblo del padre de Lola.

VIAJE A ANDALUCIA 1PARTE-36

Os daréis cuenta que hemos tenido que sacrificar algunos destinos muy importantes dentro de este recorrido, sitios como Jerez de la Frontera, Sierra de Ronda, los Alcornocales, Mijas o Priego de Córdoba, y lo hemos tenido que obviar porque no teníamos tiempo, pero son destinos a tener en cuenta si vosotros tenéis más tiempo o están cerca de la ruta que os marquéis, nosotros pensamos conocerlos algún día, sin duda. Pero en fin, vamos con el primer resumen y ojalá a más de uno os pueda dar algunas ideas por si visitáis estas localidades. Sobra deciros que podéis completar nuestro viaje con vuestras opiniones a pie de post, pueden ser muy útiles para otros.

Print Friendly and PDF

28 octubre 2013

Viaje al norte de Portugal, Oporto, Braga y Guimarães (segunda parte)

El otro día os contábamos el comienzo de nuestro viaje al norte de Portugal (primera parte) y hoy vamos con la segunda parte. Tocaba ver Oporto, el tiempo era sorprendentemente bueno, es más, hubo momentos de auténtico calor. No sabemos si sería por estar andando continuamente bajo el sol o por la humedad del río Douro (Duero), el caso es que hubo algún momento en el que pensé que como mejor podría estar era en polo y bañador. Pero vamos al grano, amanecimos temprano y desayunamos en el hotel Eurostars Oporto. El desayuno de este hotel era bastante aceptable, destacando por supuesto y de nuevo el zumo natural. A diferencia del hotel de Viseu aquí sí que había zona caliente, pero en cambio no había repostería casera, era todo industrial. El caso es que nos dimos relativa prisa y salimos pronto al metro. ¿Cómo funciona el metro en Oporto?, pues similar a otros, el precio del viaje depende del número de zonas que tengamos que atravesar hasta llegar a nuestro destino, podemos comprar desde 1 a 10 viajes, simples o de ida y vuelta, pero cada título es personal, no se puede compartir un bono de diez viajes como aquí en Madríd, además junto con el título es necesario comprar el soporte (0,50€) que luego podremos recargar cuando necesitemos, también existen viajes temporales con viajes ilimitados, pero no os podemos contar, nosotros compramos billetes de ida y vuelta (1,20€ cada trayecto). En la estación de metro de Hospital São João sólo hay maquinas automáticas, pero un señor muy amable que trabajaba allí nos ayudo con la compra de los billetes y también nos aconsejó que bajaramos en Jardim do Omorro. Así lo hicimos, nuestra ruta comenzó al otro lado del río, es decir en Vila Nova de Gaia, otra ciudad diferente a Oporto justo en en la orilla izquierda del río y que es conocida porque allí se encuentran todas las bodegas. Desde el mirador del Monasterio de la Sierra se divisa una preciosa panorámica de toda la ciudad y de varios de sus puentes, entre ellos el famoso Puente Luiz I (392 metros de largo y 3000 toneladas de hierro) construido por un tal Théodophile Seyring discípulo del famoso Gustave Eiffel, ¿os suena?

VIAJE A NORTE PORTUGAL II-1

Aquí el impresionante puente Luiz I desde abajo.

Print Friendly and PDF

21 octubre 2013

Viaje al norte de Portugal, Viseu, Buçaco, Aveiro y llegada a Oporto (primera parte)

Por fin fuimos a conocer el norte de Portugal. No nos negaréis que nunca nos paramos a pensar en la cercanía de sus capitales y localidades de interés turístico, de hecho muchos creemos que Portugal es por definición un viaje al extranjero y en absoluto. Es un país que comparte con nosotros península, teniendo la misma o mejor accesibilidad que zonas como Galicia, Almería, País Vasco o Girona dependiendo de dónde salgamos. Para que os hagáis una idea Madrid-Viseu, que fue nuestro primer destino, en kilómetros es prácticamente como un Madrid-Granada, pero además con el aliciente de restar al viaje una hora por el cambio de horario de Greenwich. Insistimos, salimos de Madrid a las 15:30 y llegamos a Viseu a las 18:30 (hora portuguesa) y con una parada de 15 minutos. No nos digáis que Portugal no es para conocerla y explotarla. Es cierto que sus costumbres difieren de las nuestras en muchos aspectos, pero eso es parte de su gran atractivo.

VIAJE A NORTE PORTUGAL I PARTE-10

Antes de visitar Portugal hay que tener en cuenta cuatro cosas importantes, independientemente de los horarios de comercios o comidas, la primera y para nosotros más relevante es que en Portugal curiosamente entienden el castellano espectacularmente bien, esto lo comentamos por si alguno cree que el idioma pueda ser una barrera para disfrutar de un país que además hay que destacar que nos adora. La segunda es que allí el IVA es un 23%, cierto, pero que que apenas notaremos en nuestras compras o servicios ya que por aquí la vida ha subido proporcionalmente. Tercero es que si decidimos ir en coche a estas tierras, la creencia de que la gasolina es más cara que aquí ya es un tópico. Eso sí, de unos años aquí existe un entramado de peajes electrónicos y de pago manual que pueden encarecer un poco la conducción pero para nada ser un obstáculo para ir en coche. Esto efectivamente provoca que alguno se plantee hacer un viaje en Oporto en algún low-cost por muy poco dinero (desde 10€) y desde allí coger transporte público para visitar pueblos u otras localidades, que también es una buena idea. Por último el tema de los restaurantes, es muy común que una vez hayas pedido te coloquen en las mesa aperitivos, tales como mantequilla o paté, y que efectivamente te cobran, muchos creen que es una tomadura de pelo, pero a nosotros no nos parece que sea caro, ni aceptarlos sea caer 'en la trampa', pero luego profundizamos en esto.

Print Friendly and PDF

13 mayo 2013

Unos días de relax en Almuñécar

Hace un par de semanas nos cogimos unos días para descansar en Almuñécar, Granada. Si os somos sinceros no tuvimos mucha suerte con el tiempo, porque los días amanecían fríos y plomizos, e incluso alguno que otro lloviendo, y es que en el resto del país estaba cayendo la del pulpo. Eso sí, a media mañana el día se abría, y aunque el viento hacía de las suyas, en algunos momentos sobraba la chaqueta. No obstante pudimos descansar y darnos una vuelta por nuestros rincones favoritos de esta localidad que tanto añoro y que tan buenos momentos me ha regalado. Como siempre pasa, no nos dio tiempo a todo y lo que hoy os traemos no son poco más que estampas y algunas tapillas.

PUENTE ALMUÑECAR-15

Bajaron nuestros amigos a pasar con nosotros el fin de semana, y esos días no nos movimos mucho  por ir con niños pequeños, pero fue muy agradable pasear por un entorno que para mí es mi segunda casa, aunque todo haya cambiado muchísimo, por aquí me crié y pasé aquellos maravillosos veranos que jamás olvidaremos. Para empezar os mostramos una estampa que a mí personalmente me encanta, la temporada de los limones por esta zona. Estos son del patio de la casa de mi amigo Gabriel y la verdad, era partir uno y llenar la estancia de su aroma. Una verdadera delicia.

Print Friendly and PDF

14 noviembre 2012

Viaje a Praga, Malá Strana, Petřín y Catedral (última parte)

Ya os prometemos que no os aburrimos más, después de las primeras entregas Viaje a Praga, casco histórico (1ª parte) y Viaje a Praga, barrio judío, castillo y Callejón de Oro (2ª parte) tocábamos fin a nuestra estancia. Era viernes y amanecía muy cubierto. Desayunamos y nos fuimos sobre las 10:00 a patearmos el barrio pequeño o Malá Strana, el barrio dónde dormíamos y que aún no habíamos visto en su totalidad. Nuestra ruta comenzó subiendo la calle Nerudova hacía el barrio del Castillo (Hradčany),  para llegar al Monasterio Strahov y finalizar el paseo por los jardines del Monte de Petrín. Antes de adentrarnos en esta vía comercial nos volvemos a topar con un puesto de los tantos que hay en Praga de este dulce tan peculiar.

PRAGA SEGUNDA PARTE-1

Nos topamos primeramente con la plaza principal del barrio pequeño, la plaza Malostranské, con la Iglesia de San Nicolás, ¿pero la iglesia de San Nicolás no estaba en la plaza de la Ciudad Vieja? sí, cierto, pero es una más dedicada a este santo, ambas del mismo autor, y en este caso famosa por sus conciertos de órgano y considerada una de las joyas del barroco no sólo en Praga, sino en toda Europa. A las puertas de la iglesia, la Columna de la Peste construida en agradecimiento al fin de la peste negra que arrasó la ciudad en 1715.

Print Friendly and PDF

06 noviembre 2012

Viaje a Praga, barrio judío, castillo y Callejón del Oro (2ª parte)

Después de la primera parte de nuestro viaje a Praga, os seguimos contando cosas de nuestro pequeño periplo por la ciudad dorada. Amaneció el jueves con sol y lo primero que hicimos fue bajar a desayunar. En el desayuno había mucha más gente que el miércoles, bien es cierto que bajamos más tarde, y claro, empezamos a tener problemas con las existencias y el desayuno se convirtió en algo más caótico. Una vez en marcha nos dirigimos como imanes al centro de la ciudad, con dos días y medio por delante y siendo el cumpleaños de Antonio, uno de los integrantes del grupo, así que decidimos tomárnoslo con calma, para eso estábamos de vacaciones.

PRAGA I-90

Por el centro se veía mucha más gente, músicos en la calle, gente almorzando, miles de japoneses, ¡ambientazo! Una cosa que se nos olvidó comentaros en la pasada entrega, todo el que ve el reloj astronómico y le cuentan su historia ve como funciona y demás, olvida que esta curiosa máquina pertenece al antiguo ayuntamiento de Praga. ¿que dónde estaba el ayuntamiento?, pues estaba ahí, lo que pasa es que en durante la segunda guerra mundial fue masacrado por los alemanes casi en su totalidad quedando sólo la torre del reloj y nunca fue reconstruido (mirar una foto de antes del derribo). ¿Por qué entonces no se reconstruyó como tantos otros edificios? pues efectivamente no se hizo y se construyó en su sitio un parquecito. Pues nos contaban los guías que no se hizo porque los praguenses quieren que la gente de fuera vea el daño que se les había hecho con los bombardeos nazis durante la segunda guerra mundial. A todo esto, no olvidéis tampoco visitar la torre del reloj, se puede subir en ascensor y por poco dinero.

Print Friendly and PDF

29 octubre 2012

Viaje a Praga, toma de contacto y casco histórico (1ª parte)

Qué ganas teníamos de ir a Praga, nos habían hablado tan bien de ella que si había una capital Europea que queríamos visitar, era Praga. Y por fin, aprovechando la ocasión que surgió de ir con un amigos, hemos estado allí y ciertamente, hemos venido encantados. Tenemos muchas ganas de contaros lo que hicimos y empezamos hoy con nuestra llegada y toma de contacto con la capital de la República Checa y de la región de Bohemia, también conocida como la cuidad dorada, la ciudad de las cien torres o el nuevo París.

PRAGA I-16

Volamos un martes por la noche con la compañía aérea Wizz Air, una low-cost que ya probamos en nuestro pasado viaje a Budapest y de la que trajimos una opinión positiva, dentro de las limitaciones de una compañía de bajo coste. Hay que reconocer que estas compañías son una alternativa para volar a buen precio, aunque conviene que toméis algunas precauciones especialmente en lo relativo a vuestro equipaje. Aseguraros que éste se adecua a las medidas y pesos publicados por cada compañía, hemos visto como a muchos pasajeros les han hecho pagar 60€ porque su maleta medía un par de centímetros más de lo establecido, que pueden ascender a 120€ si deciden jugársela a la vuelta, más que el propio vuelo. Lo mismo ocurre con peso, el precio que cobran por cada kilo excedido es desproporcionado. Ah! y tampoco olvidéis llevar la tarjeta de embarque impresa, para no tener que pagar extras por hacerlo en el aeropuerto. En definitiva, prestad atención a la normativa de cada compañía,  no cuesta nada ser un poco previsor y que no nos amarguen el viaje.

Print Friendly and PDF

12 abril 2012

Viaje a Budapest, la perla del Danubio (segunda parte)

Hace un par de días os publicamos la primera parte de nuestro breve viaje a Budapest, esta maravillosa capital unión de dos ciudades Buda y Pest, además de ser la ciudad termal del mundo por excelencia o la que vio nacer a Ernö Rubik, el creador del famosísimo cubo Rubik. Esta segunda y última parte comienza el sábado, un día antes de la vuelta a Madrid y justo después de aprovisionarnos de energías en el buffet del hotel. Decidimos coger rumbo al Mercado Central y posteriormente a la Ciudadela, el punto más alto de la ciudad y desde donde se puede disfrutar de la mejor panorámica de la misma. Así que salimos directos hacia la calle comercial Vaci útca, para que nos entendamos la calle Preciados de Budapest, para que en su final nos topáramos con el mercado. Al poco de ponernos a andar, pasamos por la famosa Sinagoga de Budapest, que es la segunda más grande del mundo sólo superada por la de Jerusalén. Si queréis visitarla, tener en cuenta que los sábados cierra, de todas formas mi hermana ha estado y dice que no merece mucho la pena (aunque eso va en gustos). Nosotros no entramos.


La paprika como os podréis imaginar a espuertas... la estampa de verlas colgadas como en ramos, se repetía en cada tienda de de regalos por la que pasábamos.

Print Friendly and PDF

10 abril 2012

Viaje a Budapest, la perla del Danubio (primera parte)

Hace unas semanas hicimos las maletas y nos fuimos con unos amigos a Budapest (Hungría), ciudad en la que teníamos muchas ilusiones puestas y en la que todo sea dicho, nos lo hemos pasado genial. Teníamos claro que íbamos allí para desconectar, menudas semanas llevábamos en el trabajo como para andar rompiéndonos los sesos y las piernas y convirtiendo el viaje en un hito inalcanzable, porque cosas que ver hay a patadas. Pero mejor vamos por partes, arrancamos nuestro viaje un jueves yendo a Barajas a coger nuestro primer vuelo con la compañía Wizzair. Wizzair es otra low-cost al uso que ha sobrevivido tras la desaparición de Malév, vuelo que perdimos hace un mes por la quiebra repentina de la misma pero que por suerte recuperamos el dinero. El caso es que la compañía aérea nos gustó, no sólo por el precio de sus vuelos, sino porque los aviones son muy nuevos, las consumiciones en el vuelo más baratas (2€ la lata de refresco o cerveza de 33cl) y no se pasan el trayecto ofreciendo por megafonía los cigarrillos sin humo y los souvenirs diversos. De todas formas, no deja de ser una low-cost con sus pros y contras.


Para que os hagáis una idea, el viaje dura 3 horas y 10 minutos, y tuvimos la mala suerte de ir entre chicos de un viaje de fin de curso, así que os podréis imaginar la escandalera, las azafatas mutis, y no había manera de pegar ojo. De todas formas entendimos que era el viaje de su vida y la alegría era demasiado patente, como para surgir entre 40 personas y decir ¡silencio! jejeje. Ainss quién pillara los 18 años de nuevo.

Al aterrizar algo curioso, nos monta el autobús para llevarnos 50 metros más allá, hacia la entrada en terminal. No es mala idea, pero es que en esta historia tardamos más de 20 minutos. Al llegar al terminal nos esperaba el chofer del transfer, por si lo queréis saber, es un coche grande que te lleva al hotel y que cuesta 20€. Si vais 4 o más, os compensa porque te sale más o menos igual que cogiendo trenes o autobuses. Tardamos en llegar 30 minutos divisando por el camino una globalización terrible (2 ó 3 Mc Donalds, Burger King, Lidl....)

Print Friendly and PDF

17 noviembre 2011

De compras por Londres, segunda parte

Continuamos con la segunda parte de esta entrega doble de nuestros días por Londres, atrás queda la primera parte. Al día siguiente desayunamos por primera vez en el hotel y fue bastante aceptable. Decidimos llegar al centro neurálgico de la ciudad atravesando dos Royal Parks, Kensington gardensHyde Park, dos parques contiguos divididos por el lago Serpentine. Ambos conforman un grandísimo espacio verde, rico en vegetación y agua, que es el verdadero pulmón de la ciudad. Y ahora en otoño la verdad es que estaba especialmente bello, una gran capa de hojarasca, muchos colores otoñales, mucha gente paseando y haciendo deporte... realmente maravilloso.


Curiosamente las ardillas del parque eran muy simpáticas, se acercaban con mucha confianza a dónde las llamaras, aunque buscando comida claro...

Print Friendly and PDF

14 noviembre 2011

De compras por Londres, primera parte

Hace unos meses decidimos, junto a nuestros amigos Javi y Tere, ir dos o tres días a Londres de compras. Nuestro amigo Javi además iba a ser el guía turístico perfecto ya que hace más de 10 años estuvo trabajando en esta ciudad cerca de un año y estábamos seguros que nos iba a enseñar rincones y ambientes chulos para empaparnos sobre todo del día a día londinense y de su faceta comercial. Yo ya conocía Londres, y el viaje también me apetecía por aquello de introducirme en unos de los centros neurálgicos de las compras de toda Europa, y la verdad, el plan de ir sin estrés a esta ciudad me atraía bastante. Luego al final uno no compra casi de nada porque todo está globalizadísimo, pero es cierto que es muy entretenido y esta enorme ciudad da muchísimo juego. Empezamos el viaje volando con nuestros 'amigos' de Ryanair. La verdad es que esta vez no tuvimos ningún problema, nos sentamos además todos juntos, la facturación fue correcta y el vuelo llegó en punto. Pero el estrés de si la maleta pesa mucho o poco, o lo de llegar más o menos pronto porque los asientos no están numerados, me desconcierta bastante. Pero claro, para lo tarde que cogimos el vuelo, era lo más barato.


Aterrizamos en el aeropuerto de Gatwick, un intercambiador gigantesco de aeropuerto y ferrocarril. Allí cogimos el Gatwick express a Londres que tardaba sólo 30 minutos. También tenéis la opción de coger el Southern que tarda unos 10 minutos más, pero es más económico. Nosotros nos decidimos por el primero porque tiene una oferta de 4 billetes por el precio de 2 para viajar en grupo, y la verdad, nos ahorramos un dinerito. Los compramos en la misma estación y el precio fue el mismo que si lo hubiéramos comprado online, £61,60 los cuatro billetes ida y vuelta. Por cierto, no hagáis caso de lo que os comente alguna que otra comercial en Barajas si os intenta vender el billete del Gatwick express, a nosotros nos dijeron que la oferta de grupo era sólo para reservas por internet, y no es cierto.

Print Friendly and PDF

31 marzo 2011

Zamora, crónica de un viaje relámpago

Como nos gustan estas provincias castellanas llenas de encanto, buenas gentes, ritmos de vida muy diferentes a los de Madrid y en definitiva llenas de paz. Lugares que a veces son injustamente olvidados por el turismo pero que guardan una magia muy especial, mucha más que algunos sitios que en épocas de vacaciones parecen hormigueros humanos. El turismo en estas tierras es un turismo sosegado, cultural, a veces místico, dónde los sentidos se agudizan paseando por sus calles y pueblos y parece que el tiempo se ha detenido. Son sitios llenos de rincones y de historia, de gentes con costumbres muy arraigadas, cocina recia pero de una gran calidad y una cultura del vino que ya quisiéramos muchos. La gastronomía para nosotros es parte fundamental de la cultura de un pueblo y Zamora, que es dónde hemos estado, puede presumir de poseer una culinaria extraordinaria que por desgracia se prodiga poco fuera de sus fronteras. Pero volviendo a lo que es la región, el casco histórico de la capital es uno de esos lugares maravillosos que poca gente conoce. Para los que os guste la historia y el arte, y aún no hayáis ido, lo dudaríamos entonces mucho, Zamora está considerada la ciudad del Románico, con una catedral que aunque esté considerada la más pequeña de Castilla y León, su cúpula gallonada es digna de ver desde todos los ángulos. También sus calles empedradas, su docena de museos muy interesantes y sus veintipico iglesias. Además, si de verdad os animáis a ir, pensaros seriamente si esperar a Semana Santa porque no sé si sabréis que Zamora se viste de gala en estas fechas, es más, sus celebraciones están consideradas como bien de interés turístico internacional.


Pues sí, decidimos ir a Zamora porque sencillamente no la conocíamos, y aunque fueron un par de días nos cundió muchísimo. Nada más llegar por la mañana fuimos al hotel, y una vez acomodados, nos dispusimos a ir a dar sin más un paseo por el susodicho casco histórico de la ciudad hasta llegar a su bonita Plaza Mayor. Por el paseo admiramos los edificios, nos empapamos del ambiente nos metimos en la zona comercial y allí empezamos a ver algunos escaparates interesantes de tiendas de regalos y pastelerías. De estas últimas había muchas y en todas ellas se vendían las famosas aceitadas normales o en formato minifeos, nazarenos de chocolate y almendradas.

Print Friendly and PDF

11 noviembre 2010

Cadaqués, anxoves de L'Escala, rutas medievales y hasta pronto

Seguimos donde lo dejamos (mirar aquí). Amanecimos a las 9:00 en Cau de Palau era muy agradable el despertar entrando el sol por una ranurita del ventanal, hacía un día fantástico.


Bajamos al esperado desayuno, en pocas palabras, espectacular. De los mejores desayunos que hemos tomado fuera de casa a lo largo de nuestra vida, embutidos variados del Empordà, queso curado, un jamón para cortar lo que quisieras, tomates para hacer tu propio pa amb tomàquet, bizcochos caseros, mermeladas caseras, bollería, pan recién hecho, yogures naturales, bebidas, tés, cafés de diversos tipos en Nespresso y mucho más. Por ponerle una pega, el zumo, que era de grifo, pero vamos, con un desayuno así casi no importa.


Lo primero que quisimos hacer fue visitar la cala Montjoi, la cala del restaurante El Bulli. Reconozco que tenía muchas ganas de conocer este lugar. La verdad es que tiene razón la gente al decir que el camino desde Roses está lleno de curvas y es en algunos puntos algo angosto, aunque la carretera está en buen estado y las vistas son maravillosas. Está claro que el tener una carretera así hace que sea un enclave muy especial.


Al llegar allí y siendo las fechas que eran no había nadie, sólo un coche aparcado cerca de un Bulli lógicamente cerrado hasta la tarde. Sólo vimos a una familia con sus niños dirigiéndose a la playa, allí sólo se respiraba paz, sólo sonaba el ruido del mar y el de alguna gaviota.


Pero la gran sorpresa de la jornada fue que después de dar un paseo por los alrededores, subimos de nuevo a la carretera y alzamos la mirada hacia una casa que hay encima de la colina. De repente Lola me dijo "¿aquél no es Ferrán Adrià?". "Imposible", le dije, un hombre cultivando su huerto no podía ser Ferrán, es que este cocinero podría estar perfectamente en Japón hablando de sus proyectos, o en EEUU dando clases en alguna escuela de cocina, o durmiendo, que eran las 10:00am y caray, ayer cerrarían a las pum. Estábamos lejos y no queríamos gritar y llamarle, además no nos gusta molestar a nadie. Pero después de curiosear un rato, estamos casi seguros de que era él. Y en cualquier caso, como no había nadie por allí para decir lo contrario y no creemos que el propio Adrià esté leyéndonos para desmentirlo, pues nosotros nos llevaremos ese mágico recuerdo para siempre.


Con la cabeza puesta en que llegara de una vez las 3 de la tarde y llamar a El Bulli, por si caía la breva (gracias Carmen por aconsejarnos y compartir esta experiencia de forma virtual con nosotros), hicimos el camino de vuelta a Roses para dirigirnos montaña arriba al maravilloso monasterio de Sant Pere de Rodes. Antes de llegar al monasterio, hicimos una parada en el mirador de Sant Onofre, desde donde pudimos disfrutar de una preciosa panorámica del Alt Empordà.

Bajamos hacia Port de la Selva y dimos una vuelta por esta bonita localidad de pescadores.


Decidimos ir a la Casa Museo Dalí en la pequeña localidad de Portlligat, perteneciente al término municipal de Cadaqués. No habíamos reservado entradas y las que nos ofrecieron eran para las 14:00, de manera que tuvimos que esperar cerca de 1 hora. Tiempo que pasó volando sentados frente a la pequeña bahía donde está sita la casa, disfrutando de la estampa mientras matabamos el hambre con unas patatillas fritas. Qué a gusto! ¿Sería aquella la famosa 'Magíca luz de Cadaqués', de la que hablaba nuestra amiga Mari Carmen?. Cuando entramos a la casa, madre mía, nos encantó, totalmente recomendable. Creo que no conocíamos bien la tremenda y excéntrica personalidad de este hombre.


A continuación fuimos a Cadaqués a comer y como coincidió con el 29S, en el sitio dónde improvisamos comer no tenían algunas cosas de su carta, así que pedimos escalivada, sardinas a la plancha y sepia, nos quedamos sin los mejillones (musclos de roca) tan famosos por aquí.

Intentamos llamar al Bulli y no nos lo cogían. Al rato nos lo cogieron y nos dijeron que nada, que estaba todo cubierto. Lo esperado :(.

Dimos un largo paseo por esta localidad tan preciosa, el día que nos hizo fue fantástico.


Qué rincones, qué vistas, qué tranquilidad se respiraba.


Al atardecer fuimos hacia Vilajuïga a ver las instalaciones de la envasadora de esta conocida agua mineral y a probar su agua. Dimos una vuelta por este pueblo y por Palau-Saverdera y a descansar al hotel. Bajamos de nuevo a cenar en esta ocasión una rica sopa de fideos reconstituyente.


...y un riquísimo suquet de bacalao creemos que parecido al suquet de quaresma.


Por último tarta de chocolate, impresionante, aunque en esta ocasión estaba hecha en una pastelería del pueblo.


Le dimos de nuevo al vinillo rico, charlamos de todo lo acontecido, hablamos un buen rato con Mercé y a la cama pronto.

A la mañana siguiente dejamos con mucha pena la casa rural después del desayuno, yo me tuve que resfriar porque por la noche tosí mucho aunque luego se me pasó. Nos vamos de visita a Peralada, Castelló d’Empúries y a la venecia geronesa Empuriabrava, ese día el calor era considerable y empezamos a acusar el cansancio físico y psicológico. Es verdad que se pierde emoción cuando llevas muchos días seguidos llevando un ritmo fuerte de visitas. Quizás fuera el momento más de bajón de las vacaciones.


De aquí vamos a Sant Martí d'Empúries, pequeñísima localidad (no llega a ser ni pueblo) pero muy bonita, de cuento, muy cerca de L'Escala.


Pensamos hacer el camino de ronda que une estas dos localidades, pero primero comimos un menú del día aceptable en un restaurante llamado L'escull. Aquí probamos las anchoas de L'Escala. Fabulosas, el bajón comenzaba a pasarse. Una lástima que nos perdiéramos la fiesta que esta localidad dedica a la anchoa anualmente, el primer fin de semana de octubre.


Nos cuenta además la chica que nos atendía que el agua Vichy Catalán no gusta a los extranjeros porque es muy salada y que no la tenían porque no le daban salida, en su lugar sirven Aguas de Malavella.

Al terminar de comer nos fuimos hacia el camino de ronda y nos lo hicimos entero (ida + vuelta).


Era precioso ver el contraste de la playa y las Ruinas de Empùries detrás. Recomendamos este agradable paseo.

Se empieza a nublar y a barruntar tormenta.


Nos vamos hacia Girona capital, donde para alojarnos elegimos el hotel AC. Llegamos perfectamente gracias al GPS y descansamos un rato en la habitación.


Por motivos laborales ya conocíamos algunos hoteles de esta cadena, por lo que el hotel no nos sorprendió. Tanto el hotel como la habitación eran correctos, eso sí, olvidaros del encanto. Fuimos a conocer el Barri Vell de Girona. Nos dimos un largo paseo recorriendo sus calles, sus puentes y la zona de la Catedral.


La Plaza de Independencia preciosa, aprovechamos a buscar algo de cena y nos subimos a la habitación. Al estar el hotel en lo alto de Girona, la subida nos dejó extasiados. Realmente estábamos cansadísimos.

A la mañana siguiente nos levantamos con el día muy encapotado y fuimos a desayunar. El desayuno estuvo muy bien, en la línea de los que ofrece esta cadena hotelera. Impersonal, sin duda si lo comprábamos con el del Cau de Palau, pero muy completo con detalles como zumo de naranja natural, jamón ibérico, leche de varios tipos, gama de tés gourmet, cajitas de cereales de marcas conocidas, agua con gas y realmente un poco de todo ¿lo malo? esperar la leche caliente era un poco suplicio, y te la traían además templada.

Nos pusimos en marcha. Era nuestra última excursión y acabamos en la misma comarca en la que empezamos, el Baix Empordà. Para este día habíamos planificado una ruta por los pueblecitos medievales de esta comarca. La ruta nos gustó mucho y os la recomendamos.

Comenzamos por la localidad de Sant Martí Vell. Si buscáis información sobre las rutas medievales del Baix Empordà no os va a aparecer este municipio, ya que pertenece a la comarca del Gironés. Pero saliendo desde Girona pillaba de paso y merece la pena un paseo. Es muy pequeño pero con mucho encanto, quizás también influyó que estuvimos solos.

Todo lo contrario que ocurrió con Púbol, famosa por el castillo homónimo sede de la Casa-museo Gala-Dalí. Aquí nos encontramos con una marabunta de turistas esperando para entrar en el museo. Nos echó para atrás esperar tremenda cola y decidimos seguir adelante.

La siguiente parada fue Monells un precioso pueblo repleto de pórticos y arcos, a nuestro juicio, uno de los más bonitos de toda la ruta.


Después nos dirigimos a La Bisbal d'Empordà, esta población también estaba llena de andamios y era poco transitable, pero disfrutamos dándonos una vuelta por los puestos de frutas y verduras de su mercadillo semanal.

De La Bisbal fuimos a Peratallada, a perdernos por sus calles empedradas y bien conservadas, anunciaban una fiesta medieval ese mismo fin de semana, otra feria más que nos perdimos por los pelos.


Continuamos con la conocida localidad de Pals, nos pareció que tenía menos encanto que Monells o Peratallada, pero bonita sin duda (y con muchos turistas).

Para comer fuimos a Palamós, a otro restaurante recomendado por Anna de Las Buenas Migas, hablamos de María de Cadaqués. Pronto os contaremos cosillas de este sitio que nos encantó.


Después de dar un breve paseo por la Palamós, comprobamos que se abría el día. Como teníamos tiempo, decidimos ir hacia Caldes de Malavella a ver de balneario de Vichy Catalán. En la recepción del hotel fueron muy simpáticos y nos dejaron entrar dentro a curiosear, así que pudimos ver las instalaciones y tocar su chorro de agua caliente. Nos pareció todo un poco parco en lujos y no tan bien situado como pensábamos, está en un polígono industrial. Aún así, fue una pena no haber ido preparados para darnos un homenaje, con lo que me gusta a mí el agua Vichy Catalán.


Vimos las envasadoras y decidimos irnos definitivamente al hotel. Teníamos antojo urgente de fruta y de comer verde, así que al pasar por un Carrefour express se nos ocurrió entrar y comprar algo de fruta y una ensalada con aliño ya preparado de Borges. Nos fuimos para la habitación y allí nos lo comimos con la mente puesta en Madrid y en el caldito de cocido recomponedor que nos esperaba ¡Madre mía que hartura de comer fuera!. El día había acabado y el viaje también. Por delante más de 10 horas de sueño, otro gran desayuno y un viaje de vuelta.


La verdad es que Girona es una provincia llena de contrastes, desde la costa hasta el interior, ofrece diversidad de opciones para disfrutarla. Muchos rincones de la Costa Brava nos recordaban en parte a aquella costa tropical de Almuñecar, Nerja y hacia Málaga de hace más de 25 años, con esas calas de aguas límpias y transparentes, con la montaña detrás. Y es que resulta maravilloso comprobar lo cuidado que está, se nota que se ha invertido en turismo y que existen todos los servicios a poco que te muevas. Y lo más importante, posee una gastronomía extraordinaria y variada, y eso es algo que de Girona convence cuando alguien duda sobre dónde pasar sus vacaciones estivales. Somos conscientes de que nos hemos dejado mucho por ver, así que volveremos. Mientras tanto, nos quedamos con grandes recuerdos, y en particular el de aquel día en la cala Montjoi, no se nos olvidará jamás aquella tranquilidad, aquel lugar, aquella brisa, aquel silencio. Creo que por un momento comprendimos porque Ferrán Adrià empezó todo aquello allí y de allí no quiso irse.

Gracias por seguirnos.

Print Friendly and PDF

21 octubre 2010

Garrotxa, la comarca de los volcanes (Girona)

Seguimos adelante con la bitácora que hicimos de nuestro viaje por Girona del que podéis ver el comienzo aquí. La noche en el hotel de Lloret del Mar fue muy agradable, sentimos durante toda la noche la lluvia y efectivamente a la mañana siguiente amaneció con el cielo muy plomizo, ambiente muy fresco y muchos charcos por la calle. Nos arreglamos y bajamos hambrientos al desayuno. En este hotel sirven algo sencillo pero bastante decente, sobre todo por la bebida ya que el café era de máquina de cafetería y también podías tomar chocolate, de muchas variedades etc. Para comer unos bollos variados recién hechos, embutido básico (york, queso de sandwich, salchichón etc), aceite de oliva, mantequilla y panecillos calientes. Lo dicho, básico. Terminamos, pagamos y nos fuimos con el coche hacia una de las comarcas de interior que más nos sedujo junto con la comarca de Ripolles, La Garrotxa.


Curiosamente y conforme íbamos avanzando hacia el interior el cielo se iba abriendo rápidamente fue sólo recorrer unos 30 kms y de repente hacer un sol resplandeciente. Qué suerte, la verdad. También, al ser domingo y ser cerca de las 9:30am, la carretera estaba tan solitaria como los primeros pueblos que vimos, pero este detalle tenía su encanto. A todo esto, el paisaje iba haciéndose cada vez más verde y frondoso, y la verdad es que empezaba a merecer la pena en recorrer esto.


En los puntos de información de los primeros pueblos, nos proponían rutas a pie o bicicleta bellísimas pero muy ambiciosas y decidimos no hacerlas porque en ellas íbamos a invertir toda la mañana y había muchas cosas que ver. Así que paseamos por varias localidades y acabamos planificando la subida a un mirador precioso que justo abrían al paso los domingos, el mirador de Cingle de les Aulines dónde se divisaba toda la ruta de La Cubeta Olotina.


Arriba (tardamos en llegar 20 minutos en coche) divisábamos todo el valle, algunos volcanes y Olot, lugar dónde íbamos a dormir. Nos dimos una vuelta por allí y nos tomamos un refrigerio en un entrañable bar de montaña mientras seguíamos pensando cómo afrontar el resto de la mañana.


Una vez hidratados, bajamos de nuevo este pequeño puerto (la carretera preciosa) para dirigirnos a la hermosa villa medieval de Santa Pau, famosa por su castillo, su agricultura y en concreto por sus fesols de Santa Pau (alubias), alubia riquísima que compramos nueva en plena temporada.


Si los compráis en bolsa fijaos que indique "Fesols de l'Associació de Cultivadors de Fesols de Santa Pau").


Algunos miradores ofrecían vistas preciosas.


Dimos una vuelta y siendo ya las 13:00 nos quisimos dirigir ya hacia el corazón del Parque Natural de la Zona Volcánica de esta comarca, para intentar hacer alguna ruta y ver algún volcán más de cerca.


En previsión a esto, decidimos comer pronto y rápido en un bar fruto de la improvisación. Elegimos comer un plato combinado de botifarra con los famosos fesols.


Cogimos el coche y fuimos al Área de Santa Margarida, desde donde uno se puede dirigir a dos de los volcanes más famosos de la zona, el volcán de Santa Margarida y el de Croscat. Después de ver las imágenes de ambos, elegimos el primero porque nos gustó más y allá que fuimos. Nos adentramos en un precioso camino cuesta arriba lleno de espesa arboleda y matorral a los lados, con unos 35 minutos de subida en total si no se hacían paradas.


Este camino te llevaba montaña arriba hasta copar y adentrarte en el cráter, un camino por el avanzábamos a duras penas porque cada vez estaba más cuesta arriba. Al final llegamos, pero nos costó subir muchísimo no sabemos si porque nuestro cuerpo seguía aún digiriendo las fesols o porque efectivamente no estamos nada acostumbrados a estos esfuerzos, va a ser esto último. El caso es que al final alcanzamos la cumbre y bajamos al cráter. No sé, en el ambiente se respiraba algo de decepción, no porque el enclave fuera feo, para nada, si no porque quizás nos dejamos guiar por una foto aérea que hay en las guías bastante típica (podéis verla aquí) y lo que encontramos fue un descampado amplio, soleado y poblado de vegetación.


Una pequeña ermita de origen románico (ver aquí) y un perímetro bastante grande dónde había algunos excursionistas y padres estaban jugando con los niños. La imagen era bonita pero el esfuerzo no nos mereció la pena. La vuelta fue mucho menos dura pero llegamos al coche echando el aliento y con ganas ya de pocos trotes porque además hacía bastante calor y no llevábamos un calzado adecuado. No lo sabemos con certeza, pero intuimos que el Croscat quizás nos hubiera gustado más, pero nos quedamos sin saberlo.

Al finalizar pensamos en algo tranquilo y nos fuimos a ver el bonito pueblo de Riudaura, aprovechando que estaba cerca de Olot. En el pueblo se respiraba paz, era cerca de las 16:30 de la tarde, y se oían reuniones de gente pasando la sobremesa en las casas, era una estampa preciosa porque además empezaba a nublarse, aunque sin llover. El paseo nos enseñaba la arquitectura de las casas y los paseos de piedra.


Al acabar fuimos al hostal de Olot para dejar las cosas a la habitación. El hostal es totalmente recomendable, nos encantó. Wi-fi en la habitación, baño nuevo, cama cómoda, habitaciones íntimas y estupenda relación calidad-precio.


Descansamos un poco hasta las 18:30 y fuimos a dar un paseo por esta localidad que nos pareció muy atractiva. El destino final de la vuelta era ir un restaurante que habíamos leído que estaba fenonemal, La Veranda, pero para nuestra sorpresa estaba cerrado, bueno, quedaba un día de estancia en Olot, así que probaríamos al día siguiente.


Lo malo fue que al ser domingo todo estaba cerrado y apenas veíamos movimiento en los pocos bares que había. Queríamos probar las patatas rellenas de la localidad (Patates d'Olot) pero nada, y había que irse a la cama con algo en el estómago, así que finalmente descubrimos en la preciosa plaza Clarà, un local grande, rústico y de gran barra llamado Viena que nos pareció fantástico.


Se trataba de una franquicia muy conocida en Cataluña que se inauguró en 1969 y que tiene varios locales repartidos por toda la comunidad autónoma. Pedimos una flauta de llonganissa, coca de pollastre y coca de lacón y queso roquefort, una cerveza y unas patatas fritas. Nos encantó la calidad de los bocadillos y los rellenos, por supuesto.


El pan lo hacen ellos y está estupendo, y como algo curioso, leímos que en el 2006 la flauta de jamón ibérico (flauta ibéric) había sido nombrada el mejor bocadillo del mundo por el New York Times. No la pedimos porque jamón no nos apetecía, pero el de Llonganissa estaba ¡de muerte!


Muy cansados nos fuimos a la habitación a las 22:30 y empezamos a preparar la ambiciosa ruta del día siguiente, la comarca del Ripollès y parte de la Cerdanya.

Salud.

(Continua aquí)

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger