Ensaladas y gazpachos

Tenemos muchas recetas de ensaladas de pasta, de lechugas, de legumbres también sopas frías como salmorejos y gazpachos de varios tipos. No os podéis perder nuestras propuestas para este verano. ¡Pincha en la imagen!.

Helados

Consulta nuestro modesto repertorio de helados que año tras año vamos aumentando, y que cada vez estamos más convencidos que los helados hechos en casa son los mejores que uno se puede llevar a la boca, y no sólo por la selección personal de ingredientes, sino por su sabor ¡no os los perdáis! ¡Pincha en la imagen!.

Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

30 enero 2013

Olla de San Antón en el restaurante La Estrella (Granada)

Nunca la habíamos probado la famosa Olla de San Antón y por fin este año tuvimos ocasión de probarla junto a unos amigos en un conocido restaurante en Granada, aprovechando una visita relámpago a esta preciosa ciudad. La olla de San Antón es una cazuela de legumbres, verduras y carne de cerdo que se oficia estos días con motivo de las matanzas tradicionales de estas fechas, próximas a San Antón (17 de enero). Es típica de muchas zonas de Murcia Andalucía Oriental, especialmente de la provincia de Granada, y cada localidad tiene una forma de oficiarla, incluso cada restaurante o casa.


Nuestros amigos Gabriel, Verónica y familia nos invitaron a probarla en el conocido restaurante La Estrella (Paseo de la Estrella, 2), local sito en la antigua zona de merenderos de esta localidad aledaña a Granada llamada Huétor-Vega, famosa por sus habas, chacinas y vino. Este mítico restaurante se inauguró en 1954 y desde entonces es conocido por oficiar cocina casera típica de la comarca. Normalmente nuestros amigos suelen reunirse con su familia para comer la olla en casa, pero estos últimos años salen también a comerla fuera (El Melero, Monte Vélez etc).

Print Friendly and PDF

28 enero 2013

Crema de peras hosui a la mostaza antigua

Hacía tiempo que queríamos hacer la Crema de peras y mostaza que nos mostró Kako Mellado en su blog En Güete! y que posteriormente reprodujo Sonia Mas en su blog L'Exquisit, además no os habíamos publicado ninguna crema de verduras esta temporada y aquí os traemos la primera. La combinación que proponía Kako nos atraía muchísimo y queríamos crear una versión mucho mejor que aquella crema de peras que hicimos hace tiempo y que no publicamos porque no nos gustó demasiado, y es que de lo maduras y dulces que estaban las peras nos salió una especie de papilla de frutas, normal, llevaba menos patata y mucha nata. Así que con la receta de Kako comprobamos que todo iba a ser más equilibrado y el dulzor de la crema iba a ser menor con el uso de más patata y una pera no tan madura. Mira tú por dónde vimos además en la frutería la crujiente pera Hosui, una variedad japonesa un poco menos dulce que la convencional y bastante singular al paladar. El resultado nos encantó. Ojo, no es necesario usar esta variedad, pero si la queréis probar se puede encontrar en muchos centros comerciales, si no las encontráis, usar peras normales y corrientes.


Hemos modificado mínimamente la receta, sustituimos la mantequilla por aceite de oliva virgen extra, creemos que cuando lo lea Kako en su nueva cruzada pro 'menos mantequilla' según el y extraordinario análisis post-roscón que hizo esta Navidad, no le va a parecer mal :) pero es evidente que la mantequilla le va a esta crema fenomenal proporcionándole untuosidad y brillo. Por lo demás, y abstrayéndonos de la variedad de peras, la receta es exactamente igual y no modificaríamos nada.

Print Friendly and PDF

25 enero 2013

Pissaladière, la pizza provenzal

Descubrimos la pissaladière hace un año más o menos cuando investigamos aquella ensalada Niçoise que os mostramos, y la verdad, estamos muy contentos con estos dos hallazgos porque ambas recetas han resultado ser deliciosas, cada una en su contexto. La pissaladière, pissaladiera o tarta nizarda, es una elaboración originaria de Niza en Francia la cuál, como os podréis imaginar, ha sufrido muchos cambios desde su origen, para que os hagáis una idea parece ser que surgió un poco antes del siglo XIX. Hoy por hoy es muy popular servirla como una especie de pizza o coca, similar a las preparaciones italianas o españolas, pero que la cuál no lleva tomate en su base además de algún que otro detalle. Esa es la hoy os traemos, aunque reconocemos que es injusto que los turistas que visitan la zona la tachen como 'copia' de la pizza italiana cuando originariamente esta preparación no se degustaba así.

