Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

Mostrando entradas con la etiqueta Cerdo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cerdo. Mostrar todas las entradas

28 marzo 2014

Botifarra esparracada amb bolets. Receta

Nos faltaba por publicar esta sencilla receta de botifarra esparracada amb bolets, que viene a ser algo así como butifarra 'desmenuzada' con setas. Se trata de un elaboración muy típica de la cuina catalana, uno de esos platos sencillos pero que no te dejan indiferente al probarlos ya que son sabrosos, en muchos casos llenos de contrastes, y siempre con mucha tradición. La botifarra esparracada es una delicia que mucha gente aún desconoce, son de esos aperitivos, por no decir plato en toda regla, que bien acompañados, son insuperables.

BOTIFARRA ESPARRACADA-18

La receta nunca la habíamos preparado en casa, admite muchas variaciones, de hecho la que hoy os traemos está guarnicionada con shiitakes, ya que no estamos en temporada de setas, pero no se altera en absoluto la esencia de un plato que ya os adelantamos que posee una salsa única.

Ingrediente arriba o ingrediente abajo, os la vamos a recomendar hacer en vuestras casas y si no podéis acceder a butifarras frescas, hacerlo con una buena longaniza, aunque por su composición no será lo mismo, vais a triunfar, ya veréis. Tenemos que volver a agradecer a Anna del blog gastronómico Las Buenasmigas, las butifarras riquísimas que nos envió.

Print Friendly and PDF

21 febrero 2014

Carrilleras ibéricas en salsa al Oporto. Receta

De unos años hacia aquí siento debilidad por las carnes jugosas y bien infiltradas, ya os hemos comentado en muchas ocasiones que a mí personalmente me gustan ahora tanto estos cortes como antaño las carnes magras y sin grasa tipo solomillo, filete de babilla, tapilla... ¿será la edad? ¿los gustos cambian? Sin duda, donde esté un guiso de este tipo que se quite el resto, además coincide que estos cortes se han popularizado mucho en estos últimos lustros, y piezas como el rabo de añojo, morcillo, ossobuco o las carrilleras, que quizás estaban en un segundo plano hace unas décadasse han ganado a pulso, por su jugosidad, ser una delicia para mucha gente. Pues hoy os traemos unas carrilleras ibéricas al Oporto, uno de esos platos que teníamos muchas ganas de publicar y que se van a quedar en nuestra casa para siempre, son una verdadera exquisitez que debemos perpetuar en el blog.

CARRILLERAS AL OPORTO-21

El vino de Oporto que utilizamos fue un tawny que trajimos de Portugal recientemente, os lo contamos en nuestro viaje por el Norte de Portugal y que le fue como anillo al dedo al guiso por su exquisito sabor y dulzor. Si no tenéis vino de Oporto en casa usar un buen vino tinto, aquí os dejamos no obstante una receta muy similar de carrilleras al vino tinto, pero no es igual. Eso sí, usad vinos con carácter, ganaréis puntos a la hora de aportar sabor a estos platos.

Print Friendly and PDF

31 enero 2014

Botifarres amb naps (butifarras guisadas con nabos). Receta

La historia de la receta que os vamos a enseñar comienza cuando Anna, del blog Las Buenas Migas, nos envió una buena ristra de butifarras frescas de la charcutería Cal Manyet que frecuenta en Molins de Rei (Barcelona)butifarras que embuchan en estas fechas y que poseen una calidad excepcional. Las butifarras eran de varios tipos, de setas, cebolla caramelizada, de escalivada y de foie con manzana, todas ellas deliciosas. Con ellas hemos hecho un par de recetas, una de ellas es ésta que hoy os traemos, la cuál es una versión de una receta que nos envió por correo hará un par de años Dolors del Blog de Cuina y que procedía del restaurante de un familiar. Originariamente la receta era con manitas de cerdo, se trata de la tradicional peus de porc amb naps, plato que probamos en La Cerdanya en aquel viaje a Girona. Lo que hemos hecho sencillamente ha sido sustituir las manitas por butifarras ¿y el resultado? escandaloso, nos ha encantado.

BUTIFARRAS CON NABOS-20

La receta es bien sencilla, un concepto sencillo de sofrito, carne y verdura, aunque con algunos detalles. El mejor o peor resultado de la misma se regirá por la calidad del género, si duda, y aunque aquí en Madrid será un poco complicado conseguir butifarra fresca, si no la encontrarais podéis sustituirla por longaniza fresca de calidad o una buena salchicha. Por lo demás, sólo nos queda animaros a hacerla, de verdad que os va a encantar.

Print Friendly and PDF

22 noviembre 2013

Costilla al horno, parmentier de Idiazábal y crema de pimientos asados #RecetasSolidariasParaNavidad

Hace unas semanas nuestra gastrobloguera y amiga Helena del Valle comentó en sus redes sociales que ponía en marcha un proyecto solidario de cara a esta próxima Navidad, que como bien sabéis ya está a la vuelta de la esquina. Se trataba de recopilar entre sus seguidores, lectores y blogueros un buen legado de recetas fáciles y muy económicas, para llenar de optimismo y colorido la mesa de los que más lo necesitan. La idea sin duda nos pareció sensacional, de hecho le dijimos que participaríamos y ¡voilá! ésta es una de las recetas que pensamos, unos vasos de costilla asada con un parmentier de queso Idiazábal y una crema de pimientos asados. Pero vamos sin más con esta sencilla receta, ojalá os guste a todos.

VASOS DE COSTILLA ASADA Y PARMENTIER-24

La receta veréis que es en cierto modo un poco elaborada, pero eso es lo que tiene el intentar exprimir al máximo unos pocos ingredientes. Ya veréis que al final es un plato rebuscado y atractivo para una mesa de Navidad, sobre todo por el precio final que ya os adelantamos que no supera los 10€ y de ella pueden llegar a disfrutar entre 4-6 comensales. De todas formas no hay nada mejor que ver el paso a paso, animaros a hacerla y probarla, a ver si merece la pena o no este pequeño esfuerzo.

Elegimos las costillas de cerdo por su precio y su éxito entre la gente, en cierto modo esta sencilla preparación encierra toda la esencia del sabor de un asado, sabor que por otro lado siempre lo relacionamos con la reunión y por consiguiente con la Navidad. Y no os asustéis, la parmentier no es más que una crema de patatas muy enriquecida que le va a aportar en esta ocasión gustosidad a la costilla. Por último comentaros que la crema de pimientos que lleva en el fondo, es la gran baza del vaso, a nuestro juicio le da un nuevo toque que va ideal con los ingredientes anteriores. Sorprendidos nos dejó. Esta última preparación se la copiamos al gran Alfonso de Recetas de Rechupete.el cuál reproducía en su blog la gran salsa siria muhammara.

Print Friendly and PDF

19 octubre 2012

Sopa Borsch

Teníamos unas ganas locas de hacer la sopa borsch o borshch (борщ) en casa, una sopa ucraniana que se hace a base de remolacha. La verdad es que la receta no la conocíamos hasta que nuestro amigo Antonio nos la pasó, él a su vez la consiguió directamente de manos de una amiga ucraniana. La receta nos seducía mucho por su sencillez y porque la remolacha cada vez nos gusta más, fijaros que nosotros la disfrutamos simplemente cocida con una aliño fuerte de vinagre, aceite y sal, y nos encanta, y también se le puede añadir cebolla picada, alcaparras etc, y queda una ensalada muy refrescante, original y, por supuesto, saludable.

SOPA BORSCH-23

Las sopas de remolacha son muy habituales en la gastronomía de toda la Europa central y del este, pero es quizás en Ucrania dónde cobra todo su protagonismo. No existe una receta totalmente consensuada de la sopa Borsch, dicen que la actual es una versión moderna de lo que en su día fue, una sopa que se hacía con lo que se pillaba (hierbas, patatas, raíces) pero desde hace unos siglos se hace con remolacha común y verduras, y opcionalmente se le añaden distintos ingredientes y sazones. Hemos leído que hay al parecer dos versiones, una fría y otra caliente con diferentes ingredientes y es la caliente la que hoy os traemos. Nos falto añadir un ingrediente del que siempre disponemos pero, por casualidades de la vida, no teníamos en ese momento, zanahoria. Echársela, ahora os diremos en qué paso, y disfrutad de una sopa diferente, nutritiva, mineralizante, reconstituyente, con un gusto muy rico y una presentación muy original. De verdad que no os la podéis perder.

Print Friendly and PDF

12 julio 2012

Cómo hacer flamenquines en casa. Receta.

Los recuerdos que tenemos Lola y yo con los flamenquines son muy especiales, aunque quizás cobren más protagonismo los míos ya que estos enrollados de carne de cerdo y jamón forman parte de mis primeros escarceos culinarios fuera de la cocina materna. Y es que el flamenquín fue el primer plato junto a las migas de sémola andaluzas y las frituras variadasque yo comiera fuera de casa cuando tan sólo era un chaval. Recuerdo que la primera vez que los probé fue en Córdoba, como no, y creo recordar que fue en un sitio llamado la Gamba de Oro, aunque del nombre de este restaurante no estoy muy seguro. El caso es que pedimos lo clásico de esta localidad en honor a mi visita, es decir, pidieron para mí el clásico salmorejo cordobés, los clásicos flamenquines y unas gambas especialidad de la casa que recuerdo exquisitas. Otros días me llevaron a probar otras especialidades cordobesas pero el sabor de estas tres preparaciones se quedó grabado en mi memoria para siempre, lo recuerdo como si fuera ayer y eso que ya han pasado más de 20 años. Pues bien, pasado el tiempo Lola y yo nos hemos comido exquisitos flamenquines en varios sitios en la provincia en varias visitas, el último ejemplar que probamos creemos que ha sido el mejor de la historia, fue en Moriles (Córdoba), en el conocido restaurante Los FarolesUn flamenquín gigante y jugosìsimo que hizo las delicias de todos los que acudimos a este templo gastronómico. Recordamos que simplemente se sirvió en la mesa acompañado de una ensalada y unas patatas fritas, qué a todo esto, recuerdo también buenísimas, y de esto también hace un tiempo, como unos 9 años. Pero en resumen, los flamenquines, son una preparación harto sencilla pero que está buenísima, a lo mejor algunos aún no la conocéis, bien, este post va por vosotros.

FLAMENQUINES XXIX

Y os contamos brevemente, la historia de este preparado curiosamente es bastante concreta. Es evidente que es un recurso gastronómico muy explotado en toda la vega del Guadalquivir, llevándose la palma Córdoba dónde desde hace muchos años ya lo han acuñado como plato regional sirviéndolo tanto en bares, restaurantes, carnicerías e incluso congelado en las tiendas de alimentación. De todas formas sus comienzos al parecer se alejan un poco de esta provincia dejándose caer en Jaén, concretamente en Andújar, en un extinto mítico bar-restaurante de carretera llamada Madrid-Sevilla y que en la época que estuvo abierto, concretamente en la antigua carretera nacional IV o de Andalucía, jamás frecuentamos. Allí un tal Manuel Gavilán Mena, y después un tal Manuel Gómez (Manolín) servían esta carne empanada rellena de jamón desde los años 40 con un éxito tremendo. El restaurante cerró en 2008. Dicen que Manuel Gavilán quiso registrarlos en su momento y no pudo (no sabemos las razones) y como era de esperar, con los años los hijos no continuaron el negocio. Así que toda esta historia ha acabado en una simple reseña, y es Córdoba quién se está llevando el gato al agua con esta preparación porque sinceramente, esta exquisita creación culinaria no puede quedar en el olvido. 

MADRID-SEVILLA

Algunos dicen que toma el nombre por el color rubio del dorado que toma en la freidora (recordando a los flamencos que trajo Carlos V) y otros por lo largos que son, flamenquín es una expresión muy andaluza que viene a ser precisamente eso, largo y 'espigao'. ¿Vosotros que opináis?.

Print Friendly and PDF

04 mayo 2012

Receta de patatas de Olot (patates d'Olot)

Hace una semana recibimos patata nueva malagueña directamente de la empresa Ibérica de Patatas, empresa distribuidora situada en Madrid y proveedora en origen (semilla) y en destino (venta) de patatas a nivel nacional. Esta empresa apuesta firmemente por el productor nacional y venden un género extraído principalmente de Andalucía y Castilla y León, aunque es cierto que en algunas épocas del año, y para cubrir demanda, no tiene más remedio que abastecerse de productores externos. Para ir más al detalle, lo que hace esta empresa es aportar rigor a toda la trazabilidad del producto, con un control directo y exhaustivo de todo el proceso de producción proporcionando información detallada tanto al agricultor, como al cliente que las consume (mirar la herramienta aquí). El caso es que esta cooperativa saca ahora a la venta una de las patatas más tempranas de nuestro país, la malagueña, un guiño absoluto a la frescura y calidad de un producto nacional que, con la globalización, casi se encuentra en 'peligro de extinción' y que nada tiene que envidiar al de fuera por su calidad per se y unas cualidades organolépticas sensacionales. Además en el folleto adjunto a la muestra animan, y con razón, a impulsar el cultivo de esta variedad en estas fechas para que nunca nos falte su producción, se trata realmente de ser coherentes con nosotros mismos y apostar fuerte por el producto nuestro, fresco, local y que además se da el caso de que es excelente.

PATATAS DE OLOT XXVII

La patata que nos enviaron era de la variedad Elodie, se trata de una variedad todo-terreno de la que ya os hablamos en el post Guía de Referencia de patatas de cultivo, y bueno, lo que os dijimos, una patata temprana, de piel amarilla, carne blanca-amarilla la cuál es ideal para todo tipo de uso, quizás más para tomarla hervida aunque en fritura quedó excepcional. Por ser nueva es una patata bastante delicada y es fundamental conservarla en condiciones óptimas de luz y temperatura. Esta variedad autóctona sólo se encuentra durante un par de meses al año (Mayo-Junio) y lleva vendiéndose en el mercado nacional unos 4 años

Print Friendly and PDF

20 febrero 2012

Guiso de costillas ibéricas con grelos

Hace un tiempo surgió una conversación con unos amigos en la que salieron a relucir los grelos. Decían que no compraban grelos porque sólo sirven para el gran pote gallego o ese plato tan buenísimo como es el lacón con grelos. Pero en absoluto, el grelo o nabiza se puede utilizar en muchas preparaciones, casi en todas las preparaciones que utilicen verduras tales como espinacas o acelgas, eso sí, su sabor es un poco diferente y hay que tenerlo en cuenta para algunas combinaciones, pero vamos, en todos los casos resulta ser un sustituto muy agradable y original. Se me ocurrió comprarlos ya que en el supermercado al que fuimos no había berza, que estábamos buscando para otro plato, y decidimos hacer con ellos dos recetas muy sencillas, una este guiso con costillas que os traemos hoy, y la otra es un plato muy ligero ideal para una cena que os mostraremos dentro de poco, aprovechando que estamos en temporada de grelos.


Ya os hemos dicho en alguna ocasión que los grelos son una verdura muy utilizada en la cocina gallega, y aunque ese encuentran con relativa facilidad en verdulerías y supermercados de casi todo el país, no hay muchos platos con ellos. A todo esto, si no los encontráis, se pueden encargar en vuestra verdulería habitual, es algo que no se nos ocurre y que podemos hacer cuando ya hay una discreta confianza, no lo olvidéis.

Print Friendly and PDF

21 marzo 2011

Solomillo de cerdo al whisky, del tapeo sevillano a tu mesa

Con cebolla o sin cebolla, con solomillo ibérico o de cebo, hecho con medallones gorditos o en filetillos, con ajos golpeados o en lascas, con whisky o con brandy, con aceite de oliva o con mantequilla, con mucho limón o con sólo un chorritín, con mucha salsa o casi sin ella, el caso es que este plato de la forma que se quiera oficiar es un éxito global en Sevilla en muchos de los bares, tabernas y mesones sevillanos desde hace muchos años y ya teníamos ganas de hacerlo en casa porque además de sencillo, será por whisky madre mía. Se lo vimos hacer hace tiempo a Cova (Comoju) y a Javi de Javi Recetas, y ya nos dimos cuenta que cada uno lo hace a su manera, así que decidimos al final comprobar sus bondades y lo corroboramos, la salsa está buenísima y es cierto que no sabe para nada a whisky, de este hecho se sabe que muchos bares utilizan otros alcoholes similares como el brandy por ser más barato y obtener prácticamente los mismos resultados. Ya veis, es sólo cuestión de tomar prestada una botella del mueble bar y tener un solomillo en el congelador, un poco limón, unos ajos un poco de aceite y ¡ya la hemos liado!.


Nosotros cuando hemos estado en Sevilla nunca lo hemos pedido, es más, ni conocíamos el plato. Hasta nuestra amiga Vero que es de allí lo desconocía por completo, pero curiosamente sí lo conocía por su madre, pero no recuerda que cuando pidiera solomillo en salsa en algunos bares, éste llevara whisky. El caso es que por otro lado sí que sabemos que en muchos bares con solera de la capital poseen en carta este plato tan singular, así que esto será así. Se pide en raciones y hemos visto muchas versiones diferentes según el bar, el plato es cierto que no lleva cebolla, pero se la hemos añadido para engordar un poco la salsa, hay gente que se la echa. También en algunos blogs, la gente ha comentado que surge del solomillo al vino aunque al whisky queda más dulzón, pero suponemos que el origen de esta tradición en Sevilla es bastante incierta. Si alguien sabe algo al respecto que nos lo cuente ;)

Print Friendly and PDF

14 marzo 2011

Lomo de cerdo con mostaza y cerveza negra

Hola amigos hoy os vamos a mostrar una receta muy sencilla para que todos seáis capaces de hacerla en casa, los que ya sois cocineros aventajados pero andáis mal de tiempo o queráis emplear el lomo de cerdo en un bocata diferente (por ejemplo), o para los que os estáis empezando a trajinar con las cazuelas desde hace poco tiempo y queráis un plato sencillo y muy agradable. Esta vez os vamos a desarrollar la receta hasta que la carne esté cocinada en la cerveza, y luego seréis vosotros los que la finalicéis con alguna de las dos propuestas que os vamos a ofrecer. En todos los casos os aseguramos que os quedará una salsa muy acertada, pero os recomendamos que antes de elegir el aderezo lo probéis mezclándolo con un poco de la salsa inicial en dos vasitos y así elegir. Es un pequeño juego que os proponemos para darle vuestro toque a unos platos que por su fácil factura van a dar así más juego.


Muchos de vosotros habréis hecho un solomillo de cerdo o lomo de cerdo en una salsa que sea parecida, pero otros muchos de vosotros no, veréis que es una salsa muy sencilla hecha a base de algún alcohol, vino, sidra, cerveza el cuál se nutre del sabor de la carne y de otras viandas que le añadamos. Estas piezas extraídas del insípido cerdo blanco están sólo a 5€ el kilo, y por muy poco dinero podemos conseguir unas raciones abundantes y perfectamente congelables racionadas a vuestro gusto, además, resulta un plato ideal para tupper acompañando la carne con un arroz, unas verduritas o una ensalada.

Print Friendly and PDF

04 marzo 2011

Pote gallego, nuestra versión en cazuela (segunda parte)

Continuamos con el reportaje sobre nuestro Pote gallego, nuestra versión en cazuela (primera parte). Ya vimos en el capítulo de las preparaciones previas, que ya que hay que desalar el lacón en agua fría casi un par de días antes, como recomendación, podemos ir adelantando el cocinado de algunos ingredientes, para que así el día de la elaboración final del caldo gallego sea coser y cantar. Pues bien, la víspera del día previo a la elaboración ya dejamos desalando el lacón y escaldados los grelos en su agua de cocción, pero también pusimos en remojo las alubias, así que como debemos de seguir desalando el lacón por un día más, podemos empezar a cocinar la legumbre y tenerla lista y cocida para el día grande.


Aprovechando la tesitura también podemos dejar hecho un modesto fondo de caldo de gallina o de pollo, y así utilizarlo para ir rellenando la olla o el pote según vaya consumiéndose el agua inicial empleada en la cocción. Esto es algo totalmente opcional, aunque en mi casa siempre se ha contado con un poco de ave para darle más sustancia al caldo, y es tan sencillo como hacer un fondo con algunas carcasas y tenerlo también listo para empezar el gran caldo gallego. Ahora os vamos contando.

Print Friendly and PDF

02 marzo 2011

Pote gallego, nuestra versión en cazuela (primera parte)

Por fin os traemos nuestra versión del pote gallego, sabemos que hacemos mal en llamarlo pote porque lo hacemos en una olla convencional, pote es el recipiente tradicional de hierro fundido dónde se suele hacer, así que antes de empezar a hablaros de ello, puntualizaros sobre esto. En definitiva, os vamos a mostrar lo que lleva un pote gallego (un poco a nuestro estilo) es decir, lo que es el caldo gallego aderezado con las carnes clásicas del pote y algún añadido más, ¿pero quizás deberíamos de llamarlo olla gallega?, pues puede que sí. Y bueno, a lo que vamos, reconocemos que hemos tardado mucho en enseñároslo, la razón es que queríamos mostraros de paso los productos de categoría que siempre hemos utilizado para hacerlo. Y es que este puchero o potaje tan tradicional y popular en Galicia, y tan oficiado fuera de su territorio por la infinidad de restaurantes gallegos existentes en nuestra geografía, es para nosotros uno de los platos de cuchara mejores de toda nuestra gastronomía. Y os preguntaréis, ¿quién es el culpable de este sabor tan especial, diferente y único? pues muchos estaréis de acuerdo con nosotros, que sin duda los grelos, esos brotes verdes y fuertes del nabo llenos de sabor que impregnan al caldo de un toque amargo y rancio tan peculiar. Aunque no podemos olvidar las carnes, esos lacones desalados tan gustosos, la costilla, chorizos, morcillas, huesos, puntas y en nuestra familia un poco de de gallina/pollo y algo de morcillo. Todos estos ingredientes aportan a este caldo un sabor único, insuperable, en nuestro caso, lleno de recuerdos y de reunión familiar. Bueno, sobre todo esto vamos hablar ahora porque os imaginaréis que caldos gallegos diferentes hay muchos, aunque la esencia y presencia sea la misma.


La verdad, la publicación de este plato es un poco oportunista, todos sabéis que ahora es el Entroido gallego (carnaval), y éste es uno de los platos típicos de estas fechas. Pero el origen del mismo es totalmente popular y no ha entendido jamás de fechas, proviene de la sombra del hambre, de la escasez, fue sin duda el plato estandarte de la hambruna y carestía que existió en Galicia hace varios siglos, cuando el único caldo gallego que se podría tomar eran probablemente agua con berzas o grelos, castañas, pan de centeno, huesos y algo de unto, ese velo de grasa que cubre el intestino de cerdo y que siempre ha ido de la mano de este plato desde sus inicios. Como siempre pasa, con el tiempo se ha ido desarrollando una receta que ha complicado el plato en aras del sabor y la abundancia. Ha sido una mejora sustancial que ha convertido el plato una bandera de esta región por todo el mundo, empezando por la inclusión de la patata, lógicamente después del s.XVIII que fue cuando entró, pasando por las carnes y alubias.

Print Friendly and PDF

22 octubre 2010

Fideos a la cazuela (fideus a la cassola)

Estábamos deseando probar este plato, típico de la cuina catalana. Lo hemos visto preparar a nuestros amigas blogueras Anna y Dolors y ambas preparaciones nos encantaron porque el añadido de las setas nos parece formidable. No sabemos mucho de este plato, pero es un plato tradicional dónde los haya y, según hemos leído ,la versión digamos 'cárnica' (no de 'peix') se prepara con costilla de cerdo y un sofrito, aunque las modificaciones sobre el número de ingredientes son infinitas, añadiendo al plato apellidos como [..] amb salsitxes, [..] amb botifarra, [..] amb ceps etc. Nosotros hemos puesto un poco de todo, como han hecho nuestras amigas, y bueno, el resultado formidable, como no podía ser menos. Nos ha encantado, de los mejores platos de pasta con carne que hayamos probado jamás. Recomendable 100%, sobre todo a la gente fuera de Cataluña como nosotros, que muy probablemente no lo conocerá.


Los ingredientes son realmente muy de andar por casa, quizás sean las setas lo más rebuscado, pero éstas son opcionales. Nosotros para este plato usamos una mezcla de setas deshidratadas que venden en algunas tiendas a un precio muy económico, Les Champignons de León. Nos resultó una mezcla deliciosa y la verdad es que repetiremos la compra. El bote de 40gr traía gírgolas, boletus edulis,boletus reticulatus, boletus pinicola, boletus granulado, boletus aereus y orejas de árbol.


Vamos con los ingredientes para 3-4 personas, 2 vasos de fideos (nosotros utilizamos el nº4), 40gr de setas deshidratadas (150gr de setas frescas), 300gr de costillas de cerdo, 2 salchichas frescas, 300gr de magro de cerdo fresco, 1 pimiento verde italiano, 1/2 pimiento rojo dulce, opcionalmente un trozo de pimiento amarillo California, 1/2 cebolleta, 2 dientes de ajo, 120gr de guisantes congelados, 2 y 1/2 vasos de caldo de carne/ave por cada vaso de fideos (se pierde líquido en la olla a presión), 1/2 vaso de tomate frito casero (a ser posible sin azúcar), pimienta, sal y AOVE. Opcional 1 ñora y vino (nosotros no utilizamos vino).


Poner las setas a hidratar con agua un poco caliente durante al menos 1 hora antes de empezar la receta. Y preparamos la carne.


Echaremos en la cazuela el magro de cerdo y rehogaremos con un poco de aceite de oliva (AOVE) y a fuego medio.


Una vez se marquen los trozos por ambos lados echar las costillas y poner a dorar el conjunto unos 10 minutos a fuego suave.


Lo sacamos de la cazuela y lo ponemos a cocer con el caldo en una olla a presión durante 30 minutos.


Ir troceando los pimientos y la cebolleta como veis.


Rehogarlo en la cazuela de la carne y sus caramelizaciones.


Después de unos 10 minutos rehogar las salchichas (la carne más frágil) junto con la ñora a fuego muy suave, van a estar 20 minutos.


En una sartén aparte tostamos la setas (sin el agua) con un poco de aceite de oliva.


Una vez hechas las salchichas echaremos el tomate y rehogaremos brevemente


Una vez las setas estén salteadas echaremos los guisantes (sin el agua) y rehogaremos un poco.


Añadiremos un poco de agua (o más caldo) con el ajo machacado para que arrastre toda la sustancia de las mismas.


Abriremos la olla a presión para echar las setas y guisantes y volveremos a cerrar para que cueza 10 minutos más.


Aquí los fideos, usamos del nº 4.


Pasados esos 10 minutos, echaremos los fideos en la cazuela y rehogaremos por un par de minutos, lo que tarda en abrirse la olla a presión.


Sacaremos la ñora para raspar su carne y la volveremos a echar en la cazuela junto con el contenido de la olla a presión.


Y hasta que el fideo esté tierno.


Listo.


Jugosos, sabrosos, ricos.


Repetiremos una y mil veces.


Salud y muy feliz fin de semana.

Print Friendly and PDF

20 septiembre 2010

Cerdo guisado con piña y tutifruti

Esta es una receta bastante popular que mi madre copió de algún programa de televisión hará unos 2-3 años. Cuando lo probamos en su casa nos encantó, aunque es cierto que no es para tomar todas las semanas porque el plato es de corte dulzón, al igual que puede resultar un poco empalagoso si se come mucha cantidad. Ahora bien, de forma espaciada es ideal y ese primer bocado es algo excelso, muchos caeréis rendidos a sus pies, ya veréis. Además es sencillo, sobre todo si seguís la receta original que se hace con piña en almíbar de bote. Nosotros le hemos querido dar un pequeño giro de tuerca haciendo la piña en almíbar casera gracias a la orientación que tuvimos con la versión de Begoña del blog Las Recetas de Marichu y las mías.


La preparación con piña natural es sólo para gourmets, porque en otras ocasiones la hemos preparado con piña en conserva y, aunque los matices queden diferentes, está también muy buena. Por suerte, esta piña que compramos resultó estar buena. pero llevábamos un tiempo comprando piñas de varias procedencias (africanas, costarricenses etc) y no nos estaban gustando nada, tuvimos suerte la verdad. Y por último, preguntaros una cosa ¿no os apetece aprovechar un triste solomillo de cerdo en una elaboración con la que triunfaréis en una comida para amigos, familia etc?. Yo ni me lo pensaba.


Ingredientes para 3-4 personas, 1 bote de piña en almíbar (1/2 piña natural con su jugo), 1 solomillo de cerdo blanco, 8 ciruelas pasas, 1 puñado de piñones, 8 orejones o una rica mezcla de frutas deshidratadas (pasas sultanas, papaya desecada, mango desecado, coco laminado, etc), 1 puñado de pasas sultanas (si no elegís esta mezcla), medio vaso de caldo de pollo, harina floja de trigo, 2 cucharadas soperas de brandy, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.


Si lo hacéis con piña natural pelaremos la misma hasta dejar las rodajas sin el centro. Vamos con el almíbar.


Pesaremos 100gr de azúcar y 150gr de agua, aunque nosotros le echamos además el zumo de las cáscaras de la piña.


Aquí las cáscaras.


Y las exprimimos.


Ahora cortaremos la piña en trozos...


Y la echaremos en el cazo u olla, y lo llevaremos a hervir a fuego medio. Nosotros tardamos unos 10 minutos dando vueltas de vez en cuando. Cuando hierva, apagar y dejar reposar 1 hora.


Cortaremos el solomillo en medallones y salpimentaremos una vez limpio totalmente de grasa.


Enharinaremos.


Y marcaremos en una cazuela amplia con medio vaso de aceite de oliva. Conforme vayamos dorando los trozos los iremos reservando en un plato.


Quitaremos parte del aceite y echaremos las frutas (a excepción de la piña) y frutos secos a rehogar sin sal.


Curiosamente olía de maravilla. Una vez rehogados echaremos el brandy y si se desea flambearemos. Acto seguido el caldo de pollo.


Dejaremos reducir unos 10 minutos.


Echaremos la piña y 8 cucharadas de su almíbar. Dejaremos llegar a la ebullición.


Echaremos el cerdo sin amontonar, cubriremos de agua y probaremos de sal.


Tapamos y lo dejaremos cocer 30 minutos.


Destapamos y dejamos que la salsa reduzca subiendo el fuego. Al final queda algo meloso, incluso gelatinoso, dulcecito y de un sabor excepcional. Vuelve a demostrarse que la carne de cerdo es ideal para estas preparaciones (os recordamos ésta). No me digáis que de la melaza resultante no parece la de las ¡¡torrijas!!.


Nosotros lo acompañamos con un arroz basmati cocido al vapor, previamente reposado en agua.


Lo de siempre, lo que sobró, al tupper!!


Salud.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger