Ensaladas y gazpachos

Tenemos muchas recetas de ensaladas de pasta, de lechugas, de legumbres también sopas frías como salmorejos y gazpachos de varios tipos. No os podéis perder nuestras propuestas para este verano. ¡Pincha en la imagen!.

Helados

Consulta nuestro modesto repertorio de helados que año tras año vamos aumentando, y que cada vez estamos más convencidos que los helados hechos en casa son los mejores que uno se puede llevar a la boca, y no sólo por la selección personal de ingredientes, sino por su sabor ¡no os los perdáis! ¡Pincha en la imagen!.

Cremas de verduras

Ricas cremas de verduras para elaborar en estos meses de frío, para que disfrutéis con los vuestros de unos primeros platos muy sencillos, vitaminizados, mineralizados y muy nutritivos que os saquen de más de un apuro. ¡Pincha en la imagen!.

Sopas

Echar un vistazo a las sopas que tenemos en el blog para que hoy mismo las hagáis en casa, reconstituyentes y con una inmediatez sorprendente ya que todas ellas son muy fáciles de hacer. Ideales para las cenas y para que os saquen del apuro en un primer plato. ¡No os las perdáis! ¡Pincha en la imagen!.. ¡Pincha en la imagen!.

Masas y panes

Hogazas, panes de molde, barras de pan, panecillos, masas de pizza, focaccias el mundo de las masas nos apasiona y aunque no tengamos las habilidades y técnicas de los panaderos de verdad, con el tiempo vamos perfeccionando esta maravillosa técnica de hacer pan en casa. ¡Pincha en la imagen!.

Restaurantes y bares

Restaurantes, bares, chiringuitos, nos encanta contaros cosas de los sitios a los que vamos, decidimos hace tiempo hablaros solamente de los sitios que más nos han gustado intentando siempre hacer una crítica constructiva de todos ellos. ¡Pincha en la imagen!.

Nuestra selección de productos comerciales

Analizamos los productos gastronómicos comerciales que más nos gustan, también productos que nos envían empresas y particulares aunque este tipo de colaboración os la indicamos a pie de artículo. ¡Pincha en la imagen!

Nuestros viajes

Crónicas de nuestros viajes nacionales e internacionales para todos los que queréis tomar nota de algún testimonio de nuestra experiencia particular. Intentamos siempre afrontar los artículos desde el punto de vista culinario, aunque nunca falta una breve descripción del lugar a donde vamos. ¡Pincha en la imagen!.

Aguas minerales

Las aguas minerales siempre nos han llamado la atención, nos gusta probar las aguas minerales de cualquier parte del mundo, independientemente de modas y tendencias, y sacamos nuestras conclusiones en una sección independiente en el blog. ¡Pincha en la imagen!.

Patatas fritas

Las patatas fritas de bolsa son desde siempre nuestra perdición, desde que tenemos el blog nos encanta probar marcas nuevas y aunque las que más nos gustan son las patatas fritas tradicionales, somos muy abiertos de mente y probamos de todo tipo de snack. ¡Pincha en la imagen!.

Aceites de oliva

Normalmente probamos aceites de oliva virgen extra de todas las procedencias y variedades, es otras de nuestras pasiones desde hace muchos años y siempre os mostramos las fichas de los aceites que más nos gustan. ¿Decidirnos por uno en concreto?. Imposible, menuda calidad hay ahí fuera. ¡Pincha en la imagen!.

Repostería

Las recetas dulces que os mostramos en el blog son una selección de las que mas nos han gustado en casa, los que nos conocéis sabéis que no somos muy dados a la repostería pero tenemos claro que existen dulces inolvidables que tenían que tener hueco en nuestro blog. ¡Pincha en la imagen!.

30 octubre 2009

EMPANADA DE ATUN PASO A PASO

Hola a todos. No hace falta que os hablemos de la gallega más famosa de la red, Pilar de La Cocina de Lechuza. Creemos sinceramente que todos los que estamos en la blogosfera culinaria la conocemos y admiramos más que de sobra. Su cocina hoy por hoy representa muchísimo en la red y es la inspiración de cientos de blogueros, no hay más que ver que muchas de las recetas de la red son suyas. Nosotros somos fans suyos, y sin duda la seguimos desde hace algunos años con suma atención. Siempre publica recetas muy interesantes, unas caseras dónde las haya, con decenas de combinaciones de carnes y pescados diferentes, otras muy gallegas (como la que hoy nos atañe) y de vez en cuando nos cocina algún que otro producto que muchos de nosotros no habíamos visto en la vida. Muchos nos queda por ver y por aprender de Pilar, que os vamos a contar que no sepáis ya.


No sé si el día que la conocimos por la red fue precisamente buscando la empanada de carne (no os extrañe), es la primera suya que tenemos copiada en nuestro recetario de 'pendientes', y reconocemos que cuando la vimos, y posteriormente las de calamares, pulpo, pescado o incluso su famosísima receta de empanada de atún (con su video), nos quedamos muy sorprendidos de la trayectoria de esta mujer con las masas de empanadas que además, siguiendo su paso a paso, lo fácil que son de hacer, ¡pero todas!. Pilar, ¡te mereces una calle en Cambre!.

Pues a lo que vamos, enseguida tomamos nota de la empanada de atún y la hicimos, resultando ser un éxito. Bueno, pues no nos vamos a entretener más. Tampoco os vamos hablar del origen de la misma, los primeros peregrinos o la famosa representación del maestro Mateo del Palacio de Gelmirez amasando este rico bocado, creo que algún día Pilar nos lo podría explicar mucho mejor (que para eso es su tierra).


Nosotros vamos a ir al grano y queremos que sea una guía útil para el que se perdió su receta en su día. Ya os adelantamos que la misma es super sencilla y que el resultado os va a encantar. Pilar acertó en todo, y no variamos nada, sólo le añadimos a su fórmula que es la de la auténtica empanada gallega, algo de tomate frito. Lo demás es tal cuál lo explicó en su blog. Ya sabemos que la gallega no lleva tomate pero a nosotros nos encanta este ingrediente y no podemos prescindir de él. Esperamos sinceramente que la empanada os guste y que sirva para que al menos uno más se anime y de paso algún despistado conozca el trabajo de esta mujer.

Ingredientes, 200gr de atún escurrido y desmigado, 1 cebolla grande o 2 medianas, 1/2 pimiento verde, 1 huevo cocido, 4 tomates medianos (ocpional), 350gr de harina de fuerza (puede ser floja), 100 ml. de agua templada, 20grs. de levadura de panaderia (un sobre de 5,5gr de Liofilizada), 1/2 cucharada de sal, 100ml. de aceite de oliva y 1/2 cucharada de pimentón de la vera (dulce).


Lo primero que vamos hacer es calentar el aceite sin llegar jamás a la ebullición, y una vez caliente (unos 60º) lo retiraremos del fuego y le echaremos el pimentón para que tome color. Daremos vueltas con una cucharilla y reservaremos.


Ahora nos pondremos a trabajar la masa, si seguís el paso a paso no tiene pérdida. Para ello echaremos la harina en un trozo de encimera bien limpia junto con la levadura liofilizada. Templaremos aparte el agua con la sal dentro del micro. Si utilizáramos levadura fresca, lo haríamos al revés, disolveríamos la levadura en el agua templada y la sal en la harina.


Antes de mezclar la harina y el agua, echaremos el aceite con pimentón dentro del volcán. Reservaremos un poco en el cazo para pintar al final la empanada antes de introducirla en el horno.


Empezaremos pues a amasar. La masa de la empanada es una de las masas más agradecidas que hemos elaborado. No queda pegajosa y si mantecosa. La textura final es casi como la de un polvorón elástico, aunque hay que trabajarla un poco. En el video de Pilar, se ve muy bien como hacerla, os invitamos a verlo.


Al final la masa queda compacta y ligeramente pringosa. Para que os hagáis a la idea, hicimos la misma en 10 minutos. Una vez hecha, lo de siempre, hay que ponerla a levar. Para ello la untaremos de aceite por fuera, o le echaremos un poco de harina y al bol.


La dejaremos reposar bien tapada con film de cocina dentro del horno con la luz encendida durante una hora y media.


Mientras podremos hacer otras cosas, como picar la cebolla y el pimiento en trozos menudos.


Lo pondremos todo a pochar en una sartén con un dedo de aceite y todo con calma, hay tiempo. Además el truco para que la empanada salga jugosa, es pochar todo lentamente.


También rallaremos los tomates. Madre mía que tomates más malos hemos comprado últimamente. Los únicos decentes que hemos comprado han sido algunos de los primeros Raf, y otros Raf muy maduros que compramos hará unos días y que están bastante bien para salsas de tomate frito.


Pues una vez pochada la verdura lo echaremos. Lo sofreiremos hasta que poche. Esta es la única diferencia con la receta de Pilar.


Una vez todo bien frito apagaremos, y echaremos las viandas ya cocinadas, como el huevo duro picado...


... y luego el atún en aceite de oliva desmenuzado, que para nosotros queda mejor en aceite que en escabeche. Pero esto va en gustos. Removeremos bien y reservaremos.


Se nos ha pasado tan rápido el tiempo que mirar cómo ha subido la masa.


Pues ahora queda el montaje. Sacaremos la masa levada del bol y la trabajaremos. ¿Lo primero que haremos que es? amasarla unos segundos y cortarla con un cuchillo en dos partes, una parte será la de abajo y la otra la cubierta, es decir, la de arriba.


Empezaremos a estirar la de abajo. Enharinaremos el rodillo de cocina y amasaremos sin piedad. Debemos de establecer un diámetro superior al del molde el cuál puede ser el que deséis siempre y cuando sea bastante amplio y plano.


Calculamos a ojo el diámetro...


Y la colocamos encima. La empanada se desprende muy bien del molde por el aceite que lleva, no hace falta echarle harina o aceite.


La centramos bien y pasamos el rodillo por el contorno. El peso del mismo hará que se corte la masa al paso, buena técnica Pilar. Existirán otros modos de dejar la plancha de abajo más larga que la que véis para posteriormente doblarla luego sobre la de arriba, no lo sabemos. Nosotros hicimos lo que hizo Pilar y nos gustó. Eso sí, lo que sobre de masa reservarlo.


Así quedará.


Pues no se hable más, echaremos el relleno o farsa dentro. Éste debe de quedar muy compacto, ya sabéis, aplastar suavemente el mismo contra la base y rellenar muy bien. Si sobra algo os lo tomáis de tapilla con una cerveza.


Listo. Reservaremos.


Vamos a por la parte de arriba, lo mismo que antes. Ayudaros de más harina si fuera necesario para que la masa no se pegue ni a la encimera ni al rodillo.


La extenderemos bien y la colocamos por arriba. Si queréis saber algo, para recoger la masa de la encimera y que no se os rompa en el 'vuelo' hacia el molde, enrollarla un poco entre el rodillo enharinado y la levantáis.


Una vez colocada sobre el relleno y bien centrada, haremos lo mismo con el rodillo y cerraremos con los dedos el borde apretando la masa por el contorno.


Y luego repasaremos con un tenedor. No conviene dejar aquí mucha masa que luego al hornearse 'engordaría' demasiado.


Decoraremos la empanada con la masa sobrante, pegando las tiras amasadas muy finas con la ayuda de algo de agua (para que se adhieran). Hacer también algo importante, un agujero en el centro para que los vapores salgan fácilmente y no se rompa o deforme la capa superior por el calor.


Se pinta de aceite y pimentón sobrante. No os cortéis.


Encenderemos el horno a 200º. Y la meteremos, a los 5 minutos bajaremos a 190º, placas arriba y abajo. La tuvimos unos 40 minutos, pero esto depende de cada horno. Pinchar con un palillo y que salga seco, es infalible.


¿Bonita eh?, pues si viérais lo buena que está. Además hicimos una pelota con el resto de masa que sobró e hicimos una especie de pan algo contundente, pero bien cocido, que nos comimos esa propia tarde. Buenísimo.

¿Un pedacito?


Va por vosotros Pilar, Señor D y familia.

Salud y buen fin de semana a todos.

Print Friendly and PDF

29 octubre 2009

PATATAS GUISADAS CON CARNE

Aquí os dejamos uno de esos guisos tradicionales tan populares en nuestra gastronomía, el estofado de carne, patatas guisadas con carne o guisaíllo. Un guiso que en mi casa se ha hecho hasta la saciedad y que con los años se ha convertido en un plato estrella dentro de la gran variedad de comidas sencillas hechas entre semana. Todavía recuerdo cuando mi abuela, y luego mi madre, lo servían como plato único junto con una buena ensalada de lechuga o escarola. Qué bueno era llegar a casa después del cole y encontrarte un plato de cuchara así. Supongo que vosotros también habréis disfrutado del mismo en vuestras casas, y es curioso, pero no es tan frecuente verlo en menús del día de restaurantes o mesones como por ejemplo se ven las famosas patatas guisadas con costillas y que ya en otro post os mostramos. Muchas similitudes tiene con el calderillo bejarano, pero no es igual, es más fácil. Pues os vamos animar hacer este guiso porque es un plato sencillo, nutritivo de sabor excepcional, y para nosotros, con una carga sentimental enorme.


El único misterio de este plato es lógicamente la calidad de los ingredientes. Nosotros utilizamos para esta vez una ternera que no resultó ser la mejor que hayamos comprado nunca, pero que más o menos dio la talla en el plato. Se trataba de ternera de la Sierra de Guadarrama, que esta vez curiosamente, no fue la ternura personificada, aunque dejó un sabor y olor deliciosos como siempre. En otras ocasiones esta carne nos ha encantado, no sabemos que es que pasó.

Esperamos de verdad que os guste, sobre todo a los que nunca lo habéis intentado. Los ingredientes son para 3-4 personas, 2 patatas medianas por persona, 350gr de carne de ternera para guisar, 1/2 pimiento, 1 cabeza de ajos, 1/2 cebolla, 1 tomate, 1 hoja de laurel, pimentón de la Vera, pimienta negra, perejil fresco, sal, un poco de fumet de ave (opcional), agua y AOVE.


Muy sencillo. Trocearemos las patatas en trozos chascados y la carne la limpiaremos de gordos y grasa.


Rehogaremos la misma en una olla a presión junto con la cabeza de ajos, y en algo de aceite de oliva (AOVE). No se os olvide salpimentarla.


Cubriremos de líquido (fumet + agua) y añadiremos algo más de sal. Taparemos la olla a presión y coceremos por 40 minutos. Al abrir el resultado será éste.


Ahora es el momento de echar las verduras troceadas en crudo, y la patata que teníamos cortada en trozos. Ya sabréis por otras veces, que podéis echar el tomate hecho aparte en frito y una vez se haya cocido la patata, ya que con el ácido del tomate la patata pierde algo de textura, pero esta vez os hemos querido enseñar como se ha hecho en mi casa este plato desde siempre, todo junto.

A todo esto, siempre que hablo de guisos o pucheros de carne con patatas, me acuerdo de un detalle curioso. Los abuelos siempre comentan que para que este tipo de platos salgan buenos es ideal usar patata vieja ya que ésta espesa el mismo. Es cierto, no os digo que no, aunque lo que creemos que espesaba sus caldos era esa cocción tan prolongada de la patata que en algunos de los guisos de antaño era por más de tres horas. Y claro, la patata vieja se deshace que da gusto y lógicamente da algo más de textura. Pero es una teoría curiosa, porque igual estamos equivocados. En fin, queríamos compartirla con vosotros.


Probaremos de nuevo de sal, subiremos el fuego y majaremos en un mortero un diente de ajo con un poco de perejil bien limpio. Una vez majado lo echaremos en el guiso.


Echaremos por último el pimentón en crudo (una cucharada rasa sopera) y a cocer de nuevo por 30 minutos (en olla a presión 10 minutos). A veces le hemos echado algo de pimentón picante.


Listo.


¿Sencillo verdad?. Delicioso también, os lo aseguramos.


Salud.

Print Friendly and PDF
Escribe lo que quieras buscar y presiona enter

 
Copyright © Mercado Calabajío | Powered by Blogger