PISSALADIERE-18

Y os preguntaréis, ¿cómo era la pissaladière en su origen?. Pues bastante diferente. El nombre deriva de la palabra pissala, que al parecer significa en el dialecto nizardo 'salazón de pescado', y que poco tiene que ver con la pizza a la que estamos acostumbrados. El pissalat, preparación que se hacía con pissala de anchoas o sardinas (aún se discute cuál), consistía en una pasta densa hecha con las mismas, junto con algo de ajo, aceite y abundantes especias. Esta pasta se servía sobre pan y en seguida se convirtió en una preparación muy popular, trascendiendo hasta nuestros días. Otra cosa es que de ahí derivara a lo que hoy por hoy se vende como pissaladière, y no pissaladière niçoise apostando por una presentación con una base muy parecida a la pizza, mucho más aceptada y con añadidos modernos como la cebolla o las olivas.


Nos ha gustado mucho la preparación, sólo reseñar que la próxima vez que la hagamos pondremos las anchoas un poco antes de sacarla del horno para que éstas queden algo más jugosas, pero por otro lado es cierto que a lo mejor la masa se impregna menos del sabor de las mismas, entonces se nos ocurre engrasas la cebolla en su pochado con su aceite. No obstante está buenísima así, y deberías de probarla.

Vamos con la receta para una pissaladière para 2-3 personas, para la masa 250gr de harina panadera, 125gr de agua, 1 c/s de aceite de oliva virgen extra, 1 c/c de sal, una pizca de azúcar (opcional) y 2,5gr de levadura liofilizada u 7,5gr de levadura fresca (c/s: cucharada sopera, c/c: cucharada de café). Para el relleno o topping, 1 kilo de cebollas, 2 dientes de ajo, una pizca de sal, pimienta, 1 hoja de laurel (usamos 2 pequeñas), tomillo en polvo, orégano (se pueden emplear más especias si se desea) y aceite de oliva virgen extra. Para decorar anchoas en conserva y aceitunas negras.


Vamos con la masa. Mezclamos los ingredientes en un vaso batidor o sobre la encimera. Nosotros volvimos a usar la Kitchen Aid.


Mientras preparamos la masa, vamos estofando la cebolla en trocitos o en juliana, como os guste más en una sartén con un poco de aceite de oliva. Vamos a oscurecerla un poco con las especias y una pizca mínima de sal.


La masa la tuvimos 15 minutos amasando en la máquina, quedo ligeramente pegajosa pero bien integrada. Luego la dejaremos reposar unos 20 minutos y volveremos a amasar ya en la encimera un par de minutos. Hay que repetir este paso hasta que el gluten se desarrolle un poco, es decir, al estirar un pedazo la masa ésta no se resquebraje enseguida. Podéis usar un poco de harina para las manos.

Si la hacéis en encimera sólo hay que tener paciencia al principio ya que poco manejable, después mucho mejor. La dejaremos finalmente en el recipiente cubierta por papel film y a crecer 1 hora más o menos.


Mientras tanto la cebolla sigue su curso, a la media hora éste es su aspecto.


A los 40 minutos lista.


Con la masa también lista, la colocamos sobre la encimera y la amasamos un poco más con más harina.


Le daremos forma rectangular, tened cuidado que no sobrepase el recipiente de horno que utilicéis, aprovechad bien la masa haciéndola gordita. Si aun así os sobra masa la podéis reunirla en una bolita y hacer (por ejemplo) un mini-pan además justo en el mismo momento del horneo de la pissaladière...


Una vez esté la masa extendida la cubriremos de cebolla, distribuirla bien.


Y las anchoas, muy buenas éstas de esta marca Del Reino.


Distribuirlas en rejilla todo lo bien que podáis porque con este bote que veis nos quedamos incluso cortos. Una vez dispuestas, y justo antes de meterlas al horno, pintarlas con más aceite de oliva por encima.


Ahora incluiremos las aceitunas, ésta por la mitad, y al horno. Lo tuvimos a 200º durante 30 minutos o hasta que vimos que la superficie quedaba bien dorado. Quedaría mejor si disponéis de una piedra o placa debajo a la misma temperatura que el horno.


Lista.


Aquí un poquito mas cerca.... ¡zas!.


Esperemos que os haya gustado y feliz fin de semana.

Salud.

Print Friendly and PDF

23 enero 2013

Cómo hacer nata montada perfecta con Kitchen Aid

Muchos seguramente os estaréis planteando comprar una Kitchen Aid (KA). Pues eso está bien, aunque pasados unos años desde la adquisición os tenemos que comentar que nos arrepentimos un poco de haber comprado la Artisan y no habernos comprado la Kitchen Aid Profesional. La pro nos hubiera resuelto mejor la papeleta en algunos detalles como la potencia general del amasado o la altura a la hora de dispensar los ingredientes y creo que nos dejamos guiar más por el precio de la Artisan (aproximadamente un 20% menos sobre el precio de la pro) sin pensar que estas máquinas, en principio y si no la maltratas, duran casi toda la vida.


No obstante es una muy buena compra, siempre y cuando la encontréis a un precio razonable, podéis aprovechar ofertas puntuales, días sin IVA y demás, una buena ocasión probarla. Bueno, vamos a lo que hoy nos reúne, la nata montada. Desde que tenemos la máquina teníamos algunas dudas con el punto exacto de la nata y en varias ocasiones, y por miedo a que se nos convirtiera en mantequilla, que es lo que ocurre por batirla más de la cuenta, no nos quedaba tan firme. Pues bien, hicimos pruebas de tiempos y velocidades, todas con una nata de 35,1% y por fin encontramos el tiempo y velocidad perfecto.

Ojo la nata montada sale también perfecta con un clásico montador de varillas, sin duda, pero si tenéis KA os traemos los tiempos y velocidades exactos para conseguir el éxito total. Tomad nota, velocidad 6 en todo momento durante 3 minutos sin hacer nada más que echar azúcar cuando empiece a montar y esperar a que acabe. Para asegurarnos hicimos distintas tandas de nata montada cronometrando el proceso y tras varios intentos comprobamos cuál era el tiempo máximo para conseguir un buen resultado antes de que empezara a saber a grasa y a bajar.


¿Por qué pasa esto? porque internamente la grasa de la nata se empieza a separar de los glóbulos que la encierran formando masas mantecosas. Tampoco pasaría nada por convertir sin querer la nata en una mantequilla casera más liviana pero con un sabor riquísimo, lo malo es que estará dulce, pero vamos, se puede aprovechar perfectamente para desayunos y postres y también se puede congelar. Podéis ver el proceso completo de la elaboración de la mantequilla y con Kitchen Aid en el blog de PamUnodedos, o en el blog de Dani, El Monstruo de las Galletas.

Vamos pues con la elaboración de la nata montada en casa, más fácil imposible y con esto se acabaron las natas industriales que te dejan sensación de sebo en el paladar y que su sabor dista bastante de la nata que hoy os vamos a presentar. Necesitaremos solamente 1 brick de nata de 200ml y 40gr de azúcar glas (si sois muy golosos 60gr). Vamos a ello, si es invierno dejar la noche de antes el vaso de la KA en la terraza cubierto y tapado para que esté frío por la mañana, pero este paso es opcional. La nata echarla también muy fría, entre 0 y 5 grados.


Empezamos a batir a velocidad 6, todavía no echéis el azúcar.


Al minuto exacto echar el azúcar poco a poco por un lado.


Bajar a velocidad 4 y esperar a los 3:00, exactamente lo que aconsejaba el envase, éste es el aspecto.


La nata era muy estable, apenas se moverá al inclinar el vaso y estaba bastante compacta.


Aquí comparándola con la que nos empezamos a pasar en el batido (la del fondo), más grasa aunque se podía consumir perfectamente.


Con natas de menos de 35% de materia grasa el procedimiento será el mismo, aunque el resultado será menos estable.

NOTAS

(5-01-2014) El tiempo necesario para montar 1 litro de nata de 35,1% MG serían 5 minutos a toda potencia (nivel 6).

(5-01-2014) La cantidad de azúcar glas comercial (no casero) ideal para 500ml de nata por fin es 100gr, es decir, para 200ml serían 40gr.

(29-06-2014) Se revisan los tiempos y el post y se tiene en cuenta que en verano, si el recipiente está templado, hemos conseguido montarla en 2:45 siguiendo los mismos pasos.

Salud.

Print Friendly and PDF

21 enero 2013

Falso ku-bak de verduras, setas y langostinos

Llegó el primer chasco culinario del año :). Quisimos hacer un clásico ku-bak en casa y no conseguimos los resultados que esperábamos, aunque lo que sí conseguimos es aprender una técnica muy interesante que es preparar en casa un arroz deshidratado, lo cual nos puede ser muy útil para oficiar en el momento muchos platos orientales o salteados ya que puestos a usarlo de nuevo se rehidrata en un momento, y si se fríe se infla más rápido aún. Pero vamos por partes, hace unos años leímos en algunos blogs que el arroz para kubak se preparaba cociendo un poco de arroz algo más de la cuenta para deshidratarlo después en horno suave durante unas horas. Es cierto que el arroz mengua mucho y al hidratarlo de nuevo se consigue un bocado muy rico, pero al echarlo no chisporrotea en la salsa como vemos en directo en los restaurantes chinos. Este arroz supuestamente 'cantarín' se rehidrató a los 5 minutos de forma espectacular, pero os como os decíamos no conseguimos el efecto deseado. Desconocemos el motivo, ¿hubiera sido mejor usar un arroz de grano corto? no sabemos, tenemos que probar. No obstante os pasamos esta receta que queda de miedo.


El arroz kubak, ku-bak o ku bak lo encontramos en la sección de especialidades de todos los restaurantes chinos y casi siempre servido de dos 2 maneras, Ku-bak tres delicias (verduras y pollo) o Ku-bak con gambas, aunque hay alguna preparación más, sin duda. No sabemos nada de su origen, ni a qué plato tradicional cantones corresponde, pero el caso es que es muy popular en nuestro país y fuera no existe con este nombre. En tiendas especializadas orientales hay bolsas de arroz inflado y de buena tinta sabemos que se usan en este plato, de hecho un día que pedimos comida china a casa nos vino la salsa y las gambas por un lado y por otro lado el arroz inflado, separado para echarlo cuando la salsa la tuviéramos caliente consiguiendo como en el restaurante ese efecto sorprendente.

Bueno, el caso es que quisimos probarlo y a la espera probar con un arroz normal, hemos conseguido un método para tener un arroz cocido express con una textura sorprendente, os vamos a animar a probarlo. Ingredientes para un falso ku-bak de verduras, setas y langostinos par 3-4 personas, 3/4 de vaso de arroz, 12 langostinos crudos limpios y desintestinados, 5 shiitake, 1 calabacín pequeño, 1/2 cebolla, 1 zanahoria, 1/2 pimiento verde (opcional), aceite de girasol, salsa de ostras, 1/2 litro de caldo de verduras (no sale en la foto) o agua.


Vamos a a preparar el arroz, atención a la técnica. Lavamos el arroz en agua (no hace falta hacerlo varias veces) y lo cocemos en abundante agua sin sal hasta que consigamos un punto algo pasado.


¡Equilicuá!.


Lo colamos bien.


A continuación lo extendemos en un silpat o en un papel sulfurizado (muy bien escurrido) y lo metemos en el horno 3 horas a 100º, se puede acortar y dejarlo 1 hora a 150º aunque algunos dicen que sale algo peor.


Mientras vamos cortando las verduras y hongos y vamos salteando todo.


Primero doramos los langostinos unos segundos por cada lado.


Los reservamos, ahora el shiitake, fuego fuerte y hasta que reduzca un poco (no más). Reservamos.


Ahora la cebolla y el pimiento, 1 minuto a fuego fuerte. Si falta aceite añadimos, al igual que un poco de sal. Reservar.


Turno de la zanahoria, 2 minutos salteando. Reservar.


Por último el calabacín, un minuto a fuego muy fuerte y salteando. Reservar también.


Con todas las verduras listas, esperamos a que acabe el arroz. Este es el aspecto.


Todo listo, vamos con la salsa de ostras, si no la tenéis, podéis emplear soja, pero si queréis usarla la podéis encontrar en la zona de productos internacionales de muchas grandes superficies.


Vamos a preparar la salsa, echamos la salsa de ostras, como 2-3 cucharadas y llevamos a hervir.


Añadimos el arroz, removemos y vamos echando el caldo de verduras poco a poco, como 1/2 litro.


A los 4-5 minutos echaremos las verduras y los langostinos con sus jugos, por supuesto.


Rehogamos un minuto a fuego fuerte y listo.


De verdad que si os gustan los platos orientales el plato merece mucho la pena, las texturas incluida la del arroz, y el sabor general del mismo, son casi perfectos, chinescos 100%.


Pero si queréis añadirle otro toque, nada mejor que os pongáis en el plato una esquinita con esta salsa de chiles dulce.


Salud y feliz semana.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger