Recetas de Navidad

Consulta nuestro recetario navideño del blog, tenéis todo tipo de platos, asados, entrantes salados, postres, cocina sencilla... Esperamos que os gusten porque es una de las secciones más visitadas de nuestra web. ¡Pincha en la imagen!.

Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas

26 mayo 2014

Puerros cocidos con vinagreta guarnecida. Receta

Teníamos muchas ganas de enseñaros esta receta de puerros en vinagreta guarnecida porque siempre decimos a la gente que si no se pueden permitir unos buenos espárragos de Navarra por su precio alto pero bien justificado, se tiren a la piscina con unos buenos puerros cocidos sobre todo ahora que estamos en temporada. Si no los habéis probado, hacerlo, no os vais a arrepentir del resultado, textura suave y tierna, con un sabor fresco y delicioso y con una vinagreta muy especial que hoy os recordamos.

PUERROS CON VINAGRETA-17

La vinagreta guarnecida o macerada, o como descubrimos que se llamaba tras crear el blog, es una vinagreta que que se lleva haciendo en mi familia desde que tenemos uso de razón. No es una preparación nuestra, como es lógico, se hace de forma similar en muchas casas y restaurantes sobre todo del norte de España. Se trata de una vinagreta rebajada con agua y que lleva una serie de ingredientes que se integran perfectamente con la untuosidad de la yema de huevo, aunque en esta ocasión, le hemos acoplado otros añadidos que le han ido fenomenal como pimientos del piquillo en vez de morrones cocidos (o de lata), y un poco de salsa de ajíes verdes natural. Pero vamos, ya os explicamos cómo hacer la preparación clásica en el post cómo hacer la vinagreta guarnecida, y si nunca lo habéis probado, os decimos lo mismo que con los puerros cocidos, probarla, o con estos puerros o con espárragos, a vuestro gusto.

PUERROS CON VINAGRETA-2

Print Friendly and PDF

12 marzo 2014

Salsa salmorreta, el secreto de los arroces de Alicante

Muchas veces nos hemos preguntado porque algunos arroces de los que comemos por la costa alicantina son tan excelsos y otros no, y al final uno va descubriendo poco a poco que las diferencias estriban en ciertos detalles transparentes para el comensal que convierten el arroz en una experiencia única. Detalles como el fuego empleado, los fondos de pescado o carne y algunos aderezos de calidad, como éste que hoy os traemos, nos referimos a la salmorreta, un aderezo que se echa al sofrito muy típico de los arroces alicantinos. Ojo, otras veces nos preguntamos cómo es posible que algunos chiringuitos o bares puedan hacer arroces tan malos, diréis, porque tienen que dar de comer a cientos de personas, bueno, eso es relativo, algunos quieren bajar costes hasta tal punto que sirven esas 'paellas' preparadas que son motivo de una expulsión directa del país. Otros sirven arroces con bases que solo saben a cabeza de gambas trituradas o a nada, a agua. También el empleo de aceites de mala calidad o ya tangibles como arroz de pésima calidad, mucha grasa flotando por el plato o una materia prima mal elegida o sospechosa en olor y sabor.

ARROZ CALDOSO MARINERO CON ALCACHOFAS-12

Lo que está claro es que al final uno hace su propia selección y se declina por unos sitios concretos y aunque cueste desplazarse o de mucha pereza, al menos uno disfruta durante una jornada de una gran experiencia con el arroz. Son sitios donde hay ciertamente cultura del arroz y cocineros con bastante experiencia en el mismo. En Alicante, que es donde veraneamos algunas semanas de unos años hacia aquí, existen un par de sitios extraordinarios donde sirven arroces con bastante calidad con un sabor concentrado y muy sabroso, y un plato final de diez. Siempre hemos pensando que esto es fruto del buen oficio, de la logística etc, pero luego hemos ido concretando y pensamos que también la ñora autóctona de la zona sea importante, y es muy probable que la salmorreta sea la culpable del éxito final, máxime cuando ya la hemos probado en casa con algunos arroces y efectivamente mejora mucho los platos, el viernes os enseñaremos nuestra primera prueba con un arroz caldoso.

Print Friendly and PDF

12 diciembre 2013

Imitando la receta de la Salsa Lizano®, primer intento

Ya sabéis el amor que profesamos a la costarricense salsa Lizano, es increíble que no se venda aún por aquí, ¿hemos dicho increíble? inconcebible... Porque sí, es cierto que se puede comprar por internet, pero o compras una despensa entera de la salsa o cada bote te sale a millón. Por tanto, en vista de lo visto, ya hace tiempo pensamos intentar imitarla, sabíamos perfectamente que iban a ser imitaciones sin más, de hecho la composición de la salsa es secreta, pero tendríamos una salsa parecida con todos los ingredientes absolutamente naturales. Hemos recopilado en este tiempo varias versiones por la red, y ésta ha sido la primera. Si os animáis a mandarnos alguna que hagáis o conozcáis, la probaremos y publicaremos.

SALSA LIZANO VERSION 1-12

Nos hemos propuesto enseñaros nuestros progresos, con sus más y sus menos. Creemos que la salsa lo merece totalmente. Recordamos con nostalgia decenas de platos que probamos con ella hará muchos años, platos sencillos todos ellos, de ahí la gran fama de la misma, arroces, pastas, carnes o aquella receta de Gallo Pinto que preparamos y publicamos hará cuatro años ¿os acordáis?, se me caen los lagrimones cada vez que me acuerdo de su sabor.

Print Friendly and PDF

28 noviembre 2013

Cómo preparar la clásica salsa de tomate y cominos para el cocido. Receta

Castiza donde las haya, la salsa que os traemos hoy es un acompañamiento típico para el segundo vuelco del cocido madrileño. Es una salsa muy solicitada en muchas casas y en otras totalmente desconocida. En las nuestras se conoce pero no se prepara, sólo una vez recuerdo que mi madre la preparó para que la probáramos pero no convenció, siempre hemos preferido aliñar la verdura y los garbanzos con un buen aceite de oliva virgen extra y/o unas gotas de vinagre. Pues bien, a lo mejor no lo habéis probado y os encanta, desde luego si sois amantes de los adobos, sois los candidatos perfectos para que la pongáis siempre en práctica.

SALSA COMINOS COCIDO-7

No hemos podido averiguar de dónde surge esta salsa, ni siquiera el periodista José del Corral, en la pseudo tesis sobre el cocido madrileño que hace en Ayer y Hoy de la Gastronomía Madrileña, nos comenta algo importante con respecto a la mismaEs curioso que apenas se mencione cuando en los restaurantes más clásicos de Madrid te la ofrecen. Por favor, si alguien sabe algo al respecto que nos lo comente.

El caso es que queríamos dedicarle una entrada ya no por su elaboración, que es sencillísima, sino por su tradición y popularidad. Como cada maestrillo tiene su librillo, hemos intentado reproducir al pie de la letra su elaboración más clásica. Atención, normalmente lleva aceite de oliva, pero nosotros se lo añadimos antes a la verdura y los garbanzos y a continuación esta especie de moje, salsa fresca de tomate especiada, salsa de tomate aliñada... como queráis llamarlo. Muy muy rico.

Print Friendly and PDF

25 octubre 2013

Xató, la ensalada de escarola con bacalao y salsa romesco. Receta

Si existía una ensalada que teníamos ganas de probar quizás fuera ésta, el xató. Una ensalada de escarola un tanto historiada en torno a una especie de salsa romesco que es la salsa xató o xatonada, salsa que ya teníamos similar en el blog con el nombre de salsa salvitxada, la famosa salsa de los calçots típica de la comarca de Villafranca del Penedés. Leemos no obstante que el origen de este plato es bastante confuso, la discusión por saber a quién se le pudo ocurrir mezclar todos estos ingredientes ha llegado sin respuestas claras hasta nuestros días y desde la zona del Penedés al Garraf (BCN) se disputan la procedencia del plato. Es curioso pero a colación de esta receta y navegando por internet hemos descubierto que muchas de las localidades de esta parte de Cataluña organizan a primeros de año unas jornadas de degustación llamadas xatonades donde la gente disfruta de esta delicia en una gran fiesta popular.

XATÓ-29

El caso es que independientemente de su paternidad exacta, se sabe que el origen de esta preparación está muy ligada a las festividades asociadas al vino, probablemente en el s. XIX aunque insistimos que no se sabe con exactitud. Más concretamente surge de la festividad popular alrededor de la primera prueba del vino nuevo y al hecho de aixetonar la bota, es decir, cuando se extraía el vino de la bota por un grifo llamado l'aixetó. Por lógica a alguien se le ocurriría llamar a esta salsa xató en honor a este gran momento ¿pero xató es entonces la salsa o la ensalada? pues es el nombre de la salsa pero por extensión se le ha aplicado a la ensalada. ¿Y en verdad surgió una ensalada tan variada? pues más o menos sí fruto de la improvisación popular, se empezaría a hacer con los ingredientes que se tuvieran más a mano, que dependiendo de las zonas podrían variar (de hecho así es), siempre sujetos a la oferta de la temporada (invierno) y con lo disponible en las casas en aquel momento salazones, aceitunas, conservas en aceite etc.

Print Friendly and PDF

31 mayo 2013

Huevos en salsa bretona. Receta

Si os somos sinceros teníamos muchas dudas de qué receta elegir para hacer una genuina salsa bretona (sauce bretonne/breton sauce). Al final hemos conseguido tener las cosas más claras gracias a un seguidor de nuestro blog y por fin os la traemos al blog. De todas formas si navegáis entre libros y páginas web os daréis cuenta que la francesa salsa bretona por lo clásica que es, tiene distintas presentaciones que según el cocinero varían en bastantes detalles. Entre todas ellas, quizás se puedan diferenciar dos grandes grupos en función de la base empleada, las que se realizan sobre una salsa blanca velouté (caldo + roux) aderezada con algo de vino blanco, y las que se forman con nata/leche, algo de caldo y el propio roux. Por lo demás son detalles, por ejemplo, hay quién la sirve pasada por la tourmix, o quién le echa alguna proteína animal (bacon, tocino, carne), o quién utiliza distintas grasas que no son mantequilla, como la manteca o por aquí el aceite de oliva. También, diferencias atendiendo al espesor ya que algunos la dejan como si de un porridge se tratara y otros más líquida. En fin, todas ellas conforman distintas versiones para un mismo fin, disfrutar de una gran salsa elaborada con ingredientes cotidianos.

SALSA BRETONA-14

Nosotros lo teníamos claro, queríamos formar una velouté, dejarla en bruto, con todos los tropezones tal cuál vais a ver, aportar el sabor de la mantequilla a la salsa y hacerla más clara, es decir, usar menos harina que en la receta. Quizás la próxima vez usemos algo de bacon como acompañante y fondo de ternera, creemos que para este plato va mejor que el de ave. Era nuestra primera vez.

Print Friendly and PDF

04 febrero 2013

Endivias a la plancha con salsa bagna cauda

Uno descubre salsas ojeando en libros realmente increíbles. La bagna cauda (salsa caliente) es una salsa que se viene elaborando ancestralmente en el Piamonte y es considerada como una de las grandes preparaciones típicas de la preciosa región italiana. Originariamente la preparación sólo tenía aceite, ajos y anchoas, y evolucionó de diferentes maneras, añadiendo unos ingredientes u otros según las distintas poblaciones dispersas en la región. Nosotros hemos hecho en casa la que se prepara en las localidades cercanas a los Alpes dónde se usa crema de leche e incluso algo de queso para así hacerla más sabrosa y nutritiva, también usamos nueces muy majadas en lugar de un aceite de nuez, esto es algo que también hace mucha gente, pero vamos, hay muchas formas de preparar esta bagna cauda. Nosotros no teníamos fojòt, el recipiente tipo fondue donde se suele preparar, ni tampoco lo tomamos como se suele tomar, que es mojando vegetales crudos cortados en pedazos dentro de la misma, lo hicimos un poco más líquido y lo dispusimos sobre una endivias a la plancha y resultó ser un acierto. Si no os gustan las endivias por ese punto amargo, podéis usar cogollos.

ENDIVIAS CON SALSA BAGNA CAUDA-19

Se debe de tomar caliente y su sabor es profundo y sabroso debido a la nata y las nueces. Lo ideal es acompañarlo con ingredientes insulsos de diversas texturas, como crudités de zanahoria, apio o porciones de tomate, o bien jugosas endivias, cogollos o cebolletas tiernas a la plancha. Por último, comentaros que usamos las anchoas Ortíz a la antigua (con piel), ideales para esta preparación por poseer el sabor original de la anchoa en salazón.

Print Friendly and PDF

23 julio 2012

Salsa Lingham's, una salsa picante diferente

El blog Nueva Cocina Marroquí nos enseñó hace un tiempo una salsa picante que se nos escapaba de nuestro conocimiento. Se trata de la salsa de chiles y ajo Lingham's, una salsa que vimos que empleaban en su ya famoso en la red Bloody Mary de Berbería, una excelente opción no alcohólica del famoso cóctel inglés.

SALSA LINGHAM'S I

No tardamos en comprarla, lo hicimos a través de una las mejores tiendas de salsas online del mundo, de hecho, la misma volvió a sorprendernos con la rapidez y profesionalidad de sus servicios, hablamos de la tienda Chilli Bugs. Nos costó cerca de 8€ gastos de envío incluidos pero la cantidad de salsa que viene en el bote era enorme, 33cl de salsa (ahí es nada) y en casa en ¡3 días!, qué más se puede pedir. Aunque no teníamos mucha prisa por tenerla, no podemos evitar elogiar este tipo de empresas serias, sin engaños (nos lo envían con caducidad finales 2013) con un embalaje perfecto y con un feedback vía email excelente. Mucho tenemos que aprender de este tipo de online stores y mucho nos deberíamos beneficiar de ellos, sobre todo ante productos de este tipo tan difíciles de encontrar en España.

Print Friendly and PDF

25 noviembre 2011

Ragù alla bolognese o la auténtica receta de salsa boloñesa

Hace unos años descubrimos que la salsa bolognesa o boloñesa que todos estamos acostumbrados a hacer habitualmente, una salsa de tomate con carne y especias, se aleja un poco de la que dicen es la auténtica salsa bolognesa, la que es realmente tradicional en Bolonia (Italia).


Los orígenes de esta salsa son controvertidos y difíciles de consensuar, tanto que es casi imposible afirmar que la salsa es realmente originaria de Bolonia. Tomando como base el excelente artículo de Mónica de La Zuccheriera en Muchogusto.net se dice que en pleno auge romano, y con las materias primas que ofrecía la antigua Galia (Francia), los romamos allí asentados oficiaban un acompañamiento de carnes cortados en trozos menudos y cocinados a fuego lento en leche. Con los siglos este plato se sigue oficiando en Francia con el mítico nombre de ragú, aunque con muchas variaciones que desvirtúan la preparación inicial, como la eliminación de la leche. La receta vuelve a Italia gracias a la confluencia de estudiantes y profesores en la legendaria universidad de Bolonia, personalidades de diferentes procedencias de europa, entre ellas la francesa, dejan constancia del plato dentro de las familias pudientes de la zona como ragù alla bolognese. Con el tiempo y gracias a cocineros y servidumbre esta preparación salta al pueblo y se empieza a preparar con carnes variadas y de poco valor y empieza a ser conocida en toda la ciudad y en las zonas rurales cercanas de la misma. No es hasta el siglo XVI cuando algunos cocineros introducen el tomate y éste se hace parte fundamental del guiso, pero en absoluto se elimina la cocción de la carne en leche. A finales de los 70, la “Academia Italiana de la Cocina” de Orio Vergani, estudia todo lo referente a esa salsa y llegan a un consenso con la receta la cuál depositan en la Cámara de Comercio.

Print Friendly and PDF

04 noviembre 2011

Receta de salsa César del chef Jose Andrés (inmejorable)

Llevábamos mucho tiempo rebuscando una salsa César que nos convenciera, y casualidades de la vida la que tiene el chef José Andrés en su libro Los Fogones de José Andrés, nos ha convencido por completo. Sabe increíblemente buena y es totalmente casera. Creemos sinceramente que a falta de probar la auténtica salsa tijuanense del tal César Cardini, que no la industrial, no hemos encontrado una salsa César más auténtica y lograda, y encima lo dicho, hecha en casa. ¿No os pica la curiosidad?.


No tiene ningún misterio, no se usa mayonesa industrial, se rebaja con un poco de agua (así no sabe tan fuerte) y posee el justo toque de Perrins o Worcestershire. Ya sabéis que a esta salsa podéis añadir anchoas o no según os hablamos en aquel post sobre Salsa César ¿debe de llevar o no anchoas?. Sin duda esta receta no ha venido para repetirse alguna vez, es que es queda ya en nuestro recetario. Comentar por último que siempre se ha dicho de tomar con lechuga romana, bueno, es cierto que así queda más parecida a la auténtica, pero si queréis tomarla con otras hojas no pasa nada, ¿escarola? pues fenomenal, que ¿os gusta con pasta?, mejor aún (no se nos quita de la cabeza la receta de Mª Angeles de Secocina.com y sus Tagliolini con judías verdes y aliño César) ¿qué le puede ir bien a un arroz venere y unas gambas?, por qué no.. El caso es que si os gusta, y nunca la habéis intentado en casa, hacerla como os vamos a decir, porque vais a alucinar la toméis como la toméis. ¿Vamos a ello?.

Print Friendly and PDF

06 septiembre 2011

Probando otra salsa brava, en este caso una salsa clásica

Hace unas semanas vimos en el blog de los Velsid (Gastronomiaycia), un artículo sobre la salsa brava de Madrid. Al final del mismo vimos que por mediación de Miguel Vila (Colineta) nos revelaban los ingredientes de la salsa brava más típica de Madrid. Al verla no dudamos en hacerla en casa porque la simpleza de los ingredientes nos cuadraba para que fueran los que verdaderamente son utilizados en hostelería, y además teníamos mucha curiosidad en ver que tal sabía una salsa que no llevaba tomate entre sus ingredientes. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando justo antes de ponérnosla hacer comprobamos además que dicha salsa tampoco llevaba vinagre. Cachis, no habíamos caído, esto entonces nos recordó a esas raciones de patatas bravas que pese a estar buenas han pasado desapercibidas en nuestras vidas. Posiblemente no sea necesario, y es cierto que en Madrid y a lo largo de toda España, existen salsas bravas con un aspecto parecido pero matices diferentes siendo el denominador común el color rojizo (desde el anaranjado hasta el rojo profundo) y que todas pican, pero las mejores, las menos cansinas (y algunas con mucha fama) llevan en sus entrañas un toque de vinagre.


Como muchos de vosotros hemos probado por ahí  toda suerte de salsas, desde ketchups picantes y fríos hasta salsas de tomate frito de bote con un poco de cayena o sin ella, pero vamos, os podréis imaginar que muchas de juzgado de guardia. Quizás en Madrid se tomen este tema más en serio, como creo que pasa en otras capitales, y de todas ellas destaque esa añeja mezcla de pimentón y sabor a jamón, que en unos casos se produce por el añadido de caldo (como esta salsa que os vamos a enseñar) y en otros echando una punta o trozo de jamón a la hora de oficiarla. Un ejemplo lo tenéis en la salsa que más hemos hecho en casa, la Salsa brava que ha hecho historia, que vimos hace mucho tiempo en la página de cocina de Koldo Royo, A Fuego Lento, y en la que se utilizan bastante ingredientes, entre ellos la cebolla o el ajo. También aprovechamos para volver a compartir otra versión que publicamos hace tiempo y que nos encanta, se trata de la Salsa brava en 10 minutos 'Express'.

Print Friendly and PDF

31 agosto 2011

Receta de mojo de cilantro (mojo verde canario)

Teníamos pendiente publicar uno de los mojos canarios más populares. Ya os publicamos el Mojo picón canario y ahora éste, que sin duda a los que os guste el cilantro os va a encantar. No define el mojo verde, sino que forma parte del abanico de variedades de mojo verde que existen en las islas y por tanto, el mojo de cilantro comparte este título junto con el mojo de perejil o el mojo de pimiento. Esos últimos nunca los hemos hecho en casa, pero tienen mucha tradición popular. No obstante, llegará el día que lo hagamos y seguro que nos encantarán porque estas salsas de ajito nos vuelven locos.


El mojo de perejil es como el mojo de cilantro pero, efectivamente, con perejil (corregirnos si estamos equivocados) y el mojo de pimiento, con pimiento verde (parte dulce y parte picante), aunque difiere ligeramente de la receta del de los anteriores. Estos mojos verdes son tan sencillos de preparar que sólo necesitáis tener por casa estas especias siempre en fresco (no valen en seco). No nos podemos decantar si mejor el picón, el de cilantro... ambos están buenísimos y lo mejor de todo es que combinan genial, aunque el picón es muy tradicional en casa de mis padres desde hace muchos años, éste es otra exquisitez culinaria.

Print Friendly and PDF

26 agosto 2011

Keftedakia con salsa paprika (albóndigas con menta)

Estas albóndigas las vimos hace poco repasando recetarios griegos que tenemos por casa, son de esas recetas que nos tenía integrados por la combinación de las albóndigas con menta. Al final las hicimos, y no nos sorprendieron demasiado. Eso sí, la salsa de paprika (pimentón) nos gustó, pero queremos mejorarla porque nos resultó un pelín densa, al menos esta versión que hicimos, ya os contaremos.


En la receta no hay ningún misterio, todos los ingredientes son accesibles, y sólo hace falta tener por casa menta fresca, la verdad es que es el único toque diferente, por lo demás son unas albóndigas normales.

Print Friendly and PDF

14 julio 2011

Salsa de tomate especiada tipo ketchup

Hola a todos, de siempre hemos querido imitar en casa el ketchup comercial con mayor o menor fortuna. Siempre hemos obtenido una salsa de tomate dulce y de buen sabor pero que en su textura y regusto final poco se parecen a ese ketchup tipo Heinz del que desde siempre hemos sido usuarios. No le vamos a dar más vueltas, a lo mejor el problema es que no somos capaces de eliminar de nuestras cabezas los matices, brillos y texturas del ketchup comercial, y claro, realmente no abrimos la mente a nuevas salsas que en su base son parecidas pero que en boca recuerdan más una salsa espesa de tomate especiada que a otra cosa.


El caso es que la salsa que hoy os traemos, mejorada eso sí, está muy rica y es ideal para acompañar nuestras patatas fritas o asadas, verduras al horno, quesos de cabra gratinados, nuestras barbacoas, bocatas, perritos y hamburguesas (éstas últimas las veréis mañana). El único misterio que tiene hacer esta salsa en casa es lograr el espesor óptimo para que la misma sea un triunfo, pero por lo demás poca cosa, ahora veréis. Por supuesto (y con esto acabo) destacar que elaboraremos una salsa hecha con tomate natural, nada de concentrados ni de latas de tomate triturado que es cierto que en algunos casos aportan una textura 'amaizenada' cuando se baten que a muchos le gustará.

Al menos cuando uno la pruebe ahogará sus penas por no obtener el mismo resultado que la salsa comercial con una salsa hecha con ingredientes naturales. Por probarla al menos una vez, que no quede.

Print Friendly and PDF

08 junio 2011

Salsa casera de berenjenas y tomate

Bueno el post de hoy trae una salsa muy sencilla pero que nos parece que está buenísima. La hemos visto parecida en algunos blogs con las berenjenas loncheadas y presentado con algunos ingredientes diferentes y como primer plato, sin embargo esta salsa o fritada os servirá para tomarla sóla con un huevo a modo de Pisto, o como salsa para una pasta o para degustarla con arroz, o como relleno de una quiche o empanada, o para acompañar con carne o pescado, embutido, longanizas lo que se os ocurra. El caso es que se elabora en poco tiempo, es 100% congelable y en definitiva se disfruta en cualquier momento como si de una fritada de verduras se tratara.


Esta elaboración tan sencilla la vimos hace muchos años (1997) en un libro que habla de la gastronomía de las Clarisas que mi hermano compró por la gran calidad de las fotos y la variedad de platos monacales que esta orden religiosa posee en su haber. En el libro y al explicarnos el plato no proponen tomarlo con nada, así que se supone que estas clarisas lo toman como plato único acompañando el mismo con algún embutido y con pan. En las fotos que vienen en el libro parece que le ponen más tomate frito que el que viene en sus ingredientes ya que se ve que aparece algo más de salsa, pero por lo demás es exactamente igual con la excepción del hinojo, que se lo añadimos nosotros a modo de prueba, aunque lógicamente no es necesario. La verdad es que con poco el plato seduce, no digamos su sabor.

Print Friendly and PDF

25 abril 2011

Cigalas en salsa picantona y al final, Semana Santa en Madrid

Hola a todos, al final hoy Lunes abrimos Mercado Calabajío porque el miércoles pasado el tiempo decidió que lo mejor era que no nos fuéramos de vacaciones para el sur. Es más, mientras lo decidíamos, estaba cayendo una chupa de agua en Madrid, pero como hacía tiempo que no veíamos, algo realmente espectacular. Y claro, entre esto y la previsión en televisión que daban para el resto de días al final nos convencimos que como no había reservas por medio lo mejor era quedarnos en casita tan ricamente. Así que una vez nos decidimos, por delante teníamos 4 días de oro para descansar, para ponernos al día de asuntos varios, cocinar y comprobar lo desconocida que es una ciudad como ésta cuando la gente emigra a sus lugares de vacaciones. Ha sido realmente peculiar ver un centro sin apenas gente, asediado eso sí por muchos extranjeros, dónde se ha podido circular perfectamente hasta con lluvia, con casi todos los sitios abiertos para nosotros, tiendas, bares y restaurantes. Y bueno, algo muy curioso, en nuestra calle no sonaba ruido ninguno hasta cerca del mediodía, algo que sin duda nos sorprendió y que creemos que sólo ocurre los primeros fines de semana de Agosto. Desde luego dentro de lo 'malo', realmente ha sido una experiencia muy positiva.


Pues bien, vamos con la cocina que es lo que nos reune. Uno de los aperitivos más especiales que siempre se han servido en casa de mis padres han sido las cigalitas en salsa picantona. Esta sencilla salsa sorprende porque acompaña de forma exquisita el sabor de la cigala, y además, recuerda a la salsa estilo Orio de la que ya os hablamos hace meses. Recuerdo además que el plato se lo pedíamos a mi madre todos los hijos cuando iba al mercado, y aunque a mí personalmente las cigalas no son mi fuerte (¡qué no se alarme nadie!), tengo que reconocer que ésta sea quizás una de las mejores salsitas de marisco que yo haya probado jamás, es exactamente la misma que aquella salsa que se preparaba con los cangrejos de río ¿os acordáis?. Pues bien, es cierto que estas cigalas son algo más grandes que las que mi madre solía comprar, pero resultan igual de ricas si las acompañamos con un poco de pan de calidad y un vinito blanco fresquito. ¿Nunca las habéis probado?.

Print Friendly and PDF

14 junio 2010

SALSA AGRIDULCE

Hoy vamos a empezar un especial de 5 entregas sobre cocina china, teniendo en cuenta que los platos que os vamos a mostrar son réplicas de los platos de comida china que nos sirven aquí en España y en gran parte de occidente. De todas formas más adelante os explicaremos algunas puntualizaciones y/o diferencias entre la cocina asiática y la que todos conocemos, al final descubriremos que la cocina que ofician los restaurantes chinos o woks en nuestro país es una cocina entre decenas diferentes existentes en Asia. También explicaros que estos posts que os vamos a publicar son sobre platos y aderezos que nos encantan y aunque no están todos, pedimos esporádicamente desde hace muchos años. Sin ir más lejos la última vez que comimos algo de un restaurante chino fue la semana pasada, después de 7 meses sin hacerlo, ahí es nada. El caso es que coincidiendo con esta anécdota, teníamos muchas ganas de empezar a publicarlas y por fin nos hemos decidido. Esperamos que os gusten.


Hoy vamos a empezar con la famosa salsa agridulce. Hemos decidido separarla del reportaje que teníamos sobre cómo hacer el cerdo agridulce, auténtica protagonista del plato que ya os presentaremos, para así tener bien diferenciado en el blog el cómo hacer este conocido aderezo de los restaurantes de comida china, y así tener el artículo en exclusiva. Ya os avisamos que el cerdo agridulce que os publicaremos esta semana no es exactamente igual que el de los restaurantes chinos, pero está buenísimo y es un clásico entre mis amistades desde hace más de 15 años. Casi ha sido el responsable de este serial.

Print Friendly and PDF

06 octubre 2009

SALSA CHIMICHURRI

Hace aproximadamente tres años os hablábamos en un post sobre la famosa salsa chimichurri, una de las clásicas salsas de la gastronomía argentina ideal para acompañar carnes y pescados. Si os somos sinceros, esta salsa sólo la tomamos cuando vamos a un restaurante argentino, y a verdad es que poco más. Quizás la habremos visto en algún restaurante dónde nos la hayan ofrecido, pero que recordemos, de estos hay pocos, y es una pena porque es una salsa que nos encanta sobre todo si ésta no es grasienta y tiene ese punto ácido que contrasta a la perfección con el bocado graso de la carne. Nunca la habíamos hecho en casa, y este fin de semana nos pusimos con ello para probar una versión de los Velsid del portal GastronomiayCia. Estos chicos publicaron hace un tiempo un rico chumichurri hecho con pimentón, que nos dejó fascinados. ¿El resultado? ideal, lo repetiremos seguro.


No hemos cambiado ningún ingrediente de la receta original, aunque hicimos menos cantidad que la que publicaron. Lo único que cambiamos fue que los ingredientes no los pasamos por la batidora, pero como dejamos la salsa de un día para otro, hubo tiempo suficiente para que los sabores se entremezclaran. Por último, cuidado con el pimentón, que puede teñir demasiado, y no digamos con el picante, que aunque siempre va en gusto, si no pica un poco, para nosotros no es chimichurri.


Ahí van los ingredientes, 15 gramos de perejil, 1 diente de ajo, ½ cdta. de pimentón picante, ½ cdta de pimentón dulce, una pizca de tomillo, 1/2 cda de orégano, 1 cdta de laurel picado, 1 guindilla pequeña, 1 pizca de canela, 1 pizca de nuez moscada, 1 pizca de pimienta negra, sal, 50ml de vino blanco seco, medio limón, 50ml. de aceite de oliva virgen extra, media cebolla pequeña y 1/4 pimiento rojo, o uno pequeño.


Se pica a conciencia el perejil


Se van echando las especias, si queréis, echar el laurel molido en vez de en trocitos.


Por último el pimiento, muy picado.


Y la media cebolla, también muy picada, ¿fácil verdad?


Juntamos todo con el aceite de oliva y la sal.


Y lo aliñamos con el limón (o vinagre) y el vino seco.


Removeremos y listo.


De verdad que de un día para otro gana una barbaridad. No lo dejéis más 2-3 días y siempre en la nevera, aunque os solidifique.

Salud.

Print Friendly and PDF

28 septiembre 2009

SALSA TARTARA

Hola amigos, la salsa tártara sabréis que es una salsa muy sencilla de realizar, que le va muy bien a los pescados azules, blancos, cefalópodos, huevos y algunas carnes como el conejo, el pollo, el pavo o al famoso steak tartare. Nosotros no la hacemos a menudo porque no queremos abusar de las salsas, pero sobre todo no la hacemos porque nunca logramos reunir todos los ingredientes en el mismo momento. Pero vamos, es una salsa rápida de preparar si la hacemos con mayonesa de bote, aunque si os somos sinceros, queda mejor con una mayonesa casera suave y cremosa (no muy espesa) hecha con aceite de girasol. Si algún iniciado en la cocina quiere saber cómo se hace una mayonesa casera puede mirar aquí.


Esta salsa lo más seguro, es que fuera inventada por algún chef francés para acompañar el famoso Steak tartare, un plato que según dicen se inspiró en una vieja receta rusa que ya los guerreros tártaros preparaban en plena Edad Media. Pero aquí hay que puntualizar. Mucha gente siempre ha pensado que su origen fue debido a algo un poco surrealista, y es que aplastaban la carne bajo sus sillas de montar mientras cabalgaban durante horas. Pues diréis ¿y esto de dónde lo sacaron?, pues parece ser que lo contó Julio Verne en su famosa novela llamada Miguel Strogoff, que comentaba historias tan variopintas como ésta que con los años han ido pasando del boca a boca.

Lo que sí que parece más verosímil es que el nombre del plato fuera bautizado a primeros del siglo XX, por algún chef francés (o ruso) el cuál se inspirara en esta novela.

Pues la salsa es muy fácil y cuidado, no se debe de congelar. 3/4 de mayonesa por 1/4 yogur natural. Mostaza de dijon, un puñadito de alcaparras, 1 huevo duro, zumo de limón o un chorro de vinagre, 1 pepinillo, perejil, media cebolleta (algunos usan cebollitas en vinagre). Se le puede echar una pizca de estragón, incluso un poco de rábano fresco muy picado. Si la hacéis con mayonesa casera ya sabréis, aceite de girasol, limón o vinagre (el que usemos para la salsa) y sal.


Lo primero de todo será crear la base de mayonesa y yogur.


Picaremos a continuación, y en un vasito de batidora, el resto de los ingredientes menos el huevo, que pondremos a cocer unos 12-15 minutos en agua con sal, aunque estos tiempos dependerán del tamaño del huevo.


Añadiremos ahora la picada a la base junto con una pizca de mostaza.


Removeremos bien, echaremos las especias, el limón o vinagre y la probaremos de sal, si la mayonesa es de bote no hará falta.


Por último el huevo, el cuál lo picaremos y ¡adentro!.


Removeremos de nuevo y listo. Mejor tomarla fría o del tiempo, nunca caliente.


Salud.

Print Friendly and PDF

02 septiembre 2009

VINAGRETA DE MOSTAZA, COMINOS Y QUESO MANCHEGO

Hacía tiempo que teníamos pensado publicar esta sencilla receta de verduras al horno con una rica salsa vinagreta especiada y guarnecida con mostaza y queso. La receta de la salsa nos la inventamos hará unos 4 años cuando invitamos a unos amigos a comer a casa. La salsa empezó a tomar forma porque se nos ocurrió acompañar estas ricas verduras al horno, con un acompañamiento que le reportara algo más de sabor. Como en aquella época nos dio por los cominos, descubrimos que mezclados con mostaza y en una vinagreta con queso manchego, nos parecía original y diferente. Cuando vinieron nuestros invitados les gustó mucho. Desde entonces, la hemos hecho en 3 ó 4 ocasiones, disfrutando mucho con ella. ¿Queréis saber cómo se hace?.


Las verduras al horno es un plato fácil, sencillo y digestivo. Se trata simplemente de poner las verduras que veais (mejor las de temporada) con aceite y sal al horno respetando los grosores según el tipo de verdura que sea, y atendiendo al tiempo de cocinado. Es decir, como la zanahoria se hace en más tiempo que el calabacín, el trozo de calabacín será grueso y el de la zanahoria menudo, así todo se hará a la vez sin miedo a que uno quede crudo o el otro muy hecho. Si en cambio, hacéis las verduras a la plancha, sólo preocuparos de hacer correctamente cada una, la salsa serviría también.


Lo de salsa ya os lo hemos comentado, se hizo porque siempre es agradable añadir sabores a unas verduras que aunque exquisitas, al tomarlas en buenas cantidades llegaban a aburrir un poco si además se tomaban sin proteínas de acompañamiento. El único ingrediente curioso que lleva la misma es ese aceite que creemos que nadie utiliza y que está cargado de sabor, como es el del clásico bote de queso manchego en aceite. Esto es algo opcional, porque de no tenerlo se añadiría aceite de oliva y queso, y todo solucionado. También es importante dejar la vinagreta macerando un par de horas. Lo demás sin duda es lo de siempre. ¡Ah! utilizamos para esta ocasión una de las mostazas Maille que nuestra amiga Tere nos regaló hace muy poco. Extraordinaria, sin duda.

Os dejamos con la receta. Para la salsa y para 2-3 comensales, una cucharada rasa de mostaza, media cebolleta fresca picada, 1 ajo, 1 cayena, 2 cucharadas de queso manchego rallado, un puñadito de cominos, 2 cucharadas de agua por 1 de vinagre (y 1 de aceite del queso), sal. Opcional, trocitos de ñora picados (nos hemos dado cuenta que le da presencia).


Los cominos que se nos olvidaban...


Primeramente echaremos el queso rallado en un bol.


Picaremos el ajo (muy picado).


La cebolleta, también muy picada.


Mezclamos bien junto con un chorretón de AOVE.


Añadiremos el vinagre, la mostaza y la sal.


Picaremos los cominos junto con la ñora picada. Si echáis ñora (que es sólo para decorar) echarla muy picada, y en la salsa habrá que dejarla macerar unas tres horas mínimo.


Por tanto, echaremos este majado en la salsa, añadiremos el agua y aprovecharemos para probarla/corregirla de aceite, vinagre y sal.


Ahora las verduras. Aquí unas verduras improvisadas al horno. Lo mejor sin duda es esa cebolleta horneada, y la berenjena o la patata, sin duda. Bueno y los ajos... mmmmhh.


A los 40 minutos de horno a 200º.


Y aquí el plato final con la salsa a un lado (al final acabamos mojando en el bol)


Salud.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger